Entradas populares

jueves, 13 de enero de 2022

Diario personal: Mi experiencia con las drogas…

 



La pesadilla parece real, es muy fácil tener una adicción, poder combatirla, cuando se tiene dinero y fama, sí quizás te quedaste arruinado, pero tu cara conocida, te sacará de todos los apuros, podrás volver a empezar… Justo inicio la lectura del libro del gran conocido Alsonso Caparros “Un trozo de cielo azul” él tuvo problemas con las drogas, a causa de ello, se cambió de comunidad, pero tuvo que dejar una relación para sobrevivir, justo a empiezo a leer esa, su lectura, ya tengo varios que decir… Es que ahora, al tiempo de hoy 2022 lo veo por televisión, ya recuperado, e incorporado, en su oficio…. Pero entiendo no le fue nada fácil, tendré que seguir leyendo las páginas de ese libro, para entender más… que más me siento identificada.

 


Así es, no compre ese libro por casualidad, lo compre, porque me sentía identificada, en ese, en este momento de mi vida, donde explica, anuncia un poco más profundo, su problema con las drogas, con la cocaína para ser exactos, ese que ese polvito blanco, inocentón, es la hija del mismismo diablo, como dije una vez, lo sigo pensando, realmente, no es una idea mía, se lo cogí al padre de mi hija, el amor de mi vida,  en el que es muy cierto “las drogas no son el problema, sino los fantasmas que hay en nuestro interior, nuestros demonios”

 


Sí, tengo un problema con las drogas, la cocaína para ser exactos, mucha gente, me ve como niña, incapaz de cometer tan estúpido error, pero señores, señoras, no soy una niña, soy una adulta, no importa la silla de ruedas, soy mujer, soy persona, bien consciente y capaz de tomar mis decisiones, aunque algunas sean, una real cagada, es lo normal del ser humano, sí equivocarse… nadie me manipulo, me obligo, yo misma quise abrazar, probar la cocaína, la veía mil veces mejor que el alcohol, ni entendía, porque era clasificada como droga dura… Me ayudaba cantidad, ante mis secuelas de la parálisis cerebral, no negare que me encantaba la sensación con el tiempo de estar jugando con ella, me quemé por completo, ya vi claro, la semejanza con el diablo, ya cuando quise decirle basta, ya era tarde, es bien adictivo, era casi imposible decirle no, el espejismo, de las hormonas de adrenalina y felicidad, era superior, el cerebro quería más y más…, ya que solo se quedaba con lo positivo, eliminando de la mente, por completo lo negativo de la droga, Fue un error, un grandísimo error, lo sé, mas, con una niña pequeña, que dependía de su madre, pero antes de juzgar… hay conocer el escenario que hay detrás… Realmente la cocaína, no es el problema, si claro es muy adictiva, esos espejismos de grandísima felicidad no ayudan, pero si despertó ese monstruo dentro de mí es por algo, son las múltiples sombras, que me abrasan, tengo que cambiar mi vida, mi propósito, “corregir” lo que me falla, lo que me mantiene rota, buscando arreglo, en lo más peligroso, tengo que cambiar eso, corregir eso, el monstruo permanecerá dormido, tener una adicción a las drogas, es un pez, que se muerde la cola: “Inicias a consumir, en busca de algo, tienes que encontrar ese algo, para dejar de consumir” aparte terapias, psicólogos, siempre en alerta, porque quien tenemos ese monstruo, ya es para toda la vida, se trata, si tú lo controlas a él o él a ti, confirmo, pero lo voy trabajando, mejorando día a día, yo controlo al monstruo, la prueba es que estoy hablando de ello, sin ninguna necesidad de tener esa porquería cerca, estoy leyendo un libro del tema, trabajo con dinero en mano, estoy escribiendo estas líneas, sin ningún antojo, es más me convenzo que la quiero bien lejos. Justo inicio a leer el libro, pero soy consciente, con dinero todo es mucho más fácil, en mi caso, la falta de este, y demás problemas me empujaban a consumir más y más “un poco de paz” con esa venda en los ojos, que esa “paz” era un grandísimo problema más, también era un problema, porque no tener dinero, tampoco había droga… Como digo es muy fácil criticar, sin conocer las circunstancias que hay detrás…

 

Al día de hoy 6 meses y sumando sin consumir ni una raya y sumando, pero antes quiero aclarar, que mi discapacidad, no elimina esa curiosidad, o esa manera de hacer, es lo que pensáis, que me manipularon a, b o c, en realidad, me estáis discriminando, me estáis incapacitando, en algo, que como todo humano, es muy fácil caer en el pozo, y no nadie me manipulo, ni me obligó, yo Vanesa Ruiz García, quise jugar con fuego, y me abrasé… en todos los sentidos, pero estoy aprendiendo y saliendo,, de las más difíciles situaciones, y lo lograré, lo más difícil ya lo he pasado, y seguiré aprendiendo y mejorando…


Escrito: 13 de enero del 2022

Artículos relacionados:

  1. Carta a Blanca
  2. La pesadilla

Sígueme en... Mis redes sociales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario