Entradas populares

sábado, 25 de septiembre de 2021

Carta a mi pequeña gran guerrera en su segundo año de vida

 



Sí, así es, parece ayer, que empecé de contracciones, ya hace 2 años, que llegaste a este mundo. Hace meses, que dejé de escribirte en este diario, que lo inicié desde el primer mes de embarazo, ya, le puse un final, hace cinco meses atrás en tu 18 cumple mes, pero los días pasan, las novedades no paran. He intentaré hacerte un resumen de este último tiempo, más profundizado, del último año.

 


Haciendo memoria de cuando cumpliste los 12 meses, te hicimos una mini fiesta, en la mañana al despertar, antes de que tu fueras a la guardería, o espera, creo que ese día, tenías que ir a revisión pediátrica, si, tu cumpleaños, te tocó vacunas, después si te llevamos a la guardería, donde te hicieron tu fiestita, del primer cumpleaños… La guardería, iniciáramos por este tema, ya que te faltaban muy pocos días, para cumplir el añito… Al nacer a finales de septiembre, eres de las pequeñas, pero te hiciste muy bien al ambiente, aunque se notaba la diferencia, entre tus compañeros mayores, eras de las niñas más independientes, todos tus compañeros te admiran, aunque tu pasas de todos jaja, ahora con casi dos añitos, si, te veo que ya tienes tus prioridades de amistades,  como “Henri” que es un niño que os conocisteis, en el casal de verano, en la misma guardería que en invierno ya te alegras a verles, y quieres jugar con ellos, los saludas con alegría. Ya al verlo por la calle, lo saludas con facilidad, o si vas a pie, corres abrazarle, y lo mismo él a ti, incluso os metéis los dos solitos, bajo los puentes de los columpios. Ya en este último tiempo, sí con casi dos años, ya tienes tu pandilla de amigos, os reunís, en la “arboleda” Un parque cerca de casa, ya con varios juguetes, jugáis, gracias a ellos, conociste, el patinete, el pintar con tizas en el suelo, saltar a la cuerda, o manejar, una araña teledirigida, que realimente te daba miedo, la primera vez que la vistes.

 


En este último tiempo han pasado cosas en el ámbito familiar, no conozco el futuro, pero es la realidad, del tiempo de ahora, como diario que estoy creando para ti, quiero ser sincera, que cuando crezcas, lo lees tengas constancia, de la realidad, si cambia, ya lo sabrás. Es que, por ahora tu papá y yo, nos hemos separado, hoy en día agosto 2021, así es, no hay papeles ni nada por el medio, por el momento, pero yo estoy viviendo con la abuela, “Iaia” como la llamas, y la tía Ana.  Y tu papá sigue en la casa donde naciste, mantenemos tu custodia, media semana estás con mamá, en casa de la “iaia” la otra media semana, con tu papá, ya bien sabes, no hace falta repetir, tú no tienes culpa de nada, al contrario, son cosas, problemas entre tu papá y yo, tú eres lo más valioso y preciado que tenemos, no te mereces, vernos enfadados día sí, y día también creo que más importante, cada cual con cada uno, pero tu crezcas feliz, la media semana, que estás con papá, Yera, tu hermana perruna, está conmigo, al revés, cuando tu vienes conmigo, ella se va con papá. Poca convivencia tenéis la verdad, pero te llegó un nuevo “hermano” por parte de tú papá y es un “Miuau” Sii tenéis un gatito y también una pecera con peces. Tu animal favorito sigue siendo los felinos, aunque ver “guau, pios” y demás animales, también te emocionan. Estas muy obsesionada con los monos… incluso, ya no quieres zapatos, muchas mañanas, cuando mamá te lleva al cole, vas en las zapatillas del mono que tienes, si te niegas a ponerte otras… como aún estamos en tiempo de coronavirus, por ello, al llegar, te cambian de calzado, por eso mismo, acepto que te vayas en zapatillas, ah, y un juguete, sino no hay manera de sacarte de casa, eres bien tozuda, digna, de todos tus antepasados y papás. Ya después, llegando a la guardería me los das sin rechistar, junto a las zapatillas, y el juguete vuelvo a la casa.

 

Tu desarrollo está muy desarrollado, dentro de la normalidad de tu edad, pero desde la última carta, realmente existen muchas novedades. Como ya en su día te conté ya con 12 meses, te aguantabas sola, de pie, aunque aún no eras capaz, de dar pasos, lo hiciste, te lanzaste, con 13 meses, cuando quisiste coger un pantalón, ya distes tus primeros pasos sola, de ahí no te detuviste Más bien ignoras el peligro, eres de las que te lanzas al vacío. También eres una niña muy inteligente y espabilada.  sabes que cuando vas sola con tu mamá, hay cosas que no puedes realizar, como subirte, al tobogán más grande, o tirarte de la tirulina. Lo sabes, lo respetas y ni siquiera lo reclamas, no negaré que tus berrinches coges, sí de esos que te tiras al suelo en medio de la calle ¿pero sabes cómo los detengo? Le digo a un desconocido que te coja en brazos, te suba a mis rodillas, ahí te dejas hacer, te callas, de golpe, termina el berrinche. Antes, podíamos pasear de la mano, pero ya, eres más grande y traviesa, te niegas a darme la mano, y te echas a correr a la carretera, así que nada, de las piernas de mamá no te bajas, hasta que llegamos algún lugar sin peligros. A veces lloras y pataleas, le das patadas a mamá, hasta hacerme daño, incluso haces el intento de tirarte, por suerte hasta ahora he tenido suficiente fuerza, para detener tus patelas, sin hacernos más daño, ya al ver que no consigues lo que quieres, ya te calmas, Como puedes ver motrizmente estás muy hábil y activa, también tienes una memoria impresionante, con una vez que lo veas, ya se te queda en tu mente. Lo mismo con el sentido de tu vista, ves las cosas a distancia, eso que a veces, me cuesta verlas hasta a mí. Ahora en este periodo de tiempo, en estos dos años, que estás a punto de cumplir, la capacidad del habla es la protagonista, cada vez dices más palabras, incluso ya articulas frases cortas. Eres fanática de todos nuestros compañeros de empresa O.N.C.E. es verlos, te abalanzas sobre de ellos con felicidad, o te metes como pedro por tu casa, en las casetas de la organización, cualquier día, hasta venderás cupones… Adoras a Ester, que es muy amiga de Mercé, la chica que nos ayuda contigo, por las tardes o cuando trabajamos. Ya dices sus nombres sin problema, o también “Luis” “Josep Maria” “Edu” y te abalanzas sobre de ellos, ignoraba la realidad de las palabras de nuestra jefa “la niña de la ONCE” Sí, si literalmente es así…. El primer nombre que dijiste de los de la casa fue “Yera” tu hermana perruna, si, si, el más complicado, y el primero que pronunciaste, ya el otro día me dijiste “la mamá de Dilan” como recordarás de otras cartas… Dilán es un compañero de clase de la guardería.

 


Siguiendo con las relaciones familiares… No entiendo bien porque, pero nunca te gustó estar mucho tiempo con la tía Ana, ya la veías y echabas a llorar… más de lo mismo con su novio “Arón” yo creo que te daba miedo su barba… y no querías estar con ellos, menos aun si no estaba la “iaia” Esme, que por cierto ya el otro día a los 22 meses llamaste a tu abuela de México, si, si “Iaia Lidia” pero ahora no se, de un momento a otro, te encanta cuando los ves les gritas “¡¡Ana, Aron!!” te diviertes un mundo con ellos…

 

Haciendo actividades con papá

Ahora con la separación, tanto tu papá como yo, tu mamá, hemos creado ciertas rutinas. No sabría expresarte, las de tu papá, sé que hacéis salidas divertidas o de aprendizaje, en casa, hacéis manualidades, o juntos, cuidáis a las mascotas, por mi parte ahora te expondré, la rutina que ya hemos formado.



Por la mañana. Nos levantamos, nos preparamos para ir a la guardería, si, en verano también has ido, aunque cada dos por tres estabas resfriada (gran mayoría de los jugabais con el agua) entre resfriados, y gastroenteritis de barriga, muchos días te tenías que quedar en casa. Informarte, que cuando vas al “cole” Al ver los niños más grandes, haciendo pipi en el orinal, tu empezabas a pedir, ya con 22 meses, en la guardería, ya te empezaron a quitar el pañal, y tú la verdad, muchas veces, ya lo pedías, y acertabas, obviamente, eres aun pequeña, y alguna vez se te escapa. Ahora, que has estado unos días en casa (porque no había guardería) ya te has relajado de ese tema, ya no le das mucha importancia, que se te escape. El próximo lunes, 13 de septiembre, empiezas el segundo curso de guardería, seguramente, volverás a coger el ritmo a ese tema, y lo seguiremos trabajando. En mis días, cuando ya te recojo por la tarde, ya hemos creado una rutina, siempre nos acompaña “Mercé” Ella me ayuda contigo, si está ella, tú puedes ser más aventurera, cuando vamos a los parques, te puedes subir, al tobogán más alto, o hacer más trastadas. Realmente es sorprendente, porque conoces la diferencia, ya sabes que con mamá hay limitaciones, y las respetas y aceptas sin replica, es increíble la verdad, estoy muy orgullosa de ti por ello, mi pequeña gran guerrera. Pues con Merce, vamos al parque, donde juegas, con los juguetes de playa, que ya siempre llevo conmigo, o también una pelota pequeña, tu ya lo sabes y ya no pueden faltar, al igual que la botella de agua de la pitufina. Pues cada día vamos a distintos parques, y cuando toca la “arboleda” se llena de amiguitos, donde cada uno lleva diferentes juguetes, entre todos compartís, es divertido y emocionante veros. También te gusta bastante la biblioteca, disfrutas con los libros, sobre todo esos que tienen como un sticker, y si lo tiras para afuera, cambia de posición, te encanta eso.

 


En mis días después de la salida diaria, Merce, te lleva a su casa, donde te encanta, convivir con los gatos, las tortugas y también cuando esta… “Ivis” sí, si ya dices su nombre. Alli juegas con juguetes, merce, te ducha, y te da la cena, a la noche te recojo, vamos juntas, a recoger al trabajo a la “Iaia” que limpia tu guardería, junto a su compañera encarna (que ya también dices su nombre) por el camino vamos cantando canciones en catalán, que te enseñan en el cole “La lluna y la pruna” “sol solet” “El elefant” el ultimo trayecto antes de llegar a la guardería hay una esculturas, de unos duendes (Tu les llamas nenes) y un leones (Grrr) que siempre les decimos “hola y adiós” Aunque tú a todo el mundo, coche o persona que ves, les dices adiós o “Chao, chao” Directamente. Al día de hoy te cuesta mucho dormir, sola no lo haces, al menos cuando estás con mamá no, entonces nos acostamos las dos, tú en tu cuna y mamá en su cama, te cuento cuentos, cantamos, o batallamos con los peluches, cual me quedo yo, cual te quedas tu. Cuando no hay cole, los mediodías, pasas de las siestas, aun y así, te cuesta dormir por la noche. Después por la mañana te cuesta levantarte, ahí en ese pequeño rato, después del desayuno, ves un poco la tele, te gusta el Doraemon (los dibujos favoritos de tu mamá cuando era niña) Tom y Gerry (Un miau y un ratón) Callou (uno de los dibujos favoritos de la tía Ana, cuando era niña) tus grupos musicales, “Luli pampin, pica pica, el pot petit” o las canciones que aprendes en la guardería (En catalán) o ahora estás conociendo las canciones de los pitufos.

 


En once días, ya tendrás los dos años, 24 meses. Como ya te expresé, hace un año atrás ya te aguantabas sola, pero aun no caminabas, fue a los 13 meses, que ya distes tus primeros pasos sola, de ahí, no tardaste en echar a correr. A partir de los 20 meses, inició la etapa del habla, obvio “papá y mamá” fue mucho antes, pero si que es cierto que, a partir de ese mes, pareces un lorillo, palabra que vas escuchando enseguida queda en tu subconsciente, y las repites, y cada vez con más habilidad. Aparte de “Miau, guau” “Vaca” fue de los primeros animales que dijiste, sí, en junio… los de casa, “Yera” el nombre de tu hermana perruna, si, fue el primero. Todos tus compañeros, dicen “Vicky” sin problema. Pero tú, no hay manera que te nombres, aunque sabes bien quien eres, y te señalas a ti misma, cuando te nombramos. Ya cerca de dos años. Ahora con la separación, durante 3 o 4 días que no te veo, cuando voy a recogerte, me encuentro con una niña más grande y espabilada de lo que la dejé, normalmente es el sábado o domingo, que, al recogerte, de casa de tu papá y dejar a Yera. Después vamos a los columpios del paseo del pueblo, donde te subes a ellos tu solita, sin peligro ninguno, después mamá, te lleva el cubo y la pala, y juegas en la arena, y a veces después, paseamos por el paseo de Sant Antonio.

 

Esta salida la viviste con tu papá

Ya hoy 13 de septiembre del 2021, un nuevo curso inicia, aunque no en tu caso no hay mucha diferencia, ya que fuiste todo el verano, solo han sido 12 días en casa… Pero tanto tu como yo, estábamos tan nerviosas y ansiosas, como si no hubieses pisado la guardería en todo el verano, esta noche pasada, te costó un mundo dormirte, por la mañana te costo un mundo abrir los ojos para un nuevo día… pero aun así, te levantaste contenta y animada, como nerviosa y ansiosa por este nuevo curso. Desayunaste comiendo galletas de animales, bebiendo la leche con una pajita, al mismo tiempo, viendo los dibujos del “Callou” tras desayunar, te dejaste vestir, sin pataletas ni negativas, me costó hacerte una foto bien, con la mochila del tigre en tu espalda, y tus coletitas en la cabeza, pero lo logré, cantando “la lluna” “El elefant” “Sol solet” subida en las rodillas de mamá, fuimos al cole. Este curso, se entra por otra puerta, y como diferencia del curso pasado, es que ya podíamos acompañaros asta la clase (el curso pasado no, por las restricciones que había por el coronavirus) así tu mamá, como el resto de los papás este curso, entremos acompañaros asta la clase. Enseguida, te abrazaste a la señorita Irene, y feliz entraste a la clase. Mamá volvió a la casa.

 


Hay distintas anécdotas en este último mes…. En el que ahora te expondré en diferentes puntos

 

1.- Mamá te dijo "¿Vicky dónde está el mando?" Tu cogiste una bolsa de juguete, metiste la mano, cogiste el mando, me lo distes. Sinceramente me sorprendió mucho, lo dije por decir, para mí, pero tu, entendiste todas las palabras, actuaste como tal. Hay empezaste a mostrarme lo inteligente que eres…

2.- Estábamos en el parque. ¡De repente te enfadaste y gritaste “NO!" corriste hacía a mí, me recogiste el bolso del suelo diciendo "A mama" y me lo entregaste en mano. Ese día estaba también Mercé y papá, pero cuando estamos tu y mamá solas, entiendes a la perfección, que con mamá hay limitaciones, no puedes hacer ciertas cosas, como subirte al tobogán gigante, o a la tirulina, las aceptas sin problema, ni siquiera las reclamas, hombre a veces te olvidas y tienes tus rabietas, como es lógico y normal, pero entonces le digo a un desconocid@ que te coja en brazos, y te siente en mis rodillas, entonces sí, te calmas, aceptas sin protesta.

3.- Estás en la etapa del "Es mío" viste como mamá tenía una pulsera en su muñeca, enseguida quisiste apoderarte de ella "no vicky, la pulsera es de mamá" Enseguida lo entendiste, "mamá" decías mientras señalabas la pulsera. Unas horas más tarde te pregunté "¿De quién es la pulsera?" sin pensarlo me contestaste "La mamá"

 

4.- Una noche despejada, al fin vimos la luna cuando íbamos a buscar a la "iaia Esme" al trabajo "nos seguía" por más que avanzábamos ella venía tras nuestro, entonces tú le gritaste “Luna ven a iaia" Traducción "Ven luna a buscar a la IAIA Esme"

 


5.- Sabes que la mama no puede pasar por donde hay escalones o escalera cuando vamos en la silla de ruedas de mamá y ves una escalera dices "mama ¡no!" si te ignoro, sigo hacia la escalera, te alteras enormemente, “No, no, no, mama no, no” entonces te pregunto, “¿buscamos una rampa” entonces te relajas, me dices que si, enseguida que la ves, me indicas para allá. También tengo que exponerte, el porqué, ya se te quedo tan grabado, es que una vez, las dos nos caímos de la silla de ruedas motora, cayendo sobre la dura acera… fue un grandísimo golpe, pero afortunadamente tu y yo no pasemos de 4 rasguños, tenemos un ángel protector que nos protege y cuida, porque esa caída, era para hacernos muchísimo daño… no solo cuatro rasguños, lo más urgente en ti, fue tu nariz, que sangro, nada grave, gracias a dios, pero ya quedo lastimada, al mínimo golpe que te das, enseguida sangras… pero a causa de eso, ya eres consciente, que la mama por las escaleras no puede ir.

 


6.- Ya eres consciente, que los semáforos, se pasan en verde.  Muestras tu protesta, cuando los pasamos en rojo.



7.- Estaba lloviendo, nos refugiemos en la biblioteca, Vicky y mamá solas, intentábamos llegar a casa de Merce, pero la lluvia era fuerte, yo debía protegerte, mantenerte lo mas seca posible, como he dicho nos refugiemos en la biblioteca. Allí normalmente, tienen una puerta abierta, que da a un patio con piedras, que te encanta ir y hacer alboroto, siempre Merce te pará, aquel día no estaba Mercé estábamos mamá y Vicky solas, yo tenía que hacer mi intento, antes de bajarte, te dije “a la calle no” tu repetiste “No mama a la calle no” y cumpliste a rajatabla, fuiste a por los cuentos, que mas te gustan que son los libros que tienen una tira, que esconde algo si la tira para fuera, sale otro dibujo, esos libros te encantan, te entretienes mucho con ellos…

 


Todas estas anécdotas, están realizadas en este ultimo mes, antes de llegar a tus dos años, estás haciendo un cambio muy grande y positivo, cada día tienes mas enamorados a tus papis…. 23 de septiembre del 2021. Hiciste 2 años de vida, 2 años que me convertiste en mamá, era un jueves lo celebraste con tu papá y lo pasaste genial, también en la guardería te hicieron tu fiesta de cumpleaños. Ahora en unos días lo celebrarás con tu mamá, la iaia esme, y la tía Ana…. Seguro que lo disfrutarás, lo estamos preparando todo para que así sea… Tu papá y yo estamos pasando una situación complicada, pero lo que los dos tenemos mas que claro, que tu Victoria Sofía Muñiz Ruiz, que queremos tu felicidad, tu, eres una prioridad, ahora y toda la eternidad, Felices dos años…. Juega, haz travesuras, sácanos la paciencia, sácanos las canas, y la calvicie, se niña, se feliz. Tu papá y yo te amamos más que a nuestra vida, tu eres todo nuestro mundo, no te olvides en la vida… sobre todo, se feliz, muy feliz…


Escrito: 25 de septiembre del 2021
También te puede interesar: Carta a mi niña a los 20 meses de nacida
Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario