viernes, 8 de enero de 2021

Relato: Cupido... ¿donde te has metido?

 


Se acerca Sant Valentín, odio ese día, lo odio más que ha mi vida... ¿por qué? No lo entiendo, ya que de romántico soy el primero... pero detesto ese día, aun más a ese ángel
, con flecha en mano, y pañal blanco... A todo el mundo le tira su flecha, y acierta... yo en cambió, solo está fallando, sí... me enamoro... pero no del otro lado...

Cupido... ¿Donde te has metido? Que de mi te has olvidado... Yo el rey de lo romantico... muchas chicas me han enamorado, pero no he sido correspondido... ¿por qué cupido? ¿Por qué me haces esto? Yo soy un chico cariñoso, atento, amoroso... ¿acaso no me merezco ser amado?

Cupido... ¿Donde te has metido? En cuanto te encuentre hablaremos tu y yo largo y tendido... Aquí estoy en este parque esperando encontrarte... díos me estoy volviendo loco... no eres más que un personaje mítico.

- ¿Ei chaval... conoces a esa chavala que no te deja de mirar? - Quien me habla... es un chico de rizos rubios, ojos azules, piel muy clara, viste, tejanos con tirantes de color rojo. Miro a esa chica desconocida... pero preciosa... Que más quisiera conocerla -Yo creo que le gustas, no ha dejado de mirarte desde hace un rato.

- ¿A si? -No puedo mas que sorprenderme.

- Tu no tienes novia... ¿verdad? ¿La desearías? ¿No?

- ¿Tu como lo sabes? ¿Nos conocemos? -lo cierto es que su cara me sonaba, pero no sabía de que

- Mas de lo que crees -me guiño un ojo.

- Disculpa... Te importa si me siento.... -la chica preciosa me hablaba a mi, no me lo creía... o puede que no...

- ¿Me lo dices a mi?

- ¿Quien sino? No veo a nadie mas por aquí -rió ella, que hermosa sonrisa tiene.

- Puede ser... mi nuevo amigo... disculpa como te llamas -le pregunté a él, pero ya no estaba, se había ido sin que yo me enterara... me dejo sorprendido el como había desaparecido.

- Pues se fue... Ni me enteré... -me encogí de hombros... que mas daba solo era un desconocido. La chica se sentó a mi lado, empecemos hablar... era bien amistosa, no tardemos en congeniar, los minutos se hicieron horas... yo no quería que terminara aquella velada. Paseemos por el parque... ella mi mano cogió, yo me sentí el hombre más feliz del mundo... Antes de despedirnos, un beso en los labios, corto pero sincero..... por primera vez fui correspondido, volvimos a quedar para otro día.

No me lo podía creer correspondido por un 14 de febrero, era mi sueño echo realidad, el amor había llamado a mi puerta, el cupido desaparecido, había acertado la flecha.Después de ponerme el pijama y asearme, me dirigí a la cama, donde me encontré un sobre rojo sobre la colcha blanca. ¿Que era aquello? ¿Como había llegado? Nadie mas había estado allí, indeciso lo abrí, y corta carta llegó a mi.



Discúlpame amigo, por haberme desaparecido, no solo hace unas horas en el parque, sino también los anteriores catorce de febrero... Tenía que encontrar a la chica ideal, para lanzarle la flecha, que amará con sinceridad. Ya la he encontrado, y mi flecha a acertado en el corazón de ambos... Os deseo lo mejor, estáis echos el uno para el otro. ¡Suerte!

Cupido

No me lo podía creer, no pude evitar peñiscarme una y otra vez, tenía que despertar, pero no... realmente aquello era real, Cupido existía, había echo mi gran sueño realidad.

 

Escrito: 14 de febrero del 2014

Tammbién te puede interesar.... Relato de navidad: Nicolas

Sígueme en... Mis redes sociales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...