domingo, 1 de noviembre de 2020

México 2016: Six Flags

 


Se acerca Halloween, no puede faltar el cómo lo vi el año pasado en Ciudad de México. Realmente tengo varias cosas que explicar, que hará de este tema, varios capítulos, pero antes, tenéis que saber, como fue la experiencia, en el parque de atracciones Six Flags, en Tlaplan, el Ajusco. Es curioso, llevábamos más de 5 meses viviendo a 4 pasos de él, nunca me interesó ir, ese día tampoco andaba muy convencida, nunca he sido de subirme a las atracciones, lo encontraba un poco tonto ir, pero también me hubiese arrepentido si no lo hubiese Hecho, después de ver la experiencia “¡¡Suerte que la viví!! ¡¡aún más en esos días!!

Salimos de la casa al acabar de comer, aunque vivíamos a 5 minutos en auto, tardemos media hora, de la cola que había. Por el camino telefoneemos a Daniel, hermano de Emmanuel, para invitarle a venir con nosotros, él acepto.

El parque temático estaba preparado para la llegada de Halloween. Eso me causó muy buena impresión. Lo primero que hicimos al llegar Daniel, fue subir a una atracción de agua una especie de troncos, bajando por una corriente de agua. Yo no las tenía todas, realmente me da respeto todo eso, pero realmente era bien tranquila la atracción y divertida. Dimos una vuelta conociendo el six flaxs, había tantísima gente disfrazada, personal de allá vestidos de zombis, disfraces tan buenos, que daban respeto verlos, aún más, cuando sin miramiento se te acercaban. Recorrimos el lugar con alegría, haciéndonos fotos aquí y allá, personalmente asustándome de aquellos disfraces tan impresionantes… que no tenían ningún reparo en aterrorizar.

Vimos que habría un espectáculo de animales acuático, la misma piscina, donde estuvo “Keiko” la ballena que interpretó “liberando a Willy” hasta que Maichel Jackson la liberó” no tardemos en informarnos, para poder asistir, mientras llegaba la hora, entremos en una tienda de ellos, montones de peluches, ropa, y souvenirs, a un precio para turistas.



 

Nos sentemos en el sitio indicado, para ver el espectáculo protagonizado, por delfines y “Julio” el león marino, algo muy divertido e gratificante. Al terminar, Emmanuel me acompañó a que me hiciera la foto, con uno de los delfines, arrodillada a su lado, fueron dos fotos, una cogiendo sus aletas, otra, el animal me daba una especie de beso.



Nos sentemos a comer algo, el espectáculo nocturno estaba a punto de empezar en el que estaba prohibido los niños y cochecitos, no está mas de decir, tampoco era apto, para los que estaban mal del corazón. No fue de golpe, pero cada vez eran más las zonas “infecciosas del lugar” zonas que se llenaban de zombies, atemorizaban a todos aquellos que pasaban por el lugar. Yo estaba atemorizada, es que sin ser conscientes los sobresaltos, se me apoderaban algo normal cuando tienes Parálisis Cerebral pero eso hacía que mi tranquilidad desapareciera, cualquier cosa me sobresaltaba, aun mas los zombies que aparecían de la nada, no tenían ningún reparo en asustar a quien pasara por delante.

Vimos una fila, no dudemos en formar parte, el problema es que la silla de ruedas no cabía en ese recorrido, mi esposo me tuvo que cargar en brazos, eso causo la indignación de la gente que hacía cola, no confundáis les indignaba que no estuviera adaptado para las sillas de ruedas. No recuerdo bien, pero acabemos siendo los primeros. Personalmente me asusta todo el tema de terror, yo me negaba a entrar, es más entremos un momento, ya estaban del otro lado, asustándonos… me llamaréis tonta, pero me acojoné, a tal punto que se me caían las lágrimas, pero la toda la gente me dió paso, no podía echarme para atrás, así que muy a mi pesar, entremos para adentro.


Era un recorrido oscuro, lleno de personajes tenebrosos, en cada esquina, aparecía alguien con una risa siniestra con el siguiente mensaje “Jajaj vas a morir” Al salir de aquel recorrido, no me sentía menos asustada. Nos reunimos con Daniel, que había ido a subirse algunas atracciones, se reunió con nosotros, siguiendo nuestro recorrido. Sin poder evitar pasar por las zonas infecciosas, y los sobresaltos se me apoderaban, cada vez, era más difícil sobrellevarlo. Acabemos en un edificio el salón de la justicia, en el que pudimos entrar, hacer el recorrido, aunque eso fue la gota que colmó el vaso para mi estrés, el cuerpo me requería con urgencia chocolate.


Una salida que yo no veía con muchas expectativas resultó ser de las mejores, me hizo alegrar muchísimo de a ver conocido six flags aún mejor en esas fechas tan cercanas a Halloween.

 

Escrito: 27 de octubre del 2017 

También te puede interesar... World Trade Center

Sígueme en... Mis redes sociales...

México 2016: World Trade center

 

Llegando al restaurante giratorio, mas grande del mundo

No pasaron más de 15 días, de conocer El museo nacional de Antropología e historia  y pasar un día de lo más agradable con nuestros caseros lleno de aprendizaje. No pasaron mas de 15 días que ya estábamos a la aventura de algo novedoso, solo me hizo falta decirlo “algo nuevo” para que Emmanuel chiscara los dedos, llamara un UBER, ponernos en marcha.

El camino fue largo, y el uber lo hacía más largo, haciendo una vuelta más larga de lo que correspondía, explicándonos la clase de gente que entraba en su taxi. El cansancio me estaba venciendo. Cuando de repente lo vi, el altísimo edificio que nos dirigíamos sí era el famoso “World trade center”



Ya era de noche, no podíamos la vista de esos alrededores del edificio, de mientras avanzábamos a nuestro objetivo. Entremos en una tienda de ropa, aquello parecía un centro comercial, seguíamos nuestro recorrido, al restaurante indicado, subimos por un ascensor, llegando al lujoso restaurante que me dejó maravillada. Si hubiese sido de día, la vista hubiese sido espectacular, en ese mismo momento, realmente no era consciente de la fascinación del lugar.

Nos dieron una mesa, nos fuimos situando, la iluminación no era fuerte, tampoco había velas, pero lo parecían. nos dieron la carta, empecemos a observar el menú. Un pianista cantaba canciones, justo a nuestro lado. Él me decía “Este restaurante está girando” Yo miraba por la ventana, pero no distinguía nada, realmente creía que estaba bromeando.


Cenando, una copita de vino, a luz de las velas, con el pianista tocando de fondo, si de fondo, pero al ser consciente, lo tenía pegando, con piano incluido… ¡¡¡Si que estaba girando el edificio, si!!! Las canciones eran de lo más románticas, que hacía aún más especial esa noche, no voy a mentir, todo aquello me estaba emocionando, cuando sin aviso, sonó una de las canciones de mi pareja y mía, no, no es que el pianista tuviera poderes mentales, Emmanuel se levantó, la solicitó, el profesional no tardó en actuar. Un acto que me emocionó aún más. “Ei chicos, ¿una foto?” Nos preguntó un profesional, nos tardemos en aceptar.

Realmente fue una velada muy romántica, la noche solo hacía que empezar… ¿Como ir a dormir, después de una noche tan mágica como aquella? lo único que lamenté es la oscuridad de la noche, no poder admirar como era debido, la vista que teníamos delante.

 Nos subimos a un Metrobús, no, no para regresar a la casa, sino, a otro local a tomar la última copa. Acabar esa noche, tan mágica como habíamos empezado.

Escrito: 23 de octubre del 2017

También te puede interesar.... México 2016: Museo nacional de antropología e historia.

Sígueme en.... Mis redes sociales

México 2016: Museo nacional de antropología e historia.

 


Antes de iniciar con esta entrada, explicar, que nuestros caseros tienen un niño de seis años, a partir del mes de agosto Emmanuel, le daba clases de historia e informática, es lo que os explicaba en Momentos divertidos en ciudad de México las clases las hacían en una cafetería, yo también estaba invitada. Fueron varios los momentos con ese pequeño, que nos robó el corazón, parecía que el nuestro también robó el suyo.

Varias veces nos indicó que un día nos llevaría al museo nacional de Antropología e historia asta que llegó fue un día de septiembre, justo pasado El día de la independencia

“El Museo Nacional de Antropología (MNA) es uno de los recintos museográficos más importantes de México y de América.2 Está concebido para albergar y exhibir el legado arqueológico de los pueblos de Mesoamérica, así como para dar cuenta de la diversidad étnica actual del país. El edificio actual del MNA fue construido entre 1963 y 1964 en el Bosque de Chapultepec por instrucción del presidente Adolfo López Mateos, quien lo inauguró el 17 de septiembre de 1964. Actualmente, el edificio del MNA posee 23 salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales y dos auditorios. Además, alberga el acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

La colección del Museo Nacional de Antropología está conformada por numerosas piezas arqueológicas y etnográficas provenientes de todo México. Entre algunas de las piezas más emblemáticas de la colección se cuenta la Piedra del Sol —que es el corazón mismo del museo—, las monumentales esculturas teotihuacanas dedicadas a los dioses del agua, el tesoro de la tumba del rey Pakal, así como un atlante tolteca traído desde Tollan-Xicocotitlan y el Monolito de Tláloc que custodia la entrada al museo.

El MNA constituye uno de los principales sitios de interés turístico de México. Atrae cada año a más de dos millones de visitantes.” fuente: Wikipedia


El día llegó nos recogió nuestra casera, con su hijo, y su madre que la acompañaban. La primera parada, fue a recoger a la hermana de está que también vendría. Fuimos directos en primer lugar a comer algo, en el que nos detuvimos en un “Vips” en esa estancia aun no había estado en ese tipo de restaurante, pero si, estuve en el 2012.

Había unas figuritas en el mostrador de la entrada de la película “Toy Story” En el que el niño se enamoró, si o si las quería, Emmanuel y yo decidimos regalárselas.



Fue una comida muy agradable conociendo un poco más la vida de la familia, mientras que el más peque, poco interés en comer tenía, estaba más pendiente a los juegos que había en el lugar. Ya después nos subimos al auto para ahora si ir al museo nacional de antropología e historia.

Eran las cinco de la tarde más o menos cuando lleguemos al lugar. Hay que recordar que no era la primera vez que iba a un museo, ya que fue en Museo de la universidad UNAM fue un recorrido, bien educativo. Mi esposo nos iba explicando, como una clase para su alumno, de 6 años, pero está vez, éramos cinco alumnos de todas las edades. Personalmente me pareció bien interesante la evolución, nos dio una gran clase a todos.

Antes de regresar, vimos algo que jamás había escuchado “los voladores de Papantla” algo realmente impresionante:

"El rito de los voladores es una manifestación religiosa originaria de Mesoamérica. Sus orígenes se remontan al Período Preclásico Medio mesoamericano, se han encontrado representaciones de este ritual en la cerámica funeraria de las culturas de Occidente (Colima, Jalisco y Nayarit). Posteriormente pasó a otros pueblos, muy probablemente relacionada con el sacrificio gladiatorio y los cultos de la fertilidad. Sobrevive en la actualidad entre los nahuas y los totonacos de la Sierra Norte de Puebla y el Totonacapan veracruzano. En 2009 fue proclamado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.1​

Este ritual está asociado a la fertilidad, no obstante según los registros antropológicos, la danza existía con otras características y fue relacionada al culto religioso en la era posclásica, gracias a que fue incorporada a la cultura totonaca y posteriormente los aztecas se adicionaron elementos solares y de mayor peligrosidad, pues danza del Volador se ejecuta con cuatro danzantes que representan los cuatro puntos cardinales y el caporal, pero se observaron danzas con sólo dos danzantes. La fertilidad se representa mediante el descenso de los danzantes, que simbolizan la caída de la lluvia." Fuente: Wikipedia"

A las siete más o menos, nos subimos al coche para regresar a la casa, pero antes nos detuvimos a cenar algo, fue una velada bien bonita y educativa, con unas personas maravillosas que desde el primer minuto que me conocieron me entregaron su corazón y robaron el mío.

Escrito: 19 de octubre del 2017

También te puede interesar.... Momentos divertidos en ciudad de México

Sígueme en.... Mis redes sociales...





México 2016: Momentos divertidos en ciudad de México

 


Son muchos los ratos libres que pasemos en ciudad de México, lugares que fuimos varias veces, como cuando teníamos que ir a Perisur, un grandísimo centro comercial, donde encuentras de todo, cine, restaurantes, todo tipo de comida rápida, tiendas de ropa, tiendas de libros, de videojuegos, la famosa tienda Pop, tienda de animales….

Llegando de Hidalgo, Estephano volvió a ciudad de México con nosotros, recorrimos esos lugares una vez más.

En la universidad U.N.A.M. también fui varias veces, acompañando a mi esposo en su proyecto de tesis, el bar que frecuentábamos después era el chilis, donde pasábamos nuestras fiestas, fiestas típicas de jóvenes adolescentes, bien sabéis que mi adolescencia con una discapacidad, paso sin darme cuenta, en ese 2016 en ciudad de México, lo recuperé aquello que sentía que había perdido.

Momentos con amistades que hicimos en ese transcurso de tiempo, casualmente, una de las amistades era una chica en silla de ruedas, vivía a cuatro pasos de nosotros, había momentos, que ella venía a nuestra casa, o nosotros a la suya, o a veces nos íbamos los tres, a pasear o a tomar algo. Es bien curioso, Unos meses en un país ajeno viví más que 28 años en mi propio país. la discapacidad ante los eventos



El 10 de mayo es el día de las madres en México, en España en cambio es el primer domingo de mayo. Pero en el 2016, no estaba en mi país, sino al otro lado del océano. Cara al mediodía fuimos a una hamburguesería, para cuando llegara mi suegra de trabajar, comer allí todo ese manjar que le encanta, después, fuimos a la cafetería “El globo” a comprar un pastel de tres leches, sí, ahí lo probé, me fascinó, fue una velada de lo más bonita, en el día de las madres en México.

Otro momento importante de destacar, cuando conocimos al hijo de la casera, un niño de seis años, que nos habían elegidos para que le diéramos, bueno yo no, mi esposo, clases de historia e informática. Estaba en la certeza, cuando él viniera, estaríamos en la casa, yo calladita para no interrumpir sus clases, pero no fue así, ya que, desde la primera clase, nuestra casera, nos sacaba de la casa, nos llevaba hacer la clase, sí, a mí también, alguna cafetería, ya fuera Star Bucks, o el globo, nos invitaba a algo de comer, de mientras ella y su mamá, estaban unas mesas más allá, para no interrumpir la clase. Yo aprovechaba y me llevaba algún libro que leer.



Estos son solo algunos de los momentos, de alguna manera comunes o excepcionales que pase, en ciudad de México.

Escrito: 14 de octubre del 2017

También te puede interesar.... De nuevo en Hidalgo

Sígueme en.... Mis redes sociales...

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...