sábado, 31 de octubre de 2020

Diario personal: De nuevo en Hidalgo




Tras recaudar algo de fuerza, de ese cumpleaños de varios días, Mis 29 años en ciudad de México fuimos conscientes que aún no había visitado a los familiares de la zona de Rancho de Hidalgo, decidimos que eso no tardaría en pasar. No pasaron muchos días, cuando nos decidimos, tras comer, salir desde la ciudad de México, a hidalgo.

Las otras veces que he ido ha sido en taxi, realmente me pasé mas dormida que despierta en el trayecto, por ello no era consciente, de las horas del viaje, lo cansado que acaba uno después de hacerlo.

Eran como las 3 de la tarde cuando salimos de Tlplan, no precisamente des equipados, nosotros dos, con la silla manual, yera en su cajita de transporte, una mochila de montaña en la espalda de Emmanuel, y a empezar la aventura que sería ese viaje. Salimos en un Uber, nos dejó en un Metrobús. No recuerdo bien el trayecto exacto, pero si que subimos y bajemos varias veces del metro bus, para subir a la siguiente parada, a todo correr para no perderlo, en una ocasión nos subimos a un taxi el trayecto solo duro cinco minutos, pero era necesario para ahorrar tiempo. De nuevo al Metrobús. Yo ya me encontraba exhausta, pero era necesario para poder llegar a destino. Varias paradas más, yo ya estaba convencida que ya estábamos llegando, cuando entremos en una estación de bús los compremos los tickets indicados, llegado al momento, subimos a él, dejemos a yera en su cajita de viaje, en el maletero, ya que no dejaban subir con ella, empezó los aullidos de tristeza y angustia, por suerte al empezar a arrancar se quedó dormida, porque se nos partía el alma escucharla, ya con la perrita tranquila, nosotros ya nos acomodemos mejor, en esos asientos reclinables, nos abrochemos el cinturón, no tardaron en ponernos una película, me dormisqué entre rato y rato. El viaje duró dos películas de hora y media, aunque yo solo me enteré de una y aun no entera.

 



Ya era de noche cuando lleguemos a Tulancingo, estaba empezando a llover, lleguemos a un supermercado, decidimos comprar algunas cosas para pasar nuestra estancia allí. Nuevamente después tuvimos que coger un taxi, ahora sí que nos llevara hasta la casa del papá de Emmanuel.

Estaba empezando a llover así que cuando me volví a encontrar con mi suegro y cuñado más pequeño que no veía desde 2012 fue un encuentro un poco extraño, en medio del bosque, lloviendo, Yera ladrando a los perros, caninos que no conocía, ya que los que estaban en el 2010 o 2012 fallecieron, habían otros nuevos, nosotros en medio del bosque en silla de ruedas. Entre mi esposo, mi suegro y mi cuñado más joven me llevaron por ese terreno complicado hasta la casa. Estephano se quedó conmigo en la casa, de tanto mi suegro ayudaba a Emmanuel a traer todo lo que llevábamos.

Estábamos cansados, eran pasadas las diez de la noche, nos encontrábamos cenando y hablando, antes de acostarnos.



No recuerdo bien que hicimos, fueron pocos días que estuvimos allá fue algo tranquilo y relajante pasando momentos en familia, tampoco el tiempo acompañó, muchos, eran días fríos y lluviosos, intentemos que hubiera cobertura para tener internet, sin mucho éxito, así que aprovechemos las horas jugando a juegos de mesa, me enseñaron a jugar a las cartas, pasemos una tarde entretenida.

Cuando al fin la lluvia dio una tregua, decidimos hacer una barbacoa, al igual que los demás años, si tanto en el 2010 como en el 2012, obviamente no podía faltar en el 2016, cosa que hizo una actividad en familia, entre risas y charlas todo riquísimo, realmente pasaron horas, allá hablando sin darnos cuenta del pasar del tiempo, hasta que las gotas de lluvia nos hizo volver a la realidad, todos a correr para adentro.

Fueron unos días estupendos, en compañía, de la familia que tengo en Hidalgo, la mañana que decidimos volver a la ciudad de México, llovía con fuerza, pero eso no nos detuvo, bajo la lluvia iniciemos el camino para llegar a ciudad de México, para iniciar, nos subimos a una furgoneta (camión) también decidió acompañarnos Estephano, que vendría unos días a la ciudad. Nosotros encantados de tenerlo con nosotros. De esa manera todos juntos volvimos a ciudad de México, a mediados de junio 2016.


Escrito: 12 de octubre del 2017
También te puede interesar... Mis 29 años en ciudad de México

Sígueme en.... Mis redes sociales...

Diario personal: Mis 29 años en ciudad de México

 

Mis 29 años en ciudad de México

8 de junio, es cuando nací, el año pasado, en el 2016 me encontraba en México por esa fecha, pero esta aventura, no inicia un 8 de junio, esta página de mi diario personal, realmente comienza, dos días antes exactamente un 6 de junio.

Al iniciar el día ni imaginé que acabaría encontrándome con Spiderman, Ironmán ni Jack Sporrow, tampoco que conocería a un amigo del bachillerato de mi esposo, ni siquiera después de comer, podía imaginar, pero es que nosotros somos así, planear no es lo nuestro, cuando lo hacemos todo nos sale al revés y mal, en cambio si actuamos sin pensar, todo nos sale mucho mejor de lo imaginado.

Pues ese 6 de junio fue así un día que inició aburrido, hasta que, al rato de comer, decidimos salir, subirnos a un metro bus, e iniciarnos en nuestra aventura en ese día. Yo no la tenía todas conmigo, el trayecto era demasiado largo, ya me estaba cansando. Entenderme vivo en un pueblito, en pocos pasos tengo todo al lado, el trayecto en auto o vehículo, aunque sea de una hora me cansa demasiado, imaginar la gran ciudad de México, aquello era demasiado, ya habíamos pasado la hora y más, es normal que mi paciencia llegara a su límite. Afortunadamente, nos bajemos ya en una parada cercana. Tengo que admitir que mis expectativas eran bajas, cuanto me alegro de haberme equivocado.



Nos hicimos fotos, en estatuas y monumentos, caminando, caminando lleguemos al palacio de bellas artes.

El palacio de bellas artes: El Palacio de Bellas Artes es un centro cultural ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Considerado como la casa máxima de la expresión de la cultura, es el teatro lírico más relevante y el centro más importante del país dedicado a todas las manifestaciones de las bellas artes. La Unesco lo declaró monumento artístico en 1987.

Fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 y el Museo de Artes Plásticas en su interior —hoy Museo Palacio de Bellas Artes— el 29 de noviembre del mismo año, siendo el primero en el país dedicado a la producción plástica nacional. Su construcción fue encargada por el entonces presidente mexicano Porfirio Díaz al final de su mandato, con motivo de la celebración del centenario del inicio de la Independencia de México. Como institución, depende del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), del gobierno federal.”



Todo animado, todo repleto de gente, muchos se detenían a saludar a yera. Caminando, caminando, lleguemos Alameda, Un grandísimo parque repletos de estatuas, y edificios importantes. No tardemos en empezar a fotografiar, recorriendo el lugar, seguimos el recorrido por centro histórico mi sorpresa y alegría aumento, ver tan animado el lugar, montones de personas paseando con sus familias o amigos, Otras tantas estaban disfrazadas, por 50 céntimos o 10 pesos, se hacían fotos con la gente, nosotros no desaprovechemos la oportunidad, Spidermán, Iroman. El pirata Jack Sporrow fueron los elegidos, y sobre todo el último sí que intimida jajaja. También había tres cheriff no tardemos en posar con ellos.

Acabemos en una avenida repleta de taquerías, cervecerías y bares, nos detuvimos a comer unos taquitos, en eso que recibimos una llamada de teléfono, de un amigo de bachillerato de mi esposo. Muchas veces me habló de él, pero ni en el 2010, ni 2012 tuve oportunidad de conocerlo, ese mismo día. Andaba por ahí quedaron para verse, me ilusionaba al fin poderle conocer.



Realmente me cayó muy bien, el tan escuchado. Ya eran pasadas las diez, cuando nos despedimos, Emmanuel y yo ya nos quedemos nuevamente en soledad, paseando por esas calles, con intención de volver a casa, pero antes entremos en una tienda, como regalo de cumpleaños adelantado, (por dos días) me regaló un libro.

 

El 8 de junio del 2016 era miércoles, era un día que todos trabajaban, así que lo veía difícil, para poder celebrar, por ello adelante un día la celebración, eso entre comillas, porque en España, al llevar un adelanto de siete horas, pues ya sería el día de mi cumpleaños jejej, pero siendo realistas, si lo adelanté un día. Tenía claro lo que quería es reunirme con el hermano de Emmanuel, Daniel, una amiga que teníamos también con discapacidad física, he irnos a una amburgueseria, cerca de la casa, que las hacía riquísimas, el pastel, un pastel de 3 leches,

El pastel, tarta, o torta de tres leches es un postre tradicional latinoamericano.1 Consiste en un bizcocho bañado con tres tipos de leche: leche evaporada, crema de leche y leche condensada, que le dan su nombre. Suele acompañarse con un merengue de claras de huevo y con cerezas al marraschino y espolvoreado con canela en polvo. Usualmente la receta no lleva mantequilla y por eso tiene una textura esponjosa.

La decoración puede variar dependiendo de la región o del gusto del comensal. Se puede utilizar fondant, chantilly o merengue.

Puede prepararse de diferentes maneras, por ejemplo se puede agregar chocolate a la decoración o bien agregar cajeta a la mezcla de las tres leches.

Es un postre popular en Nicaragua, Venezuela, Panamá, Colombia, Perú, Chile, Ecuador, Costa Rica, Puerto Rico, República Dominicana, México y demás países de América Central como El Salvador, Guatemala entre otros países de América Latina” Fuente Wikipedia 

Lo probé allá en México, ya que en España que yo sepa no existe, esta fascinante, tenía claro que lo quería para mi cumpleaños, así lo preparemos todo.



La velada fue tranquila, pero buena, también en buena compañía entre amigos, entre risas y charlas, recordando el día anterior, disfrutando de la fiesta. Saquemos el pastel allá mismo me pusieron las mañanitas, abrir algún que otro regalo. Realmente ajuntando los dos días, fue un cumpleaños excelente, y vivido en ciudad de México.

Acabando la fiesta, pedimos un Uber, que llevo a nuestra amiga a su casa, después a nosotros, a casa de Daniel, para ver y estar un rato con la mamá de ellos, llevarle su porción de pastel…

Realmente los 29 años, fue un cumpleaños inolvidable que jamás se me borrará de la mente, como dicho anteriormente, vivido en Ciudad de México

Escrito: 29 de septiembre del 2017

También te puede interesar.... El bosque de Chapultepec

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...