jueves, 15 de octubre de 2020

Diario personal: Mi primera vez...

 


Están siendo días difíciles, hoy me encuentro un poquitín mejor, pero aun me supera el desánimo, mi inspiración anda nula, mi cuerpo aun me pide descanso… por otro lado, ni para bien, ni para mal, no me afecta ver bebés, mi gusto sigue girado, pero siento que poco a poco, está volviendo a la normalidad.

Hoy me gustaría explicaros, mi primera vez de algo, no es sexo, no, fue el domingo pasado por la noche, hace unos días, antes de confirmar que no estaba embarazada, pero ya inició este desarme emocional, Emmanuel, me hizo probar unos tragos, para intentar animarme un poco, si fueron cuatro tragos literales, pero tuvo su efecto positivo, y le prometí, que cuando me confirmarán que no estoy embarazada, me tomaría mis primeras copas, no tragos no, copas.

Y sí… fue el domingo pasado, en el que preparo para cenar, unas amburguesitas, con su pan, su queso, su mayonesa… bien ricas, y para beber él me preparó unas copas, vozka, con red bull, poco le dejé a él, le tocaba a él llevar el control, de esa mi primera vez.

 


Fui consciente cuando me empezaba a subir, como mi vocabulario era el protagonista, todo lo que pasaba por mi cabeza, lo transmitía, aunque era consciente, que no me estaba enterando de nada del programa, a diferencia de la situación, estaba convencida, que me estaba enterando de todo, ya con la resaca fui consciente que no, que solo me quedé a la mitad.

 

En un principio, fue una acumulación de emociones, para empezar, las lágrimas se derramaban por mis mejillas, algo normal, según dicen por la liberación, después no podía callar lo que pasaba por mi cabeza, y para acabar mi cuerpo despertó sin control, el deseo sexual me invadía, el deseo de tener sexo (no hacer el amor) me dominaba, no se lo puse nada nada fácil a Emmanuel, que su cuerpo no estaba deseoso, por mi estado, el respeto a mi persona, era su prioridad, que calmo mi desesperada necesidad, con una masturbación manual, como seguía con los ojos como platos, me puso música relajante, primero Luis Miguel, como se ve, que le critiqué con ganas, cambió a Laura Paussini, ya con calma, me quedé dormida.

 


Por la mañana desperté por un tremendo dolor de cabeza, la tan conocida resaca, ¿Os creeréis si os digo que se me paso con sexo? Sí, sí, como ya no estaba en ese estado de embriaguez, mi deseo volvió a despertar, así continuemos, el dolor de cabeza, se me fue, así tal cual sin pastillas, sin nada solo con sexo. Bueno el día fue bien agotador, pero satisfecho, por hacer algo nuevo, como cualquier joven, así, liberé quizás no del todo, pero una buena parte de la tensión, ya hoy me siento un poco más fortalecida.

 

Escrito: 16 de diciembre del 2014

También te puede interesar.... Cerrando una etapa y algo mas

Sígueme en... Mis redes sociales

Reflexión personal: cerrando una etapa y algo más

 


No sé porque escribo, realmente no sé qué escribir… o  si… ya ni se… solo sé que no estoy bien, sí, todo mi estado de estos últimos meses, este desenlace, me está afectando y no  poco…

En mi menstruación de este último mes, tan extraño como últimos meses, pero se agrando la extrañeza, con esas burbujas en mi vientre, para nada eran dolorosas, solo burbujitas, pero de la nada volví a sangrar y no poco… a partir de ahí sin explicación, solo podía llorar, yo que siempre literalmente estoy en el ordenador, ese viernes ni lo encendí, el viernes de la semana pasada, no tenía ni una pizca de apetito, tampoco probé bocado, ni me tomé el café, que jamás me lo pierdo… solo quería estar acostada, y las ansias de llorar me superaban, ese mismo viernes, a las nueve ya estaba acostada, no me apetecía nada más, eso que al día siguiente era festivo, cuando eso pasa, me suelo acostar pasada más de la media noche.

 


Al día siguiente, el sábado de la semana pasada, me sentía mucho mejor, escribí algún relato, que ya saben que me gusta, me sentía bastante animada, pero eso no duro mucho tiempo… Desde el pasado sábado a las once ya estoy acostada, y horas antes ya tengo el ordenador apagado, no tengo fuerzas, ni inspiración ninguna…

Tengo una jornada de cuatro horas, pero ni eso aguanto, me agobia cualquier cosa, incluso tengo ganas de llorar sin razón ninguna. Antes me emocionaba ver bebes, deseaba uno, ahora, me producen llanto desconsolado, y el no querer nada de ellos…

Por primera vez creo que tengo una depresión, no de esas con las que yo sola puedo con ella, la tristeza es mi mayor compañera, solo quiero estar tranquila en casa, ya asta mis clientes en mi trabajo me agobia…Ni siquiera tengo fuerzas ni ganas de tener intimidad con mi esposo, aun menos, de volver, a intentar un embarazo… De alguna manera he logrado el desenlace en estos cuatro meses, no quiero volver a empezar, no tengo fuerzas para iniciar de nuevo, es más mi cuerpo niega el deseo sexual, anoche, se animó un poco, pero no hubo más, al rato se volvió apagar, sin ningún despertar intimo… supongo ir al especialista, que te niegue el deseo que tanto anhelas, tampoco ayuda, o más bien es aliado de ese sentimiento y deseo negativo.

Mi esposo está siendo mi mayor apoyo, aunque se que para él tampoco es nada fácil, saber, que por ahora no abra bebé, está ahí al pie de cañón, haciendo las mil y una, por sacarme una sonrisa, ayer me convenció y salimos a pasear, realmente me fue bien,  me sentí bien, pero al regresar a casa, me volvió el bajón, y no tardé en acostarme, pero antes como dije en líneas arriba, intentemos un encuentro intimo sin ningún resultado, sobretodo en mi cuerpo, que ni siquiera despertó sexualmente.

 Otro elemento que me está ayudando, aunque parezca mentira, es la telenovela mexicana "hasta que el dinero nos separe" en un principio me engancho por el nombre, la situación económica nos acabarían separando a mi esposo y a mí, pero ya, viendo los capítulos, mi esposo y yo, fuimos conscientes que los protagonistas Rafael Medina y Alejandra Álvarez del Castillo, son idénticos a Emmanuel y a mi… Contra más capítulos vemos, más identificación sentimos… De verdad tienen un parecido increíble con nosotros… Y Alejandra al principio tenía una discapacidad, eso no fue impedimento para Rafael, enamorarse de ella, y mostrarle su propia belleza. Alejandra como yo, le cuesta mostrar sus sentimientos, se muestra gritona, que poco le interesa, pero en realidad, es bien sentimental, como yo, es de lágrima fácil, realmente muestra sus sentimientos mas tiernos y amorosos, cuando anda bebida. Yo nunca bebí nada, ella tampoco, empezó a beber, al conocer a Rafael, anda bien celosa, cuando ve a Rafael rodeado de mujeres. ¡Asta sus canciones parecen que hablen de nosotros!

Esa telenovela, es más que semejanzas, es humor, son nervios por las tramas, tan bien rodadas por los personajes, sin saber bien la razón, me levanta bien el ánimo.

Escrito: 14 de diciembre del 2014

También te puede interesar...Reflexión de este 2014

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...