lunes, 5 de octubre de 2020

Diario personal: Momentos de espera y impaciencia... ¿Por qué?

 


Ya estáis informados de los últimos acontecimientos de mi vida, ya estáis enterados de sobra, de aquel momento de amor y pasión sin protección a mano... Al principio no le di importancia, pero poco a poco, fui consciente de síntomas que afloraban nada normales...

¿Cuales son? Sentimientos a flor de piel, nauseas matutinas, dolor de tripa, temperatura corporal mas alta de lo normal, cansancio, bebidas que soy fanática sustituidas por zumos y agua, poco apetito... ¿Vosotros que pensaríais? ¿Si no? Un posible embarazo... por ello compremos el predictor, convencidos y anhelados, que diera un si.

 


Para nuestra sorpresa y decepción, dio negativo, pero algo me pasaba quizás ese no, era un falso negativo, por ello había que esperar unos días más. Aquella noche me acosté temprano, el cansancio pudo conmigo, pero de madrugada desperté con un terrible dolor de cabeza, y arcadas. Me negué a tomar nada por si había bebe, pero poco a poco se me fue pasando, me acabe durmiendo nuevamente... Me desperté con arcadas, decidí ir al médico, a ver si me hacían un análisis de sangre, y salir de dudas, pero no, solo volvieron a repetir la prueba, que obviamente no hacia ni 24 horas de la otra, dio el mismo resultado, es decir negativo. Desde el primer segundo, ya no se tomaron nada en serio lo de el embarazo, pese tener 27 años, haber recalcado nuestra noche de pasión sin protección, caso omiso hicieron, estoy convencida que si fuera otra chica sin discapacidad, con todos mis datos, correrían para verificar si existe o no embarazo... ¿Que más opciones me dieron de mi estado? Ninguno, me negaban el embarazo, pero no miraron mas del porque de ese estado.

Los días siguen pasando mi estado, sigue de lo más extraño, quizás este equivocada, no este embarazada... pero entonces... ¿Qué le ocurre a mi cuerpo? Pero como saberlo... si los propios médicos, no me toman en serio... En pocos días al menos descartaré o confirmaré si hay bebe o no, de mientras iré investigando esos cambios físicos y psicológicos que se están produciendo en mi, e intentar averiguar de donde llegan y el porque.

 

Escrito: 11 de julio del 2014

También te puede interesar.... 4 años de casados... ¿con que momento me quedo?

Sígueme en.... Mis redes sociales

Diario personal.... 4 años de casados... ¿Con qué momento me quedo?

 

02 de julio del 2010

Hoy 2 de julio del 2014, hace cuatro años, que di el si quiero, a mi esposo, 4 años de está foto, 4 años, en el que habido momentos de todo, mentiría si dijera que todos han sido perfectos, como en todas las vivencias en parejas, han habido momentos de todo, momentos de felicidad, alegría, momentos de tristeza, de enfrentamientos, pero ante todo, predomina el amor, por ello, se saca las fuerzas para combatir todo lo que se nos venga encima. Sinceramente este ultimo año, ha sido un año de plenas dificultades, aun siguen saliendo, pero no les miento cuando digo, que la superación de estos, nos ha unido más y mejor.

Uno de los primeros viajes que hicimos como casados, fue al pais natal de mi esposo, México, antes de ese viaje, solo había viajado dos veces, una., junto a él, pero era la primera vez que iba a cruzar un océano para conocer a su familia, a mi familia política. Me sentía ansiosa y nerviosa a la vez, por si me aceptarían o no, ya saben por mi discapacidad, o incluso por mi nacionalidad.

 


¿Que decir de ese viaje? Fue de los mejores de mi vida... fue de esos momentos que me quedo y que para nada suelto, desde el primer segundo me sentí, querida, aceptada y amada, algo que poco encuentro en España, para nada miraron mi discapacidad, menos mi nacionalidad, me trataron como una mas de la familia. Los hermanos de mi esposo, mis cuñados, yo no los veo así, los veo como los amigos que nunca he tenido ni tendré en España. La sociedad Mexicana, me aceptaron también desde el primer segundo, sin mirar discapacidad ni nacionalidad, aceptando desde el primer segundo que mi esposo, no era ni mi cuidador, familiar o amigo, sino, mi pareja, el amor de mi vida. Lágrimas derrame al tener que volver, no, no miento ni exagero, fueron de los mejores días de mi vida, no solo conocí un pais nuevo, sino una sociedad maravillosa, en el que era una mas, solo de llegar, me trataron como tal, no solo mi familia política, sino la sociedad en general.

 



Fueron quince días, no hicimos nada en particular, paseemos por el bosque, conocí la ciudad, viví tradiciones, paseé momentos juveniles, rodeada de amigos... pero os aseguro que fue unos de los mejores de mi vida... De esos que me quedó no quiero soltar jamás.

 



Otro de los momentos, os parecerá increíble, pero fue cuando volvimos a México, el mes de diciembre 2012, fue un mes inolvidable, no solo me volví ajuntar con aquellos que adoraba, sino que viví, momentos únicos, de expedición por el bosque, pasear subida a caballo, visitar, y subir pirámides, para finalizar, una navidad en América, yo les mostré tradicciones navideñas de Cataluña, y ellos de América, haciendo de la velada, inolvidable. Si me emocioné en el 2010 al volver a España, en 2012, no podía dejar de llorar, mi esposo me tuvo que animar, ¿increíble verdad? En vez de yo a él, él me tuvo que animar, al dejar su tierra natal, y volver a la mía. En ese viaje, fui consciente, que allí es donde quería estar, iniciar una nueva etapa de mi vida, en el pais de mi marido, junto a su familia y amigos, porqué se, el corazón me dice, que allí encontraremos la felicidad que acá en España, nos está faltando.... Lástima que la economía no está de nuestro lado, pero tengo muy claro, que México es mi destino.



 

Os preguntaréis.... bueno con que momento me quedó estando en España...

 



Obviamente, cuando tuvimos nuestro primer encuentro, fueron escasos pero, unos días inolvidables, el llegar, los momentos que vivimos con nuestra hijita perruna... todas esas salidas  y todos esos momentos, mágicos e inolvidables de pareja, que no han sido pocos la verdad pero son tantas las dificultades aquí en España, que más que momentos, me quedó con las adversidades que hemos y estamos superando juntos y eso nos esta uniendo como pareja y sobretodo como marido y mujer.

 

Escrito: 02 de julio del 2014

También te puede interesar.... 

Sígueme en.... Mis redes sociales

Reflexión: ¿Una nueva etapa de mi vida con discapacidad? ¿positiva al fin?

 


¿A que me refiero? Son tantas cosas... que ni se por donde empezar... pero estoy en un punto muerto de mi vida, no viene a cuento que empiece a contar, pero he llegado al limite, mi energía y mis fuerzas han llegado a su fin... ya no puedo dar más de mi, necesito que la vida, me recompensé al fin.

 El 2013 fue un año muy duro, el 2014 no está siendo mejor, eso que ya ha pasado medio año, pero la linea sigue a la baja, sin ver ninguna subida por ningún lado. No puedo más, esa es la realidad, no es que este al borde de al limite... no, es que estoy ya al limite, por mucho que intento ser fuerte, e intento reunir fuerzas, no puedo, ya no puedo, necesito que la vida me de un respiro, mucho más que unos simples días... necesito que esta guerra que tiene conmigo termine, que me de otro desafío claro que si... pero que ponga fin a este... porque realmente yo ya no puedo... ¿A que me refiero? Son demasiadas cosas para explicar.

Será por eso, que ya no me importa nada, que ya solo necesito paz, con aquellos a los que amo... por ello, me imagino que anoche no me importó nada, solo desconectar y pasar una noche romántica con mi pareja, tener un momento de lo mas intimo, romántico, y apasionado, sin protección a mano, no me importó que acabará en mi interior, ya nada me importó, más bien lo deseo.

 


 

Sí es la realidad, mi reloj biológico no mira discapacidad, está sonando con fuerza desde hace bastante tiempo, no solo a mi, a mi pareja, esposo también, pero la baja economía nos hacía frenar, a esa necesidad natural como lo que es la maternidad y paternidad. No hace tanto, nos paso algo igual, pero la desesperación pudo más, me fui a tomar la pastilla del día después... eso nos causó a mi pareja y a mi, un gran bajón, y llantos desconsolados ni ton ni son... ¿por qué? Porque nuestro interior lo está gritando, queremos entrar en esa étapa de nuestra vida, queremos formar parte de la maternidad y paternidad, queremos tener un bebe.

Ya han pasado 17 horas, no me he tomado la pastilla del día después, ni me la pienso tomar... Es muy posible que no pase nada, pero y si pasa... ¿qué? Tengo 27 años, mi pareja es unos años mayor que yo, llevamos 5 años juntos, 4 de casados ¿donde está el drama? ¿Por la economía? Nuestra economía no va a mejorar en tiempo cercano, ¿para que tanto caso a la razón? Si contra más intentas hacer las cosas para bien, todo sale al revés, creo que ya es hora de escuchar al corazón, seguir sus pasos, ignorando la razón.

 



Si quiero ser mamá y si, se que no es el mejor momento... ¿pero que momento lo es? Por otro lado yo ya no soy una niña, el tiempo se me pasa, creo que ahora estoy en el momento justo, para afrontar esta nueva etapa de mi vida... y para qué mirar tanto por la vida, si la vida, me tiene tan abandonada, y no nos deja de pisotear a mi, y a todos los que mas quiero, que lo único que deseo es vivir feliz con mi esposo y mi hijita perruna, y la vida se emperra en separarnos, por ello la desafió, bien desafiada.

Probablemente, de aquí un mes, me bajará la menstruación como si nada hubiese pasado, pero por si un casual, se estuviera formando un bebe dentro de mi ser, será bienvenido por su padre y por mi, en el que será amado, y cuidado con todo nuestro corazón y ser.

Antes de terminar, una curiosidad, hace unos años, soñé, con lo que me tocaría vivir, en los siguientes años, cinco años mas tarde, llegaría la maternidad ¿Sabéis qué? De alguna manera acertó, tenía 22 años por aquel entonces, tengo 27, al menos el deseo maternal está en mi, ya que llegue el bebe, no es cosa mía, pero si hay oportunidad, bienvenido será.

Escrito: 30 de junio del 2014

También te puede interesar.... Reflexión personal: Quien fui, quien soy, y quien sere

Sígueme en... Mis redes sociales


Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...