sábado, 3 de octubre de 2020

La realidad sobre los médicos

 



Ya muchos sois conscientes de los últimos acontecimientos de mi vida, de una pequeña operación que me tenían que hacer con anestesia local, se convirtió en dos operaciones con anestesia total bastantes graves, de una noche de hospital a 6 noches y de sufrimiento continuo...

Todo esto lo hubiese aceptado, si hubiese estado preparada... pero me informaron de algo muy distinto <<te haremos un pequeño corte en un costado de la barriga, te taparemos la válvula, y pasaras la noche ingresada por si hubiera cualquier problema intervenir, volver abrir destapar la válvula, en caso que no la necesites, pues dos meses mas tarde te operaremos para sacártela y así no te molestará mas>> con esa idea, acepte... dije sí a la operación, mi mayor preocupación era la anestesia local (siempre me habían dormido entera, y hacia 17 años que no pasaba por quirófano)




 

Bien, llegue el mismo día que me iban hacer esa pequeña intervención... me acompañó mi pareja, mi madre vendría más tarde, ya que la operación no era nada del otro mundo... más bien el verdadero miedo era después al estar desprotegida de aquello que había estado conmigo toda la vida...

 Me prepararon, me bajaron a la sala de espera junto a los demás que esperaban su turno para entrar en quirófano, de tanto, me iniciaron para cuando llegara mi turno...

 Horas de espera pasé... sin aviso llegó mi médico el mismo que me hizo el acuerdo, el mismo en el que más de una ocasión me repitió <<quien va a ser el guapo que le quite la válvula yo no>> pos ese mismo hombre llegó con 5 médicos más, indicando donde cortar, no era un pequeño corte a un lado de la tripa, sino 4 cortes, por toda la tripa... mi medico me dijo <<si vamos a sacar la válvula, estoy seguro que no la necesitas desde hace mucho tiempo>> <<¿qué? ¿como?>> no me dio tiempo a reaccionar que me bajaron a quirófano, en poco más ya estaba dormida.



 Desperté en un principio bien, medio drogui por la anestesia y bien la verdad, por la tarde llegó mi madre y mi hermana, mi esposo, se fue a casa a descansar, esa noche se quedaría mi madre.

 La noche, ahí empezó mi tormento... dolor de cabeza continuo, vómitos al igual... por más medicamento que me dan, parecía que me causa mas dolor, en vez de calmarlo... ¿que estaba pasando? ¿era la anestesia? ¿tanto? Al amanecer la cosa empeoró los vómitos eran cada 10 minutos, ni tiempo tenía de recuperarme que ya volvía... me hicieron un TAC, 15 minutos después, menos de 24 horas de la primera intervención, ya volvía a estar en quirófano.... la hidrocefalia había llegado, mi médico se había equivocado... si necesitaba la válvula, con lo fácil, que hubiese sido destaponar la que me querían tapar en un principio... el acuerdo que acepte, y no volverme a operar de urgencia, nuevamente anestesia total... nuevamente horas de angustia y espera...

 


Desperté, iniciaron las típicas preguntas de rigor <<como te llamas>> <<que día estamos>> <<donde estás>> <<cuantos años tienes>> yo contesté medio confundida, pero correctamente... ahí también me informaron que mi pelo había tenido que ser rapado... no entendía porque pero empecé a temblar, pero no de frio, me entro un miedo terrible a caer de la camilla, sentía como mi cabeza, se agrandaba y se encogía sin aviso... Después supe que era por la presión de la nueva válvula, pero el dolor de cabeza y las nauseas habían desaparecido, me encontraba bien, muy bien comparado con la noche anterior... Fui ahí cuando por primera vez en mi vida di importancia, a ese titanio que hay dentro de mi, fue ahí cuando consciente fui, que sin ella no puedo vivir...

 

Ya por lo demás ya muchos lo conocéis, hoy por hoy, voy mejorando día tras día, pero nada quita lo que quiero transmitir en este articulo... que me aseguraron una cosa anti dolora, con solo una noche, para cualquier problema de fácil solución, me dieron una cosa muy distinta... dos operaciones graves, 6 días en el hospital, donde 4 de ellos, sufriendo... de una pequeña cicatriz que me aseguraron a varias cicatrices en mi cabeza, una en mi cuello, 3 cicatrices en mi barriga... el pelo es lo de menos, pero soy mujer, mi pelo era largo... despertar verme sin una gota de él, calva, impacta, y menos si no te preparan... me visto obligada a coger la baja de mi trabajo cuando en un principio ni me preocupaba porque eran dos días, como estaba de vacaciones 15 dias, ya me daba tiempo a recuperarme de esa pequeña operación... Yo dije si a la operación pensando totalmente en otra cosa... llego a saber todo lo que fue, digo que no, evitando acostarme de ese lado donde me producía la puntada, el motivo en el que afirme la operación, pero el motivo de este articulo, es abrir los ojos a la realidad, Con esto quiero decir, que los medicos que los supuestos expertos, dejan mucho que desear, parece que nos utilizan como conejillos de indias, olvidando que somos los que sufrimos...

 


Escrito: 17 de octubre del 2013

También te puede interesar....Diario personal: 2 operaciones y una válvula nueva

Sígueme en... Mis redes sociales...

Diario personal: 2 operaciones y una válvula nueva

01 de octubre del 2013: Despues de la primera operación



Bueno ya vuelvo a estar por aquí... ¿que decir? no han sido días fáciles, el 1 de octubre tenía previsto una operación ultra sencilla, pero antes dejarme explicar el porque... yo al tener la meningitis, también tuve hidrocefalia  con no mas de dos meses de vida, por ello me pusieron una válvula  en que nunca me la han cambiado en los 26 años que tengo... ya desde hace dos años, noto como al tumbarme de un lado, me clava una puntada que parece que tenga un bebe diabólico dentro de mi... Mi medico me aconsejó operar, al ser el tubo tan viejo no podía sacar toda la válvula, con lo que la sacaría lo que pudiese, pero antes me harían una pequeña operación con anestesia local, donde taparían el tubo, y antes de nada comprobar si la necesitaba o no, al no ser así, ya después me operarían para sacar todo lo que pudieran.

el 23 de septiembre me llamaron para esa pequeña operación, en el que por si cualquier problema, pasaría ahí la noche, e intervenir de inmediato, sería el 1 de octubre. Yo estaba asustada, si me habían operado veces, pero siempre con anestesia total, eso de ir enterándome me daba bastante miedo... aunque también me pondrían relajante, cosa que personalmente me alegraba.

02 de octubre del 2013: Despues de la segunda operación


Llego el día, la hora de la verdad mis nervios aumentaron... me hicieron poner la bata, un gorro, unos calcetines, unas zapatillas de plástico  me llevaron a preparar, donde me pincharon para el suero, y todo lo correspondiente... minutos, horas, el tiempo pasaba yo ahí seguía en la espera de mi turno. De repente apareció mi medico, con 5 mas, diciendo donde cortar... "¡ya iba a sacar la válvula" sus palabras "estoy seguro que esa válvula ya no funciona desde hace mucho tiempo, las pruebas así lo indican... vamos a sacarla ya" en menos que me diera cuenta, ya estaba dormida ante la anestesia total.

Desperté bien, medio mareada, con el estomago revuelto, pero lógico toqueteando barrigas, la anestesia tenía que salir, por eso no le di importancia, a las primeras vomitonas, eso si, vaya mal estar.... esa noche fue muy difícil  devolvía cada 2 X3 los medicamentos no servían de nada, mas bien parecía que aumentaba las nauseas  y el dolor, ya al amanecer, devolvía  no me daba tiempo a reponerme que ya volvía a devolver... asta que logré identificar, que cuando eso pasaba, me llegaba un fuerte dolor de cabeza. Me mandaron hacer un TAC, 15 minutos después entraba a quirófano con urgencia, volvía la hidrocefalia, necesitaba la válvula.



Recuerdo que al despertar, empezaron con las preguntas de rigor... "¿sabes donde estas?" "¿cuantos años tienes?" "¿que día estamos?" Todas aprobadas jeje y el que me opero me dijo "te hemos tenido que cortar un poco el pelo" yo pensé "bueno ya me hacía falta" lo que no me imagine, que estaba totalmente rapada.. claro que es de imaginar cuando te ponen una válvula jeje

Los siguientes días fueron un poco más fáciles que esa primera noche, yo notaba como mi cabeza se agrandaba y disminuía  yo pensaba que era el agua, como salía de mi cerebro, realmente era la presión de la nueva válvula  que era superior a la anterior... Mi nuevo temor era que mi cuerpo no aceptara mi nueva válvula  como cuando era bebe, asta 4 veces me tuvieron que operar. Cada mañana recién operada me levantaba con dolor de cabeza, temía por esa nueva situación. Los doctores me aseguraron que todo iba bien, que ya las nuevas pruebas lo indicaban, ya todo estaba como debía estar, pero claro como decían ellos "has tenido una amiga durante 26 años, ahora tienes una nueva amiga, tu te tienes que hacer a ella, y ella a ti, eso lleva tiempo"


La nueva válvula: Mi herradura de la suerte

Sinceramente mi estado mejoro, cuando me obligaron a salir de la cama y sentarme en el asiento... Se lo agradezco enormemente porque por mi no lo hubiese echo... así poco a poco empecé a comer mas, a dar paseos a pie... asta que una semana más tarde, al fin me dieron el alta... ahora un poco de reposo, el proximo 13 de noviembre visita con el médico y a ver... Me enfrenté a la muerte por segunda vez, gané... yo que estaba aterrorizada por la nestesia local... y vaya infierno que pase... la anestesia local, es un juego de niños...

¿Cual es mi próximo temor? cuando me saquen todos los puntos y grapas que hay por todo mi cuerpo... entre las dos operaciones... 3 cicatrices en la barriga, otras tres en la cabeza, mas una en el cuello, como digo parezco un puzzle de 1000 piezas jajaja, pero como digo con todo lo que he pasado esto no es nada... pero ya os contaré ;)

Escrito: 09 de octubre del 2013

También te puede interesar... Diario personal: Viaje a México: la despedida

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...