viernes, 2 de octubre de 2020

Diario: Viaje a México; la despedida

 


26 de diciembre, faltaba un día para partir, para subir a ese avión y volver a España. ¡No quería! realmente no me importaba que surgiera algo que evitara que ese avión despegara. Emmanuel tuvo que irse desde por la mañana a la ciudad acabar de recoger unas cosas, en compañía de su hermano mas pequeño, Estephano. Yo me quedé en la casa, junto a los demás. Por un lado, irían más deprisa sin mí, por otro, ya les tocaba a los dos hermanos, el mayor y el más pequeño estar ellos solos, en compañía, hablar de sus cosas.


Por mi parte, estuve bien en la casa de Hidalgo. Cuando ellos se fueron, yo estaba en el salón leyendo el libro que me había traido el tió "el psicoanalista" Jaime (su padre) había puesto un poco de música. La verdad era un día dificil para mi, se me acumulaban varias cosas... el 26 de diciembre de hace 4 años, murio mi abuela, de un tumor cerebral, y los recuerdos de terrible día me abrasaban con fuerza.... se acercaba la despedida... para nada quería, ¿por qué querría alejarme de una familia que me integraba, ayudaba y quería? ¿porque querría alejarme de una tierra, donde me integraban como joven de 25 años que tengo? ¿por qué querría alejarme de los únicos amigos que tengo? ¿yo quería volver a España? la verdad no, pero tengo un trabajo, cosas necesarias que debía recoger, un piso que dejar... no podía dejarlo todo a lo loco, aunque ganas no me faltaban... Por esos motivos la tristeza me invadía, incluso lágrimas en silencio se apoderaban de mi... Cerre el libro, decidí, que en ese día era mejor no estar sola, necesitaba la compañía de seres queridos como ellos. Pegue un grito, Daniel no tardo en aparecer, en el que me acompañó a la cocina, junto con los demás. Estuve haciendo un puzzle, con Altair y su madre, observando como hacían la comida, saliendo a la calle, a que me diera el sol. En la comida, estuve entretenida hablando sobre las tradiciones festivas que hay en España, ellos me explicaban las que existen en México...



Al acabar de comer, tuve que ir al baño que Daniel me ayudó sin problemas. Subimos a la habitación donde juguemos él y yo a la xbox, más tarde se incorporó Altair. A las siete más o menos decidimos dejar de lado la consola, e incorporarnos con los demás. Estaban alrededor de la chimenea encendida, haciendo y comiendo salchichas. Seguimos en la lectura del libro ya empezado, layemos un capítulo cada uno. Al acabar no sabía si era por el humo de la chimenea, o que no estoy acostumbrada a leer en alto, pero me dolía la garganta. El telefono de Deneb sonó era Emmanuel, que aun tardarían algunas horas en llegar. Cenemos sentados alrededor del fuego. La verdad no me importaba que Emmanuel tardara en llegar, estaba bien a gusto, con su familia, claro que también le extrañaba, bien pocas veces nos habíamos separado tantas horas... pero no por el echo de estar mal, incomoda con su familia.


Subimos arriba, a ver la película del "sexto sentido" de tanto los dos hermanos llegaban.... Antes de acostarnos esa noche, Emmanuel, Daniel, Estephano y Altair, se pusieron a jugar a la xbox, en esa última noche... Yo me quede dormida enseguida.



A la mañana no nos levantemos muy tarde, teniamos cosas que hacer, y poco tiempo, por suerte, el vuelo salía de noche. Emmanuel me llevó a una habitación que nunca había entrado, allí estaban todos en la cama tumbados hablando... Me fije, en la cara de Estephano, esos ojos que indicaban la tristeza ante nuestra partida. Un vuelco me dió al corazón al ser consciente, que aquello se acababa, no, no quería emocionarme antes de hora. Fue una mañana ajetreada, para variar se nos hizo tarde. Baje a comer a la velocidad porque el tiempo no sobraba...


Lleguemos a la estación de autobuses para ir al aeropuerto... El trayecto en compañía había llegado a su fin, llegó el momento del adiós... Hace dos años me emocione, cuando Emmanuel se emocionó, está vez no, esta vez, Emmanuel estaba bien, animando a todo el mundo, yo problemas tenía por reprimir las lágrimas... Ver la carita de todos, acabo de romperme, lágrimas tras lágrimas, sin poder calmarme... poco a poco nos íbamos alejando, asta desaparecer del todo...



Que decir... hoy mas de 15 dias después, aun les extraño, y la tristeza me invade como esa despedida... miro a mi alrededor solo veo soledad sin salida, aun ese deseo fuerte me invade, quiero estar con ellos, quiero estar con mi familia... quiero volver a México.


Escrito: 15 de enero del 2013

También te puede interesar.... Diario personal: 24 de diciembre en México

Sígueme en.... Mis redes sociales

Diario personal: 24 de diciembre en México

 

Foto familiar con el tronquito mágico

24 de diciembre, ya había anochecido, aun Emmanuel y yo teniamos que dejar todo listo para el tió. Altair estaba nervioso y ansioso, por dar golpes al tió, los hermanos de Emmanuel, le acompañaron a jugar a la xbox 360 de mientras acababamos. La cena de nochebuena ya estaba en el fuego haciendose, de tanto Emmanuel y yo acabemos lo empezado.

El momento había llegado. Peguemos un grito a los que se encontraban jugando a los videojuegos. No tardaron en bajar, como cabecilla Altair, que bajaba los escalones de dos en dos, cada uno sostuvo en sus manos un palo, entonces empezó el caga tió....

Volvimos a la cocina, un rato más. Altair después de la primera emoción del caga tió, iba y venía a la espera de Santa Claus, en teoria debía llegar durante la noche de mientras dormía, pero allá era costumbre que apareciera antes de medianoche. En una de sus carreras, pronunció entre gritos "¡ya llegó" ¡¡¡Santa Claus ya llegó!!!>> la mesa ya estaba preparada para que cenaramos, pero el más peque ya no aguantaba más, le urgía abrir sus regalos... Santa Claus no solo vino por él, había varios regalos para tod@s ¡¡¡Incluso para mí!!! Desenvolví el paquete con ilusión, era un gorro con forma de Husky, muy bonito y calentito, también una camiseta de manga corta, muy bonita también. Todos tuvimos nuestro regalo, como Emmanuel un jersey, a Daniel un cuadro, pero no uno x, no, era su propio retrato, que le pinto su hermano Estephano... Incluso había un regalo para mi padre, una botella de tequila, con dos caballitos, de parte de mi suegro, el padre de Emmanuel.

Con el gorro de husky que me trajo Santa Claus



Despues de aquel tan buen rato, abriendo regalos en familia, nos sentemos a la mesa a cenar, primero un plato de sopa, segundo ese pavo relleno, con arroz de postre pastel de chocolate, o ensalada de fruta. Antes de provar bocado, Jaime, el padre de Emmanuel, leyó un parrafo de la biblia, en el que escuchemos en silencio. Entonces sí, a comer, acompañados de música variada.

Eran las dos, cuando unos cuantos nos marchemos a la cama. Emmanuel, me ayudó acostarme, y bajo, un rato más con su padre, faltaba tan poco para volver, para la despedida difinitiva, o almenos en largos años, él necesitaba estar con su padre. Yo intenté dormir, pero sin saber porque poco pude, así que me quedé mirando el techo, en vuelta en mis pensamientos, con tristeza pensando que aquello se acababa y no quería, para nada quería volver a mi tierra natal... poco a poco me fui durmiendo entre lágrimas. Desperté que era de día, Emmanuel no se había acostado, yo tenía necesidad de ir al baño... pegue algunos gritos no muy fuertes, para no despertar al resto de la familia, pero Emmanuel no me escuchó. Eran las 7.30 cuando la puerta se abrió. Como era normal en un 24 de diciembre él no estaba para acompañarme a ningún lado, así que fue a buscar a su hermano, que había sido enfermero, él me acompaño al baño, me llevó al salón, de tanto Emmanuel descansaba.

Celebrando la cena de nochebuena

Era 25 de diciembre, un día de total relax. Después de desayunar, salí, con Daniel y Estephano, al patio hacía un día soleado muy bueno. A ellos, les gusta leer en publico, seguimos un libro ya empezado, de tanto, los demás se levantaban. Empecemos que eramos Daniel, Estephano y yo, la puerta de la casa se abrió, llegó Deneb, tiempo después Altair, de ese modo seguimos leyendo. A las 13.00, bajó Jaime el padre de ellos. Emmanuel seguía durmiendo, pero a mi no me importaba la verdad, me sentía tan agusto con su familia. La puerta de la casa se volvió abrir a las 3 de la tarde, efectivamente, solo faltaba uno ese era Emmanuel.

Esa tarde fue una tarde tranquila, en familia, acabando de pasar ese 25 de diciembre, esa navidad, con la familia de mi esposo con la familia Muñiz Alejandro.

 

Escrito: 13 de enero del 2013

También te puede interesar....Diario personal: 23 de diciembre en México

Sígueme en.... Mis redes sociales

Diario personal: 23 de diciembre en México

 




 Los días pasaban rápido, demasiado para mi parecer, sin ser consciente, ya era había pasado 20 de diciembre, faltaban tan pocos días para volver a España, realmente no quería, quería quedarme allí, con esa gente que me apoyaba, quería y aceptaba... Pero no quería pensar mucho en ello, aun quedaba lo mejor, el motivo real de ese viaje, ver la navidad en casa de los Muñiz Alejandro. Como ya sabéis el El caga tió había aparecido en sus vidas, y para ello era necesario realizar unas compras. Entre A y B asta el 23 de diciembre, no se pudo hacer posible. Emmanuel y yo nos encontrábamos en el DF para iniciar esa tarea. Todo estaba adornado y realmente precioso...

Mi intención era hacer tió tanto para Altair, como los adultos de la casa... Para los adultos ya sabía donde ir para comprar lo necesario, el problema, por raro que parezca, era el más pequeño, Altair, algo que le hiciera ilusión, pero que no fuera muy caro. Emmanuel me mostro varios lugares, donde comprar, pero ninguno me convencía, aparte que alguno era muy caro. En uno de los almacenes donde fuimos había un Santa Claus, esperando a los mas pequeños para subirlos a sus rodillas. Emmanuel, no tardo en ir a por él, para que se hiciera una foto conmigo ¡¡¡Que verguenza!!! Al final, aparte de esa foto, nos hicieron otra donde Emmanuel y las duendecillas también salian en la foto... Yo en esta segunda foto le robe el asiento a santa y este agachado a mi lado, Emmanuel de mi otro lado y las duendecillas detrás de nosotros.



Tras salir del local, ambos fuimos de una cafetería, porque se nos cerraban los ojos, el cansancio se apoderaba de nosotros, necesitábamos un cafe bien cargado que nos espabilara, porque aun nos quedaba trabajo para rato... Al salir de la cafeteria, nos dirigimos a otra tienda, donde... ¡¡¡Bingo!!!! Encontremos todo lo buscado para Altair, juguetitos, que estaban bien de precio, y le podían gustar... Había un monton de cosas interesantes, en ese lugar, entre otras cosas... dulces y chocolates, que sería la ultima tirada del tió. Llegue a sección de libros... ¡¡¡Habían algunos tan interesantes!!! Pensando... El tió también tendría que traerme algo a mi, ya sabía... ¡un libro! Me decidí por uno; "El psicoanalista" tanto el titulo como la contraporta, se veían bien interesantes, no dudé en comprarlo.

Ya había oscurecido, los adornos de la calle ya estaban encendidas... la verdad... ¡es que se veían aun mas preciosas! No dudemos en echarnos fotos. Pasaban las 10 de la noche, cuando subiamos a un taxi, para dirigirnos a Walmart, a las compras que faltaban. Eso es una gran ventaja que personalmente no he visto en España, algunos comercios cierran de madrugada, otros ¡¡¡estan abiertos las 24 horas!!! ya me veis a las 12 de la noche, yo en la cola (que no era pequeña por cierto) el hombre que estaba delante nuestro, estaba esperando sentado en una silla de mientras la fila avanzaba. A mi la verdad, el cansancio me había superado. Realmente se me cerraban los ojos, claro que estos se me abrieron de golpe, cuando al pagar, la targeta de crédito no pasaba... ufff ¿Qué hacer? afortunadamente teníamos en efectivo, pero necesitabamos para el taxi de regreso. Acabamos en la calle llamando por telefeno al banco correspondiente, en España. Al ser yo la titular, era yo quien me tenia que encargar, pero comenzaron con preguntas, que no sabía la respuesta como el numero de mi movil, de memoria no me lo se, la calle de banco donde se creo la targeta, la verdad es que de nombres poco me acuerdo, me se por lo que hay alrededor... No dejaban de pasarme de un lado hacía otro, volviendo a empazar con el questionario, volviendo a repetir las mismas preguntas. La verdad estaba nerviosa, y ni el frío de madrugada sentía. Al menos media hora bien buena, me tuvieron al telefono. Afortunadamente todo se arreglo, aunque esa noche nos acostemos a las 4 de la mañana, pero ya teniamos todo preparado, para el día siguiente 24 de diciembre... la vispera de navidad.

Escrito: 10 de enero del 2013

También te puede interesar....Diario personal: en Busca del caga tió

Sígueme en.... Mis redes sociales

Diario personal. En busca del caga tió

 

Finales de diciembre 2012: En busca del Caga tió

Sí, ya se que esta entrada era para informaros, de como fue el 24 de diciembre en México, pero para ello, os tengo que explicar como fue, lo de la busqueda del tió, ya que es solamente una tradicción de Cataluña (una comunidad de España) algo que ni el resto de España conocen. En la familia de Emmanuel, solo había un niño, su sobrino de 10 años, como imaginaréis era el más ilusionado de todos. Ya de buena mañana ya estaba preparado para ir en busca del Tió, algo imposible porque ni este estaba aun preparado. Ya podéis imaginar, la mamá de Altair, y él tío de Altair, preparando el tronco, con nuestras indicaciones. De entre tanto, había que distraer a Altair, que como era de esperar estaba ansioso por encontrar ese tronquito mágico.

El caga tió



Después de comer, nos pusimos en marcha, Altair se vistió de franco tirador Guili, para esa busqueda. Tengo que decir que mi silla de ruedas, estaba toda para el arrastre, así que no estaba a nuestro favor por esos terrenos verdes. Empecemos la marcha. Emmanuel tuvo la ayuda de su padre y hermanos, para manejar mi silla de ruedas por esas pendientes, entre todos se ayudaban, que uno no podía, el otro iba a por él. Realmente es un suelo difícil, pero entre todos hicieron posible esa aventura.

No fue cosa de cinco minutos, no, buscar ese tronco mágico nos llevó toda la tarde, entre las dificultades del terreno, y que no se acordaban donde lo habían escondido... Yo me sentía como Clara, la niña de la serie "Heidi, la niña de los Alpes" cuando entre Heidi y Pedro la subían a las montañas jejej Cuando Altair lo encontró ya había anochecido. Realmente fue una búsqueda bien cansada, pero al mismo tiempo divertida, y ver la alegría de Altair al encontrar el tronquito, realmente no tenía precio... algo que con mis familiares, hubiese sido imposible de realizar, ya que ellos evitan dificultades, en vez de intentar sobrepasarlas. Es una de las cosas que mas me gustan de las personas de México, que no existe tanta discriminación te tratan por lo que eres sin mirar discapacidad o nacionalidad, y mi familia politica, es de esa misma condición que la mayoría de los mexicanos. Algo que muchos de España deberían aprender de ellos.

 

Escrito: 10 de enero del 2013

También te puede interesar....Diario personal: Un diciembre diferente

Sígueme en.... Mis redes sociales

Diario personal: Un diciembre diferente

 

Principios de Diciembre 2012

Como ya todos sabéis estoy casada con un chico de México ambos vivimos en España. Vivimos juntos desde hace 3 años, tres navidades que Emmanuel paso lejos de su gente de su familia, por eso mismo estas navidades 2012, las pasemos en México, con su familia, con mi familia mexicana.

Despeguemos el 30 de noviembre era un viaje muy largo para solo 4 días, por ello debiamos aprovechar las vacaciones, que tuve la suerte, que me concedieran por estas fechas. Como ya sabéis, este no era mi primer viaje a México ya que en noviembre 2010, allá me encontraba por primera vez, un viaje lleno de emociones, nueva tierra, conocer nuevas personas, nuevas costumbres... A pesar de mis temores me demostraron, que yo era una más de ellos, sin importar nacionalidad o discapacidad. En este año, todos esos miedos iniciales, ya no existian, solo nació la emoción e impaciencia de volverlos a ver, de pasar tiempo con ellos. Recuerdo que por mas que lo deseara, el día no llegaba, y pensar que todo a pasado... Eran 30 días, pero a mi me ha parecido 15, por la rapidez que han transcurrido los días. He tenido oportunidad, de conocer nuevos lugares, tener nuevas experiencias ¡¡¡Como subir a cavallo o ver las piramides de Teotihuacan!!! ¡¡¡incluso subir algun piso de esta!!! También, les he enseñado costumbres de mi tierra, como la tortilla de patata, el pan con tomate, o tradicciones navideñas como El caga tió Cada día era una aventura nueva, y pocos días de relax para descansar. Lo que también encuentro en México que es imposible en España "es ser tratada con normalidad" ni inferior ni superior por mi discapacidad, es un gusto ir por la calle con mi pareja, y me digan "os hago una foto a ti y a tu pareja" no a ¡¡¡tu amiguito!!!

23 de diciembre del 2012

La parte que más me gusta de estar en México es poder estar con la familia de Emmanuel, que también son mi familia, y me tratan como tal, me escuchan, me ayudan en todo lo que pueden, me aconsejan, me hacen reír, y me animan cuando estoy triste, realmente son unas personas maravillosas, en el caso de los hermanos de Emmanuel, mas que mis cuñados, para mi son mis amigos, realmente los únicos que tengo, no os miento cuando os digo, que me siento mas aceptada y querida en esa familia que en la mía propia, por eso mismo me costo tanto la hora de  la despedida se que volvía a mi tierra, a mi hogar, pero allí yo no tengo nada que me haga feliz, bueno si, mi pareja, pero está tampoco es feliz en España, la verdad le entiendo bien, ambos estamos discriminados por distintos puntos, en esos días, sentí el calor de la aceptación, el amor de la amistad, y sentirme aceptada como tal. Realmente porque tengo demasiados pendientes que resolver en España, sino me hubiese quedado en México.

Como ya he dicho fue un viaje lleno de experiencias nuevas y lugares nuevos a los que ver;ç

  • Centros comerciales, cafeterias, starbuks
  • Un paseo en las barcas de Xochimilco
  • Zoologico (Que muchos animales estaban durmiendo sin dejarse ver)
  • Bosque del Ajusco ¡¡¡Donde di un paseo en caballo!!!
  • Fuimos a ver el concierto de instrumentos, que mi cuñado, participaba con el piano.
  • De paseo por el bosque en busca del tió, el tronco mágico (tradicción catalana en México)
  • Barbacoa (parrillada)
  • Conocer las piramides de Teotiguacan
  • Pasear y conocer la ciudad de México Df

Estos solo fueron unos dias, otros salimos a otros lugar nuevos a conocer, otros, nos dediquemos a estar tranquilos y descansar que de eso se tratan las vacaciones ¿o no? pero el día clave, por lo que se hizo este viaje, sí, fue el 24 de diciembre noche, las costumbres, el como se celebra la navidad en México. Ellos me enseñarían y yo les mostraría la tradición catalana, del tronco mágico ¿Queréis saber como reaccionaron? ¡no os perdáis el siguiente articulo!

Escrito: 10 de enero del 2013

También te puede interesar: Diario personal: Viaje a Madid

Sígueme en....  Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...