martes, 29 de septiembre de 2020

Catastrofés y solidaridad en México

 


“El terremoto de México de 1985 fue un terremoto ocurrido a las 07:17:47 hora local (UTC-6),4 del jueves 19 de septiembre de 1985, que alcanzó una magnitud de 8.1 (MW).1 El epicentro se localizó en el océano Pacífico mexicano, cercano a la desembocadura del río Balsas, en la costa del estado de Michoacán, y el hipocentro a 15 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre.3

El sismo afectó en la zona centro, sur y occidente de México, en particular a la Ciudad de México, en donde se percibió a las 07:19 hora local. Ha sido el más significativo y mortífero de la historia escrita de dicho país y su capital,5 y superó en intensidad y daños al registrado en 1957, que hasta entonces había sido el más notable en la ciudad.1 La réplica acontecida un día después, la noche del 20 de septiembre de 1985, también tuvo gran repercusión para la capital al colapsar estructuras reblandecidas un día antes.” Fuente Wikipedia



Ayer 19 de septiembre de 2017 se hacía 32 años de ese terrible terremoto, se hizo un simulacro, para recordar cómo actuar en un caso así, lo que nadie iba a imaginar, que en ese mismo día sufrirían muy semejante catástrofe.

Un sismo de grado 7,1. Ha sacudido la ciudad de México, derrumbando edificios, incluido un colegio con 32 niños muertos de las 217 víctimas mortales y 38 personas desaparecidas.

Esto es solo el comienzo, el ejército y protección civil, no hay descanso para ellos, que no dejan de buscar entre los escombros a los sobrevivientes. Todos los demás, ciudadanos normales, como tú y como yo, no se han encerrado en sus casas asustados, no, todos han salido a la calle, para ayudar en todo lo posible en esta catástrofe natural.



Las personas de México son valientes por naturaleza, todos dieron su brazo a torcer, para ayudar en esta catástrofe natural, a quien más desamparados estaban, a estas horas todavía siguen, ya que aún está por ver, lo que sucederá.

Yo no soy mexicana de nacimiento, pero mi esposo si, y he estado conviviendo en él por tres veces, la última, durante más de 6 meses, muchas zonas destrozadas por el sismo, yo estado ahí, todas las personas que conozco que han podido ser afectadas, incluida mi familia.

Los desastres naturales están en contra de este país últimamente, pero las personas que viven, no le temen a nada, y lucharan e ayudarán en todo lo que puedan, ya por ello, son dignos de admiración.



Doy gracias al cielo porque todas las personas que conozco están a salvo, guardo un momento de silencio por las más de 200 vidas inocentes (incluidas niños) que sin ni siquiera pensarlo se encontraron la muerte de frente

Recordaban el aniversario del grandísimo sismo de hace 32 años atrás, lo que nadie podía imaginar, que la pesadilla volvería a iniciar.

Escrito: 20 de septiembre del 2017

También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

lunes, 28 de septiembre de 2020

Carta a mi pequeña gran guerrera, en su primer año de vida…

 


Feliz, feliz en tu día… Así es, ya un año, tu primer año de vida, dios quiera muchísimas décadas más… Un año de vida de esa tarde de domingo, donde se salió el tapón mocoso, anunciando tu llegada, dos días antes de la cesaría programada, tú ya decidiste adelantarte al mundo.

Que decir en tu último mes, antes, de tu primer aniversario…. Realmente tengo muchísimas novedades, empezaremos, que en tus 11 meses, iniciaste yendo al parque, a explorar entre gateos, por esa explanada, gateos, todo a la boca, todo a la boca, piedra, que ves, piedra que va a la boca, por muy pequeña que sea, tus deditos lo cogen sin dificultad, para la boca se va, cualquier pared que ves, ya te pones en pie, subiéndote a los muros, sin importar que alto sean. Los columpios normales, te aburren, tú quieres ir al tobogán, pero no subes por las escaleras, y bajas por la rampa, no, tú haces spider man, y escalas la rampa, como te decimos nosotros, spider girl, a lo largo de estas últimas semanas, al ver otros niños en el parque, aprendiste, a subir los escalones del tobogán, llegando a la rampa, te das media vuelta, y bajas de espalda. Te encanta encontrarte niños en el parque, niños en masculino, si, si, te activas al verlos, les marcas sonrisas, les saludas, incluso les mandas besitos, bueno… niños o adultos, tú te enamoras de todo aquel que sea varón.




No paras quieta ni un segundo, gateas muchísimo para ya estas cada vez más ratos en pie, al día de hoy, a una semana de tu cumpleaños, ya estas más de pie que a gatas, caminas aguantándote a todos lados, ya tienes el equilibrio, para aguantarte sola, te pones de pie, y te agachas sin problemas, solo que aún no te lanzas a caminar. Eres una niña muy simpática, eres una niña que sabe bien lo que quieres pero también tienes muchísimo genio cuando no lo consigues, y muchísima fuerza también, que cualquier día, yo y tu acabaremos en el suelo, en uno de tus enfados, sí, nos vas a tirar, ya que con la rabieta, con el pie, te impulsas en la superficie que haya, ya sea el sofá, o la cama… realmente me haces caer. . Desde el suelo ya te pones de pie sola, te aguantas sin problema, solo que mantienes tus brazos y piernas muy abiert@s, personalmente me recuerdas a “Son Goku de niño en su nube kiton”

Eres una niña muy curiosa e inteligente, ya saludas con la mano, dices adiós, das besitos, entiendes la frase “dale un besito” conoces el concepto del “ten y dame” y cuando me ves en mi silla de motor, vienes a gatas, te aguantas al reposapiés, te pones de pie, y te subes a mi falda, iniciando por el reposapiés, al igual que el sofá, que ya no tienes mucha dificultad en subirte sola. Hablando de sillas de motor te expondré, una trastada, como digo, ya te pones en pie, aguantándote a ella, pues un día, esta se estaba cargando, ya que son como las piernas de tu madre, en los largos trayectos, no sé cómo lo hicistes, pero la desenchufaste, y no cargo nada, por suerte, aguanto, todo el trute de al día siguiente, bueno la mañana, pero, justo, justo. También se complica, llevarte en el cangurito, cuando vamos en la silla de motor, con el pie, te dedicas a ir por el mando, y dificulta enormemente, poder conducir bien. Como última trastada por el momento, hace unos días pusiste el freno de la silla de motor, al ir con ella, nos dimos un buen susto, pensando que ya el motor estaba fallando (la silla ya tiene 5 años, no sería de extrañar, que empezara a fallar)



El 14 de septiembre, al fin empezaste la guarderia (Ya que en un principio tenía que ser a los cinco meses y ha sido cerca del año) tu horario es de nueve de la mañana a cinco de la tarde, ya que todos trabajamos, tu papá, yo, tu “Ela” etc trabajamos, ese es el mejor horario que nos va, ¿Cómo te va? Realmente, solo ha pasado una semana, y ha sido tiempo de integración, en el que has estado poquito rato, cada día un ratito mas, el primer día, estuviste, una hora, yo estuve contigo. Primero nos llevaron a la clase, después enseguida salimos al patio, una superficie llena de arena, Al principio estuviste sentadita, quietecita, mirando curiosa tu alrededor. Para todos era el primer día después de meses sin ir, a causa del covid (sí, mi pequeña, aun estamos con ese tema, y va para largo) obvio era para ellos también como un vuelta a empezar, el separarse de sus papás, no les resulto nada fácil, no dejaban de llorar, obvio las maestras, tenían prioridad en ellos, en intentar consolarlos. Tu clase “las conchas” hay tres niños, y tres niñas, incluida tu, llamada Vicky, también hay otra victoria, es un poco más grande, ese primer día que fui testigo, ella corría por todos lados, tú la veías a través de un cristal, la buscabas, cuando no la veías, ella, seguía el mismo juego, enseguida os caísteis bien una a la otra, era curioso y divertido veros. No tardaste en coger confianza, empezar a gatear por todos lados, ibas de la clase (que está lleno de colchonetas) al patio sin problema… Los demás días poco problema hubo, enseguida te adaptaste. Solo un día de esa primera semana, te hinchaste a llorar, al entrar dentro, pero enseguida se te paso, o eso me dijeron jeje, realmente ese día, lo pasé más mal, yo que tú, de ver cómo te quedabas llorando, se me encogió el alma, estuve todo el día, deseando recogerte, ver como estabas

Siento que este último mes, estás haciendo un cambio grande, sobre todo en estos últimos días… Realmente tengo bastantes anécdotas que explicarte, no solo esa que desenchufaste mi silla de motor, no se cargo lo que debería. Hay otra anécdota, que allá solo estaba presente tu ela, tú y ella, estabais viendo una foto, donde salimos, los 4 tu papá, tu, yera y yo, y la ela, te los nombraba uno por uno, tú los repetías feliz de vernos, después giraste la foto buscándonos, sin entender, donde estábamos.



Otra anécdota más… antes debes saber, que nunca has querido un chupete, aunque tienes una costumbre, de hacer un movimiento con la boca, como si tuvieras uno, desde bien chiquita lo haces, pero lo dicho, nunca has querido chupete. Hace unos días, tu papá te compró un muñeco, que tiene un chupete, pues tú, le sacas el chupete, te lo pones en tu boca, la verdad nos inchamos a reír al verlo ¿De dónde habías sacado la idea? De ver a otros niños en la guardería seguro jaja. Tus profesoras, ya han visto que eres un terremoto, no paras ni un segundo, ya me dijeron que te llevara algo de comer para media mañana, que ibas reclamando, al ver a otros niños comer, tú también solicitabas.

Una tarde tu papá se tenía que ir a trabajar. La canguro no llegaría asta más tarde, tu tenías que merendar, y tu y yo solas… ¿Cómo lo hicimos? Tu papá te dejo en la andadera, donde yo sabía que te tenía controlada, y no había peligro, yo en el sofá, delante de mí, en la mesa, estaba el potito de frutas, con su cucharita… Me empecé a preparar para darte de comer, encendí la tele, te puse tus grupos musicales favoritos, como los wapallasos, o los pica pica, ahora ya también luli pampin, y siii estabas en la otra punta de la sala, te me acercaste, viendo el potito, abriéndome la boca, te quedaste un buen rato a mi lado, escuchando la música, hipnotizada por los programas musicales, y abriéndome la boca para comer, a veces te alejabas, pero cuando querías comer, ya te acercabas con la boca abierta, de esa manera descubrimos una nueva forma para que tu mamá con parálisis cerebral, pueda alimentarte, sin que corras peligro, y a la misma, tú te vas adaptando y vas siendo un poco más independiente.

 

15 de septiembre del 2020. El día de la independencia en México, y tu como muy buena mestiza, no podías faltar en esa fiesta… siii aunque estemos en España… ¿Cómo? Fuimos al Tex mex, del pueblo, yo me pedí unos burritos, y tu papá unos taquitos, era bien de noche, las nueve pasadas, pero tu estabas bien despierta, con ganas de fiesta, tu papá te sostuvo en brazos, entre risas y juegos, después, te dejó probar mi burrito…. ¿Probar? Te comiste tu solita la mitad, eso que picaba un poco, pero a ti, como buena mexicana, no te importaba.



Y hoy 23 de septiembre del 2020, es tu cumpleaños, yo aun sigo editando esta carta, con mas de 1400 palabras. Decidimos que lo mejor era celebrarlo por la mañana, ya que en el día de hoy te han tocado vacunas, después a la guarderia, que seguro que lo celebrarías como es debido, lástima de esa visita al doctor, que puede te haya estropeado un tanto el día, aunque te dimos la medicación, para que no te subiera la fiebre, lo pasaras lo mejor posible. Aun falta la tarde, horas para que siga tu cumpleaños, pero por el momento, te contare asta ahora, y en la próxima carta, te acabaré de contar… Como cada mañana, vino tu abuela Esme ayudarnos, la noche anterior inflemos globos. Hoy casualmente, te has levantado con sueño, sin muchas ganas de fiestas, hemos intentado ponerte, una corona de princesita, pero ni verlas, has jugado con los globos, contenta, has bailado junto a papá con tus grupos musicales favoritos, entre otros los pica pica, que te han mandado un saludo, y muchas felicidades… has abierto regalos…. En el siguiente video lo podrás ver mejor, con todo has estado contenta, lastima de las vacunas, que lo arruinan todo, ya me dirán como estuviste en la guardería….

Bueno mi pequeña gran guerrera, este es el primer año, de muchísimos más, si dios quiere, espero que hayas estado bien… Pronto te volveré a comunicar, ahora sí depende las novedades, que ayan Muchas felicidades… Eres el tesoro mas preciado, para tu papá y tu mamá, te amamos demasiado. Cuidate mi pequeña.


Escrito: 23 de septiembre del 2020

También te puede interesar... Carta a mi bebe a los 11 meses de nacida

Sígueme en... Mis redes sociales...

Carta a mi bebé a los 11 meses de nacida

 


Mi pequeña gran guerrera, ya 11 meses, un mes, ya habrá echo un año, que decidiste adelantarte, a los dos días que me quedaban para que te sacarán a la fuerza, tu dijiste… “A no, eso no, yo decido cuando salir” Sí, sí, fue menos de 48 horas antes….


Ya 11 meses, como siempre con muchas novedades en tu persona, en lo que a tu alrededor se relaciona. Cada día que pasa, estás más espabilada y curiosa, ya estás formando tu carácter, cuando no consigues lo que quieres, tienes genio, y das cada pataleta, que hasta el vómito te provocas. A la misma, te echas unas buenas carcajadas, cuando algo te divierte. Eres muy observadora e inteligente, te voy a explicar una anécdota, para que entiendas a lo que me refiero: Un día te preparemos verdura natural, con un poco de huevo, pues no había forma de que te la comieras, abrimos un potito de esos hechos, y si ese te lo comías sin problema, entonces, quisimos engañarte, pero tu sabías bien cuál era el natural (Si solo con verlo) te negabas a comer, al final, el natural, me lo comí yo, y tú el potito. Comienzas a conocer la palabra “No” eso te provoca la pataleta, pero a la misma, aunque sepas, que no, nos miras con picardía y vas a por ello, como los teléfonos móviles, el mando de la consola, del televisor, mis gafas, e incluso desde la cuna, te dedicas a desenganchar las decoraciones de la habitación, entre carcajadas nos miras. Eres muy curiosa e inteligente, tu osito de dormir, que hace música y canciones, ya sabes cómo se enciende y apaga, le desvistes, para encontrar el botón. A la misma, lo reconoces para dormir, ya cuando lo ves, te preparas para ello, siempre y cuando estés dispuesta a dormir, si no, tus berrinches te pegas. Ya dices hola y adiós con la mano, y mandas besitos (cuando tu quieres) ya das palmas, reconoces la canción “Palmas, palmitas” tu vocabulario: “papapapa, mamamama, tatatata, cacacaca”



Tu motricidad fina, la tienes estupenda, no te puedes encontrar NADA en el suelo, por pequeño que sea, lo coges entre tus dedos, a la boca directo, si, si no tienes ningún problema para agarrarlo, por ello te digo lo de la motricidad fina la tienes perfecta. Y la gruesa… te echas unos buenos maratones gateando, sí, si, incluso, si yo, tu madre estoy en el sofá, me levanto para ir a mi silla de motor, tú a gatas, corres a ella (Sí llegas antes que yo) te pones de pie, comienzas a manipular los mandos, que como no nos demos cuenta… te puedes hacer mucho daño…. Como te digo, si ves cualquier cosa, ya te pones de pie sin problemas, y caminar aguantada, ya controlas el sentarte y levantarte, sin caerte, sin hacerte daño. Es más te explicaré una anécdota que paso, en estos 10 meses: Era de mañana, porque a las siete, ya sueles estar despierta, estabas de pie en la cuna, cogiste una pegatina de la pared, la arrugaste, formando como una espada, te pusiste a “luchar” con el móvil de pájaros que tienes en la cuna, de la casa de tu “ela” realmente parecía que luchabas, lo más asombroso, es que para ello, te soltaste totalmente, en ese “combate” no te estabas aguantando a nada. Nos sorprendimos tanto…. Pero a la misma estuvimos calladitos, para no asustarte, no te calleras, pero si, sí, no creo que tardes en caminar….

Ya estamos en agosto, el verano va pasando, tu vas creciendo, viendo a los que te rodean con mascarilla, cuando al fin “seamos libres” no conocerás a nadie. Tu papá y yo, trabajando, te pasas gran parte del tiempo, entre canguros, pero tu estas feliz y contenta, como las dos tienen niños pequeños, que juegan contigo. A menudo estas en la playa, en el disfrutas mucho en el agua, chapoteas con fuerza, con tus brazos, mientras estás en los brazos de papá, me miras, a mí, tú mamá, como diciendo “Mira mami, mira como nado” disfrutas mucho en el agua del mar, a diferencia de la ducha, que ya no te gusta estar, solo quieres salir (algo bien extraño porque desde que naciste, te encantaba) cambios que se hacen….



Los programas televisivos, que más ves ahora es MIC un muñeco, que cuando lo viste en la tienda de juguetes (con 7 o 8 meses) te volviste loca de alegría y te lo tuvimos que comprar. No es que hagas mucho caso, contra más grande, menos caso, eres un torbellino que no paras quieta ni un segundo, ya no podemos dejar, nada a tu alcance. Tu grupo musical favorito, como no, pica pica, ahí sí te quedas quietecita, te dejas cambiar el pañal, que la mayoría de las veces es una gran batalla como el anuncio “mamá contra el cambio de pañal” Te leemos un cuento antes de dormir, o a media tarde, una fabula, o un cuento de Disney…. Pero tu no le haces mucho caso, nos escuchas un poquito, y después te distraes fácilmente, ahora prefieres, los cuentos pequeñitos, “buenas noches sophye” ya los ojeas, y te distraes bastante con ellos.

Bueno mi pequeña gran guerrera ya son 11 meses, como cada inicio nos tienes una sorpresa, es que no solo te levantas, te sientas sin dificultad ni miedo, ya te aguantas totalmente sola, aun no caminas sin apoyo, pero ya tienes el equilibrio, y te agachas y levantas, sin dificultad ninguna… Cuídate mucho mi pequeña, papá, mamá, toda la familia y amigos te queremos muchísimo. Hasta la próxima.

Escrito: 23 de agosto del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebe a los 10 meses de nacida 

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a mi bebé a los 10 meses de nacida

 


Ufff si, no puedo evitar suspirar, al mirarte, y comprobar que diez meses ya han pasado, desde que llegaste al mundo, en este mes, como en la mayoría, no sobran las novedades.

Lo que no cambia desde casi tus seis meses, es el covid 19, sigue siendo el protagonista, ya no estamos en cuarentena, pero todos con nuestras mascarillas, y manteniendo la distancia, realmente no se nos ve la cara, cuando al fin seamos libres, no reconocerás a nadie. Tu papá y yo, ya trabajamos desde el pasado 15 de junio, a tu “ela” abuela materna, con esto del covid19 también tiene que trabajar de mañanas, la guardería queda anulada, en tu caso asta septiembre, porque eres nacida en el 2019. ¿Cómo lo hacemos? A base de niñeras… por la mañana viene una chica, que a ti te cae muy bien, tanto ella como su familia, tu estás encantada, no la extrañas por nada, tiene una hermanita de 7 años, a ti te cae muy bien, os habéis hecho muy buenas amigas, en muchas ocasiones, vas a su casa a jugar o ella te acompaña a pasear. Es más esa niña ¡Te invito a su cumpleaños! ¡¡¡Siii, nueve meses ya has tenido tu primera cita social!!! ¡¡Tu primera fiesta de cumpleaños!! Tu papá y yo, estamos encantados, te quieren muchísimo, y tú a ellas. Por la tarde, viene otra chica, que nos ayuda, tanto a ti como a mi, al igual que la casa, mientras que tu papá trabaja.

Con la hermanita de tu canguro de mañanas



Estamos a finales de julio, ya has ido en varias ocasiones a la playa, siii, como ya te dije en la anterior carta, ya te metiste en el agua, ya conoces el mar, te encanta, disfrutas mucho allá dentro. Aun falta todo agosto, y parte de septiembre, y probablemente, playa, agua y juegos no faltarán (Eso si no nos vuelven a confinar)

Mi pequeña gran guerrera, realmente eres un torbellino que no paras quieta ni un segundo, ya gateas, con velocidad y soltura por toda la casa, persiguiendo a los perrunos, ya sea Yera o Dama (la perrita de la tía Ana) Ellas huyen de ti, ya que no dejas de agarrarle las orejar, el rabo, o sus pelos. Cuando encuentras algún mueble, no dudas en ponerte en pie, ya vas dominando la técnica, a la misma la forma de caer… queriendo atrapar, todo lo que hay a tu alcance, sobre todo, mandos, teléfonos móviles, mandos de las consolas… Tu tienes todos esos tipos de juguetes, pero te da igual, tú quieres los reales, cuando los pillas, les comienzas a dar golpetazos, que cualquier día, te los vas a cargar, encima nos miras con picardía. Empiezas a entender la palabra “No” a la misma te hace rabiar, por no lograr tu cometido. Contra mas grande te haces más te cuesta dormir, por muy cansada que estés, te niegas a caer rendida, como veas, a las canguros, tu papá, o tu abuela, allá en el cuarto, puedes iniciar una rabieta, tan fuerte, que te puedes provocar el vomito y todo. Lo mejor cuando queremos que duermas es dejarte un ratito sola, llorarás unos minutos, pero enseguida te calmarás. Y no me nombro a mi, porque conmigo no lo haces, ya que jamás, te he metido ni he sacado de la cuna, y tu eso, bien lo sabes.

Tu canguro de tardes

En estos nueve mes, has conocido muchas cosas nuevas, como la playa, te subiste a una atracción de feria, con la hermanita de que te cuida, tus primeros columpios, balancín, y tobogán, incluso, a una atracción de la juguetería (que ya nos conocen bien, por comprarte, infinidad de juguetes jeje) una especie de una mini noria, que estabas fascinada, y disfrutaste cantidad. En este ultimo mes, también, tuviste el encuentro, con Nico, un bebé que os lleváis un mes y poco, su mamá y yo, fuimos juntas a las clases preparto, y vosotros dos estabais en nuestras pancitas, ya os conocisteis, fuera de la tripa, la verdad es que hubo rato, que parecía que os estabais comunicando, a la misma, acabasteis los dos enfadados y llorando, que su mamá y yo, optemos, por ir a pasear mejor.


Ya tienes cuatro dientes, te encanta hacer pedorretas, incluso ya lanzas esa especie de beso. Dices sin problema, pa -pa -pa o ma-ma-ma-ma.. lo que ignoro si es o no con sentido, pero cuando nos quieres a gatas nos encuentras. También dices ta-ta-ta-ta o ca-ca-ca-ca-ca.

 


Bueno, mi pequeña gran guerrera, ya son diez meses, no nos daremos cuenta, ya estaremos a 23 de septiembre, tu primer año de vida… pero no corramos tanto, disfrutemos cada momentos, cada novedad de estos dos meses que te quedan antes de llegar a tu primer aniversario, que estamos deseosos de conocer... como nos sorprenderás en los 11 meses… Ah antes de acabar, una curiosidad, tu mamá con parálisis cerebral, se quedó en la etapa que tu estas ahora, caminas aguantada a los muebles, gateas con velocidad, así que si mi niña, tengo la agilidad motriz de un bebé de 10 meses jeje

Escrito: 24 de julio del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebe a los 9 meses de nacida

Sígueme en.... Mis redes sociales....

Diario personal: 9 meses como mamá con parálisis cerebral

 


Que rápido pasa el tiempo… parece ayer que el predictor me indicada que había vida en mi interior, y hoy un año y medio después, esa vida ya tiene 9 meses de nacida. No es el primer diario que escribo indicando como he estoy viviendo mi maternidad con parálisis cerebral. Todo está siendo una nueva experiencia, que voy aprendiendo sobre la marcha. En estos momentos, me encuentro en una nueva etapa algo complicada….

A ¿Qué me refiero? Son varios sentimientos que me abruman, es que después de casi nueve meses en casa con mi pequeña, gran guerrera, lo mas semejante a la nueva normalidad me ha hecho regresar a la rutina del trabajo, con todo lo tengo bien, porque solo trabajo cuatro horas, las tardes, puedo estar con ella, y la canguro, pero sinceramente, me siento culpable, mal, por no poder estar mas tiempo con ella, por la mañana la puedo ver, al llegar al mediodía, ya está acostada para su siesta, me salva la tarde que puedo estar con ella, aunque de intimidad poca, pero al menos puedo estar a su lado, a diferencia de su padre que apenas la puede ver, menos pasar tiempo con ella, ya que trabaja a tiempo completo. Supongo que esto que siento, es un sentimiento normal, de todas las madres, cuando ya tienen que iniciar a trabajar, separarse de sus pequeños, por mucho que se queden con su padre, abuelo o familiar, tu, como su madre, que se separa de esa vida que has llevado 9 meses en tu vientre, otros tantos cuidando y amando, no puedes evitar, que una parte de ti, se rompa.



Nueve meses como mamá con parálisis cerebral, como bien he dicho en líneas de arriba, esta nueva etapa, está siendo toda una experiencia, de aprendizaje, ya con nueve meses, comienza la mas dura, ya es un terremoto, no para quieta ni un segundo, se mueve de un lado a otro, siempre se va a lo mas peligroso, yo no puedo ir tras de ella a detenerla, (por ello las canguros) cada vez tiene más fuerza, realmente ya me la supera, se que se me acabará cayendo cualquier día, por la ello, la necesidad de la falta de intimidad, eso a la vez, me hace sentir mal…

Para pasear, con su papá va en su sillita, con él, van al parque, al césped, a la playa, reconociendo los alrededores, juegan, exploran, experimentan, ejemplo, mi niña, ya conoció la playa, la arena, el mar, sí con su papá, se metió a nadar, soy realista, se que conmigo, es demasiado mas complicado ¿conmigo? Solo es ir en el cangurito, sin mas novedad, ya que yo no la puedo sacar, ni hacer más actividad, en muchas ocasiones, los trayectos no están accesibles para llegar a destino. Con sinceridad, me siendo un poco inferior… Desearía tanto poder conocer, a más papás o mamás con mi discapacidad, que me indiquen como mejorar, como ser mejor, e intercambiar experiencias, pero casualmente por donde vivo, “la costa brava” no hay mas mamás con discapacidad, sí que alguna hay en Barcelona, como Estrella Gil, hoy en día con la tecnología, la distancia no es un problema, pero estás también son escasas.



Por otro lado, como cualquier otra mujer, madre, está niña, me ha hecho conocer el amor incondicional, ese amor, que va creciendo por momentos, que ni sabía que podría sentir, su dolor es mi dolor, su alegría, mi felicidad…

Es que ya son nueve meses como mamá con parálisis cerebral, la mas grande e inolvidable experiencia y que durará asta que muera…. Siempre abra algo nuevo que aprender, al mismo tiempo, enseñar, y mostrar a esta sociedad, que se puede ser mamá con parálisis cerebral.

Escrito: 25 de junio del 2020

También te puede interesar... Carta a mi bebé a los 9 meses de nacida….

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a mi bebé a los 9 meses de nacida….

 



Su primer día de playa


Mi querida Vicky… ya hoy 23 de junio del 2020, hoy, haces 9 meses, realmente tengo varias novedades que contarte desde la última carta….

Iniciaremos con que ya no estamos confinados, ya en fase 3 que iniciemos el pasado 15 de junio, tu papá y yo a trabajar, en nuestros trabajos, tu, mi pequeña, ya yendo a los nueve meses, sin poder empezar aun la guardería, a causa, del coronavirus, todo está parado, sobretodo para niños tan pequeños como tú, encima, a tu abuela, tu “ela” la hicieron trabajar de mañanas a último minuto, a causa de lo mismo, del “Covid19” Como entenderás tu papá y yo, nos sentimos abrumados y desesperados, a pocos días de empezar, sin nadie quien te pudiera cuidar. Por fortuna, fuimos rápidos y encontremos a una chica, realmente fue la indicada.

Tus primeros pasos en la andadera



9 meses ya, parece ayer, que saliste de mi tripa, cada mes ha habido una evolución, un cambio, pero este, de los ocho a los nueves, no solo uno, sino varios, y no pequeños, déjame contarte…. Ya inicias tus primeros pasos, en una andadera (Caminador de bebés) y te vas recorriendo la casa. Gatear, gateas, no te haces grandes maratones, pero sabes bien como desplazarte cuando lo necesitas, y después te vuelves a sentar como si nada. Tan preocupados que estábamos porque no parloteabas, ahora, pa-pa-pa-pa ma-ma-ma-ma ta-ta-ta-ta-ta-ta. Ahora que eres mas grande, te cuesta mas dormir, no quieres estar sola en la habitación, no dudas en reclamar atención, alzas los brazos de seguida, deseando que te carguen, también eres un culo inquieto, realmente no paras quieta ni un solo segundo, por ejemplo para el cambio de pañal o ropa, es una batalla continua, porque no pasas quieta, me recuerda mucho, al anuncio de “Dodot” “Mamá contra bebé en el cambio de pañal”. En alguna ocasión, has gateado, entre llantos, en nuestra búsqueda “Sí, diciendo pa-pa-pa o ma -ma-ma” para que te cogiéramos en brazos. La primera vez que vimos que pronunciabas con sentido, es una vez que mirabas a papá, le ofrecías tu cuchara, al tiempo que decías “pa-pa-pa” aunque quizás lo decías por casualidad. Motrizmente, también has hecho un cambio grande ¿Recuerdas que tuvimos que cambiarte la cuna en cuestión de horas, porque te tirabas, de la cuna de bebé? Pues menos mal que hicimos el cambió, porque ya te pones sin dificultad ninguna, de pie en la nueva cuna, al mismo tiempo, ya te sabes sentar, para volver a levantar sin dificultad. Pero también te gusta hacer malabarismos, soltándote de una mano, y probando sin la otra. Por lo general eres una persona, muy alegre y amistosa, y poco extrañas a la gente, mas bien te vas con todos, y te gusta marcarles sonrisa, mostrando ese diente y medio que ya te salió, te encanta, cuando encuentras a otros niños o bebés, solo quieres jugar con ellos, y te ries a carcajada. Aunque también tengo que decir, que ahora en este último mes, empiezas a extrañar, depende como, empiezas a llorar si estas en algún lugar desconocido, lejos de papá y mamá, en otro lugar, que no sea tu hogar.

Dejarte en el suelo, ya es un peligro, porque a gatas te vas a cualquier lugar, sin pensarlo te pones de pie, sin ser consciente que te puedes caer muy fácilmente.

 



Poco a poco, ya estamos en la nueva realidad gracias al coronavirus que está protagonizando este 2020, tu primer año, va a ser algo excepcional por este covid19 todos con mascarilla, confinamiento, alejamiento, no hay las tradiciones de cada año, por ejemplo, estamos en las fiestas de sant juan, pero realmente, este año no hay feria, ni fiestas, todo ha sido anulado, como ya te exponía, en las anteriores cartas, desde que inició el confinamiento, tu papá y yo, ya iniciemos a trabajar, las guarderías, por lo mismo no están en marcha, y a tu abuela materna, le toca trabajar por la mañana a causa de lo mismo (covid19) así que con desesperación busquemos a alguien que te cuidara de mañanas, y de tardes, no solo a ti, también a mí, con todo creo que encontremos a las personas adecuadas, tú estás encantada.

Antes de acabar como anécdota final, ya estamos a finales de junio, calor está haciendo la verdad…. Ya has conocido la playa, tanto la arena, como el mar, ¡¡¡Síii ya entraste con papá al mar!!! ¡¡¡Realmente no te asustó!!!! Estabas como pez en el agua jajaja.

Por ahora no tengo mucho más que decir… solo esperar y observar, que nos deparará estos nueve meses, que nuevas novedades nos traerá, para comunicarte, de haberla, estoy convencida que las abrá, estoy deseando conocerlas. Cuídate mucho, te amamos aun más….

Escrito: 24 de junio del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebé a los 8 meses de nacida

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta a mi bebe a los 8 meses de nacida

 

A pocos días de los siete meses: la primera vez que se sentó sola en la cuna

Mi pequeña gran guerrera,

Ya tienes 8 meses, 8 meses que he podido estar a tu lado, todo gracias al coronavirus, pero realmente, es una enfermedad, muy peligrosa y contagiosa, no es para tomar a risa, pero también tengo que decir, que gracias a la cuarentena, he podido disfrutar mas de ti, de tu crecer, de tu evolución como persona, que está conociendo al mundo.

El mes pasado termine comunicando que ya te aguantabas sentada, en la cuna, por ti sola, fue la ultima novedad, dos días antes que hicieras los siete meses, ahora ya tienes ocho, han sido cuatro semanas intensas, de grandes evoluciones en tu persona. Eres una personita, muy inteligente y curiosa, no te conformas con lo mínimo, tu tienes que llegar asta el fondo de todo, ¿A que me refiero? Que si acabaste los 6 meses, sentándote en la cuna, esa cuna, que tuviste, desde que llegaste del hospital, recién nacida, que nos vimos obligados a cambiar tela, de un día para otro, ya que en cuestión de horas, de sentada, te ponías en pie, te tirabas de lo alto, sí, sí suerte de tu padre, que te cogió al vuelo, pero ya pasemos la tarde, buscando con desespero una nueva cuna, ya que la que compremos, tardaría un tiempo en llegar, no podíamos esperar…

Vas gateando, no te haces maratones, pero entre saltitos sentada, pequeños gateos, vas llegando donde quieres ir, y sí dando esos saltitos, es tu forma de bailar, como no, viendo a los “Pica, pica” Te aguantas perfectamente sentada, sin problemas bailas, o coges tus juguetes del suelo. ¿Sabes? El mes pasado te compre un parque pensé que sería perfecto para esta etapa, que empiezas a moverte, pero me equivoque, ya que, te sales de él sin problema. No pensé que llegara tan pronto, pero si, la etapa, que eres un terremoto, no sabemos como mantenerte a salvo, la curiosidad puede contigo, a te vas a donde menos tienes que ir, ahora, además, si encuentras donde agarrarte, ¡ya te pones en pie! Tu papá ya se ha encargado de ir a por una caminata, creo que es lo mejor, al menos estarás más protegida. Ya empiezas a balbucear “Pa-pa-pa-pa-pa-pa” o “ma -ma-ma-ma-ma-ma” y a saludar con la mano. Ves tu reflejo en el espejo, comienzas a parlotear entusiasmada, pensando que es otro niño.

Descubriendo el mundo, despues del confinamiento

Se acabo el confinamiento, bueno en parte, aun estamos en cuarentena, pero ya podemos ir a pasear contigo cerca de casa, e hi tanto que lo estamos haciendo, tu exploración no tiene límites, ¡Y todo a la boca! En el césped, en la playa, hay que tener mil ojos contigo, próximamente en un mes, iniciaremos a trabajar, estamos aprovechando cada segundo contigo porque el tiempo pasa demasiado rápido, ya después ni tiempo.

Ya te está creciendo los dientes, al menos dos ya te han asomado, eso explicaría, cuando explotas a llorar sin motivo alguno, o ya por pequeño golpe que te des explotas a llorar, ya que buscas brazos y consuelo, por poco que sea, realmente cuando tienes una rabieta, ya tienes mas fuerza que yo, algún día, dios no lo quiera, acabaremos las dos en el suelo, tienes mucha fuerza, también, muy buenos pulmones para gritar. No importa lo muy cansada que estes, si estás de paseo, te niegas a dormirte, por muchas horas que estemos en la calle, no te duermes asta llegar a la casa

Lo dicho, los seis los acabaste, sentándote en la cuna, los siete, poniéndote en pie, en la cuna, ya los ocho, ya te explicaré en la próxima carta, solo sé que no lo quería creer y tenían razón, estás creciendo muy rápido, en todos los sentidos, agradezco esta oportunidad de la vida, para estar mas tiempo contigo. Cuídate mucho mi pequeña, nos vemos pronto.

Escrito: 23 de mayo del 2020

También te puede interesar... Carta a mi bebé a los 7 meses de nacida

Sígueme también... Mis redes sociales

Carta a mi bebé a los 7 meses de nacida

 


Mi querida Vicky, inicio esta carta, como la anterior, seguimos confinados, en cuarentena, a causa del Coronavirus, desde el pasado 15 de marzo, que el musen, llamó para anular tu bautizo, pues seguimos igual, en cuarentena, encerrados en casa, sobre todo tu, mi pequeña, ya que tu papá y yo, vamos saliendo, para ir a comprar, o sacar a tu hermana perruna, yera, solo que ya hay una pequeña diferencia, es que a partir de aquí dos días, los pequeños de 14 años, podrán salir con uno de sus papás, en tu caso, nos acompañarás a comprar, o un pequeño paseo, cerca de la casa.


Hace un año más o menos, tú ya llevabas 5 meses en mi pancita, que cuidemos de tu primo segundo Pau, sí es mi primo, nos llevamos 31 años jajaja, tu y él un añito de diferencia, así que van parecer mas primos vosotros dos, que nosotros… A lo que iba, que lo cuidemos, yo lo cargue en brazos, hacía tantísimo que no cogía a un bebé, un bebé de 7 meses, los que tú, tienes ahora, pero la diferencia, es que era la primera vez, ni sabía cómo hacer, creo que de hace un año, he mejorado, he aprendido técnicas, sigo aprendiendo por día que pasa, tu también tienes tus rabietas, realmente ha veces tienes mas fuerza que yo, es difícil sostenerte, pero eso a la vez fortalece mis brazos.




Ha habido un cambio bastante grande, de cinco a seis meses, con cinco, justo empezabas tus primeros equilibrios sentada, y te costaba, pero lograbas ponerte de boca abajo a boca arriba y al revés con algo de dificultad, ahora ya, la dificultad ha desaparecido, es más, te vas arrastrando que cuando somos conscientes, ya estás en la otra punta de la sala. Ya sentada, te aguantas muy bien, bastante rato, solo que ha veces, te cansas te tiras tu misma. Para tu seguridad, te hemos comprado un casco, por si pierdes el equilibrio, al menos que no te lastimes. Una nueva novedad, es que ya te pones, en posición de gateo, aunque aún no te mueves, pero vas experimentando. Cada vez duermes menos durante el día, después del bibe de la mañana, te quedas en tu cuna, haciendo todo tipo de ejercicios, bocaarriba, de lado, boca abajo (ya muchas veces te duermes en esa posición, no me preocupa la muerte súbita, porque sabes sacar la cabeza, o girarte si es necesario) Ahora sí, los 6 meses acabaron, con una gran sorpresa, al despertar una mañana, te encontremos sentada en la cuna ¡Tu sola te sentaste!, ya en pocos días, es algo que haces con normalidad. Realmente estas haciendo grandes cambios en poco tiempo, es increíble. Ya también empiezas a tener tus gustos, te encanta jugar con papá y mama, bailar con ellos, ataque de cosquillas, el avioncito, cucu -tras... Contratemos Disney plus. Te comes la verdura con carne, viendo algún programa como los "Moophets baby" de esa plataforma, la fruta, con los "Pica, Pica" Realmente estos ultimos te encantan, quedas embobada viendo, comiendo la fruta, ignorando tu alrededor

Bueno mi pequeña, ya veremos como estamos, de aquí un mes, se supone, que empezaremos la normalidad en 15 días, ya veremos, ya te contaré. Te amamos, cuídate mucho.

Escrito: 25 de abril del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebé a los 6 meses de nacida

Sígueme también.... Mis redes sociales....

Carta a mi bebé a los 6 meses de nacida

 


Estamos confinados. Así voy a empezar, mi querida Vicky ¿Qué significa? Que estamos en tiempo de Coronavirus, una enfermedad muy peligrosa, poco conocida, va matando lo . Llevas días encerrada, lo llevas bien la verdad, tu papá le dieron fiesta asta nuevo aviso, a mí se me alargaron mis vacaciones, tenía que empezar ya a trabajar, el 24 de este mes, de aquí dos días, pero ahora ya, iniciare, cuando pase todo esto, tu estarás con la abuela, asta que haya plaza para la guardería, que quizás se alargue un poco más de lo esperado, con este virus que corre por el aire. Incluso se anuló tu bautizo, que iba ser el 15 de marzo del 2020, pero con todo esto se anuló, ya serás bautizada cuando sea posible, ya serás informada, en alguna carta, quizás la próxima.

4202097758?profile=RESIZE_710x

Pero hablemos de ti, mi pequeña, realmente estás haciendo un cambio grande, en este nuevo mes, veía imposible cuando la pediatra hace un mes nos decía “Con 6 meses se tiene que aguantar sentada” ¿y sabes qué? Ya lo haces, te aguantas bastante bien. Obvio a veces pierdes el equilibrio o te tiras expresamente. Ya te giras con gran facilidad, de bocaarriba a boca abajo y al revés, en la cuna, no paras quieta, pareces un torbellino, antes que al fin caigas rendida, ejercicio no te falta. Si estás en el suelo, ya te arrastras un poco, con tu cabeza al aire, coges todo lo que tengas a tu alcance.



Ya iniciemos con nuevos alimentos, como los cereales en la leche, o la fruta por la tarde, esta segunda, no te gusta nada, pero tu papá descubrió un truquito, es ponerte a tu grupo favorito en la tele, “Los pica pica” con sus canciones, vas abriendo la boca y comiendo la fruta.



En estos días que estamos los tres, cuatro con tu hermana perruna, en casa, sin poder salir a la calle, hemos creado una rutina: por la mañana te bebes tu biberón con cereales, te quedas ejerciéndote en tu cuna, que si boca abajo, que si de lado, que si boca arriba, que si levantas la cabeza, que si descansas, muchas veces acabas dormida boca abajo, pero ya te defiendes, ya no me preocupa tanto que lo hagas, ya no temo tanto a la muerte súbita. Te vuelves a despertar sobre las 12 del mediodía, en el que juegas con tus juguetes, en el suelo o el sofá, siempre atenta a ti, porque realmente, llegó, la primera edad peligrosa, no paras quieta ni un momento, te puedes hacer daño demasiado fácilmente. Al mediodía, te tomas tu biberón, pura leche, sin cereal, ya ha esas horas, sobre las dos, ya estas cansada otra vez, te llevamos a que hagas la siesta. Hasta las cinco más o menos, que te levantas, e iniciamos la fruta viendo a “Pica Pica” después te leo un cuento, pero tu estas más distraída en apoderarte de las páginas de este. A veces tu papá te pone con él al piano, tu empiezas a tocar a golpetazos las teclas, nos miras pidiendo aplausos, sino, vas a por las partituras de tu papá, a la boca, todo a la boca, vas tirando un sinfín de saliva, personalmente creo que los dientes te están dando la lata, porque en ocasiones, sin motivo ninguno, te hinchas a llorar de la nada.

Bueno mi pequeña gran guerrera, por ahora no hay mas novedad, nos vemos mas o menos en un mes, o quizás antes, dependiendo de la novedad… ¡Cuídate!

Escrito: 23 de marzo del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebe a los 5 meses de nacida

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a mi bebé a los 5 meses de edad

 

Su primer carnaval... De Osito panda

Hoy 23 de febrero, ya haces cinco meses, no imaginé que las palabras de la gente fueran tan reales “Disfrutala, que él tiempo pasa rápido” que razón tienen mi pequeña, gran guerrera.

Ya cinco meses, en estos cuatro meses, ha habido alguna que otra novedad, tu papá, ya inició a trabajar, tu Ela, viene a ayudarnos por la mañana, ya que trabaja por la tarde, de alguna manera, ya tienes creada una rutina, duermes toda la noche, te despiertas a las ocho, cuando tu papa ya se prepara para ir a trabajar, al vernos, te pones ultra feliz, nos sigues con la mirada, al ver que te quedas sola en la habitación, ya gritas para llamar nuestra atención, te enfadas, cuando no te cogemos al momento, a lo mismo ya muestras tu mejor sonrisa, para que te carguen en brazos.

4 meses de Vicky: Con su abuela materna



Por la mañana no sueles desayunar mucho, tras darle cuatro lametazos, te vuelves a dormir una o dos horitas, te despiertas, en el que leemos un cuento, o ves a MIC, ho juegas en el gimnasio, (que te compré cuando tenías un mes) ya das, unas buenas patadas, que pones en marcha la música del juguete, coges con mucha seguridad los objetos con tus manos, eso si, todo a la boca, en el que sacas un sinfín de saliva, pero aun no te está saliendo ningún diente. Después de tomarte tu biberón, ahora sí completo, por cierto ya lo reconoces cuando lo ves, no tienes fuerza para cargarlo, pero lo sujetas con tus manos…. Sacamos a pasear a Yera, tu en tu cangurito, que ya te gusta mas, ya que te ponemos mirando hacia adelante, disfrutas mucho viendo todo el paisaje. Por regla general, vamos a recoger en el trabajo a tu papá, tu te poner muy feliz al verle, en ocasiones, cuando estas muerta de cansancio, pero no te duermes, asta que lo ves, cuando llegas despierta a casa, no te duermes, asta que él, baila una canción marchosa contigo, que te ries a carcajadas, de la misma manera, cuando te hacemos pedorretas en tu barriga, o el “cucu tras” nos escondemos, te tronchas a carcajadas, cuando aparecemos de la nada, carcajada pura, te tomas el biberón, ahora si, una siestecita algo larga, tengo que decir también que pareces un remolino, te dejamos en una postura en la cuna, ya estas totalmente a la inversa cuando vamos a verte. Realmente eres paciente cuando despiertas, primero das un grito para indicar que estás despierta, después te entretienes parloteando, mientras llegamos a buscarte, a veces asta mas de media hora, ya que tu papá está trabajando, y es cuando llega Tatiana ayudarnos.


En estos días estamos en carnaval, eres muy pequeña para celebrar, pero aun así te disfracemos de oso panda, salimos a pasear, en estos días no tenemos teléfono móvil, andamos escasos de fotos, a pesar de ser tan pequeña, te gusta la música de las comparsas, lejos de asustarte, te relaja y te ayuda a dormir. Lo del movil espero que se resuelva pronto porque quiero grabar cada instante de tu crecimiento, porque es bien cierto que creces bien rápido, en todos los sentidos.


Escrito: 23 de febrero del 2020

También te puede interesar... Diario personal: 4 meses como mamá con parálisis cerebral

Sígueme en.....  Mis redes sociales

Diario personal: 4 meses como mamá con parálisis cerebral

 

Vicky con 4 meses

Parece mentira, con lo lento que se me paso el embarazo, ya no solo ha pasado, uno, dos o tres meses sino ya son cuatro meses que tuve a mi hija, ya tienen razón cuando dicen “disfrútala, porque crece muy rápido” Ya mismo, tendré que empezar a trabajar, ver como hacerle, con ella, pero como muchas familias, seguramente tendrá que ir a la guardería, pero por el momento, la disfrutaré al máximo.

Ya cuatro meses, ya esos temores, esas inseguridades del principio, se han ido desvaneciendo, a medida que va creciendo, al ganar ella peso, yo me siento mas segura para cogerla en brazos, jugar con ella, darle de comer… etc.

Con su tía Ana



A veces pienso que esta niña, está echa para mi, realmente soy un poco bestia para cogerla en brazos, con la mano derecha que no colabora como debería, la niña que tiene una fuerza increíble, sobretodo cuando se enfada, se pone tensa como un palo, a veces parece que tenga la espasticidad de la parálisis cerebral, de la fuerza que tiene cuando se enfada, esfuerzo me cuesta no perder el equilibrio con ella en brazos. A veces creo que la daño, pero ella ni un lamento, solo me mira sonriente... Algo que estoy haciendo con ella, y sus juegos, es como si hiciera pesas, ella va ganando peso, yo musculatura en los brazos, no necesito pesas, ella son mis pesas. De alguna forma nos hemos formado una rutina, en el que después de darle su biberón, nos sentamos a ver un programa educativo, en el que se ríe a carcajada, después salir a pasear, antes del siguiente biberón, y cambio de pañal, donde le cambia, su papá, se queda dormida un rato, sino es así, requiere nuestra atención, con la televisión, música o juegos. Le encanta bailar, bueno que bailemos con ella, es ahí, cuando hago pesas a su son.

Aun tengo mucho que mejorar, pero ya soy capaz de cogerla del sofá, en brazos, si está en los brazos, la puedo dejar en el sofá, la puedo desvestir, quitarle el pañal, limpiarla, después de su biberón, le hago el eructito, puedo afrontar por mi misma sus berrinches. Le gusta que le leemos, sus cuentos, o lo que sea, juguemos con ella, ya sea pedorretas en su tripa, o ataque de besitos. Ya nos sigue con la mirada, se enfada cuando se queda sola, en una habitación. Le encanta la hora del baño, ya hace unos chapoteos, haciendo el comedor una piscina.



Con los demás sale a pasear en el cochecito, conmigo sale a pasear en el cangurito, ya le gusta mas porque está mas alta, y puede ver todo mejor, yo me siento mas tranquila, porque ya aguanta mejor su cabeza y su cuerpo.

Creo que lo peor ya ha pasado, aun tengo mucho que aprender, dudas e incertidumbres, pero me siento en la seguridad, que saldremos adelante, al menos por ahora que aun no se mueve del sitio. El gran desafío volverá a iniciar, cuando empiece a gatear, aún peor a caminar jajaja

Por ahora ya han pasado cuatro meses, lo que veía imposible, ha sido del todo realizable, todo es posible, solo hay que adaptar todo a cada situación, si todo estuviera totalmente inclusivo, el mundo seria otra cosa totalmente distinta y mejor.

Escrito: 25 de enero del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebe a los 4 meses de edad


Sígueme aquí.... Mis redes sociales

domingo, 27 de septiembre de 2020

Carta a mi bebe a los 4 meses de edad

 


Hola Vicky, ya han pasado cuatro meses desde que Naciste que rápido pasa el tiempo, pero sobre el gran cambio que hay en tu persona, sobretodo, físicamente hablando, de adultos no se nota, en absoluto, pero a tu edad, parece como si hubieran pasado cuatro años.

En el anterior diario, Tu primera navidad te explique cómo pasaste tu primer 24 y 25 de diciembre, en el 26 de diciembre estuviste con todos tus tios/tías abuel@s de parte de tu abuela materna, te llenaron de abrazos, sonrisas y regalos. Dimos la bienvenida al 2020, con un grupo de amigos que nos invitaron, tú a pesar de ser tan pequeñita, con 3 meses recién cumplidos, bien animada estabas.

Viendo caballos en Can Rigau


El cinco de enero, esa vigilia de reyes, hicimos algo nuevo, tu papá, tú y yo, fuimos a un pueblo muy cercano, a comer a carne a la brassa, si, la cocinaban de esa manera, acompañada de ensalada, o patatas, nosotros pedimos ambas. Estuvimos al aire libre, a pesar de ser 5 de enero, apenas hacía frío, estuvimos muy a gusto y bien, tú te portaste bastante bien, llegado el momento, tomaste tu biberón. Después, tú en el cangurito, tu papá conducía mi silla, seguimos el trayecto, un trayecto no del todo desconocido, ya que hace diez años tu papá y yo, fuimos por primera vez, fuimos a ver caballos a “Can Rigau” Con la diferencia que esta vez, ya íbamos con cita, tu papá iba a dar un paseo en caballo, como hace más de diez años atrás, tú y yo nos quedemos resguardadas del frío, contemplando un maravilloso paisaje y tu papá fue a pasear a caballo. Realmente era una espléndida vista, tu estabas, tranquila y dormidita en el cangurito, después, ya cuando vino tu papá, ya volvimos para casa.

El día 6 de enero, tu papá tuvo que ir a trabajar, nosotras pasemos la noche en casa de tu abuela Esme, en el que ha despertar, todo estaba lleno de regalos para todos, ya que habían llegado los 3 reyes magos de oriente, a ti te trajeron en casa de tu Ela, un sonajero, y un babero enorme. Al llegar a nuestra casa, también habían dejado regalos, un libro de canciones, una taza, con tu foto y tu nombre.

06 de enero del 2020: Tus primeros reyes

Como he dicho están habiendo cambios en tu persona, se ha visto un cambio bastante grande de los tres a los cuatro meses que estás a punto de cumplir… Ya conoces muy bien a tu papá y a mí, se te ilumina la cara cuando nos ves, es más creo que ya te Ries de nosotros, vernos, ya es sinónimo de fiesta y diversión, eso se nota sobre todo por las noches, que en vez de ir a dormir, solo quieres juegos diversión, con el cuento de canciones que te trajeron los reyes magos. Es toda una guerra para acostarte para dormir, ya ves que te llevamos a la habitación, aunque estés más dormida que despierta, tus ojos se abren como dos naranjas, y a llorar como si te estuvieran matando. Igual que gritas para llamar nuestra atención, ya nos has mostrado tus primeras carcajadas, cuando te diviertes, ya sea con ataque de besitos, pedorretas, e incluso parece que nos repitas la palabra “hola” pero sin la “l” Ya te fijas en el televisor, en sus programas ¡No apartas los ojos de ellos!, la programación, ya cambió totalmente adaptable para ti, tu primer programa infantil es “Mic” Un programa de Cataluña, supongo que los colores te llaman la atención, te quedas fascinada viéndolo. Y el grupo musical, que ver por televisión es el grupo infantil “Pica, pica” y si bailamos contigo, explotas en diversión. Con tres meses ya empiezas coger cosas con tus manitas, como el sonajero.

Como digo as echo un cambio grande, es que los primeros días de vida, no parabas de dormir, ni comías, y ahora, cuatro meses después, no perdonas ni una comida, es toda una guerra para que te duermas, tanto de día como de noche. Te gusta escucharnos leer a tu papá y a mi, o aunque sea historias inventadas, cuando son la una de la madrugada aun estás con los ojos como platos, con ganas de juegos. 
Bueno me despido por ahora, mi pequeña gran guerrera, nos vemos pronto.


Escrito: 23 de enero del 2020

También te puede interesar.... Carta a mi bebé a los 3 meses de edad "Tu primera navidad"

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta a mi bebé a los 3 meses de edad: “Tú primera navidad”

 

Diciembre 2019: Primera navidad de Vicky



23 de diciembre del 2019, tu mi pequeña, gran guerrera, cumpliste tres meses, ese mismo día, era tu santo, santa Victoria. Sé que eres demasiado pequeña, pero me ilusionaba que esa primera festividad, fuera especial, cuando crezcas y me preguntes, te pueda informar. Desde antes de tu nacimiento, mi cerebro ya ha hecho un cambio severo, como cualquier mujer, en ese estado, es que mi discapacidad, no cambia nada, mi cuerpo, y la psicología es idéntico que cualquier mujer embarazada, y una vez que eres madre, de alguna manera dejo de ser yo, para pensar solo en ti, ya desde semanas antes, ya estaba investigando que te iba a traer Santa Claus.


El 24 fue una víspera de navidad bien tranquila, como tu papá trabajaba todo el día, encarguemos unos canalones, unas costillas, para cenar ese 24 de diciembre del 2019, tu primera navidad. Al llegar tu papá, ya los regalos de santa Claus , ya estaban bajo el árbol, tu, ya estabas algo empachosa, con hambre y ganas de dormir, así, que nos centremos en tus regalos, los abrimos, tus primeros cuentos, “Buenas noches luna” “Un beso antes de dormir” “Adivina cuanto te quiero”, un muñeco que hacen luces y música. Lo que es lo segundo si te llamo la atención. Pero como digo estabas cansada, con ganas de dormir, pero sin poder, tras estar un poco empachosa, sin dejar de llorar, te dormiste.

24 de diciembre del 2019: Los regalos de Santa Claus de Vicky



El 25 de diciembre, fuimos al mediodía, a casa de tu Ela, donde el tió, el tronquito mágico te esperaba. Caga tió, y Santa Claus, son incompatibles, uno es de América, y ese tronco, de Cataluña, comunidad de España, pero en tu caso mi pequeña, hija de los dos continentes, tienes ese lujo que poco poseen, sin contar los tres reyes magos, que llegaran el 6 de enero. Volviendo a lo que íbamos… tras darle de tu parte cuatro palos, te trajo varios regalitos, algunos de Merida, México, que tu tía Deneb y primo Altair, solicitaron en su carta para ti, y otros solicitados por aquí cerca. Aquella tarde del 25 de diciembre, fuimos los tres, a un pueblo cercano, a ver un pesebre viviente, quizás no lo creas, pero jamás habíamos ido, tu también formaste parte de esa salida, un recorrido por medio del bosque, con sus subidas, bajadas y un terreno poco estable, pero así, somos tus papás, aventureros, y en esta vez, tu también te uniste a ese hermoso recorrido, un pesebre viviente, que en las zonas mas turbias, nuestros compañeros de viaje, y los de la cruz roja, nos ayudaron avanzar. El 26 de diciembre, fuimos a una comida, donde te conocieron todos los hermanos, sobrinos de tu abuela Esme, o resumiendo tus tios abuelos

Ya tienes tres meses, realmente veo un cambio de los dos meses, ya duermes casi toda la noche entera, nos conoces muy bien a tu papá y a mí, que soy tu mamá, nos muestras una gran sonrisa al vernos, con un grito de bienvenida, o un buen grito, cuando quieres llamar nuestra atención, con apenas tres meses eres muy simpática, sonríes a todo el mundo, aunque también tengo que decir, que tienes genio, cuando algo no es de tu agrado, ejemplo te quitamos un momento el biberón, ya estas chillando como si te mataran, igual, cuando tienes sueño y no puedes cogerlo, o estas tan feliz en brazos, te dejamos en el sofá o en la cuna, es como si te estuvieran matando.

25 de diciembre del 2019: Con el Caga tió


El oído es tu sentido principal, aunque la vista, empieza a ser protagonista, ya te llaman la atención la música y las luces, cuando un juguete tiene esas dos cosas, te quedas maravillada. Ya pesas 5 kg 600 gramos, ya cuando vas en el cangurito, ya vas mas alta, mas contenta de ver lo que te rodea, ya descubriste que tienes manos, todo el tiempo a la boca van o bien coges las mantas que te arropan, a la cara se van, tapándola por completo, contigo hay que tener mil ojos.

25 de diciembre del 2019: En el pesebre viviente


Por cierto, que sepas que ya has ido al cine, si, si el 20 de diciembre del 2019, ¿cuál fue tu primera película? Star Wars “el ascenso de sky Walker” Es curioso sabes… el año que tu papá nació, salió la primera película, el episodio cuatro, y hoy cuatro décadas más tarde, con tu nacimiento, se despide una gran saga.

Hoy estamos a 29 de diciembre, las navidades aun no han pasado, ya la siguiente carta, te informaré de como fueron esa cabalgata de reyes, a ver si tenemos oportunidad de ir a verla.

Por ahora me despido mi pequeña, gran guerrera, que sigas creciendo muy bien, recibirás noticias mias, muy pronto.


Escrito: 29 de diciembre del 2019

También te puede interesar.... Carta a mi bebé a los 2 meses de edad

Sígueme también.... Mis redes sociales

Cuando llegan los hijos, la pareja con discapacidad…. Reflexión personal

  Quizás no es algo común, lo normal, es que, si tu pareja tiene discapacidad, y juntos habéis decidido formar una familia, sin olvidar la c...