domingo, 6 de septiembre de 2020

Carta a mi hermanito, que aun está en la tripa de mamá

 


Hola hermanito,

Sí, eres hermanito, ya mamá me lo confirmó, eres un niño como yo, tu hermano mayor… ¿Cómo estás en la tripita de mamá? ¿No tienes miedo de estar tan solo ahí dentro? Me gustaría ir a visitarte, pero dicen mama y papá que eso no puede ser… que tengo que esperar a que tu llegues… Dime… ¿Vas a tardar mucho? Es que me gustaría verte, conocerte, y abrazarte fuerte (Aunque mama me ha repetido que te abracé con cuidado, que te puedes romper) Yo no quiero que te rompas hermanito… Después tendría que hacerte como un puzle, no sabría cómo hacerlo.

¿Sabes? dice mama que un día estuve en su tripa como tú lo estás ahora… pero yo no me acuerdo de nada…  me tendrás que recordar como es donde tu vives ahora… ¿Vale?

 


Aquí estamos deseando tu llegada, papá, mamá yo, y nuestro perrito Max, le hablado de ti sabes… también quiere que vengas. Cuando ya no necesites tanto a mama para comer, dormirás en mi habitación, que cuando tu llegues será de los dos. Te hemos comprado algún juguete, yo los elegí (te hubiese elegido más, pero papa y mamá no me dejaron me dijeron que aun serás muy pequeñito para jugar a futbol, y también a los coches de carreras) Aunque yo creo que de mayor serás futbolista, porque le das muchas patadas a mamá. Yo tengo muchos juguetes y te los dejaré siempre, podemos jugar juntos también ¿Qué te parece?

Todos en el cole quieren tocar la tripa de mamá quieren sentir tus patadas de futbolista.

Hermanito, sé que aún no nos hemos visto, pero ya te quiero muchísimo, siempre seremos amigos, siempre te cuidare y protegeré ¿Vale? Llega pronto, que aquí todos te estamos esperando.

 

Tu hermano mayor

Escrito: 16 de septiembre del 2014

También te puede interesar....

Sígueme también... Mis redes sociales

Carta al asesino de mi hijo

 


A ti, que conducías borracho, sin pensar, en lo que podía pasar, en lo que tú, podías provocar ¿Por qué? ¿Por qué tuviste que matar a mi hijo ¡asesino! Acababa de cumplir los treinta, estudiaba y trabajaba duro para tener un mejor futuro, amaba, cuidaba y protegía a su mujer, ambos esperaban un bebe, en esta semana tenían que conocer su sexo, pero él jamás lo podrá saber, ¡por tu culpa! Condenaste a mi hijo, me lo arrebataste, condenaste a un hijo de no conocer a su padre, de vivir sin él, y una esposa que lo amaba, que solo por tu culpa, tendrá el duro papel de hacer madre y padre a una misma vez.

Espero que te pudras en la cárcel asesino, te llevastes a mi hijo, un ser inocente, un gran hombre, generoso, atento, incapaz de hacer daño a nadie, y dispuesto ayudar,a quien lo necesitara, incluso te hubiese perdonado, de haber sobrevivido… Estaba tan ilusionado por ser padre… ¡Y tú se lo arrebataste! Al igual que ese niño de crecer sin su padre, de esa mujer, de envejecer junto a su marido, de esos padres de disfrutar de su hijo en sus últimos años de vida… En cambio tu ni una herida… ¡Eso es una injusticia!



 La ira puede conmigo, si ser por mi, te destruiría, como tu as destruido más de una vida… ¿Pero… en que me convertiría? En tu mismo nivel… una asesina…. Sé que el responsable fue el alcohol, pero conducir habiendo bebido era tu responsabilidad, tu elección… aun viendo tu error, todo el daño provocado, ni una pizca de arrepentimiento, nada, como si  no fuera contigo, eso lo que me enciende el alma, la ira me invade, y te escriba estas líneas, porque te mereces lo peor y yo necesito sacar toda esta ira y rabia que tengo, ojala te pudras ahí dentro.

 Te deseo lo peor, asesino de mi hijo, yo se que este dolor insoportable jamás se marchará, solo espero aprender a sobrellevarlo y minimamente vivir hasta que llegue el momento de rencontrarme con aquel que tú me arrebataste, mi hijo.

Escrito: 27 de septiembre del 2014

También te puede interesar....

Sígueme también... Mis redes sociales

Palabras para un ángel

 


La muerte,

Que poco querida,

Desprende ira,

No por el que se lleva,

No, sino por el que deja.

 

Un abuelo se ha llevado,

Hijos, nietos, algún bisnieto,

Ha dejado desconsolado,

Sin consuelo alguno

 

Es ley de vida dicen algunos,

Pero la tristeza y el dolor,

No afloja al contrario,

Es algo insoportable e  doloroso,

Incapaz de controlarloMíralo, allá yace, en ojos cerrados,

No parece que se haya marchado,

Solo está adormilado.

 


Por qué te lo llevaste señor,

Aún tenía tanto por decirle,

Al ritmo de esta melodía,

Que con tecleo de mi acordeón,

Expreso mi sentimiento, mi emoción, mi dolor…

 

Me quedó tanto por decirte,

Por expresar mi amor,

A tu corazón,

Pero él, no aguantó

Necesitaba marcharse,

Y voló.

 

Ya nada podrá lastimarte,

Ya no habrá dolor insoportable,

Ya estás en paz,

Por eso la tierra dejaste.

 


No podías esperar más,

Tuviste que marchar,

No pude llegar, para despedirme,

Para acompañarte en largo viaje.

 

Me dejaste tantas palabras en el aire,

Y lo peor,

No pude decirte adiós,

Ni desearte buen viaje.

 

Siempre estarás en mi corazón,

Y tu recuerdo,

Mi honor,

Te amo.

 

En memoria a la abuela de mi esposo, que hace unos días dejo la tierra para ser un angel más.... En el que agradezco la oportunidad de haberla conocido, y pasar escasos pero muy buenos momentos. Ya en su cuerpo y alma no hay dolor. Descanse en paz. Un fuerte abrazo para la familia que también es la mía

Escrito: 30 de septiembre del 2014

También te puede interesar...

Sígueme también... Mis redes sociales....

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...