miércoles, 2 de septiembre de 2020

Carta a mis amigos; no es fácil beber, cuando el alcohol ha sido el responsable de tu abuso

 


Hoy quería escribiros a vosotros mi pandilla, a la que me encanta vuestra compañía, formar parte de vosotros. Sé que a veces parezco la que no encajo, el bicho raro del grupo, yo misma estoy convencida de ello, todo el tiempo, no solo en vuestra compañía, sino las 24 horas del día.


No es fácil tener 17 años, tienes todas las hormonas alteradas, es una batalla continua, entre el cerebro y el cuerpo, el deseo, y el terror. Me gusta, vuestra personalidad, aunque no lo parezca, es con quien más me identifico, aunque, mi miedo escénico y mi grandísima timidez, corte el poder demostrarlo.

 Me encanta salir hasta el amanecer, salir, cenar, bailar, y disfrutar, me encanta aprovechar mi juventud… en el fondo, quiero encontrar el amor, me quiera, me proteja y respeta, poder disfrutar juntos de mi sexualidad… pero también me aterra. Sé que no lo entendéis, ni porque cuando todos os liais con los cubatas o cervezas, yo no paso de la limonada, porque tengo un gran repelús al alcohol, solo la idea de probarlo me repugna.

Se que pensáis que soy una estirada, una pija, no lo soy, eso os lo puedo asegurar. Pensáis que soy un bicho raro de otro planeta, por no querer sexo, con los guaperas a que todas desean, él me echa los tejos, pero es más que eso, es que no puedo. Me gusta no lo puedo negar, pero también me aterra, le encanta beber, se emborracha a menudo, es de mano suelta, todo lo que detesto, todo lo que me horroriza, no soy capaz de darle una oportunidad…

 


¿Por qué? Cuando te han acosado tanto, han intentado y en algunos casos logrado, abusar tu cuerpo, cuando todos ellos estaban borrachos, cuando tu propio padre te arrancó el alma en un mismo estado, una, otra y otra vez…. No tener esa actitud es imposible.

 

Es que muchos se ríen de mí, se burlan, me tratan de enferma o de loca, yo que sé que…. Pero sé que no lo pueden entender… ni yo misma lo puedo entender… no sé por qué pero así es, es algo inconsciente, algo que está ya en mi ser, no lo puedo detener.

 Hay veces, que me gustaría desconectar de todo, por una vez, no ser esa niña buena, dejar que la locura se apoderé de mi ser… pero es algo bien complicado, cuando detestas lo necesario para ello, es imposible, cuando tu censor de alerta, no pone pausa, a la mínima que detecta algo que te aterra, te hecha atrás….

Me odio a mí misma por ello, no es necesario sentir más de este sentimiento para nada agradable…

 


Espero que estas líneas les ayuden a entender más mi comportamiento, tan extraño, pero a pesar de eso tengo 17 años, quiero seguir viviendo y disfrutando tanto como pueda, estos traumas anclados, que deterioran mi adolescencia, juventud, espero que se vayan soltando,  y mostrando que yo no soy la culpable, no por ello, debo pagar por ello.

 

 

basado en echos reales NO AUTOBIOGRÁFICO

Escrito: 09 de noviembre del 2014

También te puede interesar....


Sígueme también... Mis redes sociales....

Reflexiones de una mujer de 40

 


Me siento perdida, aislada, no importa cuanta gente me rodeé, me siento cansada.

 No puedo explicar este sentimiento que aflora bajo mi piel, poco a poco me está consumiendo… La vida, es una lucha constante, pocas veces te da un respiro, pocas veces, te da algo de paz… ¿todo para qué? Para acabar bajo tierra, sin posesión de nada. La vida no es más que un largo viaje, en el que un día acaba… y no te llevas nada.

 He aguantado mucho, he ido al son de la vida, por donde me ha conducido, siempre a su ritmo… ¿todo para qué? Para seguir en el mismo sitio…. He cometido mil errores lo se… pero ya está bien de echar tanta tierra, dame un respiro, una nueva oportunidad, un nuevo reto que afrontar.

 


Nuevamente vuelve atacar… mi cuerpo y mente están cambiando… pero ignoro con qué final… veo a mi alrededor, todos parecen tan felices… ¿Y yo? Me encojó de hombros sin saber que pensar…

 Todos los que me rodean, están cambiando sus vidas, unos cambios de casa, otros, la llegada de un bebe, otros, viajan aquel país que tanto has deseado… ¿Y tú? Pasas de los cuarenta, el amor, no ha llamado a tu puerta, y la necesidad maternal ataca con fuerza… ¿será? Mi mente y mi cuerpo, es lo que parece…. Pero… Una se replantea intentar ser madre soltera… pero no, la verdad no me veo con fuerzas… Pero quien sabe todo es ponerse… y algún revolcón sin protección he tenido… que ingenua he llegado a ser… al pensar que algunos de ellos podía ser mi príncipe…

 


Por otro lado… la gente me mira raro… paso de los cuarenta, soltera, sin compromiso, sin hijos, es que de verdad está sociedad se queja por todo, si tienes porque tienes, si no por qué no, si te casas joven, es malo, si no te casas, también lo es…

 Pero seamos realistas, mi reloj biológico a explotado, ¿por qué sino, desearía un bebe con tanta fuerza, hasta el punto de desear todos los bebes que encuentro? Es que no solo es eso, me paso el día, con la lágrima rondando… todo me emociona, por pequeño que sea, mi gusto está girado, el chocolate, que era mi mayor aliado, ahora no puedo ni probarlo… Encima, no dejo de ver embarazadas, todas tan ilusionadas, por esa nueva etapa… y libro que leo, o programa que veo... hay un embarazo por medio, y con final feliz... es que no lo entiendo... a veces pienso que me espian, porque siempre sobresale temas, en que me siento totalmente identificada, pero  yo aquí sigo,encadenada en la nada… no aguantó más, necesito un cambio radical.

 


Hablando de embarazadas, ¿sabéis quien va tener un bebe? Mi hermana, en estos días, ya sale de cuentas… Pensaréis "genial vas a ser tía" pues no, ya que ella vive en otro país, poco contacto voy a tener con esa niña, sí es niña y se va a llamar Claudia… Algo me dice que cuando vea su fotografía, o me la muestren por skipe, me voy a emocionar, nadie va entender mi realidad.

 

Todo a mi alrededor está cambiando… todos quienes me rodean y frecuentan están teniendo cambios importantes en sus vidas, y yo sigo estancada en un presente sin futuro, en este viaje llamado vida, sin ninguna salida.

 

Ahora te preguntarás querido diario… ¿Que porque te cuento todo esto? Tu eres mi mayor confidente, lo necesitaba, estamos a 15 de diciembre, en poco otro año se acaba, pero esto no se detiene… otro año llega, yo paso de los cuarenta, mi tiempo en la tierra se acaba, siento que no he hecho nada… deseo que este nuevo año me dé una oportunidad, y empiece a vivir ya.

 

Basado en echos reales NO autobiográfico.

Escrito: 15 de noviembre del 2014

También te puede interesar... 


Sígueme también... Mis redes sociales...

Carta a la luna

 



Te ves tan hermosa esta noche, estas totalmente llena, tu luz, rodea la habitación, sin más necesidad que una pequeña luz de mi lamparita.

¿Cómo estás? Es tan bello volver a verte, hacía noches que no tenía la oportunidad… con esos nuberrones, que te ocultaban, estás noche estás tan bien acompañada, de esas miles de estrellas, también te acompañan millones de espíritus, que ya habitan allá arriba, como los abuelos Adrían y Sofía, o mis padres, a los que tengo su sangre, pero jamás llegué a conocer, bueno si… pero era tan pequeño cuando murieron, que apenas recuerdo… tuve suerte, porque Christian y Marie, no tardaron en adoptarme, y formar parte de su familia, que ya era parte de la mía, en incluía una hermana cuatro años mayor.



No me puedo quejar la verdad, siempre me he sentido amado y aceptado por todos ellos, los adoro, ellos son mi familia siempre va a ser así, pero ahora con mi duodécimo cumpleaños, que como bien sabes fue hace una semana, me han venido preguntas e inquietudes… de cómo eran mis padres biológicos, si me parezco a ellos tanto físicamente y forma de pensar… adoro a mi familia pero a veces siento, que no encajo, que no formo parte de ellos me gusta mucho escribir, e imaginación mi mayor aliada, mis padres no tienen ese don, menos mi hermana… me gustaría saber si de mis antepasados, aquellos que te acompañan, algunos lo tienen, al igual, que las marcas que hay en mi piel, son la herencia de ellos, o solo es algo mío. Al igual que el deporte, me encanta, ya gané algunas medallas. Como la memoria fotográfica, es parte de mi, de mi alianza. Ellos en cambio de dar una caminata, ya se cansan.



Hoy por hoy aún no he podido viajar a corea, conocer mi país natal, conocer su historia, sus costumbres, no puedo explicarlo, es una necesidad que tengo, algo que poseo muy dentro.

Luna hermosa por favor, si pudieras, encarrilar el camino, para que me llegue está oportunidad te estaré agradecido eternamente, no pienses que me estoy volviendo loco, tu eres inalcanzable para mí, como lo son ellos, pero están tan próxima a ellos… conociendo tu rostro, viéndolo cada noche, es como si estuviera junto a ellos, eres tan linda… estoy seguro que ellos lo eran, tu resplandor, me gusta, me da paz, serenidad, y sé que ellos así eran, o al menos esa es la idea que quiero conservar, por eso elijó tu rostro, que solo hay bondad .

Descansa luna bella, que tengas linda noche, nos vemos mañana, espero que ninguna nube tape tu belleza, yo aquí estaré tras este cristal, contemplándote y escribiéndote una vez más.


Escrito: 16 de noviembre del 2014

También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a mi padre con tetraplejia

 


Papá.

¡Muchas felicidades por tu día, muchas felicidades por tu cumpleaños! Pero también hoy hace un año, en tu nueva vida, un año, del que volviste de la guerra.

No te mentiré pensé que te perdía, cuando llamaron anunciando que una bomba te había dado y tu sin consciencia habías quedado, mama y yo toda esperanza habíamos abandonado, pensando, que no volverías a nuestro lado.

Pero despertaste papa, aunque ya no podrías volver a andar, ni volver a mover de cuello para abajo, ya que la tetraplejía a tu cuerpo había llegado. Tuve tanto miedo papa, no pude evitar recordar, todo lo que de ti he aprendido, todo, lo que juntos hemos vivido. Perdóname por favor, estaba convencido, que ya nada volvería ser como antes, que ya no podrías protegerme ni cuidarme como un padre, cuando al fin te dieron el alta en el hospital, llegaste a casa, en esa silla de ruedas con motor, me asusté, me quedé paralizado, sin saber cómo a partir de ahora sería el trato.



Mis compañeros de clase, mis amigos tampoco lo pusieron fácil, que tú ya no te comportarías como un padre, que ahora yo, tendría que empezar a trabajar a pesar de mi corta edad, y yo de ti cuidar. Me enfadé mucho, con ellos, contigo también por irte a la guerra, pese todas las suplicas que te hice, para que no te fueras.

Perdóname por favor, yo no sabía, desde siempre has sido mi héroe, mi modelo a seguir, yo pensé que todo eso había acabado al llegar parapléjico, pero estaba muy equivocado, una nueva lección nos distes a todos, a mí el primero. No te distes por vencido, en ningún momento, bajaste los brazos como discapacitado ¡No!

Gracias a las nuevas tecnologías, no dejaste de trabajar en aquello, que ahora podías, pero no dejaste de mantener a tu familia, y a mí no me has dejado que te cuidará, nada más que alguna cosa menor, pero ante todo siempre has querido, que yo me ocupe de mis estudios, y de ser niño, que tú te ocupas de ser adulto. Pese a tu dificultad, no dejas de estar a mi lado, cuando más lo necesito, siempre me ayudas.

He leído muchos libros, he conocido muchos ejemplos, pero como tú, ninguno papa, eres y siempre serás aquel que admiro, mi héroe, gracias a ti se, que la tetraplejia no es barrera para amar y educar, que si de verdad te lo propones puedes seguir una vida con normalidad, quiero ser como tu papá, quiero que todos conozcan, tu valentía, y tu gran capacidad.

¡Te amo papá!

Escrito: 18 de noviembre del 2014

También te puede interesar....

Sígueme también..... Mis redes sociales

Yo no se... Sólo se... Que quiero un bebé

 


Sé, que no es el momento, que nuestra economía está por los suelos, lo sé, estamos remontando lo se… pero justo estamos empezando… no es el momento de aumentar la familia, lo se… no puedo entender por qué sin aviso me llegó, esa necesidad tan grande de tener un bebé… al mismo tiempo unos cambios tan drásticos en mi cuerpo y en mi mente… ignoro la razón, solo sé que ha llegado un punto que me está afectando demasiado.

 


Siempre me han gustado los bebés, es más con 5 o 6 años, tenía una película de dibujos animados, Kisifu, pero antes había un documental de cómo cuidar un bebé, desde la mañana hasta la noche… Y me gustaba el documental tanto o más que la película, antes de ver el osito Kisifu, no me perdía el documental… Desde pequeña, les di la lata a mis padres, por tener un herman@ incluso, de niña cuando me llevaban al colegio en mi carrito, yo hacía ver, que tenía un hermano pequeño, en el que le daba mi mano.

 


 

Llego el momento de ser hermana, pasaba de los 13 años, estaba de lo más entusiasmada, me imaginaba cuidándola, jugando con ella… etc… para nada pensé en mi discapacidad, las limitaciones de esta. Realmente la discapacidad, poco responsable es… la verdadera barrera fue la familia, que apenas me dejaban estar a solas con la bebé "cuidado que se puede caer" "no hagas esto" "no hagas lo otro". Cuando al fin ya le podía dar la mano en los paseos, también fue un deseo anulado, ya que yo era llevada, pocas veces podía darle la mano a mi hermana, las pocas que sí, se tropezaba con mi silla de ruedas, se hacía daño, ya mejor darle la mano a mis padres.

 


Ella ya tenía 8 años, yo tenía la silla de motor, ella claro era una niña pero lo suficiente mayor, para entender, que si se le dice que no baje de la acera que no lo haga, pues tampoco me dejaron ejercer de hermana, ya no como bebé sino niña que era. Ya después llegó mi esposo a mi vida, ya con él, pos si me dejaron más libertad, para salir con ella.

 

En mi familia habido muchos bebés, pero apenas he podido ejercer como familiar, sin ser controlada y abrumada por las múltiples condiciones. No hace tanto, tenía la idea que yo no podría ser madre… Siempre he tenido claro que lo deseaba, pero no sabía del todo, si mi discapacidad, no sería una gran barrera, era algo muy injusto sobre todo para mi esposo, ya que yo soy dependiente, la mayoría de cosas físicas, dependré de su ayuda con el bebé.

 


Ahora se… Que de alguna manera, saldremos adelante, si claro voy a necesitar su ayuda, pero también se puede  adaptar muchas cosas, para que sea más autónoma con él o ella. La prueba está con la hijita perruna que tenemos, lo que en un principio lo veía imposible, ahora es algo normal, y sé que con el bebé será igual, encontraremos la forma de lograrlo, que yo ejerza como su mamá.

 

Ignoro si mi reloj biológico a explotado o no, solo se, que mi cuerpo y mi mente me lo están solicitando… Ese bebé será de mi esposo y mío ninguno de mis familiares podrá exigirme ni rondarme nada, solo su padre y yo tendremos el control, realmente podré ejercer de madre, un deseo latente desde que era bien pequeña, y ahora ha salido a luz, está gritando con fuerza.

 

Sí, sé que no es el mejor momento, lo sé, pero es que es mi cuerpo, y mi mente que lo está solicitando, gritando con fuerza… Yo no sé cómo detener este deseo de la maternidad, es más no sé si quiero detenerlo… Llevamos 5 años casados, no hemos dejado de luchar y sufrir para sobrevivir, ambos necesitamos algo más… Esa necesidad, creo que es una buena respuesta… No se, es mi opinión… ¿Vosotras que pensáis?

Escrito: 20 de noviembre del 2014

También te puede interesar...


Sígueme también... Mis redes sociales...

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...