martes, 1 de septiembre de 2020

Conmovedora carta de un marido con discapacidad antes de morir

 


¿Qué quieres de mí? Hace 5 años que decidiste cortar todo contacto conmigo, en este tiempo ya ni siquiera como amigos, ya menos, ni como compañeros… Nada, desapareciste de mi vida, tal y como apareciste, fugazmente.

¿Ahora?  Apareces de la nada, diciendo que soy uno de los mejores doctores, que por favor… ayude a tu novio… ¿Por qué debería hacerlo? Me dejaste muerto en vida, haciéndome dudar de aquello, que jamás había dudado, mi capacidad… Mira que lo habían intentado, pero siempre me sentí convencido que la discapacidad no podría conmigo… pero… Tu perdida, tu falta de confianza en mi capacidad, me convenció de lo que jamás pensé que me convencería, que no lo conseguiría.

Te vi partir… mi alma me decía, "ve tras ella, convencela" Pero mi cuerpo no me respondía, me sentía como anclado en el suelo, persistía. Cinco años… el dolor de tu partida, aun siento la herida, como nada me ha dolido antes… Y  me duelela pierna. Mucho.



Ahora aquí estás frente a mí, suplicándome por la vida de otro hombre… "le amas" me dices… Yo aún te amo a ti, se me hace imposible rehacer mi vida, por tu culpa… y quieres que reponga la tuya… Todo esto es muy duro para mí… déjame pensar… 

Está bien, te ayudaré, aunque no tengo muy claro, si quiero encontrar la razón, obvió como mi paciente, debería desear, encontrar la causa de su mal, a la misma la cura, pero en esta situación ignoro si lo deseo, o prefiero que muera. Lo siento, es así…

Ya encontré la razón, si no actuó pronto morirá, ¿Qué hacer? Yo no sé… Te veo en esos grises, llorosos, plenos de preocupación, no me puedo estar… ¡Detesto el efecto que tienes en mí! No me puedo negar, no solo por orgullo de médico, sino eres tú, que me haces tomar esa decisión, te ayudaré, le ayudaré a vivir… ¿y tú? Sientes aun algo por mí, que bueno, que la respuesta sea sí.

Escrito: 25 de noviembre del 2014

También te puede interesar....


Sígueme también.... Mis redes sociales

Palabras de un niño de África a uno de Europa.

 


Tú te quejas por no tener zapatos de marca, yo no tengo zapatos, siempre voy descalzo, por terrenos arenosos y pedrosos.

 Tú te quejas por no poder comer cada día pizza, yo muchos días, solo como un trozo de pan… hay días que ni eso.

Tú te quejas por no beber refrescos por un día, yo solo bebo agua, muchas veces no es ni potable.

 

Tú te quejas por no tener ropa de marca, yo no llevo ropa, más que un taparrabos, y a veces ni eso.

 


Tú te quejas por tener que ir a la escuela, yo daría lo poco que tengo, por estar en tu lugar, tener la educación que tú tienes, y no estar más de ocho horas trabajando para ayudar a mi familia.

 

Tú te quejas de tener pocos regalos por navidad, Yo no tengo ningún regalo, aún menos navidad.



 

Tú te quejas de no tener un móvil, un portátil último modelo, la última Xbox o Play Statión, Yo no tengo nada de eso… mis únicos juguetes son una cuerda, una pelota de trapo o una rueda.

Tú te enfermas y tienes medicamentos y vacunas a tu alcance, Yo todo lo contrario, no me pueden vacunar, y hay muchas enfermedades mortales a mi alcance.



Así que… Mira todo lo que me falta, encuentro razones para sonreir, sí podría estar mejor, pero yo soy feliz... ¿Y tu? 

 

Escrito: 26 de noviembre del 2014

También te puede interesar.... 

Sígueme en.... Mis redes sociales....

10 realidades sobre la discapacidad

 


3 de Diciembre, es el día internacional de la discapacidad, Siempre he dicho y sigo pensando, que hoy por hoy no hay nada que celebrar, la discapacidad, es una condición como otra cualquiera, aunque por desgracia, aun en el siglo que estamos, mucha gente ignora la realidad, de lo que es la discapacidad, lo que conlleva la persona que la tiene, por ello, no hay nada que celebrar. Por otro lado la discapacidad está presente los 365 dias del año, no es plan que solo uno se acuerde, un día.

Hoy por eso, ya que es el día internacional me gustaría recalcar una vez más, algunas realidades, que muchos ignoran, y no quieren aceptar.

 

  • Discapacidad es una condición más; Las personas que la posen, son personas como todos, no hay que etiquetar solo por poseerla, la discapacidad, solo es una parte de él o ella, como persona tiene muchas cualidades y capacidades… ¡Conoce a la persona! ¡No le juzgues por su discapacidad!

 

  • No somos ni discapacitados, menos minusválidos, ¡solo tenemos una discapacidad! No es necesario mucha definición, aun al día de hoy nos ven menos capacitados, se ven en los problemas por una educación inclusiva, en el empleo… en muchas falsas ideas que aún existen, que no somos capaces de hacer muchas cosas, y somos menos que los demás… pero.. ¿A dónde van con esas ideas? Somos tan personas como tú, con la misma capacidad y validez que cualquiera… ¿No te lo crees? Conoce a una persona con discapacidad, y ya lo verás
  • No somos especiales; Por lo contrario, también se tiende a la discriminación positiva, a tratarnos como seres superiores, la verdad… tampoco es eso… solo somos personas con una discapacidad.


  • La discapacidad no es enfermedad; ¡No! Todos tenemos condiciones, la discapacidad solo es una condición más.

 

  • Las personas con discapacidad no deseamos la cura de la discapacidad; No estamos enfermos no hay nada que curar, la mayoría lo único que deseamos que está sociedad acepte la discapacidad por la realidad que es.



  • Las personas con discapacidad, desean amar y ser amados; Como toda persona llegado el momento, desea encontrar el amor, y ser correspondido ¿acaso tu no lo deseas? ¡Pues nosotros también necesitamos y deseamos una sexualidad plena! No es necesario que tenga discapacidad, el corazón no entiende, nos podemos enamorar de una persona con o sin discapacidad. Ojo estamos hablando de sexualidad, no de sexo.


  • Las personas con discapacidad desean y necesitan tener sexo; Ahora sí, estoy hablando de sexo, porque no somos robots, no somos de piedra, no somos ángeles ¡no somos asexuales! Tenemos necesidad sexualidad, no importa la discapacidad, todos, tenemos la necesidad de satisfacer a nuestro cuerpo, tener un buen revolcón y disfrutar de ello.

 

  • Las personas con discapacidad tienen derecho a una educación sexual; Es más que un derecho es una necesidad, para que conozcan bien las distintas enfermedades, protecciones y sobretodo se pueda evitar el abuso sexual.


  • Las mujeres con discapacidad necesitan un reconocimiento ginecológico; Es más que una necesidad, es un derecho, como toda mujer están en la obligación de tener esas visitar para su salud intima.

 

  • Las mujeres con discapacidad como toda mujer pueden ser madres; Es una de las grandes discriminaciones que existen, se tiene la idea que porque son dependientes, ya no tienen la necesidad o ya no pueden ser madres… Como toda mujer, tienen su reloj biológico, si este suena, no se puede ignorar, hay que aclamar esa necesidad. No hay que temer, muchas discapacidades, no pasan de padres e hijos, antes de negar, infórmate de verdad.


Estos son solo algunos de los tantísimas realidades que hay que destapar, que por eso, hoy por hoy, el 3 de diciembre, no hay nada que celebrar. Te animo a compartir este artículo, solo así, se logrará una integración total.

Escrito: 02 de diciembre del 2014

También te puede interesar...


Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...