domingo, 30 de agosto de 2020

¡Atención! Los hombres también necesitan respeto

 


La violencia de género es un hecho, desgraciadamente es así, no importa el tiempo que pase, ni la tecnología que avance, el ser más testarudo, y más difícil, de que aprenda es el ser humano… Como dice una canción del canto del loco (Grupo que ya se deshizo) <<somos la parte más viva del gran universo pero también lo peor, virtud y caída, verdad y mentira…>> Por ello todavía existe, esta gran violencia que genera el hombre y la mujer.

Con todo, se ha ido mostrando la realidad, ya en muchas ocasiones, el ser humano es consciente de ello, e intenta cambiar eso, poner su granito de arena, al ver la violencia… Pero… ¿Se actúa a por todos, por igual? La televisión, la radio, el periódico, internet… son muy conscientes, reclaman a menudo para detener la violencia en contra la mujer… aunque aún hay mucho por hacer y mejorar, granito a granito, a paso muy pero que muy lento, pero se están viendo resultados… Un claro ejemplo es el siguiente video, un experimento que se hizo, dos actores interpretaron en un bar (real) que el hombre violentaba de diferentes formas a la mujer… la reacción de los que los rodeaban fue de admirar, superaron, ese experimento, que sin saber estaban envueltos…



 Pero como digo aún hay mucho por hacer, mucho se habla de la violencia en contra la mujer en manos del hombre… ¿pero qué hay del hombre violentado ya sea física, psíquica, emocional, sexualmente? ¿Quién se acuerda de ellos? ¿Quién los defiende? ¿Quién los protege? Sí, ellos también pueden ser violentados de múltiples maneras por una mujer, de la misma forma cuando un hombre maltrata una mujer, tolerancia cero a la mujer que maltrata de alguna forma al hombre.

 Se habla mucho de igualdad de género, cuando se trata de la mujer, pero de la misma forma, tiene que ser para el hombre, ellos también tienen un papel muy duro para esta sociedad, de la misma forma merecen respeto, y violencia cero.



 

En el siguiente video entenderéis mejor lo que quiero decir, como en el video anterior, dos actores, actúan la violencia está vez en plena calle, primero el hombre violenta de distintas formas a la mujer, la mayoría de los que se cruzan en su camino, ya sea hombre o mujer, detienen la violencia en contra la mujer, dispuesto atacar al “agresor” Pero cuando se intercambian los papeles, es la mujer que violenta de la misma forma al hombre, ninguno de los testigos hacen nada, algunos pasan, sin poder evitar reírse de la escena, otros, se quedan mirando con curiosidad, incluso alguno, se ponen a gravar con sus móviles divertidos, pero absolutamente nadie pone un alto a esa agresora.

¿Entendéis lo que quiero decir? Está muy bien que salgan a la defensa de la mujer cuando es violentada, pero de la misma forma tendría que ser para el hombre, ninguna mujer tiene derecho a violentar a un hombre, y la mujer que lo hace, al igual que el hombre, tolerancia cero para ella. Sí hay muchas leyes que nos protegen, pero eso no nos da derecho actuar en su contra ¡No! Mujer que lo haga que tenga el mismo castigo que el hombre violento ¡el mismo! los testigos de ello, no deberían estarse quietos o callados ante la violencia en contra de él, no, deberían actuan, al igual que actuaron cuando la mujer era violentada. hombre y mujer, ambos son personas, ambos merecen respeto, ninguno de los dos, merecen violencia, no, el hombre tampoco... 

Al día de hoy hay muchos hombres violentados por mujeres, que no se atreven a decirlo en alto, por miedo a ser humillados y ridiculizados por la sociedad, pero la realidad, que no son pocos estos hombres, la sociedad debería apoyar y ayudar, a estos varones, de la misma forma que la mujer... ¿O es que al final tanto defender a la mujer, van acabar ellos siendo menos? ¡No! Ni menos ni mas, hombres y mujeres tienen que estar valorados y respetados por igual.

Escrito: 09 de enero del 2015

También te puede interesar....


Sígueme en.... Mis redes sociales...

The Big Bang Theory: Sheldon y Amy

 


¿Qué os parece la serie? Aún más en concreto, que pensáis de los personajes Sheldon, interpretado por Jim Parsons y Amy interpretada por Mayim Bialik…. A continuación os voy a dar mi más honesta opinión.


Personalmente, ambos personajes, están hechos uno para el otro (al principio más aun) ¿por qué digo al principio aún más? A mi parecer, tenían una forma de hacer y pensar muy semblante, pero después eso, poco a poco se fue separando, no por ello, el amor quedó atrás… no, les unía ese sentimiento llamado amor.



 Llego un punto, que Amy, necesitaba (como toda mujer y también hombre) Contacto físico, demostraciones de cariño, de amor, como no, también sexo. En cambio Sheldon, siguió en su mundo… le encanta su compañía, pero sin mostrar ningún sentimiento de lo que su corazón siente, (algo muy normal en los que tienen síndrome de asperger) para él, pasar una velada romántica, no es ir cogidos de la mano, paseando a la luz de luna, no, para él, la cita perfecta, serie ver toda la saga de Star Treck, en su compañía… pero que no lo demuestre, no significa, que no lo sienta.



 Sheldon Copper, está enamorado de Amy, aunque no sepa o no pueda interpretarlo… el sentimiento ahí está, le importa su bienestar y felicidad, en un capítulo se mostró cuando Amy estaba disgustada porque Penny y Bernadette se fueron de compras sin ella. Sheldon se sentía preocupado porque no había ni rastro de ella, junto con Leonard fueron a ver… A pesar de las dificultades Sheldon, se quedó junto a ella a consolarla. En ese mismo capítulo, Amy acaba borracha, y llorando sentada en la acera, nuevamente quien fue a su rescate, fue Sheldon siempre en compañía de Leonard, pero la iniciativa fue del primero.



 Pensaréis eso es pura amistad, y ya, pero no… ya que en otro capítulo, el de la tienda de comics invita a salir a Amy en plan cita, y Sheldon, se sentía intranquilo y celoso que otro hombre rondara a su chica.

 Sheldon y Amy, ¿cuál de los dos personajes, os resulta más tolerable? Es difícil decidirse, ambos en ocasiones son inaguantables, pero justamente mi pareja me hizo esa pregunta, yo sin dudarlo dije Sheldon, aunque al mismo tiempo psicoanalicé mi respuesta… ¿Por qué? Por el simple hecho que soy mujer, me atrae más el genero masculino, a los hombres, de bien seguro que os será más tolerable Amy que Sheldon… Es curioso sabéis… ya que me siento bastante identificada con Amy, ambas hemos tenido una adolescencia difícil, sin ningún amigo, sufriendo discriminaciones y humillaciones, aunque la apodo "la saboría" (comparado con Penny o Bernabet) Yo aún soy más “saboría que ella”

 

Vosotr@s que pensáis de lo expuesto, os animo a opinar, abrir debate ¿Qué me decís?

 

Escrito: 07 de enero del 2015

También te puede interesar....


Sígueme en....Mis redes sociales....

Poesía: Te entrego mi pelo

 


Te entrego mi pelo,

Porque yo no lo necesito,

Te entrego mi pelo,

Porque a ti te lo concedo.

                            

Te entrego mi pelo,

Porque ya bastantes andas sufriendo,

Porque eres un niño,

Que no llegas al cumpleaños décimo.

 


Te entrego mi pelo,

Porque a mi  sobra,

A ti te hace falta,

No hacen falta más palabras.

 

Te entrego mi pelo,

Porque ningún niño debería vivir,

Lo que tu estas viviendo,

Por eso te entrego mi pelo.

 

Te entrego mi pelo,

Porque puedo,

Porque quiero,

Porque soy humano,

Porque ser persona significa,

Ayudar al más necesitado,

Por eso y mucho más te entrego,

Mi tesoro más preciado, mi pelo.

 

Escrito: 09 de diciembre del 2014

También te puede interesar...


Sígueme también.... Mis redes sociales

Conmovedora carta de un perrito pitbull

 


Me siento triste y devastado, no sé qué hago aquí… no me gusta este lugar, huele a hospital, solo hay personal de este centro, mi amito, mi fiel amigo ¿Dónde se ha metido? No recuerdo nada, me siento perdido, ¿Qué pasó? Pues no sabría decir, desperté ya aquí…

No me gusta este ambiente, el olor es persistente, para nada motivador y positivo…. No entiendo porque todos están tan enfadados conmigo, yo solo quiero agradar a  todos, y sobre todo a mi fiel amigo.



Al principio yo no entendía lo que él me pedía, ¿violentar a otros perros? ¡Qué horror! Y me negué en respuesta, mi amito me castigaba con golpes, sin comida y agua, encerrado durante largas horas…  ¿pero, qué he hecho mal? Yo no entendía porque mi amito me violentaba…. Pero no podía estar enfadado con él era mi fiel amigo, me subía a su dos patas, dándole besitos, pero su respuesta “ve y haz picadillo a ese Rottweiler” No dejaba de preguntarle “¿Por qué?” “él es mi amigo” pero la diferencia del idioma, hacía imposible una comunicación, como me negué por segunda vez, el castigo aun fue más duro que él anterior.

Definitivamente mi amito, se había vuelto loco, me moría de hambre, estaba asustado y adolorido, la persona que más amaba, totalmente decepcionada, no me gustaba nada la idea, pero debía cumplir a mi amito, él quería eso… No tenía alternativa, debía actuar.

 

Ahí estaba complaciendo a mi amito, cuando derrumbaron la puerta, entraron varios encapuchados, unos se llevaron a la fuerza a mi fiel amigo, intenté detenerles, enseñé los dientes, estaba dispuesto atacar, para defender a quien más amaba, pero ellos, no tardaron en ponerme el bozal, entre cuatro me aguantaban, de tanto a mi amito se llevaban.

 


Ahora dicen que soy peligroso, que me tienen que poner la inyección letal… ¡¿Por qué?! Yo solo quería jugar, complacer a quien más amaba, y ahora me ha dejado solo en la estacada ¿amito dónde estás? ¡Yo di todo por ti! Y ahora tú, me dejas solo aquí…. Condenándome a mi fin.

 

 

Este no es un relato en contra de esta raza de perro, al contrario, son sociables, cariñosos, amorosos, y fieles hasta el fin, los perros no tienen culpa de nada, toda la responsabilidad es de los dueños. No existen las razas de perros asesinos, todo depende de cómo los eduques, les enseñes. El ser humano es el ser  más cruel que pueda existir ahora y siempre.

 

Escrito: 12 de marzo del 2015

También te puede interesar....


Sígueme en... Mis redes sociales...

Carta a mi hijo: Perdóname por favor, me equivoqué

 


Amado y apreciado hijo,

Espero que no sea demasiado tarde, para que aceptes esta carta, y otorgues el perdón, a este viejo hombre, que quizás se tardó la demora, pero reaccionó, solo espero que aun este a tiempo para recibir una ultima oportunidad.

 Lamento tanto las palabras que te dije, tu discapacidad, no es una maldición, aun menos un castigo de Dios, de verdad perdóname, me equivoqué. Ahora soy consciente que el castigo físico que te inculqué no era el adecuado, en ningún momento debí ponerte la mano, ni el cinturón encima, en ningún momento. Jamás debí decirte que tu eras el responsable de esta desgracia, jamás debí darte la espalda, cuando más me necesitabas, jamás….

Solo soy yo el responsable, de la profunda barrera que existe entre tú y yo, pero eso no quita, que me haya olvidado de que día es hoy, él día más feliz de mi vida, el día que naciste, te cogí en brazos, te miré a esos ojitos hermosos, por primera vez confesaré, que me emocioné, pero… ¿cómo un militar, de antepasados militares va admitir, que se emocionó al ver a su hijo? A tu madre no la pude engañar, aunque jamás se lo confirmé.

Hoy hace 15 años, que saliste de la casa dando un portazo, jurando que jamás volverías, después de gritarme que me odiabas, me deseabas lo peor… y cumpliste tu promesa, aun hasta el día de hoy. Te aseguro hijo mío que esas palabras fueron como grandes alfileres que me atravesaban el corazón, desde esa noche, no hay noche, que no tenga pesadillas, una parte de mí, ansiaba correr a darte una abrazo, y pedirte, lo que estas líneas indican, si pedirte, suplicarte perdón, pero la parte del orgullo ha sido superior. No por ello he dejado de pensar en ti, has estado en mi pensamiento, en todo momento, el sufrimiento por si no estabas bien, me superaba, pero el orgullo, aún era más. Pero escuchaba entre paredes como hablabas por teléfono con tu madre, me quedaba tranquilo, al saber que estabas bien.

 Sé que no es excusa, no hay justificación alguna por lo que te hice, pero en mi defensa diré, que es lo único que aprendí, no te podía educar de otra manera, porque ignoraba como hacerlo. Sabes bien, que tu tío, mi hermano, tenía una discapacidad, física e intelectual, lo único que aprendí de mi padre, es que la discapacidad es una maldición que hay que castigar severamente, para que salga de la persona… él solo él, fue mi maestro, castigaba severamente a mi hermano, física y emocionalmente, sí le daba un techo, comida, agua, ropa  y una educación, con eso ya tenía suficiente, que no necesitaba más, pasó su infancia y juventud encerrado, sin amigos, sin ningún tipo de vida social, mi padre lo único que hacía era emborracharse, y se liaba a palos y burlas con él… ¿Te suena verdad? Es que me obligaba a mí también a dañarle… Oh hijo mío no sabes lo que me arrepiento… tu tío bien sabes su final, él no era como tú, su carácter era más débil, acabo quitándose la vida, con apenas 19 años. Y yo me lo encontré, supongo que eso me agravó la idea, que tener una discapacidad es una gran debilidad, hay que acabar con ella, antes que acabe contigo… Al día de hoy sé la verdad: La discapacidad no acabó con mi hermano, mi padre acabó con él.

 


Tener alcoholismo, es de las peores cosas que te pueden pasar… Eso sí que es una maldición, eso sí que es tener como el demonio dentro No solo te perdí, provoqué mi propia destrucción, y de los que más quiero. Obligarme a ir a ver un terapeuta, es de las mejores decisiones que he tomado nunca… No solo me ha ayudado a ver la realidad, sino también afrontar y obligarme, a una solución a la infancia que viví, todo lo que aprendí fue erróneo.

 Estoy tan orgulloso de ti, no solo tuviste el valor, de desaparecer y no volver, sino de independizarte, buscarte un buen empleo, ganar tu dinero, un muy buen sueldo, sé que tienes una hermosa mujer a tu lado, tenéis una vida llena de felicidad, sé también que tenéis un bebé de dos años… 

 Te preguntarás… ¿por qué ahora? Estoy enfermo, o mejor dicho me estoy muriendo, no me queda más de dos meses de vida, tengo un cáncer de boca, a causa de tanto alcohol, sé que es muy egoísta de mi parte, pero me gustaría verte una última vez, y conocer a tu hijo, no temas, solo quiero verle, no puedo andar, apenas puedo hablar… necesito oxígeno para respirar… ya no te puedo dañar más… Pero entiendo que decidas que no… Lo que si te pido con el corazón, que cuides de tu madre, que le hagas participe de tu vida, y tu familia, ella te necesita, os necesita… yo estoy a punto de seguir, lo que hace tanto me merezco, mi dura condena, que empezó cuando te perdí.

Te amo hijo, estoy muy orgulloso de ti por tener la fuerza de romper la cadena que lleva generaciones… Ojala algún día puedas perdonarme, pero sobretodo quiero, tu felicidad, no dejes que tu padre gané la guerra,  sé que no lo harás, se feliz, muy feliz.

Escrito: 11 de marzo del 2015

También te puede interesar.... 


Sígueme también.... Mis redes sociales

Carta a mi suegro: Ahora lo entiendo todo

 



Suegro:

Hace 22 años que conozco a su hija, llevamos 19 años de casados, tenemos una hija de 18 años, sinceramente no fue fácil conquistarle, por más que me esforzaba, no había manera de tener su aprobación.

Ahora tiempo después, entiendo el cómo se sintió, al ver a su hija, que antes para ella, su papá era todo su mundo, prefiriendo a ese muchacho, ósea a mí, antes que a él… de tener confianza plena, a pasar a ser, como un desconocido para ella, y preferirme mil veces a mi…

Ahora lo entiendo todo, estoy pasando por lo mismo que pasó usted, puedo comprender, el dolor que le causé, el mismo dolor, que me está rasgando el alma, al ser testigo como mi pequeña, prefiere a ese muchacho, antes que a mí.

Le pido mil disculpas, tenía que haber sido más paciente, no juzgarle tan duramente, sé que mi niña está en buenas manos, lo sé bien… pero nadie me preparó para este momento, el dejar volar, aquella criaturita, a la que vi nacer, a la que cuidé y defendí con mi vida propia. Es muy difícil aceptar… que ya ha hecho su nido, que ya no me necesita… Siempre me he considerado, un padre guay, discúlpeme, pero a la misma medida, me prometí a mí mismo, que jamás sería como usted, nunca se lo pondría tan difícil, al hombre de mi hija, pero es algo tan complicado de cumplir, ver como un tipo, te arrebata a tu ser más preciado… ¿Cómo afrontarlo? Sí, ahora lo sé, ahora le entiendo bien suegro, cuando me miraba con esos ojos como quien mira a un ladrón.

Sé que mi hija ya creció, ya no es una niña, es una mujer, desde hace unos años atrás, pero no fui consciente de esa realidad, hasta que pasó una noche en un hotel, con él, su primera noche, su primera vez. No entiendo como a su madre le ha sido tan fácil aceptar, para mí está siendo un tormento, un gran desafió difícil de afrontar. ¿Estará bien? No me dejó de preguntar, si tiene algún problema, quien ¿la ayudara? Sí, sí, sé muy bien, el chico este, pero quiero seguir siendo yo, su héroe.

Por eso ahora estoy aquí, junto a usted, de tanto lee estas líneas, necesito su ayuda para afrontar esta dura etapa. ¿Qué me dice? ¿Acepta un par de cervezas, y mis disculpas por haberle juzgado antes de hora?

Escrito: 09 de marzo del 2015

También te puede interesar.... Palabras a mi suegra, al momento que mi hijo formó su familia

Sígueme en.... Mis redes sociales...

Carta de una novia a su papá el día de su boda

 


Querido y amado padre,

 Infinitas gracias por acompañarme en este día tan especial para mí, gracias, por escoltarme al altar, sin soltarme de tu brazo, como cuando era niña, temía, tú me abrazabas fuerte, con la promesa, que nada malo ibas permitir que me pasara.

 Sé que no ha sido nada fácil para ti, no distes saltos de alegría, cuando anuncié mi matrimonio… más bien noté el dolor en tu ser… Hoy pese tu apariencia de dureza, noté la emoción, las lágrimas, noté que no fue fácil dejarme ir.

 


Papá, no temas, sigo siendo yo, tu niña, te aseguro que voy a seguir necesitándote, ahora y siempre, porque tu eres irremplazable, pero como tu siempre me has enseñado, me convertido en una mujer fuerte, e independiente, por lo mismo los valores, son los mismos aprendidos, los mismos que tú me mostraste, hoy los tengo muy presentes dentro de mi, y gracias a ti podré sobrevivir, en este mundo lleno de adversidades…

 Además tengo una noticia que darte, en el que voy a necesitar de tu ayuda, vas a ser abuelo, estoy embarazada de poco más de un mes, bien sabes que esta boda está planificada desde hace más de ocho meses… ¿el embarazo? pura casualidad, pero después de seis años de noviazgo, ya tocaba, ambos, estábamos preparados para iniciar esa nueva etapa, pero eso no quita, muchas preguntas, los típicos miedos de la madre primeriza, por ello papá, voy a seguir necesitando tu ayuda y tu sabiduría, para que tu nieto/a se haga adulto de bien.

 Vamos papá, no me has perdido, nunca lo vas hacer, sigo y siempre seré tu niña.

Escrito: 04 de marzo del 2015

También te puede interesar....

Sígueme también... Mis redes sociales....

La realidad de mi vida con Discapacidad

 


Que tengamos una discapacidad, no significa, que estemos pensando en ello,  todo el día, como personas tenemos nuestros hobbies, nuestros intereses, nuestras capacidades, por ejemplo yo, me gusta escribir, sí, escribir relatos, artículos de intereses, la imaginación es mi mejor aliada (aunque últimamente me tiene muy abandonada) me gusta leer,  me interesa la psicología y desde que conocí a mi esposo, me aficioné a los videojuegos.

 No estoy pensando en todo el día que ojalá me curará, no me tengo que curar de nada no estoy enferma solo tengo una discapacidad que es solo una condición más. Lo que si me  tiene indignada y desearía de todo corazón, que viviera en una sociedad accesible a todos, no hubiera limitaciones físicas y sobretodo mentales estoy harta, que todos me traten como una niña, sin derecho a más.


Vivo independiente, de mis padres, vivo con mi pareja, que llevamos 5 años de casados, no tiene ninguna discapacidad, porque eso que nos tenemos que ajuntar con alguien con discapacidad es un mito más, el corazón no entiende de discapacidad, se enamora de la persona, esa persona, puede o no, tener discapacidad, controlo mi propio dinero, lo consigo por mí misma, ya sea con ayudas del gobierno, o con la nómina que recibo trabajando en la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) cada mes, o con lo que gana mi esposo, salimos adelante, en la independencia en pareja.

 Yo controlo mi vida, es cierto, por mi discapacidad necesito ayuda física, pero tomo mis propias decisiones, y lo que incumbe a la pareja, o al hogar, lo tomamos juntos, mi discapacidad no me impide, ser una adulta más.



Como toda pareja, sobretodo todo matrimonio, tenemos relaciones sexuales, sí que al principio, fue un poco complicado, yo no sabía hasta donde podía llegar mi sexualidad, mi esposo, no estaba acostumbrado, pero al día de hoy, no hay limitaciones, nuestra sexualidad es plena, y satisfactoria, asta compartimos las mismas fantasías sexuales. No importa la discapacidad, todas las personas, sin importar la condición, tienen deseo sexual

 


Tengo 27 años, en realidad, mi reloj biológico, ya me ha dado señales de vida, tanto mi esposo como yo, desearíamos iniciar la etapa de la paternidad, sabemos que va a ser un camino duro, pero no menos satisfactorio, estamos dispuestos a ello, es más es un derecho que nadie ni nada nos puede arrebatar, ya que como mujer, tengo esa necesidad de ser madre, mi sistema reproductor, es como toda mujer,  y un día si Dios quiere, afrontaré esa etapa… el cuerpo, y el sistema humano, no entiende de discapacidad

 


Mi vida con discapacidad, no es distinta a cualquier mujer, mí día a día, mis mayores preocupaciones, no tienen que ver con la discapacidad, sino más bien, por el dinero, ya que como todo independiente, tengo mis gastos, al igual que mis ganancias pero a veces esas no son suficientes, la verdad hace la situación un tanto difícil, pero la discapacidad,  no, la discapacidad no tiene nada que ver.


Escrito: 01 de marzo del 2015

También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales....

Relato: Un adiós dificil para el amor, un comienzo esperado

 


Ella se quedó petrificada, viendo como el avión partía, nada de aquello le parecía real, toda su vida acababa de volar. No podía entender la vida, no podía entender el destino, que una vez toda le dio, acabó arrebatándoselo.

Tiempo y sufrimiento les había costado, no era justo ese final, después de tanto sufrir no podía acabar así… pero así acabó tal como se imaginaron, desde años atrás, pero que se hacía esperar ese final…

 

“¿Y Ahora qué?” Se preguntó ella, tiempo se estuvo preparando para ese momento, pero no era suficiente, no quería volver a casa, aquella desde hace años no era su casa, le costaba afrontar que su hogar nuevamente, era con mamá y papá… ¡Dios! Pasaba de los 30 no era una niña pequeña…. Camino, camino, acabó sentada en la arena de la playa, las pequeñas olas, se esforzaban por alcanzarla, por fortuna no llegaba “¿por qué?” “Sé que he cometido errores, y algunos gordos, pero también, nos hemos esforzado, hemos sufrido, no merecíamos este final, es bien cierto, que a veces, por mucho amor que se tenga, no es suficiente, el amor no todo lo puede, a veces, se necesita de otros factores”


Un suspiro de impotencia la protagonizó, no pudo evitar pensar “que la vida es como un videojuego, desafió tras desafío, uno más difícil que el anterior no importa que haya un momento de paz y felicidad, la dificultad, anda detrás, sin tardar en atacar, la cuestión es perder o ganar, hasta la próxima prueba…”

 Ella se puso a pensar… no pudo evitar, levantar la cabeza, mirar al frente, y convencerse “Qué sí había perdido una batalla, pero no la guerra, era necesaria esa perdida, para llegar a la meta, y ganar esa prueba, aquel no fue un adiós definitivo, no… era el inicio de algo nuevo, ya habían hecho el primer paso, el más difícil, ahora ya todo era ganancia… su gran deseo estaba a punto de cumplirse solo faltaba un poco de paciencia, no había perdido a quien más amaba, no, solo se había adelantado, para hacer el sueño de ambos realidad” Ella no pudo evitar recordar las palabras de él “Te amo, pronto volveré a por ti, mucho antes de lo que imaginas ¡te lo prometo!” Ella se levantó decidida, sabiendo la realidad… Aquello no era una condena, era los últimos días de una cruel etapa, donde la vida no era vida, sino supervivencia, sin poder aspirar a más, donde te asfiaxaba asta la condena…  estaba a muy poco de iniciar una nueva, pero antes debía cerrar esta y despedirse como era debido de aquellos, que la educaron la vieron pasar de niña a mujer, sus padres, su familia, ella tenía ya su propia familia, debía velar por ellos, sabía muy bien,  que quería, ya estaba en proyecto pero antes debía decir hasta pronto aquellos que le dieron la vida.




Escrito: 27 de febrero del 2015

También te puede interesar... 


Sígueme en... Mis redes sociales....

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...