jueves, 27 de agosto de 2020

Carta de un hombre a punto de morir

 

Aquí estoy, aquí me encuentro, en el fin de la vida, apunto de la llegada de la muerte... No es algo inesperado, lucho contra el cáncer desde hace años... he tenido tiempo de mentalizarme para este momento que al fin llegó...

 Este mensaje es para la muerte... "no, no te temo, te espero, todo ser que nace, tiene que morir, mi momento a llegado, lo acepto sin arrepentimiento, me ha dado tiempo a prepararme, a mentalizarme, a vivir..".

A pesar de no ser anciano, le debo mucho a la vida, me ha dado dinero, nunca me ha faltado, una hermosa familia, que se que mi partida no les será nada fácil, es lo que se dice "sufre más quien se queda, que quien se va" tiene toda la razón, aunque intento convencerlos que no sufran porque yo te acepto, acepto esta nueva etapa, he vivido como he querido vivir, y plenamente... los seres queridos que se quedan sufren, el dolor es inevitable, pero aunque no esté fisicamente, voy a estar ahí, como su ángel protector, como yo he tenido el mío, aunque he tenido una vida corta, la he vivido plena y feliz. He tenido tiempo de cuidar, criar a mis hijos, encarrirarles hacía personas de bien, lo más dificil ya está echo, y me voy muy orgulloso de ellos. He tenido tiempo de amar, de cuidar y vivir junto a la mujer que mas amo, y he vivido con ella, lo mejor de mi vida...



 Ahora me siento muy cansado... me estoy durmiendo sin poder evitarlo, siento frío, muy tranquilo, a cada hora me inyectaban algo, supongo que morfina... he tenido tiempo de despedirme de mi familia, a sido duro verles sus rostros, pero necesario, me van a extrañar lo se, pero ahí voy a estar a su lado, protegiéndolas de todo mal.

Llegó el momento... no tengo fuerzas para seguir... solo quiero dormir... y poco a poco morir... solo decir antes de partir... Gracias vida, por darme tanto... gracias...

 


Escrito: 15 de agosto del 2014

También te puede interesar.... 

Sígueme también... Mis redes sociales

Poesia: vida y muerte, mas parecidas que diferentes

 


Vida y muerte,

más parecidas que diferentes,

vida, un ser llega

muerte, un ser se va.

 

Vida, de oscuridad, llega la claridad.

Muerte, de luz llega oscuridad,

de oscuridad, nuevamente, claridad.

¿por qué será?





 

Muerte y vida,

lágrimas se derraman en ambas,

alegría o tristeza,

esa es la diferencia.

 

 De lo desconocido llegas a las vida,

antes de ser humano... pasas por distintas fases,

de la vida, llegas a la muerte,

de ahí, bajo tierra.



 

Existe una extraña coincidencia,

de tanto unos llorán por ese ser que llega,

en ese mismo planeta, en otro lugar,

otros lloran su perdida.

 

Vida o muerte,

ambos atemoriza,

ya seas feto, que ignoras lo que es la vida,

o el anciano, que está apunto de partir,

que la muerte se le acercá e ignora lo que le espera.

Por ello el temor es inevitable.

 


Todos se alegran de la vida,

ignorando que la muerte es paralela.

Nadie a regresado de ella, para explicar,

pero no discrimina, y a todos llega.


Muerte y vida,

uno llega, otro se va,

es ley de vida,

por ello hay que respirar y aceptar,

ese destino final.


Escrito: 15 de agosto del 2014

También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales....

Reflexión personal: ¿Qué es lo mas duro de tener discapacidad?

 


Lo mas duro de tener discapacidad, no es la discapacidad, no, la discapacidad, no es un obstáculo si tu te sientes capacitado, si te sientes con las fuerzas de llegar como los demás.

 El peor enemigo del ser humano, es el miedo, cuando se tiene discapacidad, quizás tu, te sientes como una roca, son los demás, los que te invaden con sus inseguridades, ya se creen superiores a ti... ¿Por que? ni idea... ya que tu venciste a la muerte, ellos no... Tu eres más fuerte que ellos... pero en esta vida... es como un mundo al revés... Te hacen ver como tu el débil, ellos todo poderoso.... sacándote toda tu voluntad como persona.



 La cosa empeora, cuando tu eres el mayor de tus hermanos, y te tratan como si fueras el menor, es tu deber cuidar y proteger, tu tienes la fuerza y el poder, pero los demás solo lo ven al revés...

Los peores enemigos que puede tener una persona con discapacidad es la propia familia, al mismo tiempo los mayores aliados, dependiendo si deciden tratar a la persona con discapacidad, como discapacitado o persona.



En ocasiones te sientes impotente, cuando ves que uno de tus hermanos pequeños, están en apuros, él o ella confía en ti, pero el resto de la familia no, interfiriendo, dejándote fuera de esa historia como diciéndote "loc@ ¿pero que puedes hacer tu? Deja hacer a los adultos" aunque tu tengas 40 años y hallas vivido cosas que los demás no pueden ni imaginar, aparte de vencer a la muerte entre otras, que te callas para los que te rodean no les entren un pataplum. ¿Puede ha ver algo peor? Pos si, cuando ya interfieren miembros de la familia que no les vienen ni ton ni son, anulándose a ti como persona, tu deber como protector@ queda nula ¿con que derecho? Lo peor que tod@s se ponen del lado del otro, aunque tu seas su hijo, te ignoran como el resto.

Lo más duro de la discapacidad, es la familia, todos aquellos que te rodean, te discriminan y te empequeñezen asta eliminarte como persona, que en vez de hablar con tu persona, anulan tu voluntad, y de aquellos que confían en ti, toda tu fuerza y voluntad queda nula y tu autoestima, acaba enterrada bajo tierra.

Escrito: 11 de junio del 2014

También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales

Reflexión personal: ¿Zurda o diestra? ¿cual me predomina realmente?

 


Un titulo curioso pensaréis, por lo mismo es bien simple, ¿que mano utilizo? ¿La izquierda? ¡Pues obvio soy zurda! ¿o no? ¿como es posible que dude?

 Pues a continuación daré mis teorías y el porque de mis dudas...

 Tengo una discapacidad física, a causa de una meningitis que me atacó a los pocos días después de nacer, dejando partes de mi cuerpo afectadas, entre otras mi mano derecha, dejándola casi inutilizable.



 Por otro lado, tanto mis padres como mi hermana pequeña son zurdos, como no, yo también...

Hasta ahora, jamás me había surgido esta cuestión... ¿por que ahora si? Últimamente, me he vuelto aficionar a jugar a los videojuegos, eso a hecho que mi mano derecha mejore considerablemente en movilidad, movimiento... pero es que no es solo eso, no, inconscientemente cojó las cosas con la derecha, sí, ahora que ha mejorado considerablemente, me hace plantear esa cuestión, esa duda... ¿realmente soy zurda como el resto de mi familia? ¿O soy diestra y las secuelas de mi discapacidad, me forzó ser zurda? Dudo que alguna vez lo sepa, me siento bien y orgullosa de ser de la minoría que es zurdo, si realmente soy diestra y asta ahora no soy consciente, bueno pos sabré manejar ambas manos, habré ganado una batalla de la discapacidad.

 

De; Vanesa Ruiz García

Escrito: 11 de junio del 2014

También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales...

Reflexión personal: Una cosa es no querer y otra no poder

 


Muchas veces estamos en la convicción que no queremos algo, ya sea porque no estamos preparados, o porque el camino de nuestras vidas no nos lo es permitido. Nos sentimos seguros, y felices, porque nosotros tenemos el control...

¿Pero que ocurre cuando aquello que tan seguro estas que no quieres, te confirman que no puedes? Qué el mundo se te cae encima ¿si o no?



Las mujeres y la maternidad, la mayoría de ellas, tienen claro que sí, quieren tener hijos, muchas otras no, es bien respetable tanto como las que si quieren, pero una cosa, es tener tu certeza que no quieres, otra, que te digan que no puedes ser madre. Es natural que entres en un proceso de aceptación, sí, todas, por muy convencidas que estemos, es un shock no pequeño.

¿Por qué? Porque perdemos el control de las situaciones, situaciones que solo nosotros tenemos que elegir, el hecho que la vida te lo arrebate, te deja desconcertado y traumátizad@


Escrito: 23 de junio del 2014

También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...