lunes, 17 de agosto de 2020

Carta a una persona con discapacidad

 

Querido... no se como llamarte... Te llamas Jorge ¿no? Así que si, lo mas correcto es decir tu nombre, querido Jorge...

Ya hace unas semanas, que estudias con nosotros, sabes eres la primera persona discapacitada que conozco personalmente... la verdad... no se como relacionarme contigo... por ello mismo te escribo esto, para que entiendas más como me siento... y me puedas perdonar... Desde niño siempre he sido testigo, que vuestra discapacidad, es una enfermedad, me han educado con una idea muy distinta, que vosotros, sois menos que nosotros, que por esa enfermedad, no podéis hacer muchas cosas, por eso sois minusválidos, por ello, os tengo que mirar por lo bajo y sentirme muy afortunado y agradecido por no ser de ese colectivo, ya que tener una discapacidad es una gran desgracia, hay que evitarla a toda costa.

Por otro lado, es tanta la publicidad negativa que nos reflejan sobre la discapacidad, que nos meten en el subconsciente que es algo malo y totalmente negativo, por ello debemos de evitarlo.


Yo he tenido la suerte y la fortuna de conocerte, a ti como persona, para nada discapacitada, solo tienes una discapacidad, pero he sido testigo, que no eres menos valido, ni menos capacitado que yo, al contrario, diariamente te enfrentas a situaciones inimaginables, y las superas con éxito, todas esas barreras, que las personas sin esa condición llamada discapacidad, os ponemos a diario, aun así... Tenéis el valor de mirarnos con una sonrisa y tratarnos bien... No nos lo merecemos... No solo superasteis una enfermedad, sino que diariamente, os enfrentáis a la cantidad de barreras que os ponemos nosotros, está sociedad.

Perdóname Jorge, realmente tengo muchísimo que aprender de todos vosotros, tú eres un ejemplo para mi, porque se que as ganado muchas medallas en tu afición del deporte, vives en un piso tu solo, independiente, has llegado a la universidad con excelentes notas. Te he visto con tu novia, es bien guapa, mas de uno te tendrá una envidia... pero te la mereces, eres un gran chico, no lo digo por tu discapacidad, sino por tu persona.


Me encantaría si tu quisieras quedar algún salir a tomar algo... somos jóvenes, sino aprovechamos ahora... ¿cuando lo haremos? Yo aun no tengo novia, necesito tu consejo... Pues eso, ojala puedas perdonar toda mi ignorancia, podamos empezar, una verdadera amistad.

 

Escrito: 24 de febrero del 2014

También te puede interesar....


Sígueme en... Mis redes sociales

Lo que quiero y lo que puedo...

 

Ya muchos me conocen, conocen mi historia de vida, mis traumas y deseos mas profundos... Yo también soy consciente... pero acabo de darme cuenta... que ambos no son compatibles... por que … Quizás por la edad, quiera o no quiera aceptarlo, ya no soy una adolescente, esa etapa de locura desenfrenada sin mas responsabilidad ya paso, sin apenas visitarme, pero ya pasó, debería ya aceptar esa cruda realidad, pero hay otra opción, mucho mas lógica y razonable... es que mis traumas, me impiden realizan esos deseos frustrados.

 Por un lado, deseo disfrutar de esa adolescencia que se fue sin apenas visitarme, como si tuviera dieciséis otra vez, vivir sin preocupación, salir, divertirme, emborracharme, tener un rollo desenfrenado con un chico desconocido... hacer las típicas locuras de todos los adolescentes, equivocarme mil veces (sin temor de que sea irreparable) Ese deseo desenfrenado, renace en épocas de carnavales o ferias... ya tengo claro el porque, es por no haber tenido adolescencia... pero a lo mismo, hace unos días fui consciente, que por mucho que lo deseé no podré hacerlo realidad.

 

Como digo la edad no tiene nada que ver... para hacerlo realidad, tengo que superar todos los traumas de mi pasado... a ver como explicarlo... por un lado quiero vivir la vida loca, pero por otro, a causa de tanto intento de abuso, y mi gran timidez, me quedo bloqueada e incómoda cuando, ese deseo se puede hacer realidad. Detesto el alcohol, y la gente borracha... pero por otro lado, deseo vivir a lo loco, como dicen alcohol, sexo y rock an roll... ambas no son compatibles.

Cada carnaval, deseo disfrutarlo como todos los adolescentes y jóvenes... pero por otro lado, cuando los chicos borrachos, me dan juego (de buen rollo) me siento incomoda y bloqueada.... y en cambio deseo algo muy superior... No tiene sentido ¿o si?... lo único que al fin he sido consciente, que para hacer realidad mi deseo, antes, tengo que superar mis grandes traumas del pasado... solo así podre disfrutar como una adolescente, joven más... hacer mi gran deseo realidad.

Escrito: 05 de marzo del 2014

También te puede interesar...


Sígueme en... Mis redes sociales...

Carta de un adulto con discapacidad a un niño con discapacidad

 

 

Hola peque,

Acabas de cumplir 4 añitos, a partir de ahora, empezarás a recordar todo lo que te pase, afortunadamente, conscientemente no recuerdas, la enfermedad, ni las fiebres altas, ni los dolores que te trajeron la discapacidad... Te conozco bien, nada te detiene, tu no te ves diferente, tu discapacidad es parte de ti, no sabrías vivir sin ella, ya que siempre ha estado a tu lado.

Algunos niños en clase, se portan mal contigo, porque te ven diferente, se piensan que eso es malo... a ti no te afecta, les sacas la lengua, te encargas de que vean, que no te importa, a ti te quiero decir... ¡Sigue asi! Se que a medida que dejes la infancia atrás... esa personalidad cambiará, ya sea, por los que te rodean, que te inculcarán Mitos e ideas que tu, sin poder evitar, creerás.


No hablo por hablar, se muy bien lo que te digo, mas que otros sin discapacidad, yo también tengo discapacidad como tu, si, tenemos nuestros limites, pero existen otros caminos, para llegar al mismo lugar, que los demás. Tu eres una persona como los demás, tienes los mismos derechos... Sí, tienes una discapacidad, pero eso no quita toda la capacidad que tienes dentro de ti, potenciala... porque tienes mucho por dar... No dejes que los miedos de la adultez venzcan... deja que la fortaleza y inocencia que tienes ahora, te acompañen en el camino de la vida... No te pongas limites... no escuches aquellos que te niegan tus derechos, y te discapacitan sin conocer tu realidad, no importa que sean familia, amigos o un desconocido... lucha por lo que quieres y deseas, tu discapacidad no es un obstáculo, es otra manera de realizar, investiga y encontrarás ese camino que te llevará a la felicidad... De verdad... creeme, es la realidad... Hay personas con grandes discapacidades... como Nick Vujicic, Stephen Hawking, Pablo Pineda... Que son grandes genios... tu también puedes llegar a serlo, la tecnología avanza por momentos... no dejes que tu mentalidad quedé atrás... Yo así lo hice... logré lo que más deseé ¡tu también puedes! No dejes que esa fortaleza que solo los niños tenéis desaparezca, conservala, cuando crezcas... De verás... No te arrepentirás.

Bueno peque, te tengo que dejar, ten presente todo lo que te he dicho, lee estás lineas, tantas veces como te haga falta, para no olvidar que tu no eres un discapacitado, tu eres una persona, puedes lograr todo lo que te propongas.

Escrito: 07 de marzo del 2014

También te puede interesar...


Sígueme en.... Mis redes sociales

Relato: Ella y él

 

Él que estaba ya mayor, enfermo, totalmente dependiente, encerrado entre esas cuatro paredes, de aquel hospital geriátrico... que no lo veían como persona... sino como un usuario al que tratar...

Él que siempre fue un gran trabajador, que desde bien joven, asta el inicio de su jubilación, trabajó de sol a sol... sin depender de nadie, cuidando de aquella que más amaba... Que quedaba de él, en esa vejez, en aquel hospital, que poco trato humano quedaba.

Él se quejaba de ella, de su mujer, por privarle tanto... en sus años de vejez, se sentía como un niño atrapado en su red... Él sabía que ella solo quería cuidarle y protegerle, pero su orgullo, le impedía demostrárselo, solo se lo comunicaba en forma de gruñidos y protestas.



Todos eran conscientes que la vida de él no estaba segura, que cualquier momento, podía decir adiós... Lo que nadie imagino... que quien primero partió, fue ella, dejando a él solo.


Él se rompió en mil pedazos, dejando su orgullo de lado, llorando como nunca había llorado... la persona que más amaba lo había abandonado, ya nada valía la pena... aquello no le parecía real, solo una terrible pesadilla que tenía que despertar... no hubo despedidas, no hubo un te quiero... ahora solo quedaba lamento...

Ella había dejado a él, en un infierno lleno de desconocidos, solo ella era su consuelo... ya todo acabo... solo podía llorar, de tanto los recuerdos de ella, no le dejaban de atormentar... Ya nada le importaba... ya para él... nada de aquello era real... Estaba muerto en vida....La vida, no solo le había arrebatado su libertad, se había llevado a la única persona que le daba vida...ahora, ya no quería luchar más, no quería vivir más... solo quería descansar en paz... despertar... volver a la realidad, solo quería abrir los ojos estar junto a ella en la eternidad...


Escrito: 13 de marzo del 2014

También te puede interesar...


Sígueme en... Mis redes sociales

Carta a mi segunda hija

 


A ti mi amor, que aunque nacistes, ya con una hermana mayor, tu eres mi lucero de luna, mi máxima bendición. Se que tu hermana mayor, requiere de más atención, y tu parece qué eres la sobras de lo que ella deja. Te aseguro que así no es mi amor, te tengo presente en todo momento, en mi corazón.

 Sabes... tu eres mi misma imagen, hasta la pose es identica, eres rebelde al contrario que tu hermana, pero a lo mismo, eres idéntica a mi.... Se que por falta de tiempo... que no soy muy demostrativo de mis sentimientos, no te lo demuestro, pero realmente, tu eres mi preferida, me siento mal, por tu hermana, por favor no le digas nada... a ella también le adoro obviamente... que por las dos daría la vida... pero contigo es más que eso, siento que tenemos una conexión especial... A ambos nos encantan los deporte, contigo puedo ir a los partidos... Verlos en la televisión con palamitas en mano... Compartir todas esas cosas que con tu hermana es imposible, lo que lamento de corazón es no tener el tiempo necesario para hacerlo.


 Preciosa mía, eres tan idéntica a mi... como compensarte, tantas desilusiones, a causa de mi trabajo y el cuidado a tu hermana, tuve que incumplir tantas promesas... perdoname.... Para nada quiero hacerte sentir menos querida.

 Por eso me decidí escribir aquello que mi orgullo, no me deja decir... Desde que naciste, fuiste todo para mi, te dejo unas cintas y un álbum de fotos, que con tiempo y paciencia construí, y demuestran, que te adoro, mas que a mi vida... aunque me avergüenza decirlo, eres mi preferida, espero que tu hermana jamás se enteré, que quedé entre nosotros dos ¿Vale preciosa? Te adoro mi vida, te prometo, que me voy a esforzar por demostrártelo más....

Ahora y siempre te amará... tu papá


Escrito: 23 de febrero del 2014

También te puede interesar....


Sígueme en... Mis redes sociales

Mis dos hijos con discapacidad, al igual que su padre



 A causa de un accidente de coche, cuando era niño, se vieron obligados a cortarme las dos piernas, por ello, crecí, sin piernas de rodilla para abajo para ser exactos... Eso no me ha impedido, ser un ser independiente, lograr mis metas... Desde antes del accidente, me fascinaba el deporte, desde niño, empece a prepararme para ser un gran profesional en mi etapa adulta. Después del accidente, me quedé un poco desconcertado, pero para nada vencido, me informé y pasé de los olímpicos, a los paralimpicos, el esfuerzo era el mismo... yo no me rendí en ningún momento.


Gracias también a mis familiares que me apoyaron en todo momento, y animaron a seguir, y no a discapacitarme... De verdad... Gracias... Gracias a eso al día de hoy soy un gran profesional del deporte, las medallas que gané lo demostré. Logré una vida independiente, de triunfos, encontré a la esposa perfecta, juntos formemos una familia, dos hijos, que son la luz de nuestra vida... ¿Que hubiese sido de mi vida sin discapacidad? No lo quiero ni pensar, pero no tan distinta a mi realidad, realmente si tendría otros retos, no más fáciles de los que me ha tocado, y no maldigo el accidente... sin ese accidente... no tendría lo que tengo, ni la maravillosa familia que me ha tocado.


Cuando nació mi hijo mayor, fue una bendición, como cualquier hijo, si que lamentemos cuando le diagnosticaron Cáncer, apenas tenía tres añitos... no era justo que ese bicho tan duro, fuera a por él. A pesar de su corta edad, él lucho, jamás se le borró la sonrisa, ni la esperanza, fueron tiempos muy duros, no solo para su madre y para mi, sobretodo para él... No les quedó opción que cortarle sus cortas piernas, hasta la rodilla, como a mi, en aquel accidente automovilístico. Él ni una lágrima derramó, sus palabras quedaron grabadas en mi corazón "¡¡Que guay papá ya soy como tu!!" pero sus fuerzas no flaquearon, logró vencer el cáncer...

 


Tiempo después nació su hermano, con una extraña enfermedad, y casualmente... también sin sus piernas por debajo de la rodilla... Pocos casos conocía que padres y sus dos hijos, tuvieran discapacidad, aun menos la misma. Pero eso no fue una desgracia, más bien, una misma condición, ya sabíamos como afrontarla, obviamente, no con rabia ni resignación, sino con esperanza, y valor de superación. Mis dos cielos, han sacado el gen deportista de su padre... se van superando día tras días, dentro de sus limitaciones, pero sin limitarse más, aparte, son buenos estudiantes... diariamente les da una lección a sus compañeros que la discapacidad, no es más que una condición más, y que se puede triunfar igual. Soy un padre orgulloso y muy feliz.


Realmente estoy muy orgulloso de mis dos niños, desde siempre han vivido con la discapacidad, primero porque su padre tiene una discapacidad, y después ellos mismos la tienen, los tres somos grandes luchadores y triunfadores, la discapacidad no ha podido cambiar eso. Para ellos la discapacidad, no es más que una forma de vida más... más bien se extrañan al ver a alguien sin discapacidad. En mi opinión personal... si en cada generación crecieran con un familiar con discapacidad, la integración poco a poco pero sería total. Este es mi testimonio y el de mis hijos todos con discapacidad.

 

Escrito: 13 de febrero del 2014

También te puede interesar.... Discapacidad: Miro a mis dos hijos...

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...