lunes, 27 de julio de 2020

Palabras de una mujer acosada sexualmente



Es muy duro, muy difícil, yo no sé, como las demás víctimas, con un resultado peor pueden convivir con ello, yo no puedo, no es que no quiera, es que me es imposible, solo verlo, el terror me invade, eso que no ejecutó sus perversos planes.

Todo empezó aquella tarde, cuando me lo encontré, en el café, hacía años que no lo veía, yo había quedado con una amiga, pero aún no había llegado, la puntualidad no era su fuerte, es algo que se dice de los mexicanos, ella, lo cumple a rajatabla. Se me acercó él, me saludo, ¡Apestaba a alcohol! Recuerdo sus palabras "como has crecido, que hermosa estás" Esas palabras me produjeron un escalofrió recorriendo la espina dorsal, no por las palabras, sino por el tono de estas. Me quede helada, por fortuna, la esperada llegó.



Por más qué lo intenté la incomodidad me poseía, él estaba en la barra, no me quitaba los ojos de encima, incluso ¡me guiño un ojo! ¡Qué asco! ¡Era dos décadas mayor que mi padre! Eso no fue todo, antes de marchar "Ei ¿no te vas a despedir?"¡me iba a besar en los labios! Giré mi cabeza con desagrado, pero a él no le interesó ¡me besó en la mejilla! Su pestilenta  había aumentado, revolviéndome el estómago.

Ya en casa en mi refugio, mi seguridad, pero mi alma no estaba en paz, no podía dejar de pensar en lo ocurrido, ¡ese asqueroso me besó! Me metí en la bañera llegue, a la hora de estar bajo el agua. Tenía un mal presentimiento, no me solía equivocar.



Efectivamente no me equivoqué. Hacía años que no le veía, pero desde ese día, me lo encontraba cada día, no me decía palabra, solo me miraba, no un segundo ni dos, rato y rato, yo en la distancia, él no me sacaba los ojos de encima, su rostro era pervertido. Yo corrí, corrí hasta llegar a la seguridad de mi hogar. Lo siguiente, me encaucé con él, no hubo palabras, no se detuvo, pero durante dos segundos me echó la mirada más pervertida que he visto jamás, se mordió su labio acompañado de un gemido. Ya en mi hogar, me hinché a llorar, por la rabia e impotencia, por lo que pasaría cualquier día. No podía seguir así, debía actuar antes de acabar en el hospital.

Así llegué a comisaría, decidida, una mujer me atendió, lo agradecí, ella entendería mejor. No pudo ser mayor la decepción, cuando me dijo "¿Tienes pruebas reales?" "Eso no nos sirve de nada" Es decir ¡tienes que acabar en el hospital para que te hagan caso! Lo peor seguía viendo al tipo, cada vez más atrevido, pero sin llegar a ser “denunciable”

Una noche, salí con una amiga, tomemos unas copas, era de madrugada cando regresaba a casa sola, estaba algo bebida y mareada, y no me lo podía creer, ¡Me lo volví a encontrar! Me acorraló, no me dejaba pasar, nuestros cuerpos se rozaron, no fue mi imaginación él tacto mi pecho, claramente le dije no, me protejí con mis brazos, pero él solo reía, después  me agarró por los hombros "ven, vivo aquí al lado, tomemos otra copa" Yo no quería, me negué, pero él ignoró, y me arrastraba a su guarida, yo no tenía fuerzas para defenderme. En eso llegó un conocido suyo, se despistó me dejó ir, yo aproveche para huir. Si no hubiese sido así… me hubiese violado, ¡Estoy segura! Volví a la comisaria, hablé con la misma mujer, ¡y volvía a ser yo la mala por estar borracha! Encima tuve que escuchar "Agradece que no te violaran"



¡No lo podía creer! Literalmente tenían que hacerte daño para que actuaran… La impotencia podía conmigo, llamé a mi mejor amiga, ella lamentablemente fue violada por un primo suyo, sé que no se compara, pero podía entenderme mejor que la mayoría, y si arrestaron a su primo,  lo encarcelaron, pero a los dos años ya estaba en libertad ¡Por buena conducta! ¿Y el trauma de por vida  que a ella le dejo qué? Eso no es todo lo que le dijo la policía me dejó helada, algo muy familiar "agradece estar viva" ¡Dios santo, ellos son la justicia! ¿La justicia de quién? ¡Me horroriza pensarlo! Pero ahí dejé de creer en ella, y comprendí que debía hacer justicia yo misma sino acabaría muerta.

El tiempo ha pasado, mi acosador, de la nada desapareció, dicen que alguien le dio una gran paliza, por estar molestando a una chica, yo me alegro de ello, de tener el valor, lo hubiese hecho yo misma. Jamás había pensado así, siempre había odiado la violencia, pero este tipo, la policía… Todos ellos me transformaron, doy gracias al cielo por no haber sido violada, pero si fui muy acosada, eso te acaba afectando de la misma manera, sobre todo psicológicamente, y empiezas a odiar, a desear lo peor a toda esa gentuza. Si la justicia no actúa, uno mismo debe hacerlo ¿o no?


Escrito: 13 de junio del 2015
También te puede interesar:

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta de un padre a su hijo adolescente




Amado hijo,

Por circunstancias de la vida, hoy no puedo estar contigo en tu duodécimo cumpleaños y lamentablemente no te veré crecer, ni hacerte hombre, no conoceré a tu pareja y tampoco a tus hijos, el destino así lo ha querido.  No han sido los dos años más fáciles de nuestras vidas, y tú también te has encontrado envuelto en todo esto, a pesar de tu corta edad, a veces pareces un adulto ejemplar, me das fuerzas, cuando a mí, me abandonan. Gracias hijo.

Hoy sabemos la realidad, es que esta enfermedad al fin nos abandonará, el problema es que vencerá, mi muerte será su premio. No llores por mi hijo, al fin dejaré de sufrir, me da mucha pena porque no podré estar contigo o mamá que os quiero más que a nada, pero recuerda, no es un adiós, sino un asta luego.



Me siento fatal por dejarte justo ahora en el inicio de esta dura etapa que es la adolescencia, ahora que más nos necesitas a tu lado, pero las enfermedades no avisan, no esperan, no es culpa de nadie, tuya tampoco, no te culpes, no maldigas, no crezcas con  rencor, afortunadamente juntos vimos Strar wars, sabes dónde llevan esos negativos sentimientos, sí al lado oscuro, nosotros somos del bien ahora y siempre ¿verdad? Por favor no lo olvides nunca, pero recuerda, no estás solo, mamá va a estar incondicionalmente a tu lado, confía en ella, ella como yo te quiere más que a nada, solo quiere lo mejor para ti, aunque a veces no lo entiendas y te parezca injusto, cruel, está tomando la mejor opción para ti.

Ahora vas a ser el hombre de la casa, pero no quiero que dejes de ser el niño que eres, ya llegara el momento de ser hombre, pero aun no, tienes que seguir creciendo, aprendiendo, jugando, explorando, sigue ayudando en las tareas de la casa como hasta ahora, continua con tus estudios, no pierdas tus valores, tienes un buen corazón, déjate guiar por él, no te dejes influenciar, sé tú mismo ySe honesto con los demás y contigo mismo. No te centres en mi muerte recuerda todos los momentos que hemos vivido y hemos aprendido.



No estaré en cuerpo, pero si en alma, siempre estaré a tu lado, siempre, cuando te sientas perdido yo te guiaré, porque contigo estaré. Antes de acabar, una cosa mas, cuida de mamá, respétala, al igual que esa mujer que algún día tendrás, ella no es menos que tu valórala.

Sé que no va a ser fácil lo que va a venir, pero tú eres fuerte, no debes olvidar que la muerte es parte de la vida, algún día nos volveremos a encontrar, mientras tanto a tu lado voy a estar, ahora y siempre.

Te amo hijo.

Escrito: 11 de junio del 2015
También te puede interesar...

Sígueme en: Mis redes sociales

Emocionante testimonio de un anciano de 92 años




Hoy es mi cumpleaños, 92 para ser exactos, aun ni me creo que tenga esa edad, jamás pensé que un humano podría vivir tanto, me siento bien, con salud y feliz, aunque claro una persona de mi edad, vive, pensando bastante en la muerte, es que es ley de vida, no podemos evitarla, alguien de mi edad, pues no sabe exactamente cuándo morirá, mis hermanos mayores, murieron de la nada, se acostaron una noche con un “hasta mañana” ya no despertaron más, no en este mundo al menos, fui testigo de su cuerpo, de la tranquilidad, de su rostro, estaban relajados, tranquilos, realmente, parecían dormidos, hasta hubiese jurado, que sonriendo, ¿estarían soñando? ¿Serían testigos de la famosa luz? No lo sé, pero realmente se veían en paz.

Mi padre siempre decía, “la vida, es un largo viaje, en el que hay que aprovechar cada oportunidad, no dejes que los miedos te venzan, sino te aseguro que te arrepentirás, no dejéis de soñar, de intentar, de hacer vuestros deseos realidad, no hay peor fracaso de no intentar” Qué gran realidad sus palabras. Gracias a él y mi madre, soy todo lo que soy,  solo e intentado dar lo mejor de mi a mis hijos.



Yo siempre he querido ser un ejemplo para mis hijos, siempre he intentado mostrarles con hechos, lo mucho que los amo, me pasaba el día trabajando para que no les faltara de nada, pero al llegar en la noche, al menos una horita les dedicaba, cuando eran niños, jugando a sus héroes de la tele y los deberes de clase,  ya de más mayores con sus preocupaciones, y problemas de la vida diaria, parece que no, pero la adolescencia, es una etapa de lo más difícil, y se necesita apoyo y comprensión, entender muchos porqué,  para sobrevivir a ella, llegar a ser un adulto de bien. Desde pequeños les mostré que son perfectos como son, sin importar la discapacidad de uno, o la homosexualidad del otro, son personas con un corazón de oro, con unos valores de admirar, eso es lo único que importa, para nada callé sus condiciones, sus realidades, son mi orgullo, por ello, no me escondí, ni me escondo, ni ellos tampoco, porque son dignos de admiración. Por ese motivo, he participado en varias manifestaciones del orgullo gay, con una camiseta que gritaba “mi hijo es gay… ¡¿y qué?!” y he apoyado y ayudado a mi hijo con discapacidad, en todo el lugar que lo han discriminado y violentado, ahí nos hemos enfrentado, porque ellos no tienen la culpa de vivir en una sociedad enfermiza y contaminada. Siempre han tenido mi más sincero apoyo.
                                                                 
Soy un hombre que no se rinde a la vida, jamás he conocido lo que significa eso, aunque en ocasiones ganas no me han faltado, soy sincero, pero no me he rendido, perseverancia ha sido mi apellido, me declaré 15 veces, antes que me diera el sí, después estuvimos 60 años juntos, ha sido y siempre será el amor de mi vida, aun agradezco al destino haberla puesto en mi camino, juntos, hemos reído, hemos llorado, hemos aprendido, hemos vivido con intensidad, cada segundo, nos hemos respetado, amado, hemos pasado situaciones difíciles, sin soltarnos de la mano ante la dificultad, el amor ha sido nuestro profundo abrazo, ese aliento necesario para superar lo difícil. La amado y la amare por siempre, porque ella siempre ha sido mi bastón, en los momentos de bajón. Siempre me apoyó, me acompañó a subir el Kilimanjaro, juntos hemos viajado… hemos realizado los sueños del otro, nos hemos acompañado en la superación de los miedos del otro, realmente, cuando al fin realizas aquello que siempre te ha asustado, sientes una gran liberación, y una sensación de superación, que realmente emociona. Siempre nos hemos dejado guiar por el corazón, por nuestra intuición, aunque el resto del mundo hiciera lo contrario, no importa, no me arrepiento, aún más viendo los resultados. Siempre hemos estado juntos, jamás nos hemos separado, hasta que el cáncer se la llevó de mi lado, cuando tenía 76 años.

No puedo quejarme de la vida que he tenido, que yo he conducido a ella, no ella a mí, como ocurre a la mayoría, ha sido dura a veces, pero no lo suficiente para detestarla, amo a la vida, aunque sé que la muerte, es parte de ella, y no le tengo miedo, ni me arrepiento de nada, no por ello, es el fin, solo es una etapa más que no me tardará en llegar…




Las luces se apagaron unas voces empezaron a cantar el cumpleaños feliz, de tanto un pastel con unas velas encendidas, se acercaban a él. De la nada aparecieron, sus hijos, sus nietos, sus dos bisnietos abrazándole, acompañándole, en este día especial, donde la vida le regala un año más. Con lágrimas de felicidad sopló las velas una vez más, sin nada que desear, ya que no podía pedir más.

Escrito: 28 de julio del 2015
También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales

Mi discapacidad visual y mi súper poder



Sí, tengo discapacidad visual total, no veo nada, no, para nada es una condena, no es algo nuevo, toda mi vida vivo con ello, para mi es algo normal, claro que me gustaría visualizar todo lo que me rodea, confirmar colores, y todo eso, pero me espabilo bien sin la vista, mis otros sentidos, me complementan, y de qué manera.

No necesito la visión, para saber que pasa a mi alrededor, aunque tú no lo creas yo lo sé, no importa que mis ojos no me confirmen, se exactamente dónde te encuentras, cuáles son tus intenciones, en eso me parezco a los caninos, siento la energía, la intensidad y a la misma, la maldad del individuo, así que no juegues conmigo, ni te creas más listo, no todo es lo que parece, que no te engañe tu ignorancia, puedo llegar ver, mucho mejor que todos vosotros.



El oído y el olfato son mis mejores aliados, otra virtud del mejor amigo del hombre, efectivamente el perro, y a eso me refiero con mi don especial, aunque si lo pongo a pensar tengo más de uno, puedo sentir el latir de la gente, puedo percibir su estado con solo escuchar su corazón, no son necesarias las palabras, su respirar, su corazón, delata, puedo saber si están felices, tristes, con temores, enfadados… Pero ese no es el súper poder del que hablaba, aunque como ya he dicho, se puede decir, que tengo varios, pero os quería hablaros de mi capacidad auditiva, supera y por mucho a la media, no son pocas las ocasiones, que me siento como un Xmen, aquel que lee la mente precisamente, que casualmente como yo, también tiene una discapacidad, no visual, sino sería la bomba ya, en su caso es física, va en silla de ruedas, pero tiene el super poder de leer la mente de las personas.



Yo efectivamente no leéo la mente, pero si tengo la capacidad de poder escuchar  más allá de lo que es considerado normal, puedo escuchar cada sonido de los que me rodean, incluso de mis vecinos, no importa que estén en su casa encerrados, puedo saber exactamente lo que hacen, lo que dicen, sin necesidad de moverme del sofá, como el Xmen que escuchaba todos los pensamientos, de quieren les rodeaban. La verdad tiene sus ventajas para ser un chafardero y un metiche, pero la mayoría de veces es un agobiante e irritante problema. Muchas veces me pregunto… “¿Qué necesidad tengo de escuchar todo esto?” En muchas ocasiones me tengo que poner auriculares, para centrarme solo en lo que me interesa y olvidarme de lo demás. Sinceramente es muy estresante cuando todo está en silencio, porque realmente para mí, nunca estoy en silencio, me entero de cada mínimo detalle, de los que me rodean, aunque para nada me interesé, pero que le voy hacer, es el precio de no ver (con los ojos) tener un súper mega oído.


No es que sea un bicho raro ni nada de eso, es algo que vivimos los que nos falta, la condición de la vista, obvio si no te han discapacitado, los otros cuatro sentidos se desenvuelven considerablemente, pareciendo que tengamos súper poderes, cuando realmente, esos de mas, sustituyen al sentido que te falta. Tenemos un cuerpo inteligente, nos da los medios para salir adelante, sin necesidad de nada especial.

Escrito: 02 de agosto del 2015
También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales

Palabras de una leona a un asesino de animales




¿Por qué? Sólo contéstame ¿Por qué? Con que derecho te creíste tener, para dar fin a una vida, una vida real, él estaba en ese safari, con una vida en libertad, aquel era su hogar, tenía una familia a la que amaba, sí, tenemos sentimientos, él me amaba, amaba a nuestros cuatro cachorros, ellos aman, adoran, y ahora extrañan, lloran por su padre. ¿Tú? No, dudo que tú tengas sentimientos, para herir, matar con tanta frialdad a un ser vivo.


Aquel, era nuestro hogar, nuestra zona de seguridad, en libertad, en plena felicidad, en el que tú, tuviste que interrumpir con esa arma entre tus manos, ni siquiera pensaste, ni siquiera dudaste, solo lanzaste, su vida arrebataste, habían tantos que nos amaban, nos respetaban, pero está claro que tu no eras de ellos, ahora por tu culpa mis cachorros morirán ya que necesitamos un nuevo líder, un nuevo macho, que no es nada de mis pequeños, y los acabará matando, yo tendré que aceptarlo con toda la pena de mi corazón empezar a crear otra manada con el nuevo líder.


Eres un asesino, un maldito cobarde, lo tentaste con comida, te lo llevaste lejos, mira que se lo dije veces, pero él era muy confiado, siempre decía “los humanos están de nuestro lado, son los animales más inteligentes, son los mejores, no nos puede pasar nada malo” Cuando sintió la olor del cebo que le pusiste, no pudo resistirse, convencido aún más de sus palabras, tú le tiraste la flecha, se la clavaste en medio de su alma, pero no conforme, no tu solo querías su collar, que te podía dar eso que se llama dinero, no conforme con quitar la vida al padre de mis hijos, le arrancaste la cabeza, le sacaste su piel. ¿Qué clase de individuo eres para tener el valor siquiera de pensarlo? No eres digno de llamarte animal, ni humano tampoco, eres un monstruo de los más crueles y definitivamente peligroso, él confió en ti, tu a cambio, le mataste, degollaste y le sacaste la piel, dime ¿en qué mente puede caber eso?

Yo espero que sí existe justicia, recibas el mismo dolor y sufrimiento que le causaste a mi esposo, una muerte lenta y dolorosa, después que corten tu cuerpo, y arranquen tu piel, es lo mínimo que pueden hacer, para sentir un mínimo de alivio, tenemos el mismo valor que el ser humano, al menos que el castigo a ellos sea igual, ya que estoy convencida que si hubiese sido al revés, el león hubiese sido sacrificado, ahora nosotros pedimos lo mismo, no un despido, no una multa, la muerte para el asesino del león más famoso y amado de Zimbabue. 

A ti asesino, no solo has matado a un león, eres asesino de 5 vidas, y toda una manada en tristeza.

Escrito: 03 de agosto del 2015
También te puede interesar.... ¿Qué pasó con los cachorros de Leon?

Sígueme también... Mis redes sociales

¿Qué pasó con los cachorros del león Cecil? Te emocionará la realidad



Tras de conocer la terrible noticia de Cecil, el león, el cómo lo asesinaron de una manera tan despiadada, tan brutal, uno acaba con el corazón encogido, repleto de dolor y sentimiento, uno, se empieza a cuestionar, que clase de seres somos, y sobretodo, quien son los verdaderos civilizados, los verdaderos maestros, tengo garantizado, que los humanos, estamos muy por lo bajo de esa cadena, tenemos tanto que aprender de esos animales, no humanos, porque no hay que olvidar, que también somos animales, solo con la capacidad de amar, ayudar y entender, a las demás especies, pero por desgracia estamos fomentando haciendo crecer la otra capacidad del ser humano, que eso si, ningún otro animal la poseé, es la violencia, la maldad, la diversión de ver sufrir a los demás… Es que como dice la canción: Somos un trozo de vida,  la parte más viva del gran universo y también lo peor, virtud y caída verdad y mentira con capacidad de dar amor eso es lo que quedara Qué gran verdad, pero sobretodo nos quedamos con la parte, que somos los peor, porque seamos realistas, es la que mas abunda, el disfrutar viendo, haciendo sufrir a los demás, como al pobre león Cecil, que necesidad tenían de   hacerle pasar esa crueldad, nada de lo que le hicieron es justificable y tolerable, nada, pero una vez, no bastaron con matarlo que tuvieron que decapitarlo, descuartizarlo, y sacarle la piel, eso no es de humano, es de un ser que ni nombre tengo, porque no es nada, esta por lo bajo de lo bajo.

Es que no es solo tal atrocidad, no solo es él, no, sus cuatro cachorros, les esperaba una condena de muerte, ya que no serían aceptados por el nuevo macho alfa de la manada.

Cuál ha sido mi sorpresa y a la misma mi alegría, al enterarme, que líder de la manada, un mes después de la muerte del padre de los cachorros, se ha visto  a los pequeños juntos, merodeando por los parajes, incluso las leonas están pendientes a ellos, de tanto los pequeños, descansan juntos, con sus cabezas en el pecho de sus hermanos. Es decir, les ha perdonado la vida.


¿En qué lugar nos dejan a los humanos? Realmente me avergüenza enormemente formar parte de ellos. Se me encogió el alma al leer la emotiva noticia de unos seres, según, feroces y mayoritariamente salvajes, que nos ha demostrado una vez más, que son más humanos que nosotros.

Por otro lado, muchos se queján el por qué tanto alboroto por un león, cuando miles de niños mueren de hambre” obvio tienen razón, esos niños inocentes merecen respeto, la misma empatía y atención, culpa de los medios por no darle el mismo esmero, existen medios y formas para ello, pero el león, Cecil, tiene el mismo derecho, es un ser vivo, que lo mataron por placer, de una manera brutal, como a él, miles de animales son asesinados de la misma forma por el ser humano, en cambio un león que por ley debería haber matado a los cachorros de otro león, les perdono la vida.

Escrito: 06 de agosto del 2015
También te puede interesar.... Palabras de una leona a un asesino de animales

Sígueme en... Mis redes sociales


Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...