miércoles, 22 de julio de 2020

Sentimientos de un vacuno bebé al ser separado de su mamá



No sé dónde estoy, ¿y mi mamá? Lo último que recuerdo, estaba tomando leche, que ella me daba, y ahora… ¿Dónde está? ¿Y yo? Esto está muy oscuro, no veo nada “¡Mama! ¡Mama!” Pero solo recibo un grito humano como respuesta, y un golpe en la pared, ¿Qué está pasando? ¡Tengo miedo!
Parece que voy en auto, ¿Dónde me llevan? ¿Me llevarán con mamá? ¿Y si no? ¿Y si la leyenda es verdad? Y si voy a morir, no, no creo, ellos aman a los animales, aman a Max, el perro pastor, y Bibí, la gatita traviesa, que le gusta cazar a mi rabito, no, la leyenda no puede ser verdad, pura leyenda y ya, no pueden matarme, no, los humanos no son tan malos, seguramente me llevarán con mami.


El auto se detiene, las puertas se abren la claridad me ciega, en menos que me dé cuenta, tengo una cuerda alrededor del cuello “’ ¡Vamos trozo de carne, camina!” ¿Eh? ¿Quién eres tú? ¿Dónde está el granjero Jack? ¿Y su hija Jenny? Es mi amiga, me gusta cuando me rasca bajo la barbilla, pero a ti no te conozco, no sé quién eres, aiii me haces daño, ¡eh! ¡Sin dar patadas! ¡Quiero a mi mamá! “¡mama, mama!” y tu sacas un largo látigo, me empiezas a pegar, al tiempo que me gritas “¡Vamos, camina animal!” Me obligas a entrar en una habitación, yo no quiero, me niego, me pegas más fuerte, logrando tu objetivo, ahí soy consciente, que hay más terneros como yo, tristes, temblando, llorando, no puedo evitar preguntar porque están en este estado “nos van a matar, van hacer, carne de ternero” Yo lo veía imposible, si adoran a los perros y a los gatos, no nos podían hacer daño. “Si a ellos los aman, pero a nosotros nos adían, hacen carne con nuestro cuerpo” Escuchaba unos lamentos, unos llantos potentes. “¡Es manchitas! ¡Ya están acabando con él!” Entrá ese hombre malo con látigo en mano, golpeando, “Vamos el siguiente” llevándose a otro ternero forzado. Yo no quería ir, debía salir de ahí….



En ese momento mis ojos se abrieron, sentí, el tierno calor, de mamá pegada a mi cuerpo, afortunadamente, solo era una horrible pesadilla, que me hace replantearme otra realidad.


Este relato, tiene un final feliz, no es más, que la pesadilla de un ternero. Pero la realidad en la que vivimos es para reflexionar, mientras amamos, respetamos, y damos la vida, por nuestras mascotas, nuestros perros, nuestros gatos, nos comemos a otros como los terneros, los cerdos, los corderos, pollos… Y yo me pregunto “¿Por qué, mientras protegemos y sentimos gran empatía con unos, nos comemos a otros? ¿Cuál es la diferencia? ¿Cuál?

Escrito:
También te puede interesar:

Palabras de una mujer con discapacidad a sus padres tras su ruptura



Vuelvo a estar aquí… entre estas cuatro paredes que me vieron nacer, que me vieron crecer, donde fueron testigos como pase de niña a mujer, efectivamente, soy una mujer, aunque mis padres, poco son conscientes, y me siguen tratando como la niña que ya dejé de ser.



Entro en mi habitación, aquella, que dejó de ser mía, hace más de diez años, pero sigue idéntica de como la dejé, ¡increíble! Si estás paredes hablarán confesarían a mis padres lo que no quieren ver… sí, soy toda una mujer.

Me adentré en una relación de más de diez años, me dejé vencer, no mi discapacidad no fue la responsable, fue mi forma de ser, nuestras diferencias, lo que me hizo perder.



Millones de parejas se separan, ¿por qué conmigo se lo toman tan radical? ¿Es que piensan que ya nadie me podrá amar? Quizás. Eso en estos momentos me es igual, aunque no es mi ideal.

Quiero que sepan ya, que no soy la ingenua que salió por esta puerta hace más de una década atrás, soy una mujer de cabeza a pies, como tal me deben tratar, estoy en su casa sí, pero no tienen poder en mí, yo tomo mis decisiones de que hacer o no hacer, con mi piel, con mi cuerpo, con mi sentir.



Soy dependiente, voy a necesitar de su ser para completar mi decisión final, pero me deben respetar mi intimidad, mi espacio personal, sin preguntar, como una mujer mas. Yo al salir de este hogar, maduré, desperté, no soy la ingenua de ayer, en estos años, sin su protección, me supe defender, y cualquier cosa, estaba él, aquel que amaba y me amaba, aquel, que mi corazón aun sigue latiendo, es que los sentimientos no desaparecen de la nada, son más de diez años de vivencias, emociones, experiencias. Solo pido respeto a mi persona, que me traten como la adulta que soy, me pueden aconsejar, pero no exigir, es mi vida, mi camino, solo yo tengo la única decisión.
 
El espejo que me vio crecer, me confirma lo que ya se, que ya dejé de ser la niña de ayer, con discapacidad sí, pero soy toda una mujer, con mis derechos y obligaciones, yo voy a cumplir con mi parte ¿y vosotros con la vuestra? Para mí tampoco es fácil esta situación, respetar mí persona por favor.


Leer bien estas líneas, de tanto yo me voy mentalizando de esta nueva situación, pero solo me quedaré si aceptáis el trato de esta nota, si no hay trato, por mí no sufráis, tengo donde ir, mi mejor amiga me acogerá en su hogar con todo gusto, desamparada no voy a estar, como bien os he dicho niña no soy, soy toda una mujer, sí la que está en frente del espejo.

Escrito: 17 de septiembre del 2015
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

Poesia: prefiero soñar....



Prefiero soñar,
Porque al despertar,
Al volver a la realidad,
Solo existe crueldad.

Profiero soñar,
Ya que en esa realidad, no existen guerras,
Los niños no mueren de hambre,
Ni tampoco mueren ahogados, en busca de libertad.

Prefiero soñar,
En un mundo, donde padres dan amor incondicional a sus hijos,
En un mundo donde son incapaces de dañarles,
Aun menos matarles.

Prefiero soñar,
Ya que en mis sueños,
No existe el maltrato animal,
Son tratados, respetados con igualdad, humanidad.



Prefiero soñar,
En un mundo donde no existen fronteras ni barreras,
Donde no te crucifican, por una condición, ni nación,
Donde se acercan a darte la mano, con palabras de aliento.

Prefiero soñar,
En un mundo donde la violencia no es premiada,
De mientras las victimas condenadas.

Prefiero soñar,
En un mundo donde toda la humanidad,
Es tratada con amor, respeto y dignidad,
Donde no importa, el sexo, raza, la condición que poseé.
Todos son ayudados y se ayudan.



Si, prefiero soñar,
Porque la realidad,
Es demasiado devastadora,
Demasiada crueldad para soportar,
Por favor, no me despierten,
De verdad… Yo… Prefiero soñar.

Escrito: 05 de septiembre del 2015
También te puede interesar.... 

Sígueme en.... Mis redes sociales

Palabras a mi abuelo con alzheimer. Tú no sabes quien soy yo, pero yo si sé quien eres tú



Me duele tanto abuelo, pero a la misma, siento que al fin estoy compensando, estoy haciendo algo útil, al fin estoy ayudando a alguien, me orgullecé que seas tú.

Sé que nunca te lo he demostrado, sé que siempre, me he comportado, como un caprichoso desagradecido, lo sé abuelo, lo lamento tanto, he sido un cobarde y lo sigo siendo, por decírtelo ahora, ahora que no me conoces, que ignoras quien soy.



No te culpo abuelo, no es tu culpa, la enfermedad, ganó la batalla, el Alzheimer, te ha hecho olvidar tu presente, parte de tu pasado, el Alzheimer, te ha hecho olvidar, quien fuiste, quien eres, el Alzheimer, te ha hecho olvidar, que eres mi abuelo, y en tu corazón, tu sabes que eres mucho más que eso. Eres como un padre, eres como el padre que nunca tuve, aquel que me abandonó incluso antes de nacer. Mi madre, se pasaba el día trabajando, ganando el pan, para que no me faltara de nada. De mientras tanto, tú y la abuela, me cuidabais durante, todo el día y la noche, cuando estaba enfermo, os pasabais horas, calmando mi dolor y sufrimiento, aguantando despiertos, de tanto yo, me quedaba dormido.


Perdoname abuelo, de verdad me arrepiento, que de mientras te era de real importancia, estar, cuidar a la abuela, ya que le llegó la misma enfermedad que ahora a ti te está atacando, yo con dieciséis años, no dejaba de fumar, beber, emporrarme, meterme en líos con la policía, varias veces tuviste que pagar la fianza, para sacarme de entre las rejas, ni una noche me dejaste, para que aprendiera la lección, siempre me protegiste, literalmente, sacaste tu pan de la boca, para dármelo a mí, yo te recompensaba con disgustos, malas palabras y reproches. Necesitabas mi ayuda, yo de ti pasaba, para irme con ese grupo de personas, que me mal influenciaran, tu me lo decías, pero yo no escuchaba, solo te maldecía, no era enserio de veras, te amo más que a nada, sé que es una cobardía decirlo ahora, pero es la realidad, ahora soy consciente de la verdad, tú y la abuela, sois lo más grande que he tenido. Mamá también obvio, pero con sus trabajos para sacarme adelante, apenás la veía. Tú y la abuela, fuiste como mis padres, aunque hasta hoy no he sido consciente.


Siempre he culpado a mamá, por no permitirme conocer y estar con mi padre, pesé que vosotros tres eráis sinceros, pero yo ignoraba, utilizaba la violencia como arma, lo siento, hoy sé la realidad, he podido pensar y reflexionar. Después de años de cuidado, la abuela nos dejó, cruzó al otro lado, poco a poco, tú, te fuiste desmoronando, poco después, la misma enfermedad llegó a ti, primero era tranquilo, pequeños descuidos, pero no tardó en empeorar, asta hoy llegar.

Tú no te acuerdas quien soy, pero yo si me acuerdo bien quien eres tú, eres el hombre que me cuidó, me defendió, me protegió, sin importar si yo estaba en lo cierto o no, tú siempre estuviste de mi lado. Eres más que mi abuelo, eres como el padre que siempre he soñado, no era consciente que lo tenía al lado. Te amo abuelo, sé que quizás sea tarde, pero espero haber despertado a tiempo, te prometo, que ya no te voy a soltar de mi mano, te voy a cuidar, te voy proteger, como tú siempre has hecho conmigo, desde que llegue al mundo. Jamás podré agradecerte todo lo que has hecho por mí, jamás, pero espero poder compensar un poco, te aseguro que lo hago de corazón, porque eres lo más grande que he tenido.



Ahora duerme un poco abuelo, estaré aquí, cuando despiertes, porque quizás tú no recuerdes quien soy yo, pero si, sé bien quien eres tú.

Escrito: 01 de septiembre del 2015
También te puede interesar.....

Sígueme en: Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...