domingo, 19 de julio de 2020

Reflexión: Erase una vez...



Érase una vez… un 11 de septiembre, en el que millones de personas salieron de sus casas, ignorando por completo que ya no volverían, con su partida, destruirían también, las vidas de sus familias.

Érase una vez… Un 11 de Marzo, donde miles de personas solo iban a su estudio, a su trabajo, a reunirse con un ser querido, pero el ser humano, les arrebató ese derecho sin la oportunidad de decir adiós.


Érase una vez… Unos niños navegando en el mar en busca de libertad, solo encontraron su propio final, envueltos por la sal y el mar.

Érase una vez… Un sinfín de pasajeros nerviosos, entusiasmados por ese vuelo, sin imaginar, que no abría destino para ellos, ya que quien tenía el control, decidio poner fin sin objeción.



Érase una vez… una terrible enfermedad, que se estaba apoderando de toda una comunidad, en cuarentena e revisión se encontraban, asta que un canino llegó a revisión, y pusieron fin a su vida, sin darle la certeza, de su enfermedad.

Érase una vez… donde las personas malas ganaban, en libertad se encontraban, de tanto las personas de buena intención y corazón encerradas estaban.


Érase una vez… El animal que es asesinado por atacar a un humano, pero el humano no es castigado más bien, honrado por torturar aquel que mataron sin pensar.

Érase una vez… la realidad que se vive día tras día, en el planeta tierra, nuestro planeta, que no está de más recordar, que está muriendo por culpa nuestra, poco hacemos por remediar.


Érase una vez… la verdad de la humanidad, muchos desearíamos que solo fuera una cruel pesadilla, pero no somos suficientes para poder cambiar, está enferma sociedad.

Escrito: 15 de septiembre del 2015
También te puede interesar...

Sigueme en... Mis redes sociales



Poesía: En un día como hoy... 11 de septiembre




En un día como hoy,
Cielo y tierra se ajuntan,
Alzan una vela, ante la solidaridad,
Lamentan la violencia de los de su propia raza.

En un día como hoy,
Miles de almas dejaron la tierra,
Miles de familias fueron destruidas,
No, no existen palabras de consuelo.

En un día como hoy,
Todos se ajuntan ante la tragedia,
Combatiendo la violencia,
Para acabar con ella.


En un día como hoy,
De tanto, algunos lloran de felicidad,
Otros afrontan otra dura batalla,
Otros tantos, recuerdan, lloran desconsolados.




En un día como hoy,
En el que la humanidad mostro su peor rostro,
De la misma forma,
Dio a conocer la solidaridad en primera persona.

En un día como hoy,
11 de septiembre del 2015
Recordamos a todas las victimas del terrorismo,
recordamos todos aquellos que buscan libertad,
se encuentran la muerte de frente.

En un día como hoy,
Todos somos uno,
Alzamos una vela
Aquellos que perdieron la vida…


En un día como hoy,
Recobramos el verdadero sentido del ser humano,
Miramos al cielo, en silencio y oramos,
Luz y paz, para aquellos, que solo iba a ser un día normal,
Y no tuvieron oportunidad, de despedirse de los que más amaban.

Por todos ellos, en un día como hoy,
Y no solo hoy, sino el resto del año,
Merecen nuestros respetos, y su recuerdo no olvidar,
Sino no tendrá sentido el verdadero sentido de ser humano.

Escrito: 11 de septiembre del 2015
También te puede interesar... Poesía: Aquellos que ya no están...

Sigueme en.... Mis redes sociales


Carta a mi hermana mayor



Hoy es mi cumpleaños, hoy cumplo 15 años, aquí es muy importante, esa edad, se celebra la quinceañera, mi última muñeca, el último baile con papá como su niñita, tú ya lo viviste ¿Recuerdas? Según no dejas de repetir, fue un día inolvidable, un día en el que toda niña, que pasa a una joven mujer, quiere tener.

En ese día tan especial para ti, tú fuiste la protagonista, el centro de atención, me alegré porque era tu día y de nadie más.

Pero no sé cómo te lo haces, que siempre que me toca a mí ser la hijita de papá y mamá, me lo acabas estropeando, y te llevas toda la atención, yo acabo con cara de pocker y abandonada, no ha sido una ni dos, muchas más, que he sido yo la fastidiada, cuando debería ser la protagonista.
Me castigan y me regañan por no ser como tú, aplicada a mis tareas, responsable, de verdad que lo he intentado, pero de nada sirve, nadie se da cuenta, de mis cualidades, de lo que hago bien, solo se fijan en mis errores, mis fracasos siguiendo con gritos y castigos, de que me sirve, hacer las cosas bien, si no vais a ser conscientes.


No soy vaga, ni una fracasada, sé muy bien lo que hago, sé muy bien lo que quiero, yo intento que tú, papá y mamá seáis conscientes, pero me ignoráis, o están tan pendientes de ti, que se olvidan de mí.

Hoy se prueba una vez más, era mi día, solo mi día, pero tú has tenido que tener un accidente de moto, todos, han corrido a por ti, olvidándose de mi quinceañera, lo entiendo de verdad, me alegra saber que estás bien, pero era mi día, como hoy, han sido tantas así, que ya he llegado al límite, no aguanto más.



Vale que eres mayor, quizás sí, que tu labor es cuidarme y protegerme, para eso tengas que ser dura, pero, realmente no necesito eso, necesito una hermana que sea comprensiva, que entienda mis meteduras de pata, que me ayude a superarlas.


No sé si tengo razón en mis palabras, lo que sí tengo la certeza, es que yo también soy hija, yo también merezco, la misma atención, cariño y amor, ya es bastante duro escuchar por parte de tu padre, que te quiere más a ti, que a mí. Es que tengo que admitir, que aunque crea que lo sepa todo, hay cosas que ignoro, y necesito tu ayuda, aunque me cueste mucho pedirla.

Por favor te lo pido, no seas tan dura conmigo, aunque no lo parezca, en el fondo te adoro, ya tenemos unos padres, necesito, que seas mi amiga, mi aliada, que me escuches, que me aconsejes. Me alegro de corazón que estés bien, pero me siento dolida, y sola, en este día, que era solo era mi día, pero todos están contigo, de mientras yo, no puedo dejar de llorar desconsolada, pero ya habéis llegado del hospital, y voy a darte esta carta, para que entiendas mi realidad, antes de soplar las velas de mi tarta.

Escrito: 11 de septiembre del 2015
También te puede interesar....

Sigueme en.... Mis redes sociales


Poesía: Me da miedo




Ya vuelve a estar aquí,
Ya vuelve la oportunidad
De todo o nada,
Esa es la realidad.



Vuelve la esperanza,
Llega la ilusión,
Un nuevo inicio comienza,
Aiii todo me tiembla.


¿Y si todo vuelve a ser un espejismo?
¿Y si todo se vuelve a deshacer entre mis dedos?
Me da miedo,
Que el todo se vuelva nada.


Ilusiones, esperanzas,
Agarradas, ancladas,
A este corazón mal herido,
Que no aguantará una decepción más.





Me da miedo,
Que de nuevo,
En lo más bello del sueño,
Me toque despertar.



Sí me da miedo,
Que en este viaje a la felicidad,
En el último segundo,
Se vaya a desplomar.






Efectivamente, me da miedo,
Porque rara vez,
Algo me sale bien,
Temo caer,
Temo perder,
De verdad necesito vencer.

Escrito: 07 de septiembre del 2015
También te puede interesar.... Poesía: Tengo miedo...

Sigueme en... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...