lunes, 6 de julio de 2020

Recordando el ayer...



Hoy te vi, te conozco desde que eras bebe, ya pasas de los dieciséis, te vi, me vistes, me reconociste, pero no me saludaste ¿por qué? ¿que paso? No me creo que no me hayas reconocido, te reconocí yo, pese al estirón y cambiazo que pegaste, de niño has llegado a joven... ¿Cuantos? ¿16? ¿17? serás un hombre muy apuesto.

¿Por qué? ¿por que ese cambio? Tenías ocho o nueve años, cuando te me acercabas y me hablabas como si nada, me tratabas como un amigo más, pasábamos ratos de lo más divertidos y agradables... ¿qué pasó? ¿por qué eres tan indiferente a mi ahora? No me digas que no te acuerdas, porque no me lo creo, con ocho años, todos recuerdan.


No te dejes convencer, por esos mitos, tu sabes que tu y yo somos iguales, que mi discapacidad no me hace diferente a ti, que ambos pensamos, sentimos igual, no dejes que te convenzcan de lo contrario, maestrales la realidad... La discapacidad no es ningún problema, es otra forma de vivir, todos tenemos una diferente... ¿por qué la mía tiene que ser negativa?

Por favor te lo pido, hoy recuerdo el ayer, no quiero olvidar, esa amistad que teníamos, tu un niño, yo un adulto, tu eras de los pocos, que me veías como adulto, como persona... no dejes que nada ni nadie cambie eso, no dejes que te llenen de unas ideas totalmente falsas, soy humano, soy persona con sentimientos como tu, como todo el mundo, se que no cambiaremos el mundo, pero con tu ayuda, podemos hacer esa pequeña diferencia, que se necesita para cambiarlo, poco a poco si todos ayudamos a gritar la realidad, mi realidad, la realidad de la discapacidad, podemos lograr ese gran cambio que tanto necesitamos... una inclusión total.


Vamos, no te pido nada que no sepas ni conozcas, muéstrales mi realidad, si, efectivamente, esa realidad, que soy persona... pero sobretodo no te olvides de mi, no te olvides de tu ayer, no te olvides de quien eras, y quien quieres ser... ahora que ya estás en el camino de la madurez.

Escrito: 27 de noviembre del 2013
También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales



Relato: Amor incondicional



Carmen caminaba por la calle, hacía un día soleado, sin viento, un cielo tan claro, que te obligaba estar de un humor excelente.

- ¡Calla perro, que estás imbécil, eres un inútil, camina perro, camina! –Carmen no pudo evitar fijar la vista en la escena. Un hombre de grandes músculos y barriga cervecera, estaba pegando con una madera al animal, ese labrador rubio.
- Ei deténgase ¿Qué esta usted haciendo?
 - Callase, esto no es asunto suyo –se dirigió a Carmen –pedazo inútil, te vas a enterar… -levantó la madera al aire.
- Basta, no pienso permitir que pegue a este animal, si tengo que llamar a la policía lo haré –se entre puso en medio la mujer.
- ¡Maldita sea! Maldigo los cuernos de esta mujer –mascullaba entre dientes.
Los días siguientes la mujer, investigo a ese maltratador de animales. Descubrió su casa. El hombre no tenía opción, no se fiaba de las mujeres y menos de esa, que estaba muy predispuesta, a meterse donde no la llamaban, le podría meter a él en un buen lio, no le quedó otra que morderse la lengua y callar.
Días más tarde, Carmen, andaba por la calle, cuando dos chicos con paso decidido se entre pusieron en su camino.
- Oye guapa ¿a donde crees que vas? –Carmen ni los miró, siguió su camino.
- Dejarme pasar tengo prisa –expresó notando como el cuerpo de ambos, se interpusieron a su paso.
- No tanta prisa guapita… aun no has contestado a la pregunta de mi amigo…
- O si quieres… puedes venir con nosotros… te garantizamos diversión asegurada… pero antes… danos todo el dinero que tengas…
- Dejarme pasar por favor, prometo no decir nada a nadie –Carmen notaba como sus manos sudaban, su corazón latía con fuerza…
- ¿Estas sorda o que? –le mostro una navaja de lo más afilada. Sus ojos claros, no pudieron evitar agrandarse.
- Esta bien, esta bien, tomad, coged lo que queráis de mi bolso, pero por favor no me hagáis daño –les entregó el bolso con sus manos temblando.

- Tranquila muñeca, te va ha gustar… -todo ocurrió con rapidez, en menos que Carmen se diera cuenta, un labrador de pelaje dorado, se lanzó al dueño de la navaja.


- ¡Ladrones, ladrones! –grito al fin. Todos los de alrededor voltearon, murmurando unos a otros sin dejar de ver la escena. Al fijarse, el animal estaba sobre de ellos, mostrando sus mejores dientes –pero si eres… ¡eres el perro que aquel hijo de su madre insultaba y pegaba! ¿pero que haces aquí? ¿donde esta él? ¿Y tu collar?
- ¿Señora está bien? –se acercaron unos cuantos.
- Sí, sí gracias…
La policía no tardo en llegar, deteniendo a los responsables, devolviendo a Carmen, todas sus pertenencias robadas.
- ¿Se encuentra bien señora? ¿le han hecho daño?
- Estoy bien gracias, él me salvo –le señaló al perro, que se encontraba a su lado, lamiéndole la mano.
- Es el perro de Flanders… ya lo abandonó…
- Sí, se vio acorralado, ante tanta denuncia… hace días que anda suelto el pobre animal.
- ¿Lo abandono? ¿Qué pasará con él ahora?
- Habrá que llevarlo a la perrera, ha ver si allí le encuentran un lugar.
- ¿A la perrera? –se sobresaltó -¿Qué abría que hacer para que me lo pudiera quedar?
- ¿Está segura de querer quedárselo?
- Agente, este animal me acaba de salvar la vida… es lo mínimo que puedo hacer –en su voz se distinguía emoción.
- Esta bien… espere aquí iré a buscar el formulario.


Carmen se sentía nerviosa respondiendo todas esas preguntas, después observando como los policiales, realizaban todas aquellas llamadas, aquel paso decidido de un lado a otro, y después… más preguntas, sentía su corazón latiendo con fuerza, notaba el aliento del animal, a su vera, de tanto en tanto un lametazo de su parte. Ella le miraba nerviosa, con una débil sonrisa en sus labios.

Pues bien, eso es todo, gracias, por atendernos, ya cuando quiera se puede llevar el animal con usted –Carmen no tardó en dar un grito de alegría. Su nuevo amigo ladró, no tardo en subirse a su cintura a dos patas. Ambos estaban felices de poderse tener como amigos, en el que no se separarían nunca jamás.

Escrito: 30 de noviembre del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales



Poesia: Si pudiera volver atrás...



Si pudiera volver atrás...

cambiaría algunas cosas,

mi vida no sería igual,

¿mejor? ¿peor? Eso ya no se contestar.

Si pudiera volver atrás...

todo cambiaría sin más,

quizás lo que ahora me atormenta,

ya no existiría.

Si pudiera volver atrás...

podría cambiar,

esos errores causados,

ya todo mejoraría.

 


Si pudiera volver atrás...

hay errores que ya no existirían,

aunque eso no significa,

que mi vida mejorara,

es posible que empeorara.

Si pudiera volver atrás...

abandonando mis miedos,

escuchando a mi corazón,

ignorando a la razón,

otro mundo conocería,

quizás lo esperado llegaría.



Muchas veces nos arrepentimos, de aquello que no hicimos, de lo que no dudaríamos en cambiar, de tener la oportunidad... por ello es importante recordar que vida solo hay una, hay que vivirla, hay momentos que, tienes que abandonar tus miedos, cerrar los ojos, escuchando al corazón, haciendo callar a la razón... Luchar por lo que realmente deseas sin ponerte a pensar si esta loco o no... ¡escucha tu corazón! Mañana puede ser tarde.

Aunque no siempre ese cambio que pensamos que puede ser mejor, es así... quizás la situación hubiese ido peor, que el camino que realmente cogiste... era el correcto... Eso es un riesgo que correr, ya que el tiempo nunca vuelve... Escucha a tu corazón, actúa sin miedo, no te arrepientas de nada, ya que nada te garantiza, que aquello que cambiarías te garantiza el éxito de tu presente, ya que otras dificultades hubiesen salido a flote, o hubiesen nacido otros errores...

 Escrito: 30 de noviembre del 2013

También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

 


Reflexión personal: Doble discriminación



Existe, claro que existe, ejemplo ser mujer con una discapacidad, ser homosexual con otra nacionalidad, homosexual con discapacidad, discapacidad con otra nacionalidad... Cuando hablamos de discriminación la gente puede encontrar mil y una razones para discriminar.

¿Realmente existe la doble discriminación? por un lado estoy segura que si, pero por otro... lo pongo en duda... ha ver quiero decir, la discriminación es dolor, ya sea físico, psicológico o sexual, no importa el motivo ni las razones, duele de la misma forma... ¿Que importa si es por una razón dos o tres? Sí, claro, te pueden maltratar "jaja, eres cojo encima besas a los niños" pero la misma burla y violencia, sería por una sola “diferencia”


Pongo mi caso, si marchará a vivir al país de mi esposo México, llegaría allá dando motivos para recibir este maltrato llevando conmigo la triple discriminación Mujer -nacionalidad -discapacidad...

¿Doble discriminación? Sí me mirarían mal por mi discapacidad, me mirarían mal, por mi nacionalidad, encima mujer, que aun en el día de hoy, está discriminada... ¿asta que punto llegaría su rabia e indignación? ¿No les bastaría con ignorarme, criticarme o insultarme? ¿Serían capaces de pasar a la fuerza bruta, por tener la doble discriminación? ¿no me harían absolutamente lo mismo por una sola razón?

Sí existe la doble, triple o quartiple discriminación... pero el modo de demostrarlo seria el mismo... ¿que más da si es un motivo o mil? De doler duele igual. ¿Y tu? ¿Qué opinas?

Escrito: 23 de noviembre del 2013

Sígueme en... Mis redes sociales

Discapacidad; relato el mundo al revés




Desperté, en un mundo paralelo, tan distinto, tan idéntico. Todo lo que me rodeaba era tan semejante, tan a mi alcance, a la vez tan distante. Miré a mi alrededor, aquel no era mi sitio ¿o si? Tan conocido y desconocido a la vez.

El está gris, parece que quiere llover, empiezo a caminar, casi sin pensar, veo gente llegar... ¿como? Algunos llevan gafas de sol, otros van en silla de ruedas... intento pasar, pero me es muy difícil, porque todos van a su rollo, nadie respeta mi persona... No tengo discapacidad... ¡¿y que?! Soy consciente que personas con discapacidad se ríen de mi, si los veo, son dos niños, uno en silla de ruedas, otro parece que tiene discapacidad intelectual, ríen y ríen, no me dejan de señalar ¿por que? ¿por qué me discriminan?


Entro en un banco... necesito dinero, se lo digo a la chica que está tras el mostrador, parece que no me entiende... ¿o soy yo que no la entiendo a ella? Me empieza ha hablar en lengua de signos... Todos a mi alrededor se comunican igual... ¡¿no se dan cuenta que yo no los puedo entender?! Intento explicarme, ellos intentan ayudarme, pero no dejan de hablarme en signos... ¡¿y los que escuchamos que?! ¿por qué me discriminan?

De nuevo en la calle sin el dinero, llegá una avalancha en silla de ruedas, no miran nada, no se dan cuenta que estoy ahí... uffff joder, su discapacidad es física, ven estupendamente... ¿acaso me consideran menos que ellos? ¿por no tener discapacidad? ¡Joder soy persona como ellos! Camino y camino... encuentro una biblioteca... entró empiezo a investigar libro por libro... ¡Todos están en Braille! ¡Vale! ¡Muy bien! Pero... ¡¿yo qué?! ¡¿por que me discriminan?!

Escucho música, ¡genial! ¡puedo escucharla! Me sentaré y disfrutaré de ella... Todo feliz me dirijo al local... hay un vigilante en la entrada, me acercó decidido, no hay motivo para que aya problemas, pero me equivoco, ese alto musculoso, me prive la entrada... "¿por que?" pregunto "porque aquí solo entra gente normal, gente con discapacidad" fue su respuesta "pero no voy hacer daño a nadie, solo quiero tomar algo escuchando música como los demás" "No, vete, este no es lugar para ti" "pero..." intenté decir... "vamos, lárgate muchacho, este no es lugar para niños" Decepcionado me tire de los pelos... ¡¿vaya mierda de sociedad, solo porque soy como ellos creen que tienen el derecho de discriminarme?! ¡No! ¡No! ¡No! -grité con toda mis fuerzas.


Desperté estaba en mi cama, las nueve marcaba mi reloj, lucía el sol, todo había sido un sueño, una pesadilla, pero a la vez, me hizo ver la realidad, de lo equivocados que estamos... me hizo ver que ellos y nosotros somos iguales y todos tenemos el mismo derecho. Ese sueño me hizo ver la realidad, y hará cambiar mi forma de actuar.

Escrito: 22 de noviembre del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales

La psicología del psicópata



¿Yo soy psicópata? Muchísimos que me conocen pondrían la mano en el fuego que no.... ¿por mi discapacidad? ¿por mi personalidad? Un tanto de ambas cosas... ¿pero realmente lo soy? Una muy buena pregunta... lucho y anhelo no serlo, el noventa por ciento gana ese combate entre mis yo interior, se me parte el alma, de ver oír sufrir a niños, ancianos o animales, me emociono fácilmente, ya sea por algo real, o alguna escena de la muerte de un personaje de mi serie favorita... Sí, así soy yo.

Pero no es todo bondad y simpatía en mi interior, también soy un poco egoísta, tengo mi rabia, mi mala leche, cuando me cabreo... yo poco policía podría ser, porque pondría sin dudarlo pena de muerte a los asesinos, maltratadores (de personas o animales) y violadores... Sí sobretodo a este último grupo los mataría en terrible sufrimiento, empezando cortando su aparato mas viril, el responsable de tantas vidas destrozadas, tantas muertes causadas.... Sí, el pene.

¿Sorprendidos? Yo también me sorprendo de mis propios ideales, de lo que pasa por mi mente, de lo que desearía, de lo que sería capaz de hacer... Ya ven, que tenga una discapacidad, no me etiqueta ni me transforma en un angel caído del cielo... ni mucho menos, ojo tampoco me etiqueta en diablo, con estás lineas quiero reflejar que las personas con discapacidad ni todos somos santos, ni todos somos diablos... como dicen en una de las películas de Harry Potter "existe el bien y el mal en nuestro interior, lo importante es la parte que nosotros queremos fortalecer" las personas con discapacidad, es de la misma forma, ni todos somos ángeles, ni todos somos diablos.... Como lo demás hay de todo en este mundo... unos más angelitos (no del todo) otros más diablos (no del todo) pero no todos vamos en el mismo paquete.



Dicho esto volvamos al tema que quiero reflejar, la psicología del psicópata. Es un tema complicado de mostrar desde mi perceptiva... pero basándome en mi propio testimonio, me pondre en el lugar del otro, el psicópata. Ante todo hay que entender, que un psicópata no nace ya con esos ideales... nace un bebe, bien hermoso, lleno de amor y ternura... ¿como se convierte en un adulto despreciable capaz de matar a quien le dio la vida? Sí, porque así fue... no nació... lo convirtieron en psicópata ¿como? Hay miles de motivos... el ser humano, es tan fuerte pero débil al mismo tiempo... pero niñez y la adolescencia, son claves para saber en que adulto te convertirás... Si un padre borracho pega y maltrata a sus hijos, es probable que los hijos crezcan con ese ideal y hagan lo mismo a los suyos.. se conviertan en lo que más odian... ¿por qué? En mi opinión porque no saben actuar de otra forma.

 En mi caso, tampoco nací con esos ideales, me considero buena gente... ¿entonces? ¿porque tengo esas ideas? he recibido varios casos de acoso sexual, no ha llegado a abuso... pero todos ellos que lo han intentado... todos estaban borrachos... motivo por el cual odio a todos los que están bebidos, los detesto, ya sea por lo mismo. Realmente la cárcel me parece muy poca condena para ellos, personalmente los mataría en terrible sufrimiento... Sí, ellos me han convertido en una persona con ideas de matar, para todo este tipo de personas, o monstruos mejor dicho... Pero claro, yo misma estoy intentando explicar el porque de su forma de hacer... cuando de alguna manera soy como ellos, yo mataría a ellos porque son malvados porque se lo “merecen” porque dañan y matan a inocentes... ¿realmente hay alguna diferencia? Se lo merezcan o no es el mismo delito... y a lo mismo... esa acción... ¿no me hace la misma psicópata que ellos? Cuando abusan sexualmente de un niño o adolescente... dicen "aquí tenemos un futuro violador@" pocas veces se equivocan... es que la psicología del ser humano es tan y tan frágil... que cuando te pasa algo así... tu personalidad, tu ser, tus ideales cambian totalmente, la parte del mal que tenías dormida, despierta, llena de rabia, llena de odio, por el mal que te han causado... la sen de venganza gana terreno... sin ser consciente te conviertes en uno de ellos.

Escrito: 21 de noviembre del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales

Poesía: Tu quieres ser yo, yo quiero ser tu...



Tu quieres ser yo,
yo quiero ser tu,
porque quieres ser yo,
si es mejor ser tu.

Tu, tienes lo que yo tanto anelo,
¿quieres lo que yo tengo?
Ten todo tuyo,
sin dudarlo, te lo entrego.

Un favor,
a cambio te pido,
dejame ser tu,

te lo suplico.


Tu quieres ser yo,
yo quiero ser tu,
aun no entiendo como puedes desear,
lo que yo tengo,
y detestar tu vida.
Ojala se pudiera,
tener la oportunidad,
de poder cambiar
de vida sin más.

"Que suerte tienes" me dices a menudo,
¿Sabes amigo? Yo te digo lo mismo,
"no te quejes y valora lo que tienes"
"lo misto te digo,
porque lo que yo necesito,
lo tienes tu amigo"


No te quejes de la vida que te tocó vivir, sí quizás otros tienen lo que tu deseas, pero por lo mismo otros desearían, lo que tu ya posees... piensa que en este mundo hay muchos en peores situaciones que tu, eres la envidia de ellos... porque mientras tu deseas lo que ellos tienen, ellos anhelan lo que tu tienes... porque cada vida es un mundo, cada persona tiene sus únicas necesidades... ¡Aceptate! ¡Valora lo que tienes! ¡Siempre se puede hacer algo para estar mejor! ¡inténtalo!

Escrito: 20 de noviembre del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales


Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...