domingo, 24 de mayo de 2020

Que esperar de los padres de los hijos con discapacidad





Seamos realistas, mucho nos quejamos los hijos con discapacidad de nuestro entorno, en muchas ocasiones de nuestros padres, o familiares, ya que son muchos los casos que no nos entienden, los empezamos a culpar y a reprochar su conducta…

Si que es verdad que en muchas ocasiones, ellos actúan mal, por creer que hacen lo correcto se equivocan mil veces, eso nos afecta a nosotros en primer grado… ¿Por qué tenemos que sufrir nosotros por culpa de sus errores? ¿Por qué no se ponen en nuestro lugar? Y ahora yo pregunto… ¿Por qué no nos ponemos nosotros en su lugar? Yo como hija con discapacidad… siempre en ese aspecto estado a favor de mi bando… pero creo que ya es hora de ponernos en la piel del otro…
Es muy fácil criticar, lo difícil, es investigar, averiguar y pensar… Por regla general, la diferencia de edad mínima entre padres e hijos son de 20 años… dos décadas de diferencia… ¿Qué significa eso? El tiempo pasa deprisa, y la tecnología, avanza aún más… no podemos pretender que todo siga igual tras tantos años después… La tecnología puede evolucionar a pasos agigantados, pero el cerebro humano, no avanza tanto, claro los nacidos los últimos años, los de tu época si… pero los de veinte años mayores que tu… eso ya es más complicado. El cerebro es sumamente rápido, puede aprender todo, los primeros años de vida, después claro que puede aprender, pero es mas complicado, repito, por regla general, obviamente hay muchísimas excepciones. No solo se trata de esa capacidad de aprender… influyen muchísimos más factores, la educación, los ideales, los valores… No se trata de decirles a nuestros padres, que lo hacen todo mal, que es culpa suya… (aunque nosotros lo veamos así… hay que estudiarlo más a fondo)

¿Te ves a tu padre en Facebook, o dominando, un móvil de última generación? ¡¡¡Ojo!!! Que cada vez hay más padres que lo consiguen, el mío por ejemplo a sus 50 años, manda mensajes Watssap, cuando ni yo misma se jeje no me extrañaría que cualquier día se haga su cuenta en Facebook, pero lo que quiero decir es que antes de echarles toda la culpa, hay que ponernos en su piel…
Nadie nace enseñado… hay circunstancia, que es más difícil adaptarse a la nueva situación como es el caso de la discapacidad… son circunstancias, que provocan miedos, incertidumbres, en casos así, solemos defendernos, con lo aprendido, lo única manera que conocemos para afrontarlo.

En ocasiones, soy consciente que no es la correcta, por ello en vez de enfurecernos, deberíamos intentar saber el porque es de esa manera, sabiendo ese porque, podemos intentar mejorar la situación, mostrar, enseñar a nuestros padres, cuidadores, que existen otras maneras, y todos podemos ser felices y vivir en mejor harmonía.
Así que… ¿Qué esperar de los padres de los hijos con discapacidad?

-      No esperar jamás que no se van a equivocar, se van a equivocar y mucho, pero recuerda, son seres humanos, no robots, con todo aprendido y memorizado.
-      Ellos tienen que ser pacientes… tú también, no olvides, que habéis vivido en épocas distintas… cada cosa merece su tiempo… ellos te enseñaran a ti, y tú a ellos.
-      No olvides que te dieron la vida, si sabían que venías con una discapacidad, aún tiene más merito, ya que pese la dificultad que desconocían decidieron cuidarte y darte una educación… si la discapacidad llegó después… piensa en el terror que sintieron, al poder perderte… pregúntate ¿Por qué son tan duros? Cuál es el mensaje que me quieren transmitir? ¿realmente me quieren lastimar? ¿o enseñar?
Un pequeño consejo para padres y cuidadores; Vivimos en un mundo donde lo poco real abunda… no se crean todo lo que oigan, los tiempos han cambiado, la tecnología avanzado… infórmese su hijo puede ser un gran genio… no le prive de esa oportunidad… no le haga discapacitado… Confié en su hij@, aprenda de el, él aprenderá de usted...
Escrito: 20 de agosto del 2013
También te puede interesar...
Sígueme en... Mis redes sociales

Carta de un cuidador




Otro día más ya pasó, ufff hoy ha sido un día duro, desde las 7 de la mañana, que he levantado a Tommy, lo he vestirlo, asearlo, ponerle en la mesa para que desayune, de tanto yo, le preparo lo que necesita, para su mañana en el centro especial, ese día tienen piscina, es importante, la toalla, el flotador, la crema de protección, ah y su medicación… sobretodo esta última es de suma importancia que no me olvide. En ese rato es un ir y venir continuo, siempre falta algo en la mesa, algo que no necesitaba el día anterior…



Tommy ya ha marchado, son las 8 de la mañana, hasta las dos no volverá, pero no hay tiempo que descansar, hay que limpiar una cosa, las tareas del hogar, ir a comprar, la comida ya preparada para cuando él vuelva… ufff que pronto pasa el tiempo cuando estas ocupado, la lástima, que no es tiempo que se dedique a uno.

Las dos, Tommy ya está al llegar, justo a tiempo acabé la primera parte, de las tareas del hogar… sí, sé que he tenido 6 horas, pero el supermercado anda lejos, había mucha gente, entre una aba y una col, me hecho al menos dos horas perdidas.


Nos sentamos a comer, intentando no olvidar nada, para no tener que dar tantos paseos. Tommy me he explica cómo le ha ido la mañana, muchas anécdotas divertidas. La verdad eran divertidas. Cuando ha acabado Tommy, lo he llevado al baño, para que aseara. A la media hora de su visita al baño, ha tenido que volver… que decirle… pobre… esas cosas no avisan… Su tarde aún no ha acabado, aún le queda la rehabilitación, la mía obviamente tampoco…. En ese rato libre me dedique a fregar cuatro cacharros. A las 4.30 le he subido al coche… es un muchacho de 18 años… un poco alto, obviamente, también se nota en el peso, suerte que me dediqué hacer pesar, antes de coger este trabajo a las cinco ya estaba en su rehabilitación, hasta las 6 no salía, media hora de trayecto… no me salía a cuenta volver a casa, por ello, lleve a la modista cuatro cosas, que en la mañana me olvide, entre en el supermercado, para hacer la cena de esa noche…. ¿Qué hacer de cenar? ¡el dilema de cada día! Las 17.40… 20 minutos para recogerle, el centro estaba al lado de una cafetería, sí, me tomé un café. Ya que ese día ni merienda pude hacerle, le compre una pasta, no era habitual, pero un día era un día.



A las 18.30 ya estábamos en casa, Tommy volvía enfadado, le habían regañado en rehabilitación, él se desquitaba conmigo… ya era algo habitual, una vez vale, pero siempre así… ufff es duro, yo entiendo que su condición no es fácil, pero mi trabajo también es muy duro, que te echen gullas, cuando lo único que haces es intentar ayudar… bueno, yo sé que tú me entiendes querido diario… ya en casa el miraba 4 cosas en el ordenador, mientras le preparaba el baño, para su ducha, le desvestí, le metí en la ducha, de tanto el se duchaba, yo seguía mis tareas, claro que la primera. Era preparar su pijama, y las toallas para cuando saliese. De tanto acababa, empecé hacer la cena, y a doblar y planchar la ropa de mientras…

Las 20.00 Ya Tommy esta duchado y preparado para cenar… ya de mejor humor, ambos lo hicimos. Hoy sus padres llegarían tarde, me tocaban horas extras, para variar, y sin aumentar un solo euro. A las 22.00 estaba fregando los platos de la cena, esperando que Tommy me dijera para acostar, pero como todo joven él no deseaba que fuera tan temprano. Así que me senté a descansar unos minutos… ¡y me adormile en el sofá! Suerte que Tommy tiene sus ratos comprensivos… era las 23.00 cuando me dijo para acostar… llevarle al lavabo para su aseo, llevarle a la cama, cargar su silla motor, preparar la ropa de la mañana siguiente, acercarle el móvil, llenarle su botella de agua… ufff ahora sí, a descansar hasta mañana, esta noche se encargara sus padres si necesita algo.

Querido diario, tu mejor que nadie sabes que adoro ese chico, pero día, tras día, siempre igual, siempre la misma rutina del no parar… ufff es muy frustrante y agotador, No es Tommy, es el trabajo en sí, que te quema tanto física como psicológicamente, va destruyendo la autoestima de uno, llegas a un punto que ignoras si tienes vida propia o no. No importa mi estado de ánimo, siempre tengo que estar de buen humor… no siempre es posible… al mismo tiempo, tengo que tragarme mi dolor, mi frustración, no hay que ser un psicoanalista para confirmar que eso no es nada saludable… ver la felicidad de Tommy no tiene precio… pero a veces me pregunto ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Realmente vale la pena? Sobre todo por tan poco dinero que me dan, no es que mis jefes sean tacaños, es que el gobierno, ya no da más… ¿Quién sobrevive con 350 euros? ¡Es imposible! Veo la felicidad de ese chico, me convenzco que si…. Pero eso no quita, mi realidad escondida.

Gracias, mi diario... gracias una vez mas, escribirte todo lo que siento... me ayuda a sobrellevar esta frustración callada. Asta mañana, mi mejor confidente...

Escrito: 20 de agosto del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales


Carta a mis futuros amitos



¡Hola!
¿Que tal? ¿Cómo estáis?

Si, vosotros, vosotros dos, que a menudo me visitáis, me sacáis a pasear, entre caricias y juegos…
¿Aun no me conocéis? Yo si ya os conozco bien, sí, se con certeza, que quiero que seáis mis amitos… ¡¡¡porfis!!! Llevo aquí mucho tiempo… necesito salir, es muy duro la vida en la perrera, se pasa frío en invierno, calor en verano… cuando hay tormenta… tengo mucho miedo de los truenos… apenas puedo comer, porque otros perros mas grandes que yo, me hacen daño… ¿por qué estoy aquí? No lo entiendo… un día estaba con mami, bebiendo lechita junto a mis hermanit@s al otro día ya estaba aquí… ¿Por qué? ¿es que me porte mal para estar en la jaula tan pequeña? ¡lo siento! ¡Perdonarme! ¡Por favor sacarme! Ya no haré travesuras, me portaré bien… no tengo ni un año de vida… por favor… quiero salir, quiero un hogar, donde me den amor, no pido más.

Desde el primer momento que os vi, lo supe… quería que fuerais mis amitos, mis nuevos papas, sois de buen corazón, vuestros sentimientos son puros…


Mami por favor no temas… no importa que estes en silla de ruedas, me podrás cuidar sin problemas, lo que no puedas, papi te ayudará. Yo solo necesito amor mami, yo se que no existe ninguna discapacidad, que dificulte eso… Yo te escucho mami, se que quieres adoptarme, pero temes no poder darme lo suficiente… Te equivocas mami, tu podrás darme todo lo que necesito, sino se buscara la manera… sabes mami, se me ocurrió una idea para que las dos podamos ir a pasear… ¡sí, atando la correa a tu silla de ruedas! ¿a que es buena idea? Me pongo muy triste, cuando después del paseo, me vuelven a encerrar en la jaula, pero es peor cuando veo, como os vais… prometiéndome que pronto volveré, papi, mami, ¿cuándo es el día que me podré ir con vosotros? Os doy mi gomita, que os voy amar de por vida…

Porfisss tengo tanto miedo… cada día, el veterinario se lleva a uno, y ya no vuelve ¿¿Por qué?? ¿Dónde los llevan? Otros perros dicen que los llevan hacer daño… por favor no permitáis que me lleven a mi… ¡No quiero que me hagan pupita!



Mi tiempo aquí poco a poco se acaba, otra pareja, vinieron para adoptarme… ya me iban a sacar… me habían duchado, peinado… pero se echaron hacia atrás… quien sufre soy yo… por favor… volver pronto… sacarme de aquí, adoptarme.

Os quiere cada día más y os extraña…

Yera

Escrito: 20 de agosto del 2013
También os puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta de un asesino a su victima



Querida victima,

Se que no tengo escusa ni derecho a pedir clemencia, arrebaté tu vida de la forma más cruel, sé que esto no te compensa, quizás ni lo creas, pero realmente lo siento, y te pido perdón.

Sé que no lo vas a creer, pero odio mi propio yo, odio hacer lo que te hice, quiero contenerme, quiero detenerme antes de llegar a ese desenlace, pero no puedo, algo dentro de mi dice "sigue, sigue, sigue, sigue apretando…. Estrangulara" Sí… me imagino que debe ser una muerte horrible… sentir que te falta el aire… sentir… que vas muriendo poco a poco, y lo peor, ver que no puedes hacer nada… la muerte está tan cerca… ni tiempo tienes de ser consciente de ello… de mentalizarte… lo siento, realmente no soy tan monstruoso como parece, mi alma se arrepiente. Pero no puedo parar, cuando una mujer se ríe de mí, realmente tengo la necesidad de hacerla callar… ¿qué mejor forma que ya no se vuelva a reír de mí? Efectivamente, callándola para siempre… pero no lo hago adrede… es inconscientemente… cuando eso pasa, hay una ira incontrolada, que se adueña de mi ser, dejo de ser yo… ¡ayuda por favor!


Si me das la oportunidad, te explicaré como fue mi infancia, mi adolescencia, y parte de mi juventud, para que puedas entender el asesino que hay dentro de mi…

Mi padre, nos abandonó, a mi madre y a mí, yo solo tenía 4 años, pero bien entendí, que él no me quería, odiaba mi ser. Mi madre y yo tuvimos que empezar una vida los dos solos, algo muy duro. Ella no se veía sola sin un hombre a su lado, ya entre la presión de cuidar un niño de 4 años, tener que hacer de padre y de madre a la vez, era algo muy difícil, cuando tenía oportunidad, se iba emborrachar, y volvía a casa con otros hombres, ignorándome por completo, a medida que iba creciendo, no dejaba de reírse de mí, no dejaba de humillarme, recalcándome, que ninguna chica se fijaría en mí.


Recuerdo mi primera decepción, tenía 8 años. Conocí una vecina  Gabriel Solis, 20 años más mayor que yo, nos hicimos amigos, cada día iba a su casa a jugar, le ayudaba en sus tareas del hogar, ella me invitaba a galletas y batidos. La verdad, estaba súper feliz por tener una amiga como ella, ya que en mi casa, mi madre ni caso me hacía, solo se dedicaba a follar con hombres, cada día uno nuevo, por eso yo me sentía tan feliz de tener a Gabi como amiga. Pero eso cambió cuando su marido se enteró, ya ella, me dijo que me buscara amigos de mi edad, ella que era nueva en el barrio, también se los buscaría de la suya. Yo ya con 15 años, me sacaba mi dinerillo, ayudando a los vecinos. En una ocasión estaba ayudando a Bree a pintar algo, le confesé que me gustaba una chica, ella me dio el consejo, que le hiciera regalos, poco a poco más caros, así ella se fijaría en mí. Yo me guie por su consejo, así lo hice. Claro que a ella no le hizo ninguna gracia, que fuera su hija, me dejo clarito que era poca cosa para su hija, que mejor que me olvidara. Mi propia madre se burlaba de mí, cuando le confesaba mi amor por las chicas. Así poco, a poco,  empezó a crecer ese ser dentro de mí, ese ser, que se enfurece con fuerza, cuando las chicas se ríen de mí.

Recuerdo, cuando fui con una profesional para mi primera vez, como la parte buena que tengo, no me olvidé de ser un caballero, le regalé flores ¿Qué hizo ella? Reírse, burlarse de mi… por primera vez, el monstruo se dejó ver… realmente no sé cómo pasó… cuando me di cuenta, el asesinato ya estaba formado…

Recuerdo cuando Susan Delfino, me anuncio, que su relación con Maick se había acabado… En esa misma conversación salió que ambos nos gustaba dibujar y que ella me enseñaría. Tenía una sonrisa tan radiante, cada vez me gustaba más, creo que me estaba enamorando de ella… Cuál fue mi sorpresa y decepción que me anuncio que se iba a volver a casar con Maick. Yo me arriesgue, le confesé mi amor, le pedí matrimonio… pero ella… exactamente… se echó a reír a carcajada, no me tomo en serio… eso hizo volver a salir al monstruo que tengo dentro…. Lo siento July, me equivoqué quería matar a tu madre, por eso me detuve a tiempo al ver que eras tú.

Creo que ya no es necesario seguir, bueno si… Mi madre la responsable de iniciar ese monstuo que poco a poco fue creciendo en mi interior, al descubrir mi propio ser, me culpo de todo, ella se lavó por completo las manos, negando que ella era la verdadera responsable, solo quería que lo aceptará, que me pidiera perdón… pero no, ella volvió a negar y reír, se rió a carcajada eso… volvió a despertar a la fiera… cuando fui consciente, la vida de la mujer que me dio a luz, se había acabado, me vi obligado a matar  y creo que entendéis la idea… solo pedir perdón por los actos de ese monstruo que creció en mi interior… como ya veis no nací con él, lo hicieron crecer… el primero que quiere que todo esto acabe soy yo… no lo soporto más demasiada presión esto tiene que acabar ya. Gracias Linette por convencerme ir a la policía, yo sé que aquí, ya nadie más morirá, antes de que me encarcelarán, ayude a venir al mundo al quinto hijo de los Scavo… Al menos he hecho una buena obra.


Basado en la serie Mujeres desesperadas; Personaje- Eddie (chico)

Escrito: 22 de agosto del 2013 
También te puede interesar... Carta de un suicida minusválido

Sígueme en... Mis redes sociales


Carta de un suicida minusválido



Aquí estoy, aquí me encuentro, escribiendo estás líneas antes de partir, sí, ya no quiero vivir, en fin… seamos realistas, ya vida no me queda… ya no me queda más que partir… mi alma, me mente y mi cuerpo, se sienten vacíos, sin más fuerzas, que para morir…

¿Por qué morir? Yo me pregunto… ¿por qué vivir? Esa avioneta, sí, la misma que se estrelló, la misma, que cayó sobre mí… me destruyó la columna, yo me pregunto… ¿por qué no morí? Los recuerdos me atormentan, sí, porque en esos días tan cercanos a la navidad, tuve algo peor, que quedarme en una silla de ruedas, sí descubrí, confirmé, que mi mujer tenía un amante, pero no de su alto estanding, uno, que no le llegaba ni a la cintura… sí, eso es lo que más me dolió, su amante era uno de los personajes más rastreros, que jamás haya conocido.



Sí, sé que nuestro matrimonio no está muy bien, desde hace tiempo, mucho antes de esto, quien sabe quizás esta condena es un castigo por mi mala conducta… ¿pero ella que? Sí me equivoqué… pero ella también, su trabajo era más valioso que su matrimonio, eso que estuve en la cárcel por ella,  pero así me lo agradeció, era mantenido por ella, ufff no sabes lo que significa eso para un hombre… encima… su hijo cobraba más que yo… para acabar, el bebe que era como mi hijo que cuidaba antes de que me encarcelarán, al regresar ya no estaba, ella en vez de ayudar, lo alejaba más… ¿acaso no es motivo para atacar?



Sí sé que quizás se me paso la mano, mentiras, intento de controlarla, robarla… por ello me llegó esta condición, que no es más que desgracia… Yo solo quiero estar con ella, la amo, pero ella ya no, me lo dejó muy claro, cuando estaban aquí presentes, esos dos minusválidos, que ellos decían que eran ¡MásValidos! ¿En serio? Yo no veo la validez por ningún lado, ni fuerzas tengo de intentarlo sin Bree a mi lado… Ya que solo se siente responsable, por ello me está ayudando a mi cuidado.
Por eso escribo estas líneas, yo no me rindo, voy a seguir intentando, sí, conseguir morir.

Esas fueron las líneas de Orson hodge y sí, cumplió su palabra, en un momento de soledad, intentó tirarse a la piscina, pero su mujer Bree, lo detuvo a tiempo… hubieron unas confesiones, en el que decía, que le apreciaba, pero quería recuperar lo que tenían, solo con tiempo y una oportunidad, se podía lograr, algo imposible si él moría. Y ahí, por primera vez, Orson, vio sinceridad en sus ojos, se besaron apasionadamente. Fue ahí consciente, que no era un minusválido, sino…. Un ¡másvalido! Ya no importaba su discapacidad, él sabía que todo lo podía lograr.


Basado en la serie Mujeres desesperadas; Personaje Orson Hodge

Escrito: 19 de agosto del 2013
También te puede interesar... Carta a Dios

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a Dios



Señor Dios.


Yo sé que tu estas sumamente ocupado atendiendo a las oraciones que tanta gente te hacen llegar, pero por favor te lo pido, tomate unos pocos minutos, lee esta carta, de alguna manera, dame una señal, para poder entender por qué

Personalmente, te tengo que estar eternamente agradecida, superé un cáncer, un huracán se llevó mi casa, pero no ni a los míos, ni a mí. Por ello estaré en deuda contigo siempre, pero al mismo tiempo es algo que no entiendo… porque yo me salvé… en cambio hay tantísima gente muriéndose de hambre, gente inocente, gente, con un corazón que no les cabe en el pecho, mueren a diario, niños inocentes mueren a diario, ya sea de un cáncer como yo supere o en otras circunstancias, inimaginables ¿Por qué señor? Porque yo sí y ellos no, solo son niños, ¿Qué mal han podido hacer para merecer tal castigo? Esa gente que tanto bien han hecho al mundo, que jamás han hecho ningún mal, que no han hecho otra casa, que dar felicidad a los demás… dime señor… ¿porque les castigas con tanto sufrimiento?… en cambio a los que realmente hacen el mal, a los que matan, maltratan, abusan diariamente, de seres inocentes… a esos nunca les pasa nada, siempre se salen con la suya, realmente señor, y discúlpame, pero no entiendo tu forma de hacer.



Por otro lado, tras bendecirme con 4 hijos que los amo, más que a mi vida, Dios, tú me diste la oportunidad de volver a ser mama, si cierto, me asuste y deseé que no fuera así… mi cuerpo y espíritu, ya no es tan joven como antes, me entro miedo, mucho miedo, no saber cómo afrontar de nuevo la maternidad de gemelos nuevamente. Lo siento de verdad, ellos no tienen la culpa… ¿Por qué permitiste qué uno de mis bebes muriera? ¿Aún más cuando salve, la vida de otra niña?


Dios mío:

No busco medallas, ni halagos, solo una explicación de porqué te lo llevaste de mi lado, cuando ya más le quería… Sé que no soy perfecta, que mis errores, son superiores a mis virtudes… pero ¿porque permitiste que me salvara de ese tornado? ¿Por qué permitiste que venciera al cáncer? En cambio, cuando hago una obra bien (no lo hice para recibir ningún premio, era una niña inocente no se merecía morir) me castigas arrebatándome a mi bebé ¿Por qué? No lo entiendo…


Disculpa que me haya extendido tanto, pero era necesario, me gustaría, por favor que de alguna o otra manera, me lo hagas entender… porque lo necesito para poder seguir… he llegado un punto que no se, lo que está bien o lo que está mal… No hay prisa, pero por favor te lo pido… ayúdame a entenderlo. Dios, ayúdame.

Gracias.

Inspirado en la serie Mujeres desesperadas; Personaje lynette scavo

Escrito: 18 de agosto del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales

¿Cómo hacer a tu hijo un ser discapacitado?



Que tu hijo tenga una discapacidad es algo no tan común y la primera reacción puede causar desespero y frustración. Ya una vez aceptado que la discapacidad llegó, tienes dos opciones, sentarte, maldecir tu desgracia, y tratar a tu hijo como discapacitado, o bien sobreponerte, y mostrar a tu hijo que es tan capacitado, como cualquiera y puede llegar a lo más alto.

En este artículo aprenderás hacer a una persona con discapacidad, discapacitada… ¿Te interesa? ¡Pos no dejes de leer!
  • Recuérdale a menudo que no solo tiene una discapacidad, sino que es discapacitado, no capacitado, por lo tanto no es una persona normal.
  • No le dejes de consentir y sobreproteger; Todo lo que te pida, dáselo sin derecho a discusión, proteger a un hijo con discapacidad, no le hará discapacitado, es algo esencial, en el cargo de cualquier padre, en cambio, la sobreprotección, si es una gran arma, para que solo de tener una discapacidad, se haga discapacitado.
  • Ignórale eso de algo quiere, algo le cuesta; Una persona con discapacidad, va a necesitar de tu ayuda, ya que vivimos en un mundo, que poco está preparado para la discapacidad, si quieres que tu hijo sea discapacitado, ignora todo aquello que pueda hacer por sí mismo, házselo tú, no importa que ya sepa, para ser un buen discapacitado, tiene que ignorar que cosa cuesta su esfuerzo, el que viva feliz  bien cómodo, de mientras otros ya le realizan su deseo. Es de fundamental importancia, que le deis todo aquello que pide, que no conozca <<eso no puede ser>>
  • Es discapacitado, es mi niño eterno; Como todo niño su único derecho es jugar y divertirse… no importa que ya pase de la adolescencia, no importa que ya sea adulto, él es discapacitado, él es un niño eterno, tiene que comportarse como tal.
  • Siempre de por vida, estaré junto a ti; Olvida eso que no eres inmortal, que algún día no estarás para guiar y cuidar a esa persona con discapacidad, si quieres hacerla discapacitada, lo tienes que borrar de tu mente, y cuidarle, consentirle y hacerle como si nunca os fuerais a separar.
  • Evita la equivocación y la caída; Algo súper importante en el crecimiento personal de cada persona, es equivocarse y caer, si tu le evitas a esa persona cada caída y que se equivoque de vez en cuando, ya estarás más cerca de tener una persona discapacitada, por lo mismo jamás tengas en cuenta su opinión, si te sugiere algo ignóralo, haz lo que tu veas mas conveniente, sin importar sus sentimientos o deseos.
  • Trátale como un hijo no deseado; Trátale como un hijo no deseado, no pases tiempo con él, no le des efecto y cariño… Trátale como una obligación.
  • Olvídate de su educación o rehabilitación; No le des importancia a su educación o la rehabilitación obligada a todos aquellos con una discapacidad. Aunque te informen, que puede ir a una escuela NO especial, tu inscribelo en una escuela especial, si se queda en casa, mejor que mejor. ¿y la rehabilitación? Si la discapacidad no va a desaparecer ¿para qué hacerla? ¿para qué verle esforzarse y sufrir? No mejor que no mueva ni un dedo, no importa que pierda lo que ha conseguido, no importa que acabe como un vegetal.
  • Para nada destaques sus capacidades y triunfos; recálcale la gran discapacidad que tiene, lo que jamás podrá lograr. Porque claro, solo hay un camino para lograr tal objetivo, y la discapacidad se lo ha arrebato… así que… recuérdale que no es válido en ese aspecto.


Una vez llegado a este punto, felicidades, ya tienes a tu hij@ discapacitado y menos valido que cualquiera… Ahora bien… ¿estás seguro que es lo que deseas? ¿No? ¿Sabes lo que tienes que hacer? ¡Exacto todo lo contrario a estos consejos! Porque…


  • Tú no eres inmortal… la persona con discapacidad tendrá que vivir sin ti… ¡ayúdale a ser lo más independiente posible!
  • Hay más de un camino para llegar a un objetivo, no importa que la discapacidad elimine uno.
  • Tiene más capacidades que discapacidades, ayúdale a fomentarlas.
  • La educación, la sociabilización y rehabilitación son vitales para su crecimiento personal e independencia.
  • Todo ser vivo, necesita atención, cariño y amor, tomate tu tiempo positivo con él, no le esclavices todo el día en un centro, y a casa directo… Tomate tiempo con él, salir, hablar… si el día ha sido duro y no tienes fuerzas… no importa, otro día, pero busca tiempo para pasar con él.
  • Ten en cuenta sus sentimientos y deseos, deja que el opine, si ves que se equivoca, aconséjale, pero no prohíbas, para aprender, es necesario caer.
  • Darle todo lo que te pide sin ningún esfuerzo, no es positivo para ningún niño, a veces hay que decir que no, si es si, que se esfuerce un poco para conseguirlo, eso le ayudará a ser más independiente.
  • ¡No le etiquetes! Tu hij@ no es discapacitad@ solo tiene una discapacidad, si llega ser discapacitado solo tú, sus padres, familiares o cuidadores seréis los responsables… Tenéis las pautas en líneas arriba de "como hacer un Hijo discapacitado" ¿podréis vivir con tal cargo de consciencia?
Escrito: 17 de agosto del 2013

Sígueme en.... Mis redes sociales

Como garantizar que tu hij@ con discapacidad no sea un discapacitad@



Entiendo perfectamente que la noticia que tu hijo nazca con discapacidad, el primer impacto es impactante, miedos, incertidumbres, que o que no será de él, cuando yo no este, vivimos en una sociedad, que obliga a tener esa reacción ante la discapacidad… en muchos casos, ya eligen el aborto como mejor opción, ya que los médicos te la sirven en bandeja de plata…
Pero hablemos cuando la discapacidad llega, cuando ya elección de aborto está tan lejana. Es algo normal, ese estado de shock, esos miedos, ese terror y esa pregunta… ¿y ahora que? Esas situaciones tienen sus fases, si o si, hay que pasarlas, para poder llegar a la aceptación. Una vez llegada a la aceptación no se trata de sentarse, resignarse, ver la vida pasar, no se trata de pensar que tu hij@, va a ser un discapacitado toda su vida, que el destino, dios, o lo que uno crea, no tiene nada mejor preparado para él o ella.

Se que en un principio, cuesta entender que no es una regla el tener una discapacidad, no significa que vaya a ser un discapacitado. Años y siglos, aun hoy, muchísimos tienen esa idea, pero eso no significa que no se equivoquen.
Un hijo con o sin discapacidad, llegara a ser lo que sus padres, familiares, educadores cran de él, no importa su discapacidad o grado de tal… el primer paso de un hij@ con o sin discapacidad para triunfar, es que crean en él, que se fijen en sus capacidades, mucho más que sus discapacidades.
No importa la capacidad que le falta, si le educas para triunfar, buscara la manera de sustituirla, al mismo tiempo realizarla.


No solo se trata de educación, también de demostrarle, que es como los demás (aunque la sociedad se empeñe en lo contrario) No os olvidéis de estar por él o ella, pero no como cuidador, sino como padres, recuérdele que le quieres, no olvides que el o ella necesita de ti, no solo tu aprobación, sino amor, cariño, echos de lo dicho anteriormente.
No te olvides que es niño, necesita caer para aprender, no le sobreprotejas, no le evites lo difícil de la vida, más ayudale a sobrellevarlo, a superar esos retos. Asta la discapacidad más severa, permite a la persona la capacidad de ayudar de una o otra manera, solo hay que buscarla. Piensa que es lei de vida, que no siempre vas a estar a su lado, prepárale para una vida independiente, aunque necesite un minima ayuda, pero, si puede lograrlo no le exclavizes a las instituciones o centros especiales.

Al ser posible integrále en una escuela no especial, desde pequeño, que ya se integre, si no es posible en una escuela no especial, no importa, lo importante, es que tenga una educación, que aprenda día a día, que se relacione, que juegue, que se divierta con otros niños, chicos de su edad. Una vida social, es fundamental, para un crecimiento personal.


Para nada le etiquetes, ni le digas que él nunca hara tal cosa, la verdad, eso nadie lo sabe, ni tu tampoco… por muy buenas que sean tus intenciones, te puedes equivocar, esa actitud, lo único que hará es frustrar que pierda la confianza en si mismo.

No seria ni el primero ni el último que consigue llegar a lo mas alto con una discapacidad, si poco informado estas del tema, infórmate, pero infórmate bien, muéstrela a tu hij@ que no es discapacitad@, que su capacidad es superior a su discapacidad, que la discapacidad, no es otra cosa, que una condición mas de vida, que hay que buscar la manera de salir adelante.
Ejemplo de superación con discapacidad;
  • Pablo Pineda
  • Nick Vujicic
  • Albert casals…
¿Qué tienen en común estos tres personajes? Que en ningún momento les dijeron "tu no puedes" al contrario, les motivaron y les ayudaron a buscar la manera de lograr sus objetivos.
Escrito: 17 de agosto del 2013
También te puede interesar.... Como hacer a tu hijo un ser discapacitado...

Sígueme en... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...