domingo, 10 de mayo de 2020

Reflexión personal: Miedo y discriminación van cogidos de la mano



Es de estar vivo, tener miedo de algo, es de ser humano, temer a lo desconocido. Dejando de lado la religión de cada uno, sea creyente o no. La gran mayoría tenemos algo en común… Tememos a la muerte. Hay muchas teorías sobre lo que es la muerte, pero la gran realidad, es que nadie ha resucitado para confirmarlo. Personalmente soy creyente, cristiana. A mi manera creo en Dios (Tengo motivos por ello) pero realmente no se que me espera después de la muerte… aunque personalmente sin faltar el respeto a mi religión, me gustaría que hubiera recarnacción, saber que volveré a nacer, que volveré a ser un ser vivo, que tendré otra oportunidad.
Pero hoy por hoy, no me preocupa mucho ese tema, no quiero decir que sea joven para morir, realmente la muerte, no tiene edad, en teoría debería llegar cuando ya has vivido una vida (ya es cosa tuya si la aprovechas o no) pero la realidad, es que la muerte no avisa, puedes estar en su ojo de mira, en todo momento, no importa el día, no importa el lugar, hasta la caída más tonta te puede matar. No tiene sentido hacer planes a largo plazo, ya que no sabes lo que te depara el futuro.


Pero volvamos a las líneas de arriba, yo misma confirmo que desearía que después de la muerte, hubiera recarnacción, que volviera ser persona (aunque en ocasiones preferiría ser animal de 4 patas, ya que me avergüenza mi propia raza) pero ¿por qué prefiero la reencarnacción?  ¿vosotros que creéis? Exacto porque es la única vida que conozco.

De la misma manera que tememos a la muerte, porque ignoramos que hay después, el ser humano, teme todo aquello que desconoce, en vez de afrontarlo como algo bueno, lo afronta, echándolo de su vida. En ocasiones, es positivo obviamente, sino cuantas muertes, cuantas desgracias nos visitarían, pero una cosa es ser precavido, otra dejar que el miedo se apodere de tu ser  y domine tu vida.


Sin ese miedo no existiría la discriminación, sí, efectivamente, es el miedo, el responsable, de la infelicidad de muchos, no solo de todos aquellos discriminados. Como he dicho la muerte acecha en todo momento, a todos, el miedo, ya es parte del ser vivo, el miedo a lo desconocido, es inevitable, pero tu puedes elegir si dejar que simplemente te salude, o te invada, haciendo que te destroce tu vida, y la de otros. Tu miedo, se manifiesta discriminando, tu discriminación destruye a otras personas.


La diferencia entre la discriminación y la muerte, que la discriminación se puede evitar, nadie a resucitado para decirnos, que hay después de la muerte, pero si, podemos confirmar la realidad de todo aquello que nos asusta, que no es tan terrible como parece… Todos somos personas con sentimientos, a todos nos duele si nos dañan, sin importar discapacidad, sexo, raza o color. Ell@s no mata, el miedo, ignorancia o discriminación si…. Volvemos a las mismas… el miedo a la muerte, a lo desconocido. Por eso recuerda, vive el día a día, no hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti y domina tus miedos, no dejes que te dominen ellos a ti, no temás en preguntar, el saber no cabe lugar. ¿Tus dudas sobre que hay después de la muerte? Nadie te puede ayudar, pero si, a todo lo que te rodea, todo lo que temas, informándote, pasará, de esa forma tu vida, y la de otros mejoraran, la discriminación terminará.

Escrito: 07 de julio del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales

Discapacidad; ¿mito o realidad?




Mito o realidad,
Es lo que marca la discapacidad.
No entiendo porque todos temen al mito,
No entiendo porque todos ignoran la realidad.
La discapacidad llega,
A causa de una enfermedad,
La enfermedad es de temer,
Porque te puede llegar la muerte.


Pero cuando ya la muerte se aleja,
Poca realidad queda,
Todos empiezan hablar,
Sin decir la verdad.
Cierto que muchos somos dependientes,
Que hacemos las cosas diferentes.
Pero lo mismo podemos lograr,
Y ganar.


Solo depende de ti,
No de mi discapacidad,
Lo que pueda lograr,
Puedes rendirte y llorar,
O educarme para trinfar.
Mito o realidad,


No ignores mi discapacidad,
Pero tampoco mi persona,
Lo puedo lograr, si a mi lado tu estás,
Acabemos con todos esos mitos,
Mostremos la  gran y única realidad,

A esta sociedad.

Escrito: 07 de julio del 2013

También te puede interesar...

Sígueme.... Mis redes sociales

Relato. La chica del lago



La niebla era espesa. El agua no dejaba de caer. A lo lejos Tomás distinguía una silueta de mujer, joven mas o menos de su edad, o era posible que sus ojos llorosos le confundieran. ¿Qué hacía una mujer en ese lugar solitario? Se fregó los ojos y para su sorpresa, la muchacha desapareció. La buscó con la mirada.
- ¿Pero cómo es posible…? estoy seguro que… ¡ah! Es igual… mejor ¡no quiero ver a nadie!
- No llores, tu no tienes la culpa –en un segundo apareció a su lado.
- ¿pero cómo es posible? Si hace un segundo no estabas ni por cercanías –no pudo evitar asustarse.
- ¿Me has escuchado? –le preguntó la muchacha de ojos tristes, y débil pero sincera sonrisa.
- Pero porque… ¡ah, déjame en paz! ¡Quiero estar solo!
- No es bueno que estés solo, en estos momentos tan difíciles, no es bueno, que te tragues toda esta rabia –le toco el hombro a ese desconocido.
- ¡¿Pero tu como sabes todo esto?! ¡¿conoces a Annie?!
- Sí, está conmigo ahora mismo, a mi lado.
- ¡¿Qué estás diciendo?! –se levanto del césped húmedo de un salto –¡no me gusta que se rían de mi, menos una desconocida como tú!
- No me río de ti, es una chica alegre, guapa, su pelo negro deslumbra, sus ojos claros te fascinan, pero lo que mas te gusta es su sonrisa, esa sonrisa, que es la luz de tu vida, que si se apagara, tu vida volvería una tempestad continua.
- ¡¿Como sabes tu eso?! ¡¿te lo dijo ella?! ¡¿Quién eres?!
- La conocí hace unas horas, ella me pidió que te diera un mensaje.
- ¡¿Dónde está ella?! ¡¿por qué no está aquí?! –miraba con desconfianza su alrededor.
- Ya te he dicho que a mi lado está, me esta transmitiendo, todas mis palabras, tu no tienes la culpa de ese accidente, ella no te culpa, y te quiere mas que a nada en este mundo. Sabe que fácil no va ser, pero debes ser fuerte, y pasar página, ella siempre estará contigo, en tu corazón, ella te cuidara y protegerá desde el mas allá.
- ¡¿Qué dices loca?! ¡¡¡Mi novia no esta muerta, ella se pondrá bien yo lo sé, y tú no tienes ni idea de nada!!! –sin aviso, echó a correr, repleto de irá y confusión.




Ya era oscuro, la luna y las estrellas iluminaban el lugar, la niebla volvía a ser protagonista. Tomás se encontraba perdido, desorientado.
- ¿Hola hay alguien aquí?
- ¿Buscas a alguien? –apareció de la nada esa chica extraña.
- Sí a ti… ¿pero cómo lo sabías? ¿Cómo es posible que una chica como tu, ande sola por este lugar? Lo más extraño… ¿como sabías tú lo de Annie? ¿Cómo es posible que supieras que ha muerto si nadie más que la familia y médicos lo sabía?
- Yo no soy una chica normal, yo al igual que annie ya no pertenezco a este mundo, yo estoy secuestrada en él.
- ¿Cómo? ¿Quieres decir qué…? ¡No, no puede ser! –echó un paso atrás con sobresaltó.
- Me tienes que ayudar, debo cruzar al otro lado, pero antes debo realizar lo pendiente y se me acaba el tiempo.
- ¿Por qué yo? Con la cantidad de personas que hay… ¿por qué yo?
- Porqué tu eres el único que me puedes ver… por favor me tienes que ayudar.
- ¿Cómo te puedo ayudar yo?
- Sígueme por favor, solo es eso, ¿serás capaz verdad?
- ¡Pues claro que seré capaz! ¿Quién crees que soy? –pero la chica no contesto, no tardo en avanzar, desapareciendo por esa niebla.
- ¡Ei espérame! –echo a correr tras ella –¿dónde vamos? ¿A dónde me llevas? –pero ninguna pregunta tenía su respuesta –¡Ei espera! -sus pasos se detuvieron.
- ¿Por qué te paras? ¡Ya estamos a punto de llegar!
- No pienso seguir hasta que me digas de que va esto –se cruzo de brazos Tomás.
- Por favor, confía en mi… -estiraba de su brazo. Tomás no entendía porque se veía obligado a obedecerla. Sin aviso siguió avanzando, detrás de ese ser, que por lo que entendía, no era un ser vivo –ya hemos llegado… prepárate, hay personas que les traumatiza ver lo que vas a ver tu… -Tomás no podía más, necesitaba saber, que era todo aquel drama, avanzo, unos pasos más.
- ¡¡¡Oh diós no!!! –no pudo evitar llevase las manos a la boca, notó como su corazón dio un vuelco al ver con sus propios ojos, a esa misma chica tirada en el lago, muerta, en ese lago dominado por una extraña niebla –¿tú realmente estás…?
- Ya te dije que no era de este mundo, por favor, tienes que llamar a la policía y decirles donde esta mi cuerpo, ellos tienen a los culpables, pero no pueden condenarles, porque les falta la prueba esencial, mi cuerpo, con él podrán hacerme la autopsia, y podrán condenar a esos desgraciados.
- Está bien –cogió su teléfono móvil –enseguida llamo –la chica fue testigo, de como la policía, ambulancias, no tardaban en llegar. Tiempo después, sonrió al comprobar, como encarcelaban a los responsables de su muerte.
- Gracias Tomás sinceramente gracias a ti, puedo respirar tranquila, al fin puedo ir a la luz.
- Me alegra haber podido ayudarte, por favor dile a Annie, que la quiero muchísimo, que jamás podré amar a nadie como ella, que siempre estará en mi corazón –se emocionaba Tomás.
- Ella te está escuchando –pronunció la chica, con lágrimas en sus ojos –ella también te ama, más que nada en este mundo, ella seguirá contigo, te guiara, y cuidará desde el más allá, jamás te olvidará. La tienes a tu lado derecho.
- La siento, siento como me hubiese dado un beso –se tacto la mejilla.

- Es que te lo ha dado. ¡Oh! Estoy viendo la luz… es grande y hermosa… Adiós Tomás, Annie y yo tenemos que partir, ya nos veremos algún día, dios quiera que falte muchísimo tiempo, la vida es hermosa para vividla. No te hundas en este dolor tan profundo… sobrevive –y sin más palabras se alejó asta desaparecer, en el infinito.

Escrito: 06 de julio del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales

Reflexión personal: ¿Por qué existe la discapacidad?




El otro día pensando... me vino a la cabeza algo... "la discapacidad no existiría si no hubiera discriminación" ahora vosotr@s os estaréis pregunta ¿de que habla esta ahora? pues es bien facil. Vivimos en una sociedad, en el que la discapacidad lo ven como algo inferior, estamos discriminados socialmente, en cada mirada, en cada esquina nos lo recuerdan, la sea por las barreras fisicas, o mentales de la gente. Me refiero a eso sí, a la idea que tienen que somos asexuados, a la idea, de que somos inferiores, que necesitamos que nos protejan en cada momento. Que nosotros solos no podemos,  al echo que creen que nosotros no podemos elegir por nosotros mismos, que necesitamos de ellos para valernos... 
Sin olvidar, la cantidad de barreras fisicas, que" existen, vivimos en un mundo, donde todo está echo para lo que ellos creen lo normal, un mundo, donde esta a un estereotipo de persona, olvidandose de los demás. Olvidandose, que no todos somos iguales.


Un mundo donde te recuerda día a día, segundo a segundo, que no eres como ellos, por ello, para ellos ya no eres normal, de ese mismo modo, se inicia la discriminación, un acto, que poco a poco pero profundo te inunda, al mismo tiempo nace la discapacidad...



Imaginaos un mundo  donde solo habitaran personas con discapacidad, imaginaos, un mundo, donde el raro, e inferior es la persona sin discapacidad... ¿quien sería el discapacitado ahí?

Resumiendo, la discapacidad no es la dificultad, física, intelectual o sensorial que tengamos, la discapacidad, la hace los demás tratandonos de forma diferente. Eso me llega a la conclusión que quien tiene la verdadera discapacidad son ellos, no nosotros.

Escrito: 05 de julio del del 2013

También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales




Una de las discapacidades más discriminadas



Todas las discapacidades tienen su discriminación, vayamos donde vayamos, miremos donde miremos, existen un sinfín de barreras arquitectónicas y sociales, resumiendo vivimos en un mundo discapacitado.
Yo tengo discapacidad física, realmente es muy crudo, ir de un lado a otro, y encontrarte un montón de obstáculos, que si escaleras, que si las cosas altas… ¿y que decir de la gente? Las personas te tratan como un bicho raro, como si no tuvieras derecho a una vida normal, ya sabéis, derecho a la independencia, al amor, a la maternidad, derechos que son de todos, que también son nuestros. Pero cuando llega el momento, solo escuchas "tu no puedes tener una vida independiente" "como esta tu amiguito" y no hablemos si tu pareja es de otro país, que solo piensas que está contigo por papeles, porque no se les pasa por la cabeza, que est@ te ama con toda su alma..

Esta sociedad esta aceptando la realidad pero a pasos diminutos, demasiado diminutos, aun tiene tantísimo que mejorar, pero aun hay una discapacidad mas discriminada que la motriz… Sí la intelectual… Las personas que tienen discapacidad intelectual, es que ni son nombrados… yo conozco varios chic@s con síndrome de Down que son majísimos, que son gente, que vale la pena y mucho de conocer, pero en cambio a ell@s la sociedad no le dan ni una oportunidad. ¿Cuantas personas con discapacidad intelectual habéis visto por la calle, acompañados con amigos nombrados normales? Personalmente ninguno, si que he visto si, pero acompañados de sus familias o en soledad, ¿pero con amistades sin discapacidad? Yo nunca, pueden tener muchos conocidos si, pero amigos ninguno. La verdad no entiendo porque… son personas como tu y como yo, la verdad son gente que puedes aprender mucho de ellos, y divertirte con ellos… ¿Qué tienen un cromosoma mas? ¿Y que? ¿Qué les cuesta un poco más aprender? ¿Qué relación tiene eso para salir, tomar algo, bailar, pasear, pasar un rato divertido? Aquí el problema es de esta sociedad, que deberían aprender mas humildad, compañerismo, amistad. Estas personas solo quieren una oportunidad, una oportunidad para mostrar lo mucho que tienen para mostrar, para dar… si a ti nadie te cierra puertas… ¿por qué tu si?
Escrito: 05 de julio del 2013
También te puede interesar.... 
Sígueme en... Mis redes sociales

El mundo desde una silla de ruedas



Como ya sabéis utilizo silla de ruedas, la verdad, llevo días pensando como veo el mundo desde una silla de ruedas... Vivo en españa, en  un pueblo costero, la verdad que ahora en pleno verano es algo complicado ir por las calles a cuatro ruedas, todo está lleno de gente, gente, que mucha no miran por  donde van, mucha, ignoran cuando pasa una silla de ruedas... la verdad se complica el paso.
En muchas ocasiones, me encuentro rodeada de personas, personas que sentada en mi silla de ruedas, parecen gigantes, o en otras palabras me siento una pulgarcita a su lado... Y pensandolo bien... la discapacidad fisica, y la talla baja, tienen ciertas similitudes... Sentado en una silla de ruedas estas a la misma altura, que los de talla baja, todo lo que te rodea es gigante, ya sean las personas, o demás, te sientes como hormiga.. Si lo pensáis bien tiene sentido... vayas donde vayas... nada queda a tu alcance, debes pedir ayuda para todo. Si alguien te grita o amenaza, te sientes igual, tan pequeño, inferior a su lado....

Todo esta echo para la gente "normal" pero... ¿Que és lo normal? medir 1,60 minimo, no tener ninguna discapacidad, ser heterosexual... ¿eso es lo normal? ¿en donde pone eso? En mi opinión normalidad es lo habitual, lo que se ve por mayoria... pero si vivieramos en un mundo donde todos tienen discapacidad ¿quien no sería normal? ¿quien seria el raro?
Esta sociedad tendría que entrar en razones, y aceptar que un prototipo de normal no existe, y adaptar un mundo para tod@s porque formamos parte de este mundo y todo y tod@s somos normales... porque sino... que aburrido seria el mundo si tod@s fueramos identicos, como los robots ¿no?
Escrito: 05 de julio del 2013
También te puede interesar... 
Sígueme en... Mis redes sociales

La discapacidad ante los eventos





26 de junio las ferias ya han empezado acá en mi pueblo de la capital Girona, es más están terminando, pero no se porque siento un sentimiento de envidia... un sentimiento frustrado, un sentimiento, que no es desconocido, un sentimiento ya vivido y reconocido, un sentimiento, que ha aflorado, en ver juventud, adolescentes viviendo, disfrutando la vida, sí de hace unos dias ese sentimiento está volviendo en mi...
Como he dicho antes es un sentimiento, que ya me ha visitado antes, hasta hace bien poco no desciubrí porqué ¿por qué? ¿por qué la tristeza, un sentimiento de añoranza me invade, al llegar ciertas fiestas como Sant Juan, Carnaval? Si he conseguido tantos objetivos, tengo la independencia, un hombre que me cuida y me ama... ¿por qué me siento así? Tras de muchas vueltas, y de pensar creo que encontre la respuesta.
Yo pase de ser una niña contenta y feliz, a llegar a la adolescencia, donde empezó la realidad de mi discapacidad, tiempo despues, logré salir, iniciando la vida en pareja, la independencia, las responsabilidades... Para que me entendáis pase de estar en 4 paredes (en mi casa, con mis padres sin mas salida) a 4 paredes, encadenada por la responsabilidad (gastos) y el dinero. Si lo pénsáis bien, yo no vivi una fase, la fase de la diversión, de la locura, sin preocuparme de mas que estudiar, yo no he tenido adolescencia, esa etapa que segun dicen... "es la mejor de la vida" me abandonó sin nisiquiera visitarme, es por ello esta frustración, estás ganas de llorar, de gritar, es por la falta de esa libertad.

Quizás penséis ¿por qué no lo haces ahora? ¡recupera esa adolescencia perdida! Sí sería fantastico sino fuera que emmanuel y yo estamos solos, sí, se que diréis, joper estupendo, ¿con quien mas deseas estar que no sea con tu corazón? Pero es que la vida es mucho mas que amor, y sexualidad, él es mi esposo y lo amo con toda mi alma, pasamos el día juntos, ambos necesitamos socializarnos, ajuntarnos con mas rostros que los nuestros propios. Llegar los cumpleaños y celebrarlo por todo lo alto, ir mas allá de la familia, llegar un evento importante, como carnaval o ferias, y reunirnos unos cuantos, y disfrutarlo celebrarlo como todos entre charlas y carcajadas, que solo con amigos es posible.
Pero no es así, ese sentimiento ahí sigue deseando que algún día todo eso cambie, y logremos, un poco más de lo que hemos conseguido, que esta sociedad mire mas allá que una discapacidad, o de alguien de fuera, y nos de una oportunidad... Es algo que hay que aclamar y recalcar, es que a todos somos distintos, al mismo tiempo que identicos, todos somos personas.
Escrito: 05 de julio del 2013
También te puede interesar: Sant juan y parálisis cerebral
Sígueme en...Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...