sábado, 2 de mayo de 2020

Poesia: Mi mejor amiga




Mi amiga con  paralisis cerebral,
es especial,
no por su discapacidad.
Ella no puede caminar,
hablar,
tiene gafas y gran espasticidad,
pero tiene una gran personalidad.

Es muy simpática y divertida,
juntas,
vivimos la vida.




A ella le gusta crear,
y yo le ayudo a realizar,
mucha  gente no la entiende,

y la discrimina,


pero... es mi mejor amiga

Escrito: 09 de junio del 2013
También te puede interesar: Mónica Donaire

Sígueme en... Mis redes sociales

Poesia: Yo no puedo





Yo no puedo,
eso lo escucho a diario,
se olvidan que mi niñez ya he pasado,
solo por ser discapacitado.

Yo me pregunto,
¿Realmente soy discapacitado?
Si no me han dejado ni intentarlo,
como niño me han tratado,
desde que cumplí los veinte años.


Cada paso que avanzo,
me cogen del brazo,
"tu no puedes"
"Yo si puedo"
déjame intentarlo.

Mi cuerpo es distinto,
pero mi espíritu es idéntico,
de verdad yo puedo.


No es necesario alas para volar,
solo voluntad,
el que me digas "yo no puedo"
no me ayuda nada.

Soy el mayor de varios hermanos,
pero varios familiares,
me niegan el derecho,
a cuidarlos.


Todos dicen que yo no puedo,
yo creo que si puedo,
pero tanto escucharlo,
van a conseguir hacerme discapacitado.

Yo quiero triunfar,
se que la discapacidad, no es obstáculo,
pero si nadie confía en mi capacidad,
nunca voy a lograr, triunfar.

Tener discapacidad, no significa inutilidad, se puede triunfar, lo único que puede impedir ese logro, es la constancia repetitiva "de tu no puedes" porque tanto repetirlo, la persona se lo cree, queda en el inconsciente, jamás se verá con la fuerza de intentarlo

Escrito: 10 de junio del 2013
También te puede interesar:

Sigueme también.... Mis redes sociales

Discapacidad: ¿Por qué nos tratan de algo mas si solo es amistad?



Eso es algo que yo creo que nos ocurren a muchos que tenemos discapacidad, la gente del sexo contrario, o mismo sexo (si son homosexuales) nos tienden a mostrar su afecto de una manera exagerada dando a entender, que hay mas que amistad, cuando solo existe ese sentimiento.

La gente que no tiene discapacidad, nos suelen tratar como personas, que no somos capaces de cuidarnos por nosotros mismos, o en otras palabras, somos como niños, nos tratan como tal, con cariño, un cariño que en ocasiones se suele confundir. En ocasiones, los chicos o las chicas, no dejan de repetirte siempre las mismas palabras "eres guap@, simpatic@, divertid@, eres increible, eres muy buen@ tí@" te dicen todas esas cosas bonitas, para luego derrumbarte con "pero yo solo te veo como una amig@" entonces ¿para que hablan? ¿por qué actuan como algo más, si no sienten nada? en mi opinión es lo dicho anteriormente, nos ven indefensos, con ternura como a niños, no son capaces de tratarnos de diferente manera, de tratarnos con la realidad.



Como en otras ocasiones, hablaré de mi propia experiencia, hace más de nueve años de esto, me enamoré, encariñe de un camarero, de un bar que iba a menudo, a causa de su actitud conmigo, llegue a pensar que él sentía algo por mi, más que amistad. Me daba el asiento donde estuviera mas comoda, y mejor, me abría la puerta del bar "me pondría celoso si lo hiciera otro" me abría la puerta, antes de que llegara al bar, "hoy estas muy guapa, siempre estás muy guapa, pero hoy lo estás mas", "mi recompensa es verte cada día" no se otros, pero yo la verdad llegue a pensar que le interesaba, pero como era muy tímido, no se atrevía, le di indirectas, entre otras le di mi movil, pero nunca me llamó, asta que no aguante más, dí el paso "me gustas mucho" pero su respuesta... "lo siento pero no, soy un chico solitario, no estoy hecho para tener pareja" ya os podéis imaginar, decepción total, pero sé que no soy la única que lamentablemente, muchos de los que padecen capacidades diferentes, pasan mas o menos por la misma situación.

Es una situación que la persona estoy convencida que no lo hacen con mala intención, pero no son concientes, que la autoestima de esa persona que ya de por si es baja, la hace bajar aun más...

Escrito: 24 de agosto del 2012
También te puede interesar.... Mónica Donaire

Sígueme en... Mis redes sociales

Relato: Eric y la discapacidad visual



Eric, se encontraba en clase, concentrado en sus tareas, cuando algo le llamo la atención, sí eran sus amigos, estaban hablando en susurro. Estaban a bastante distancia, pero se les olvidaba, que tenía el sentido del oído mas desarrollado que ellos
- Recordad esta tarde hemos quedado con Sendy y sus amigas.
- Sí, ufff que ganas tengo que llegue, tu ya me entiendes…
- Sí, amigo, tengo entendido que son chicas que les gusta el tema, así que ya sabéis… -le guiño un ojo a sus amigos –una cosa no le digáis nada a Eric, no vamos hacer el ridículo yendo con un ciego a cuestas…
Eric quedó bastante decepcionado de la actitud de sus supuestos amigos, pero tenía claro que no se iban a salir con la suya, tenía que pensar en algo.
El reloj marcaba las 15.30 cuando el taxi llamo a su puerta. Con su bastón, no tardo en subir, en él, indicándole al taxista la dirección que había escuchado. No tardaron en llegar justo a tiempo, cuando los chicos y las chicas hacían las presentaciones.
- Bueno pos ya podemos ir –se disponían a marchar.
- ¡Ei chicos esperarme! ¡Que ya llego! Disculpad, el taxi ya sabéis….
- ¿Cómo? ¿pero quien le ha dicho…? ¿No quedemos que no le diríamos nada? –los demás sorprendidos negaron con la cabeza, entre miradas.
- ¿Qué dicen chicos? –preguntaron las chicas.
- Nada, nada que se olvidaron de avisarme, suerte de mi gran sentido del oído –sonrió pícaramente.
- ¿Y tu como te llamas? –preguntó una de las chicas…
- Chicas ¿que os parece si vamos al cine? –preguntó uno de los chicos.
- Al cine decís… -preguntaron las chicas sin poder evitar echar una mirada a Eric.
- Yo estaba pensando si las chicas están de acuerdo en ir al musical de Quenbrinch, dicen que es muy bonito, la música es preciosa… No se si queréis…
- Que dices tío… vaya rollo…

- A mi me encantaría... –respondió una de las chicas, ¿a vosotras no chicas? –todas afirmaron entusiasmadas.


El musical estaba a rebosar, Eric y compañía, encontraron lugar en las primeras filas, las puertas se cerraron, las luces se apagaron, el musical se inicio.
Dos horas mas tarde, el público se levantó invadiendo la sala de aplausos, decenas de sentimientos, se dejaron ver, en los rostros de los presentes. Los rostros de los compañeros de Eric, estaban indiferentes, a diferencia, de los demás acompañantes, que se sentían agrumados de emociones.
- Bueno ahora si vamos a ir a tomar algo ¿verdad?
- Os apetece chicas –preguntó Eric.
- Claro que si
Entraron en un bar no muy alejado de allí. Había una mesa libre en la entrada. Todos fueron testigos como un chico tocaba un piano que se encontraba en el lugar.
- Oh un piano, cuando acabe quien está tocaré un poco.
- Eso son chorradas.. –dijo con mala cara uno de los chicos
- ¿Tú sabes tocar el piano? –se sorprendió una de las chicas.
- Sí, es una afición que tengo desde pequeño… ya dejaron de tocar… ¿ya está libre?
- Sí, el que estaba ya se fue… -fue la respuesta de una de las chicas…
- Genial me toca -se acercó con su bastón taptando, se sentó en el asiento adecuado, sin aviso empezó a tocar. Los compañeros de Eric no dejaban de intentar ligar con las chicas, pero estas no se dejaban, las tres se quedaron boquiabiertas escuchando el arte de Eric.


- ¡¡¡Wow!!! ¡Lo haces genial!
- ¡Estás hecho todo un artista! –todo el bar se lleno de gritos, silbidos y aplausos.
Los seis brindaron tras pedir cada uno lo suyo…
Ya era de noche, Eric, sus compañeros, y las chicas salieron del bar.
- Dejame que te ayude -le dijo Sendy
- No es necesario, puedo bien solo gracias.
- No es porque me des pena tonto –cogió su mano, besándola con delicadeza… -me gustaría, que nos volviéramos a ver… ¿a solas? –le susurro al oído.
- Bueno chicos creo que sobramos –dijo una de las chicas a los demás.
- Sí, podemos seguir la fiesta por otro lado –dijo uno de los compañeros de Eric –ya me entendéis… -la miró pícaramente.
- ¿nosotras con vosotros? ¡Ni hablar! Vosotros solo buscáis sexo…
- Realmente él único que vale la pena seguir conociendo es Eric… así que por hoy, para casa me voy ¿te vienes? –le preguntó a su amiga.
- ¡Claro que sí! –Asi fue como las dos chicas se alejaron. Eric y la tercera chica también se distanciaron, dejando a los presuntos amigos de Eric, en soledad, sin poder creer todo lo ocurrido…

Escrito: 22 de agosto del 2012

También te puede interesar.... Relato: Daniel, síndrome de Down

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...