jueves, 30 de abril de 2020

Reflexión personal: La dignidad y el corazón




Este es un tema un tanto delicado, en el que tengo la impresión, que muchas personas con discapacidad, nos encontramos dentro del aro. Algo me dice que somos varios, que nos hemos encontrado en situaciones de impotencia sin poder reacionar, sin poder actuar.
Varios somos, que cuando hemos necesitado ayuda de nuestros familiares o cuidadores, por el simple echo que no tenemos alternativa, ellos no nos han escuchado, han seguido en su mundo, sin pensar en el nuestro. Yo se que muchos dirán que ser padres, familiares de personas con discapacidad, no es facil, tienen toda la razón, ¿pero para nosotros si? somos victimas igual que ellos.
Por otro lado, no dejamos de ser hijos, sobrinos, nietos, primos... todos ellos necesitan cubrir unas necesidades, como ir al parque, a casa de un amigo, algun campeonato... nosotros somos igual, pero con unas necesidades diferentes. Si que es cierto que ellos nos dan lo necesario para vivir, hogar, ropa, alimento, pero en muchas ocasiones, es algo bien distinto lo que necesitamos, no necesitamos mas que cariño, amor, algo de atención para cubrir esas necesidades, a veces un simple abrazo, beso, la verdad de nuestra realidad que eso no es siempre "tu nunca lo vivirás" ojo, tampoco quiero decir, que nos pongan todo de color de rosa, porque no lo es, pero a veces solo necesitamos, que nos den su apoyo, que confien en nosotros y de que se hable de eso de nuestra realidad, algunas cosas lograremos, otras no, o otras simplemente lo conseguiremos de forma distinta a todos, de una forma que ni ellos mismos conocen. En ocasiones, nos tratan con dureza, para fortalecer nuestro caracter, para sobrevivir en este mundo nada facil, pero al igual no son conscientes que ese comportamiento, nos daña, y varios casos provoca el rechazo a esa o esas personas, de alguna forma se crea el maltrato psicologico.



Ahora bien... ¿que ocurre cuando logras realizar esas necesidades por ti mismo? suele pasar, que cuando ya no necesitas la ayuda de aquellos que en su momento te dieron la espalda, cuando mas los necesitabas, ellos se ofrecen ayudarte. A mi me ha ocurrido, que se desencadena  dos luchas en tu interior como bien dice el titulo la dignidad y el corazón. Es tu padre, tu madre, tu hermano, tu hermana, tu tio, tía, abuelos, primos, primas... te vienen a la mente los motivos porque los amas, pero tambien, porque esa barrera que te impide expresarte o en otras palabras, ese maltrato hablado anteriormente. Por un lado te estan ofreciendo el cariño que siempre ansiastes, y que aun anelas, porque lo necesitas para justificar o poder perdonar lo echo anteriormente, por otro lado, esta tu yo interior, tu dignidad, aquella que  te recuerda "en su momento, te dio la espalda cuando mas le necesitabas, te machaco, a pesar de que te dañaba ¿por que tengo que ir corriendo a su merced cuando el no lo hizo en su momento?" ¿entonces? ¿a quien obedecer? realmente aun no lo se, aun me sigo debatiendo entre esos dos sentimientos, la dignidad y el corazón, por mas que intento ignorar a mi corazón, en ocasiones es superior a la dignidad, por más que intento que la dignidad no me haga bajar la cabeza ante ese corazón destrozado, no lo consigo, puede mas el sentimiento de esos momentos bellos, con el anelo que vuelvan  que no la dignidad de decir: no, ahora ya es demasiado tarde.

Escrito: 20 de octubre del 2012

También te puede interesar... 

Sígueme en.... Mis redes sociales

Reflexión poética: Acoso...




Yo ya no se que hacer,
como actuar,
ante tantos hombres que no me dejan de dañar,
Me miran, me abrazán, me tactán,
sin notar el malestar que me causan.
No se, no entiendo por qué,
todos se quieren aprovechar de mi,
da igual donde esté,
en el trabajo, en la calle, o en bar,

hombre que se acerca es para acosar,
yo no se por que... ¿por que?
Soy persona como todos,
pero a nadie acosan en sus trabajos,
¿por qué a mi si?
¿por estár indefensa en una silla de ruedas?
¿eso les dan derecho para atacar?
No puedo más,
lo peor es callar sin poder gritar,
¿por que no gritar? ¿por qué callar?
Yo no se, pero no soy capaz de gritar ¡basta ya!
Me gustaría que esto terminará,
que los hombres me respetarán,
¿pero como hacerlo?
si no soy capaz de hablar...
Quizas es problema es que nadie,
me ha preparado para ello,
nadie, me ha enseñado a como reaccionar,
en un caso igual, sin pensar,
en como me podía afectar...
pero yo quiero cambiar,
y poder gritar ¡basta ya!
Escrito: 22 de octubre del 2012
También te puede interesar...
Sígueme en.... Mis redes sociales

Reflexión: ¿Callar o gritar?



Este es un tema, en el que muchos pueden opinar, que no por tener una discapacidad, debemos bajar la cabeza, y a obedecer todo lo que nos digan. Eso es algo que personalmente e intentado invulucrar en este blog. Pero tambien puedo entender a esas personas que como yo, tienen discapacidad, grave, que dependen de una tercera persona para todo, entonces pasamos a entender, que no es la voluntad de la persona con discapacidad, sino de su familiar o cuidador.
Sigo pensando que no por tener una discapacidad, debemos bajar la cabeza y obedecer, como si fueramos niños o animales sin razón, porque no es así, somos personas, debemos luchar por lo que deseamos, porque ser de capacidad diferente, no significa que no podamos lograr lo que los demás, como ya he dicho en muchas ocasiones, quizas de distinta manera pero lo podemos conseguir...
Ahora bien, ¿que ocurre cuando se depende de otra persona? que tu voz no tiene mucho voto. Hay viene el titulo del articulo ¿callar o gritar? por mucho que uno desee algo, por mucho que grite, si el que le tiene que ayudar, se hace el sueco, por un oido le entra y el otro le sale ¿como va a lograr algo sin esa colaboración? ¿sin ese apoyo necesario? Es muy facil decir "azlo y ya, no pienses en tus superiores" eso es algo, que para los que tienen esa dependencia, no es nada facil, es motivo de impotencia, angustia y desespero "querer y no poder" desean gritar, pero de nada les sirve, por eso deben callar.
Entonces ¿que hacer? lo correcto sería luchar por lo que uno quiere y desea, que no se os escucha, gritar mas alto, no déjeis que porque tengan el "control" de vosotros, de vuestra vida diaria, os destruyan esos sueños, esas ilusiones, seguir luchando por ellos, porque eso es algo, que por mucho que os cierren puertas, van a seguir, en vuestra mente, en vuestro ser...

Aquí os doy unos tips de como empezar:
  • Hablar con ellos (vuestros familiares o cuidadores) hacerles comprender la importancia y la dificultad que es para vosotros
  • No rendirse por el simple echo de que ell@s no os escuchan o salen de la casa. Seguir insistiendo, ser pesados, intentar no intimidaros.
  • Intentar tener algun amigo, compañero o conocido, para así poder realizar lo que deseis sin tener que pedirlo a esa persona que os lo niega.
  • Informaros de lo que deseis, como hallarlo por vosotros mismos, o la facilidad para conseguirlo (internet, telefono) o también quien tenga... (silla motor) parece que no pero puede servir de ayuda.
  • Tener el valor de arriesgarse, de apostar, por aquello que quieres, por lo contrario de nada servira, los requisitos anteriores.
Estos son algunos tips de ayuda... ¿callar o gritar? comprendo muy bien a los que callais, pero no por eso dejéis de intentar gritar, no déjeis de luchar por lo que más deseais, es vuestra vida, solo uno decide el como luchar para poder ganar.
Escrito: 02 de noviembre del 2012
También te puede interesar: 
Sígueme en: Mis redes sociales

Un niño del tercer mundo a un niño del primer mundo



¿Por qué comes cosas tan ricas y yo no?
¿Por qué bebes agua tan transparente y limpia y yo no?
¿Por qué vistes tan abrigado y yo no?
¿Por qué vives en un gran palacio y yo no?
¿Por qué tienes tantos juguetes y yo no? ¿Por qué tengo armas todo el día en mis manos?


¿Por qué donde yo vivo mueren tantos niños de enfermedades como la meningitis, y donde tu vives no, porque os vacunan?

¿Por qué puedes ir a la escuela y yo en cambio tengo que hacer trabajos muy pesados?
¿Por qué si enfermas te dan medicinas y a mi no?
¿Por qué tienes un futuro y yo no?



¿Por qué he? Si ambos somos niños ¿por qué de mi Dios se olvidó? ¿acaso no tengo los mismos derechos?



Escrito: 07 de noviembre del 2013
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

Discapacidad. Día del trabajo…



1 de mayo, el día del trabajador, o lo que es lo mismo el día del trabajo, un día que se celebra, no trabajando, o almenos aquellos que te dan un salario.
Discapacidad. Una condición, que llega, por enfermedad, accidente o ya naces con ella. Tener la discapacidad, no te sacas la capacidad que llevas contigo, aunque la discapacidad no hubiese llegado a tu persona.

Cuando hablamos de discapacidad y trabajo, estamos hablando de algo no compatible, no por tu condición poco vista por los demás, no, realmente, eso no tiene nada que ver, ya que tu estudiaste, hiciste una carrera para ese empleo, estas tan preparado y capacitado para ese trabajo, pero es la sociedad, que no deja de ponerte, trabas, te llena de barreras o simplemente, te cierra la puerta en tus propias narices, negándote esa oportunidad que tanto anhelas y necesitas. 
Pero como decía la discapacidad que te acondiciona, no es responsable, obviamente tampoco tu persona, tu estas bien, tienes tanto derecho como cualquier otr@ el verdadero problema, es el responsable a cargo, que no te ve como una persona con derechos, sino solo ven dinero en ti, una mala imagen cara al mundo comercial, solo ponen excusas sin sentido, para no contratarte, ya que por muy bueno que seas en ese trabajo, nunca serás digno de ello.

A los tiempos de hoy, ya toda empresa están obligados a tener un porcentaje de personas con discapacidad, efectivamente pondré mi caso, tuve la oportunidad de trabajar en un hospital, estuve, haciendo mis practicas allá, estaba totalmente capacitada, para tener mi puesto en la empresa, como hospital, debían contratarme, no discriminarme, pues no fue así… me negaron totalmente la oportunidad, con un sinfín de excusas.


1 de mayo, el día del trabajador, pero cuando se tiene una discapacidad, no es posible llevarla a cabo, no por la condición, no, sino por una sociedad, que prefiere llenarse los bolsillos con oro, antes que valorar a las personas… ¿Cuánto tiempo tiene que pasar más para hacer cambiar? ¿Cuándo llegara un 1 de mayo, donde todos los colectivos tengan un empleo, para poder cuidar y sacar adelante a su familia? Cuando eso pase, si estaremos hablando de una inclusión real.
Escrito: 02 de mayo del 2016
También te puede interesar....
Sígueme en.... Mis redes sociales

Cuento: Una carta especial



Nico, sabía que no podía entrar en el despacho de su mamá, sabía que ella trabajaba allí, que podía romper algo sin querer. Pero él no se había dado cuenta, que esa puerta estaba abierta, cuando se puso a jugar con su pelota de tenis, había rebotado tan fuerte, que se metió en un cajón que se encontraba entreabierto. Al recuperar la, se fijo un papel, en el que una carta estaba escrita, donde su nombre salía en ella. Sabía que eso eran cosas de mamá pero su curiosidad pudo más, e inició a leer;

Nuevamente, escribo para saber como está Nico. No hay día que no me arrepienta de mis actos, pensé que sería más fácil todo esto, o quizás lo decidí con demasiada rapidez. Solo sé que mi alma se parte en pedazos, por mi forma de hacer. Tengo tanto que agradeceros, fuistéis tan comprensivos… no solo aceptasteis y criasteis al niño que tuve, sino que no me guardasteis rencor, me permitisteis tener noticias suyas, cuando fui consciente del gran error que cometí, no pretendo arrebatáoslo, se que perdí todo el derecho de ser su madre, pero poneos en mi situación, me entro el pánico ¡¡¡Yo madre!!! ¿Cómo podría cuidarlo?
He visto las fotos que me enviasteis ¡¡¡Esta enorme!!! Y muy guapo… realmente sois los padres perfectos para él se nota que es muy feliz a vuestro lado, que está repleto de cariño y amor…

Nico noto, como un mareo le invadía. Se sentó en el suelo… ¿Como era posible? Escuchó la puerta, su madre había llegado de casa de la vecina de enfrente. Corrió al comedor a saludarla.
- Hola cariño, ¿no ves la tele?
- No, estaba jugando con la pelota. –respondió Nico nervioso.
- ¿Estas bien? Te noto nervioso… ¿Qué te ocurre?
- Na… Nada…
- ¿No? ¿Qué escondes ahí detrás? –se fijó. Nico sacó la nota lentamente, se la entregó a su madre
- Se metió la pelota en tu despacho… yo no quería leerla pero…
- ¡Oh cariño! Ven aquí… -le abrazó con fuerza su madre –¿estás bien? ¿tienes alguna pregunta?
- ¿Soy… soy adoptado?
- Me temo que sí cariño…
- ¿Por qué me abandono? ¿es que no me quería?
- Tu mama te quiere muchísimo….
- Mama… -le interrumpió Nico –yo no tengo otra mama, tu eres mi única mamá –ella le sonrió, acariciando su mejilla.
- Pero cariño, es importante que entiendas que ella te quiere muchísimo, lo que hizo no es porque no te quisiera. Ha veces la gente no tiene medios, para cuidar a su bebe, por eso los deja con otras familias, para que su hijo crezca con amor y feliz, como tu, pero eso no significa que no se preocupe.
- ¿Entonces? ¿por qué me dejo?
- Cariño siento mucho que te ayas enterado asi.. papa y yo estábamos esperando que crecieras un poco más para que lo entendieras mejor… Pero… ya que lo sabes… Creo que deberías ver un vídeo que tu madre, hizo para este momento.
- ¡Mi única mama eres tu!
- Gracias cariño –le acarició con dulzura la mejilla -¿Quieres que veamos el vídeo?
- ¿Lo ves conmigo por favor?
- Por supuesto.
Cuando el vídeo se inició Nico vio un gran prado, una mujer sentada en una silla de ruedas en el que inició su presentación…



- Esa mujer va en silla de ruedas como el panadero.
- Sí así es.
- ¿Por eso me abandonó?
- Sí cariño, tu papá la abandonó al enterarse del embarazó y ella no se veía capaz, de cuidarte ella sola. Por eso te abandonó para que una familia te pudiera cuidar y educar, como ella pensaba que no podía hacerlo.
- Entonces… ¿ella me quería?
- Muchísimo, solo tubo miedo de no darte todo el amor y cariño que te mereces.
- ¿Vive muy lejos de aquí? –preguntó Nico.
- A media hora en coche mas o menos. ¿por qué? –preguntó intrigada, aunque se imaginaba la respuesta.
- Bueno… Ella en el video dice que le gustaría conocerme… ¿Puedo conocerla?
- Si tu quieres claro que si –le acarició con dulzura.
- No quiero irme a vivir con ella ni nada de eso, solo quiero conocerla, abrazarla y decirle que la perdono…
- Oh cariño… ven aquí… -le abrazó con fuerza sin poder evitar emocionarse.
Esa tarde al llegar el padre de Nico, su mujer y su hijo le explicaron todo lo que hablaron, terminando con un fuerte abrazo entre padre e hijo.
Estaba nervioso, no dejaba de mirar por la ventana, entre tanto el coche avanzaba. Nico iba a conocer, a la mujer que le trajo al mundo.
- ¿Nervioso cariño? –preguntó su madre.
- Si… no se que decirle, no conozco de nada esa mujer.
- Tu tranquilo, ya verás como poco a poco irán saliendo las palabras.
El coche se detuvo. Ya habían llegado. Nico, nervioso, no dejaba de mirar por todos lados, sin encontrar la indicada.




- Vamos Nico –le cogió su madre la mano.
- ¿Preparado cariño? –pregunto su padre. Viendo como afirmaba con un gesto de cabeza.
Nico se fijó a lo lejos, una mujer en silla de ruedas. Su corazón empezó a latir con fuerza. Se sentía aun mas nervioso.
- Hola –Saludo su mama a esa desconocida.
- Hola… -respondió esa desconocida –ya estamos aquí… ufff la verdad estoy bastante nerviosa… No se que decir…
- Nico cariño… ella es Sam.
- Hola Nico… -pronunció Sam emocionada. Sin ser consciente, recibió un fuerte abrazo.
- No te preocupes Sam, yo te perdono, entiendo porque lo hiciste, que sepas que aunque vayas en silla de ruedas, eres como otra mujer… pero mis papas son ellos ¿Entiendes?
- Perfectamente ¿puedo darte un beso?
- Si, claro que si.
- No cambies nunca… eres hermoso por dentro y por fuera, tus papas, tienen mucha suerte de tenerte.
- ¿Nos veremos otro día?
- ¿De verdad? ¿tu quieres?
- Sí –contesto el pequeño –¿podremos? –miró a sus padres.
- Si ella quiere claro que si –respondió su padre con una sonrisa.
- Me encantaría –se emocionó Sam.


Tras esa despedida, aseguraron que se volverían a ver. De esa manera iniciaron varios encuentros, asta conseguir esa confianza necesaria, que ya Samanta, ya era parte de la familia de Nico.

Escrito: 09 de abril del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales
Autora; Vanesa Ruiz García


Inspirado en esta película... Nuestra canción de amor...

Internet en la discapacidad



Internet es una  de las herramientas del futuro, al igual que esta siendo ya en el presente, es la fuente de salida para muchas personas, muchas de ellas con discapacidad. Muchos pensarán que es un suicidió entrar en algunos chats como Terra Yahoo, Ozu... en el que te comunicas con un ser desconocido através de letras, escritos... Puede llegar a ser una puerta de escape para muchos  que tenemos discapacidad, porque es un medio, en el que se puede disfrazar la realidad sin prejuiciós, sin temores, una realidad donde pueden encontrar la libertad que con un cara a cara no consiguen; sentirse aceptados, queridos, integrados...
¿Pero realmente esa es la realidad? ¿es una felicidad ilimitada? desgraciadamente no, desgraciadamente es una realidad ficticia, en el que da base a ilusiones que no son reales. En muchas ocasiones, todas esas experiencias acaban en fraude y con lamentación debido que el del otro lado, se aprovecha de nuestra vulnerabilidad "habido casos de secuentros, abusos sexuales, asesinatos..." El acoso internautico, si es posible

Yo he pasado por todos ellos (chats), se muy bien de lo que hablo, mi adolescencia fue entre  4 paredes de soledad y frustración, refugiandome en esas páginas que me hacían sentir una mas, sin discriminaciones y aceptaciones, pero a la hora de la verdad no era más que una mentira; algunos solo me querían por mi cuerpo, otros le asustaban la silla, desaparecían sin nisiquiera despedirse. Las pocas amistades bien que hice, han acabado desapareciendo con el tiempo, ya fuera, por dejar el ordenador a segundo termino, o porque la cosa se enfrió entre nosotros hasta acabar del todo.

¿Entonces? ¿que hacer? ¿como llenar ese vacio que por via normales no encontramos? Pienso que dejar el chat no es una solución, pero si cambiar de paginas, chat mas fiables, que sean mas para nosotros, que no haya tanto pervertido suelto, pero aun y así, ir mas alerta, no tan confiados con ese desconocid@ del otro lado, no entregar el corazón al primero que habrá ventanita. No dejarse llevar por la ansiedad y el desespero de algo mas que soledad. No olvideis que el primero es uno mismo, se debe respectar como tal.
Realmente yo opino, que las prisas (de ningun tipo son buenas) que despacito se hace camino, si esa persona es la indicaba te respetará y esperará. Se que pensaréis que es muy facil hablar, cuando ya se tiene pareja, amistad o lo que uno tanto anela, pero solo hace 3 años, yo estaba como vosotr@s con la angustia de algo mas que no llegaba, me aferraba aquello que me hacía sentir bien, joven, normal, aunque para ello dejaba a mi dignidad aparcada, con la certeza que lograría lo que tanto anelaba... no fue mas que un cuento de hadas, que hiciera que me arrepintiera en varias ocasiones, si no me he sufrido un daño mayor, es porque realmente un angel de la guarda me guiaba y cuidaba.
Escrito: 09 de noviembre del 2012
También te puede interesar.... ¿Acoso por internet? Sí, es posible
Sígueme en.... Mis redes sociales

Acoso por Internet sí es posible: testimonio



Ya sois testimonios de todo mi  acoso fisico, también os he comentado que recibí, mucho acoso internáutico, pero nunca, os lo he explicado con detalle, hoy lo haré, si os soy sincera, ya han pasado los años, y poco me acuerdo, son de esas cosas que el cerebro prefiere olvidar, pero intentaré expresar lo más que pueda.

Como ya sabéis tengo una discapacidad, a causa de ello voy en silla de ruedas, por lo mismo, mi vida social, siempre a sido nula, por ello, mi única fuente con el mundo exterior a sido internet ¿Dónde conocer gente nueva por internet? Exacto, en los chats.



Me conectaron Internet con recién cumplidos 17 años, para mi fue el abrir de una ventana, de un nuevo mundo, de una nueva oportunidad, no os voy a engañar, de las primeros sitios que navegué fue el Chat de Terra no tardé... en entablar conversación, con aquellos desconocidos. Desde el primer momento, las ventanas de chat se abrían con estos mensajes "¿quieres cam?" "¿te apetece jugar?" "talla de sujetador" y más de ese estilo, en aquellos principios, me parecía algo inofensivo, incluso divertido (Sí, se que era bastante ingenua) aunque nunca llegue acceder, no sin buscarlo.


Yo buscaba con desespero, amistad, entenderéis que casi con mayoría de edad, no tener amigos para compartir y vivirlo a tope, es bastante penoso, ya que no podía salir, de las cuatro paredes que era mi casa, pues los chats eran mi única via de escape, pero me olvidaba de algo, mi discapacidad, para hacer amistad, tenía que ser sincera, al confesar lo, ya la gran mayoría dejaban de hablarme... ya sabéis "uiii lo siento me tengo que ir" o veías el mensaje "usuario desconectado" Ya no solo me discriminaban en mi vida diaria, sino también internáuticamente. La mayoría solo querían sexo, y los pocos que realmente querían una verdadera amistad, desaparecían al enterarse de lo de mi discapacidad.



Pero lo encontré, chateando, chateando encontré un joven de mi edad, que para nada le importó mi discapacidad, entablemos una gran amistad... ¿Qué pasó? Que me enamoré de él, pero él justo, estaba saliendo con una chica, eso provocó, que nuestra amistad internáutica se enfrió considerablemente, yo seguía entre las 4 paredes de mi casa, sin más compañía que conmigo misma y los internáuticos del chat, mi estado fue a peor, ante este nuevo sentimiento llamado amor


Una chica de dieciocho años, sin amigos, sin vida social, sin más compañía que consigo misma, y enamorada locamente, sin ser correspondida... como afrontar esta dura situación, aun más con mi necesidad sexual naciendo y creciendo con fuerza... mis prioridades habían cambiado, necesitaba mas que amistad, necesitaba una oportunidad, necesitaba amor... sin ninguna vida social, el otro lado de la pantalla, era lo único que me quedaba.



¿Que decir? Fue algo, que mejor olvidar por ello supongo que no recuerdo con todo detalle, pero os nombraré algunas de las experiencias.


  • El chico del país vasco; No, no era Andoni, era otro de esa provincia. Él también iba en silla de ruedas, desde los primeros días me indicó que le gustaba, no estaba mal fisicamente, así que decidí intentarlo... en un principio fue caballeroso, pero después empezó a ir a la suya, me decían cosas que no eran verdad, empezó a mentirme... yo misma decidí dejar ese noviazgo de no más de 10 días. Por ello volví a conectarme a mi discoteca particular, exacto... los chats... a los pocos días, conocí otro chico, que no le importó mi discapacidad, nos dimos el mesenger, pero, eso fue meterme en la boca del lobo... sí... empezó amenazarme "o me desnudaba por cam o me metía un virus en el ordenador" Ya he dicho que era muy ingenua, solo en pensar en quedarme sin la única herramienta que tenía con el mundo exterior... ya me entraba un ataque de locura. Me negué tampoco estaba dispuesta a desnudarme ante tal desconocido... pero el miedo por el primero... accedí. Días después se lo comenté a ese chico que nuestro noviazgo duró diez días (sí, manteníamos la amistad) convencida que me entendería... pero me equivoqué... me lo echó en cara, utilizó la misma estrategia, amenazarme, para que me desnudara, obviamente no accedí, me alegré ha ver terminado esa relación, no seguir con alguien como él, la amistad, se acabó por completo.
  • El chico de Barcelona; Desde los primeros días me dijo que era muy guapa que para nada le importaba mi discapacidad... nos vimos por cam, no fue ni descortés ni grosero, más bien seguía siendo el mismo caballero, quedemos que tendríamos un encuentro, en mi pueblo. Era domingo, él llego por la mañana, pasemos el día juntos, personalmente, encuentro que lo pasemos bien, él me aseguro que si, pero no era verdad, porque no lo volví a encontrar más.
  • El chico de Tarragona; Más de lo mismo, la misma amenaza, no accedí, me volvió amenazar, pero en vez de un virus por internet, tenía mi movil, me amenazó, que le daría mi numero a todos los pervertidos... la verdad que me acojoné bien, le tuve verdadero pánico a todas las llamadas que no conocía el número. Pero la cosa no acabó ahí... ya que recibí amenazas por correo electrónico, pensé en denunciarlo pero me aconsejaron que no serviría de nada.
  • Otro más de Barcelona; Tuvimos cibersexo, si consentido por ambas partes, manteniendo el contacto, solo que el quería más sexo, yo no, entonces, volvió la típica amenaza.
  • Otro más de Barcelona; Este fue algo inesperado, al mismo más peligroso... está vez fuí yo a barcelona a pasar el día, quede con un chico, que eramos buenos amigos internáuticos. Al principio fue bien, aunque nuestra única conversación era sobre el sida, que él estaba totalmente limpio, pero a media tarde, estaba anocheciendo... el chico comenzó a ponerse paranoico, pendiente a la gente, que ya se alejaba, nos estábamos quedando solos, en esa plaza... sus intenciones no eran precisamente positivas "¿Quieres que follemos?" Sin pensarlo dije no, pero él poco aceptó, se me acercó insistiendo. No os miento, creí que acabaría en el hospital, por culpa de ese tipo, pero el mismo se detuvo argumentando que todo era broma (Yo se que eran muy en serio sus palabras) Tenía que ir al baño, así que entremos en la estación de autobuses, rezaba para que estuviera adaptado, sino iba a necesitar ayuda, me negaba a que ese tipo lo hiciera. Por fortuna estaba adaptado, así que entré, le dejé fuera a puerta cerrada. Desde el momento que me quedé en soledad, el tipo no dejo de agobiarme y acosarme llamando a la puerta, pidiéndome para que entrara ayudarme, al salir, todos nos miraban, un vigilante no le quitaba los ojos de encima a mi acompañante... Esa fue el primer y último encuentro con ese chico, al igual que nuestra amistad internáutica.


Ahí fui consciente, que no habría otra oportunidad, que debía dejar los mundos de los chats, que esa vez, me salvé de milagro, porque la próxima me iban hacer daño de verdad, y así lo hice, dos meses mas tarde, el amor me encontró a mi, ya llevamos 5 años juntos.


Estos solamente, son los principales casos de acoso internautico que sufrí... En otras ocasiones, tenía la idea ingenua, que si les daba el sexo primero, llegaría el amor después, pero como digo puro ingenuidad, en otra ocasión me mintieron me hicieron creer que estaba chateando con alguien de mi edad, cuando realmente eran 30 años mayores pero solo utilizaban las amenazas del jaqueo o también alguna vez, que me habían gravado, que mandarían mi video a las páginas porno, si no seguía accediendo.

Escrito: 26 de agosto del 2014
También te puede interesar... Carta a mis acosadores

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta a mis acosadores




De; Vanesa Ruiz García
Tu, mi acosador,
Que me acorralaste en la calle,
Dos días antes, de noche,
Veniste a buscarme.
Tu, mi acosador,
Veniste a buscarme,
Para llevarme,
Tu sabes donde,
Con que intenciones actuaste,
Mi mente ya sabe,
Lo peor, te veía a diario,
Porque vivíamos en el mismo barrio.

Tu, mi acosador,
Tus intenciones no cambiaban,
Tu mi cuerpo deseabas,
Aunque mas de 60 años me pasabas.
Tu, mi acosador,
Que eras mi cuidador,
Del centro de discapacitados,
Se te fue la mano,
Te aprovechaste de tu cargo,
Al cuidado de los discapacitados,
Que no podían gritarlo.

Tu, mi acosador,
Dios de nuestro lado estaba,
Una enferdad te atacó,
Dejándote parapléjico.
Tu, mi acosador,
Que sin conocerme de nada,
Me abrazabas y besabas,
Sin ser consciente, que en mi trabajo yo estaba,
Eso me incomodaba.

Tu, mi acosador,
Que sola sabia que me encontraba,
Donde trabajaba,
En mi parada,
Venían me abrazabas y besabas,
Sin importar si me molestaba.
Tu, mi acosador,
El mismo que me beso,
Me acorraló,
Que fueras con tus amigos me salvo.

Tu, mi acosador,
Días mas tarde te encontré,
En tu mirada pude ver,
Que mi cuerpo querías poseer.
Tú, mi acosador,
No te negaré,
Que me atemoricé
Gracias a ti pasé, unos días muy difíciles.

tú, mi acosador,
Ya cincuentón,
Me visitabas,
Donde trabajaba,
"Querías conmigo casarte,
Para yo a ti follarte"
"Nadie te va amar,
Por tu discapacidad" me decías,
"Yo te voy amar de verdad,
Los dos podremos disfrutar"
Me repetías.
Tú, mi acosador,
Ya ves, no has sido el único,
Mas no nombrados, ¿es normal que me pregunten...?
"¿tu novio folla bien?"
Pos si, también lo pasé.

Tú, mi acosador,
Tanto intento de violar,
Uno acaba mal,
Perjudica la salud mental,
Eso sin contar, los que a través de pantalla y amenazas,
Me querían follar a la fuerza.
Tú, mi acosador,
La justicia no hace nada,
Porque para eso, te tienen que tocar,
Hacer daño de verdad… ¡Que injusticia!
Basta ya,
No puedo mas,
Necesito paz,
Que gracias a mi amado,
Lo he logrado.

Tú, mi acosador,
Eso no significa,
Que ya todo terminó,
El trauma está incrustrado,
Ya cuesta eliminarlo,
Asi que hazme un favor y ya,
Desaparece de mi vida,
Deja de molestar ya.
Si no te arrepentirás.
Una poesía larga, pero real, de mis propias experiencias, que afortunadamente, no acabaron tan mal, todos esos hombres eran mayores de 50 años, yo no pasaba de los 20, algunos borrachos, otros, ya van con el mal incrustado… no he contado los numerosos ciberacosos, amenazas que he recibido, sino no acabamos, pero darían para unas cuantas paginas mas. Eso acabo hace tiempo, pero aun sigue el recuerdo, la herida, aunque mucho mas pequeña, pero sigue ahí… Se que no pasara pero todos son del barrio… ¿si se les va la cabeza, y acaban lo empezado…?
Escrito: 01 de agosto del 2013

Sígueme en: Mis redes sociales







Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...