viernes, 17 de abril de 2020

¿Personas con discapacidad y asexualidad? La continuación




Esto es una continuación, del articulo anterior, en el cual relataba el despertar de mi cuerpo, el inicio de mi sexualidad… Faltaba poco para que mi pareja, volviera a estar a mi lado, yo con ese picor intenso en toda el área vaginal. Lo comenté con mi prima, ella me indicó que debían ser hongos. Juntas fuimos a la farmacia, donde me dieron una pomada. Los días pasaban, el picor disminuía, pero no desaparecía. Observaba esa zona bien rojiza, a veces recién duchada y un olor fuerte para nada agradable. Pedí hora con un ginecólogo, pero había una larga lista de espera, no tenía tanto tiempo, aquello era insoportable. Cuando logré que me dieran hora para que me visitara una ginecóloga, resulto ser para hacer una prueba pero para ello, debía tener relaciones sexuales desde hacía 3 o 4 años (eso que en recepción lo dije: primera visita) así que poca cosa pudieron hacer por mí, mas que dar media vuelta, y salir por donde había entrado.

Mi novio ya había llegado, entre la discapacidad (ya sabéis, los espasmos, la espasticidad) y los hongos, allí no había manera de poder disfrutar sexualmente. Una tarde volví al hospital, para que me visitara el médico de guardia, le explique los síntomas que padecía, con la esperanza que me revisaran, pero no lo hicieron, se bastaron de cuatro preguntas y un cultivo. Me dieron Óvulos vaginales para mi, y pastillas para mi marido. En 15 días fui a mi médico de cabecera, para que me dieran los resultados… Cuál fue mi sorpresa que el cultivo salió NEGATIVO según ese diagnostico, yo no tenía nada, pero yo estaba convencida que sí, porque aquello no era normal, me dieron más óvulos.
No mejoraba, fui a urgencias, con la esperanza que me examinaran como es debido, al fin me atendió una ginecóloga, al fin me desnudo de cintura para abajo, me abrió de piernas, y me revisó. A primera vista no vieron nada, pero aun y así, repitieron el cultivo (lo complicado que fue, querer abrir las piernas y inconscientemente cerrarlas) Una enfermera me aguantaba con las piernas abiertas, de tanto la doctora me hacía el cultivo "tranquila Vanesa es como un algodón de limpiarse los oídos" realmente me atendieron por obligación, porque lo único que tenían claro es que tenía un gran vaginismo, pero sobre la infección, no se creían ni una palabra, yo sinceramente, me sentía bien frustrada, porque no era ningún cuento chino el que había relatado, sino una gran realidad.
A las 2 semanas, tuve la visita con la comadrona, ella me dio los resultados de ese segundo cultivo "como me vuelvan a decir que es negativo, los mato" pensaba ¡pero no! ¡¡¡Al fin descubrieron lo que tenía, no era hongo sino bacteria!!! ¡¡¡Con razón el medicamento no me hacía nada!!! Mientras me daban el adecuado, la comadrona, me hizo un par de preguntas "¿Que posturas utilizáis para las relaciones sexuales? Boca abajo ¿sientes placer? No" ella me explico que era normal, porque lo que hace disfrutar a las chicas, mujeres, es el roce con el clítoris, sin ese roce, no se siente nada, tu bocaabajo, el pene está al revés, no hay ese roce. Sinceramente al decirme todo eso sentí un gran alivio… ¡no soy un bicho raro! Sobre el tratamiento, izo su efecto ¡al fin se acabaron los picores y ardores! Pero nuestra sexualidad sigue en las mismas, sin lograr penetrar vaginalmente, sino, era dolor 10 y placer 0, siguiendo con los besos, las caricias, el sexo oral, pero sin poder llegar a la penetracción. Me siento frustrada sí, por no poder complacer a mi pareja como mujer, cada vez que lo intentábamos, era un bajón total, porque la frustración que sentíamos era cada vez peor. Aun es ahora, no entiendo el porque no logramos que el pene de mi pareja, entre en mi vajiga sin dolor ninguno. Os pediría por favor, que si algún experto tiene idea del porqué, me conteste este escrito, o que se ponga en contacto conmigo, para poder hablar mas abiertamente del tema, encontrar una solución para este problema, mío, nuestro, para asi lograr una sexualidad plena. Actualmente, lo hacemos analmente, yo la verdad no siento dolor ni placer, si no es por tactarme en el clítoris, pero al menos mi pareja tiene algo mas parecido a la penetración vaginal.que no sabría como más expresar.
Escrito: 15 de junio del 2012
Sigueme en... Mis redes sociales

¿Personas con discapacidad y asexualidad? Reflexión personal




¿Por qué la gente se piensa que las personas con discapacidad somos asexuadas? ¿No os habéis hecho nunca esa pregunta? Yo si, no una ni dos veces... esto es como un pez que se muerde la cola, es algo, como el primer articulo que se hizó en este mismo bloc ¿realmente los discapacitados lo tenemos fácil para ligar? Allí, se habló de la sociedad, de lo que piensan los chicos y chicas al vernos en silla de ruedas o con dificultad al andar, lo primero que se les pasa por la cabeza "no puede tener sexo" entre eso, la responsabilidad y el que dirán, ahí, no hay quien ligue, pero... ¿de donde sacan que somos asexuales? ¿que tiene que ver la discapacidad con tus órganos sexuales?


Os explicaré mi propia historia, se puede decir, que mi cuerpo despertó con mi mayoría edad, 18, pero no por el echo de ser mayor, sino por el echo, que me enamoré, sí, un amor imposible, en el que por la distancia, que ya tenía pareja, alguna cosilla más, no tenía nada que hacer con él pero yo tenía mi venda en los ojos, no era consciente de ello. Con ese sentimiento, como dije antes, mi cuerpo despertó....

Sentía esa necesidad, ese corquilleo por todo el cuerpo, esas ansias del despertar del cuerpo del ser humano, de la necesidad biológica. No dudé en dejarme llevar por mis instintos, quedarme sin esa ropa interior con la que dormía, desplazar mi mano... sentirla en cada caricia de mi piel, que despertaba a su paso, el gusto era cada vez mayor, un no parar, con suavidad y dulzura, asta llegar al climax de esa descarga descumunal... Sinceramente estaba perdida, no tenía ni idea que aquello era un orgasmo, que era el inicio de mi sexualidad. A medida que pasaba el tiempo, descubrí nuevas poses, en lo de tocarme se trataba, boca arriba, boca abajo, frente a un espejo... el jugar con cada parte de mis zonas mas intimas, como los pezones y la entrada a la vejiga. A partir de ahí, fuí consciente, que yo también podía sentir, me di cuenta que la discapacidad, no era impedimiento, para notar, y disfrutar del sexo, como cualquier otro.
Así que a la pregunta del inició del titulo de este relato, no sabría decir porqué, supongo que es un mito mas, al igual, que muchos otros, como, que no podemos defendernos por nosotros mismos, como que no se pueden enamorar de nosotros, que no podemos ser padres.... pero como digo son simples mitos, porque por muchos expertos, y habladuras que se digan, la verdadera realidad está asta donde nosotros podemos llegar, solo lo podemos saber nosotros mismos, los expertos, solo pueden orientar, los demás bueno, no tienen mucha idea del tema, así que un consejo, no perdáis la esperanza por tener dificultades, quizas no como todos, pero podéis disfrutar del sexo como cualquiera, incluso los que no tenéis sensibilidad en esa zona tan sensible, podéis disfrutar del placer, buscar vuestra sensibilidad, os aseguro que encontraréis "vuestro punto G"
Escrito: 01 de junio del 2012
Sígueme en.... Mis redes sociales

Cuento de canción; Ella no sigue modas




Entre en el pub, la música sonaba con todo su resplandor, el Dj estaba animado, toda aquella gente le seguía. Me sirvieron mi coca-cola rutinaria. Yo deseaba ligar, pero mi timidez me lo impedía. Había muchas chicas, pero chicas que solo iban para un buen rato y ya, yo no quería eso, yo quería algo romántico, bonito, mas allá de una simple noche de calentura y pasión.

Sin aviso la vi… ya hacía algunas noches que la había visto, pero nunca me había atrevido a decirle nada; su pelo era largo y negro, delgada, sus gafas transparentes. Vestía un vestido, rojo y blanco, leguis negros, botas largas y marrones. Realmente era bella, ignorando la silla que sustituía sus piernas, realmente ella era bella, y me gustaría conocer. Allí se encontraba, como muchos sábados noches, en la barra, con su Coca-cola en mano. Su mirada transmitía tristeza. Me acerqué. La miré, le transmití una débil sonrisa. Ella me respondió, y bajo su mirada. Yo me separé "¡oh díos! cuanto odio esta timidez"
- Hola guapa -escuche, no pude evitar, mirar, le decían a la chica, esa chica que me atrajo, era un hombre mayor, parecía que le doblaba la edad. Ella estaba con la cabeza baja, parecía asustada –ei nena, ¿quieres bailar? –ella no contestó, se la veía incomoda –Vamos nena, yo te daré lo que tanto necesitas y ningún joven te va a dar, conmigo podrás follar, ven, nota mi paquete, ardiente por ti –fui testigo como su pene, se aproximaba a la cara de la chica –pero ¿por qué no hacen nada? ¿es que no son conscientes de ese degenerado?
- ¡Eh déjala! –me parecía increíble... era mi voz. El tipo se encaró a mi ¿y ahora que?
- ¿Qué está pasando aquí? –preguntó el vigilante.
- Este hombre… estaba… mo… molestando a esa chica.
- ¡Otra vez tu! Ya estoy arto ahora mismo vamos a llamar a la policía –aproveche esa pausa para salir de allí, debía de encontrar a esa chica con nombre desconocido. Corrí a la calle, mis ojos no dejaban de buscarla, corrí, seguí corriendo. Me detuve, sin aviso la encontré, se encontraba en un rincón llorando, lágrimas descendían por sus mejillas.

- Hola… vi las intenciones de ese hombre… -no se me ocurrieron palabras mejores. Ella no me miraba, mantenía la cabeza baja.
- ¡¿y tú también me quieres hacer lo mismo?! –la pregunta me sorprendió.
- ¡No! Yo jamás trataría así una chica… por favor, confía en mí.
- ¡Es que estoy arta! ¡Haga lo que haga siempre es igual! ¡No puedo más! –gritaba entre lágrimas. Sin esperarlo, empezó a explicarme, todas esas malas experiencias vividas. La cantidad de hombres, jóvenes, que intentaron aprovecharse de ella, de su cuerpo. Se me partía el alma escucharla. Era normal verla tan sola y desconfiada, muchos la quisieron utilizar y robarla toda.

- Lamento mucho todo lo pasado, son unos desgraciados, yo no soy de esos de verdad, dame una oportunidad… -Ella me miro, y me sonrió. Una sonrisa débil, pero sincera –yo… déjame invitarte a tomar algo… Déjame demostrarte, que eres bella, tanto dentro como fuera… déjame mostrarte, que todos los chicos no somos así… -le miré a los ojos con plena sinceridad. ¡ella acepto!
Nos dirigimos a la barra, la música seguía sonando, pedimos dos coca –colas. Me sonrió, la sonreí. Terminó una canción, inició otra "ella no sigue modas" de Juan Magan. Ella empezó a bailar, me levanté, le ofrecí mi mano.
- Ven a bailar conmigo, tu no bailes sola.
Escrito: 27 de mayo del 2012
También te puede interesar.... 
Sígueme en.... Mis redes sociales

¿Créeis que el personal de los centros para discapacitados, están preparados para tal cargo?




Esta cuestión se desencadena, del temas anteriores, ¿Creéis que el acoso esta bien penado? para ser mas especifica  ¿os acordáis de como os expuse, todo el acoso real que sufrí? ¿os acordáis del hombre del centro? El cuidador que abusaba de las chicas pos este apartado será una continuación de este tema, porque encuentro, que una cosa lleva con la otra...
Ese hombre anciano, no estaba allí de pasada, ni de visita, era un supervisor más, estaba a cargo de todos esos chicos/as, pudo tocarme a mi y ya, pero se por buena fuente, que no fui su única victima, tocó a mas chicas, a chicas que no podían gritar, que no se podían defender, de mientras él se aprovechaba de ellas. 

¿Pero que clase de elección es esa? ¿que clase de criterios tomaron cuando le contrataron? ¿acaso no eran conscientes de todo lo que estaba pasando? Otros dos casos de ese mismo centro, eran dos conductores, uno de ellos, detestaba a las personas con discapacidad, no soportaba sus pertenencias, sí, sí, ¡le daba asco! ¿entonces? ¿que pintaba en un centro especializado en personas con esa condición? otro caso, era otro conductor, que era muy dejado, a la hora de asegurar las sillas al vehículo, de atarlas bien, en más de una ocasión la silla se desplazaba, de lugar, provocando por poco nuestra caida, mientras que el responsable, reía y hablaba con sus amigos... Yo agarraba las sillas de mis compañeros, mientras yo me agarraba al sillín que tenía delante, atemorizada...

Ya sabiendo todo esto... ¿creéis que es profesional? en mi opinión deberían contratar a profesionales, gente que ha estudiado, que tiene su experiencia, no ha necesitados, con necesidad de trabajo, pero ni idea del tema, porque la verdad esto no funciona así, nosotros no somos juguetes que manipular, somos personas con sentimientos, nos merecemos que nos traten como tal.
No quiero provocar una guerra de centros por este documento, no todos son así ni mucho menos, solo explicó mi experiencia en el A.D.I.S. Estoy segura que mas de uno, tienen las condiciones que se merecen, pero es algo que los padres o familiares de los chicos afectados, deberían asegurarse, que sus chicos/as están en las condiciones que se merecen, antes de dejarles a manos de esos "desconocidos"
Escrito: 25 de mayo del 2012
Sígueme en.... Mis redes sociales

Reflexión. ¿Creéis que el acoso es bien penado?






Creo que es un buen tema que nos incumbe a todos, pero sobretodo a las mujeres, aun más las que sufrimos alguna discapacidad ¿por qué? porque somos más vulnerables, como digo yo "somos presa fácil para el enemigo" Quizá me equivoqué, pero es un tema, que nos preocupa a muchas chicas en mi situación, y hay demasiada escasez de información. Yo no puedo hablar, por todos los países, porque la verdad lo desconozco, solo puedo informar con certeza de mi país, España....
En mi opinión y por mi experiencia, no, el acoso, no tiene el castigo que se merece... sabéis hay palabras fuera de contexto, miradas obscenas, echos que son obra de denuncia, pero no se puede, por el simple echo, que no hay pruebas, es tu palabra contra la suya... ¿que hay que hacer entonces? ¿esperar a que abusen? ¿a que te maten? no lo encuentro justo, ni elocuente.



Hablaré de mi propia experiencia, porque es la única que conozco con certeza, es que si de mi, no han abusado, es porque tengo un ángel protector a mi lado, porque en varias ocasiones lo han intentado...


1.- Un vecino del barrio. Me acorralo, estaba bebido no me dejaba ir, la suerte fue de su mujer "¿Quieres dejarla? no ves que se quiere ir?" ahí se apartó, yo metí quinta a mi casa, no tardé en hablar con mis padres, lo que me dijeron me atormentó el doble "Si, hace dos días vino a buscarte de noche, quería que le acompañaras algún lado" me quedé paralizada, miedo me entró salir a la calle, encontrármelo, y que acabará lo que intenciones tenía de empezar... A pasado el tiempo 5 años, y aun le temo, observando, su mirada pervertida que aun me fulmina...


2.- Un monitor del centro de verano. Él si me llegó a tocar, me tocó el pecho, mientras yo le gritaba que me dejara... ¿Se detuvo? no, solo río, sí, se rió de mi, de mis gritos. Solo se detuvo cuando llegó su superior. Debía haberle denunciado, pero no lo hice, para no meter en una movida a su superior, que tanto cariño tenía.
3.- Estaba en mi zona de trabajo, me vino un cincuentón, que se quería casar conmigo, al principio me lo tomé a broma, pensé que no hablaba enserio, pero la cosa se repetía cada semana, el día que me dijo "Cásate conmigo mujer, nadie te amará como yo, tal como estas, los jóvenes no se fijan en estas cosas, yo si te cuidaré te haré disfrutar, y tu me harás disfrutar a mi" hay comprendí que hablaba en serio, pero no me quería a mi, sino a mi cuerpo... ¡el muy cerdo!
4.- Un cliente. siempre me compraba, decía que yo era su novia, me besaba sin consentimiento ninguno, al llegar Emmanuel, dejó de aparecer, de detenerme por la calle, a pasar de largo sin ni siquiera mirarme, cuando estaba acompañada de Emmanuel claro, porque al estar sola, si que me detenía sí, detenía mi silla "¿hoy vas sola? ¿Donde está tu novio? ¡Ya eres mía!" era de noche, me salvé, porque iba acompañado, que sino, no quiero ni imaginar como hubiese acabado... días más tarde lo encontré, iba con emmanuel, me echo una mirada de lo más pervertida como diciendo "ya te pillaré cuando estés sola" me acojoné bien, recuerdo que durante muchos días no era yo, no, no podía salir sola a la calle, mi vida intima con mi pareja, iba cada vez peor, todo por culpa de ese H.P. por suerte no ha vuelto más, pero aun temo encontrármelo, me gustaría denunciarle, pero no tengo pruebas ni testigos, ni caso me harían. Como él, se me van acercando, suerte de Emmanuel, que me cuida y protege, aunque para eso lo tenga esclavizado a mi lado cuatro horas, pero la verdad, no exagero, es que ya temo, a todos esos hombres o esa clientela que me trata de niña pequeña, no de adulta como soy.



Por eso opino que el acoso está muy mal penado, porque si así fuera, yo hubiera denunciado, sin necesidad de pruebas, estaría mucho mas tranquila.... como yo miles de mujeres, discapacitadas, que seguro que se encuentran en mi situación, gracias a la poca justicia que hay. Yo no puedo hablar por todas, solo doy mi mas sincero testimonio.

Escrito: 18 de mayo del 2012

También te puede interesar.... ¿Créeis que el personal de los centros para discapacitados, están preparados para tal cargo?
Sígueme en: Mis redes sociales

Reflexión: Lo que yo deseaba




Yo he tenido varios deseos a lo largo de mi vida, a medida que e ido creciendo, el deseo a ido cambiando. El primero, que de verdad lo deseaba era ir al País Vasco (está dentro de España) no por el sitio en sí, mas bien para conocer y estar, con mis mejores amigos de esa época, en más de una ocasión me habían invitado, pero por temor de mis padres (ya sabéis, el miedo que me pasara algo.... eso es un tema que os explicaré mas adelante) pero os aseguro que había perdido la esperanza, de que ese gran deseo se hiciera realidad... hasta que en una de esas invitaciones, me propuse realizarla, por muchas negaciones, que recibiera, aunque me costo lo mío, al final, lo logré (si leéis bien os enteraréis) a partir de ese momento, empece a creer que lo que mas deseaba podía realizarse.
1291945?profile=original
Otro deseo latente, era poder independizarme, salir de casa de mis padres, de poder vivir mi propia vida, la verdad este lo veía aun más dificultoso que Bilbao, pero no perdía la experanza, aunque mi idea, fue distinta, de como sucedió en realidad. Mi deseo era ir a la capital, allí tengo amistades, juntos compartir un piso, pero para eso necesitaba el traslado de la ONCE a Girona, algo que nunca me dieron. Pero bueno gracias a Emmanuel, logré independizarme, en Palamós, pero conseguí mi objetivo.

El ultimo deseo, que aun superaba al anterior, era encontrar a alguien que me quisiera, que me amara de verdad.... ¿que decir? Ya todos conocéis Como conocí a mi amor a  y poco a poco estáis al tanto de todas nuestras aventuras...
Así que... ¿vosotros que opináis? ¿tengo motivos para creer o no en los deseos? Yo encuentro que sí, aunque una cosa está clara, que sin fe, y esfuerzo, no se hacen realidad. Os animo a no perder la esperanza, y luchar, por aquello que más deseáis.
Escrito: 04 de mayo del 2012
También te puede interesar....
Sígueme en: Mis redes sociales

Videojuegos y discapacidad




¿Que opináis de los videojuegos y la discapacidad? ¿Realmente es compatible? Sinceramente, día a día van mejorando, van haciendo videojuegos, pensados para la discapacidad, pero aun les queda tanto por hacer…
Yo no era muy fanática a los juegos de consolas, pero desde que conocí a mi pareja, desde que me independicé, eso a cambiado. Gracias a mi familia política, conocí lo que es los juegos de la Xbox 360. Primero veía como jugaba mi pareja, pero poco a poco me fui enganchando.


De los primeros juegos que me llamó la atención, fue Kinnect Sports, ya saben esos deportes, que tienes que hacer tu el movimiento para que se haga algo, realmente es un buen ejercicio, lástima que no está muy pensado para las personas con discapacidad, sí, la tecnología avanza pero la sociedad se queda atrás, en el siglo que estamos, ¿no les entra en la cabeza, que hay con discapacidad?
Sí, para jugar a esos juegos, tienes que estar de pie. Yo tengo parálisis cerebral severa y no vale estar sentado, yo aun mira, me puedo levantar un poco, a pesar de mi discapacidad, aunque hay muchos problemas para ser detectada por la cámara del Kinnect, porque necesito ayuda que haya otra persona para que me levante y me pueda detectar, pero cuando estoy de pie la cámara detecta a la otra persona y me borra… ufff un rollo, y yo, aun me puedo poner en pie aunque sea con ayuda, ¿pero quienes no pueden cómo lo harán? ¿ya no podrán jugar a este tipo de juegos? ¿Eso no se llama discriminación? Si los desarrolladores quisieran la maquina perfectamente podría detectarte si estas en una silla normal o silla de ruedas y permitirte jugar a juegos como bolos, Fruit Ninja o Angry Birds, versión Xbox.


Realmente no hace falta jugar a esos videojuegos para darte cuenta de la discriminación por discapacidad. Con los Avatares de la Xbox 360 y Xbox One ya eres consciente de esa falta ¿por qué? No existen de los elementos necesarios, para hacer tu avatar, como por ejemplo, en mi caso la silla de ruedas, es muy probable que el avatar se parezca a mi, pero realmente yo no me veo de pie y sin mi fiel compañera: mi silla de ruedas eléctrica. Ya ahí uno es consciente, de lo mucho que tienen que aprender y avanzar los desarrolladores y quienes implemental las políticas de los videojuegos. Realmente a veces bajo la cabeza apenada, por no poder participar en esos juegos simplemente, porque no piensan en nosotros. Y hay tantas cosas divertidas que se podrían hacer y atraer a ese gran nicho de personas como yo.
Por otro lado, los videojuegos te ayudan a superar secuelas de la de las enfermedades que causan discapacidad, en mi caso, me están ayudando en la motricidad fina (con el mando o joystick) realmente gracias a ellos, muevo mejor mis dedos, y mi mano derecha (mas afectada) al mismo tiempo me voy superando conmigo misma. Me han ayudado tanto los videojuegos que he mejorado mucho en el uso de mis manos, principalmente mi mano izquierda.

Así que, ¿qué decir…? por un lado, es perfecto porque es una ayuda para nosotros, una superación personal, pero por otro, una queja, un reclamo, por la discriminación que tenemos, que si bien hay avances tecnológicos, ¿como es posible que se olviden de los avances de la sociedad? ¿Es que está sociedad, esta detenida en el siglo XVII?

Escrito: 01 de mayo del 2012
También te puede interesar...

Sígueme en: Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...