miércoles, 15 de abril de 2020

La realidad sobre lo que soñamos cuando dormimos


¿Vosotros dais importancia, a vuestros sueños? sí me refiero a los que soñáis cuando dormís. Yo realmente no lo hacía, siempre pensaba que eran simples sueños sin ningún sentido. Pero desde hace 2 años y medio, esa idea ha ido cambiando. Sí desde que encontré a mi pareja, que hoy en día estoy casada. Él le interesa el mundo de los sueños, el mundo de Freud. Él me iba explicando, realmente poco a poco me ha ido interesando, sí asta el punto, que me interesaría estudiar psicología, porque realmente el mundo de los sueños, el mundo de la mente, es muy curioso y real. Realmente no es lo que nuestros padres nos dicen de niños <<es solo un sueño, nada es real>> La realidad es bien distinta, esos sueños que tenemos por las noches cuando dormimos, son fragmentos de nuestro pasado, anhelos infantiles, profundos deseos del presente.
La verdad, no es tan fácil descifrar, lo que ocultan nuestros sueños, porque los sueños no aparecen claramente como el agua, se presentan ocultos, esa es clave, para que durmamos plácidamente, esa es la clave para que no seamos conscientes de la realidad.
Quizás os parezca una tontería, pero es importantísimo, ser consciente de los pensamientos que tienes al despertar, porque aunque no lo parezca, esos son partes de vuestro sueño de vuestros deseos. La presentación, las imágenes del sueño, son imágenes vistas o vividas del día anterior, los personajes de estos, no hay que hacerles mucho caso, ya que normalmente no son, están ocultos a la realidad.
El mundo de los sueños es de lo más extenso, nos haría falta un libro de 1000 páginas, aun nos quedaríamos cortos, pero creo que con lo explicado ya os hacéis una idea. Antes de explicarlos el sueño importante (para mi) que he tenido esta noche, decir, que no creo en está teoría porque lo diga un experto en el tema, bueno también, pero no solo eso, sino, que yo he sido testigo, he sido consciente de ello. Muchos seremos conscientes, si dejamos, que nuestro corazón, nuestros sentimientos hablen por nosotros, solo así, solo nosotros podemos dar la respuesta de nuestros sueños….

El sueño consistía...
Estaba en la escuela, en el pasillo, frente un ascensor, que marcaba el numero 3. Yo estaba sentada en el suelo, junto a dos jóvenes un chico de color oscuro, oscuro, y una chica. Había un incendio, pero no había llamas a mi alrededor, sino pequeñas brasas alrededor, del 3 del ascensor, pero yo estaba segura que era real, que ese fuego iba a por mi, iba a morir, nadie venía a mi rescate. Sin aviso, mi cuerpo se elevaba ¡había muerto! Llegaba al cielo, buscando una casita, recuerdo que vi una y dije <<esa no es mi casita>> vi otra <<¡es esa!>> y hay ya desperté

De donde vienen las imágenes...
  • · Ayer hable de sexualidad y discapacidad con una persona.
  • · Cuando yo iba al instituto, hicieron un simulacro de incendio, yo era la única con discapacidad. En cuanto sonó la campana del simulacro, todos salieron corriendo, se olvidaron de mi (incluido el profesor) Solo un compañero se quedó conmigo. No sabíamos que hacer… nos subimos al ascensor y bajemos, allí nos encontremos al director que nos recalco <<cuando hay un incendio jamas subáis a un ascensor>>
Significado...
Es un sueño sexual, quien me acompaña sentados en el suelo, es mi pareja (el sueño me mostraba otra persona de piel mas oscura que él) y la chica, es la chica, en el que me gustaría para hacer un trio de dos chicas y un chico (mi marido) las llamas alrededor del 3 del ascensor, es el deseo incontrolado de ese echo (el trio) ¿por qué muero? ¿por qué subo al cielo? En busca de otra casita (vagina) sin discapacidad para poder satisfacerle como mujer, por eso cuando digo <<esa no es mi casita>> es, mi vagina real, la que tengo por la discapacidad y cuando digo <<¡es esa!>> es mi deseo cumplido, un cuerpo sin discapacidad, una vagina normal… y llegar al cielo, es señal de orgasmo aquí en España se dice, cuando estas teniendo mucho placer <<estoy en el séptimo cielo>> Y poniéndolo a pensar… ¿Qué lugar ocupo yo compitiendo con otra chica sin discapacidad (sexualmente hablando)…?


Y una pregunta antes de acabar, ¿vosotr@s en vuestros sueños nocturnos... tenéis discapacidad?
Escrito: 05 de marzo del 2012
También os puede interesar.... 
Sígueme en: Mis redes sociales

Carta de despedida a mi padre tras su muerte por coronavirus




Aun no me lo puedo creer. Estoy derramada en lágrimas, parezco un grifo sin control, no puedo detenlo, no puedo detener esas lágrimas, que descienden por mis ojos, más de una semana ha pasado y aun sigo llorando…

Es que no es justo, no merecías un final así, siempre has sido tan fuerte, rara vez te resfriabas, ¿y fiebre? Una vez cada diez años. Siempre has sido muy trabajador, más de diez horas, diarias, si tenías suerte, una tarde de descanso, que ni siquiera era para ti, la dedicabas a tus hijos, pocas veces protestabas, tu sonrisa nunca se borraba.



A mama le atacó ese cáncer, por desgracia, este venció, llevándosela al mas allá, a ti, con tres niños la mayor con 14 años, ni por esas te vi derrumbado, ni por esas se te borró esa sonrisa, que siempre protagonizaba tu cara.

Ahora que faltaba menos de seis meses para tu setenta cumpleaños, ya tenías todo planeado, “pasar mas tiempo con tus hijos y tus nietos, disfrutar de ellos” ese era tu plan… asta que se cruzó en tu camino este virus… ¿Quién iba a imaginar que, a ti, te iba a llegar? Nadie imagina que algo así, puede llegar a uno, asta que llega. En la residencia, te examinaron, al ver fiebre tan alta, te hicieron las pruebas, sin preparación ninguna afirmaron, que tenías el coronavirus, que te ponían en cuarentena, en una habitación, solo, aislado, ya nos prohibieron ir a visitarte, “que todo estaba bajo control decían” en menos que nos diéramos cuenta, nos telefonearon, “que ya habías fallecido, que no habían podido hacer nada por evitarlo, que esa enfermedad, era mortal, para la mayoría de ancianos”



Yo entiendo eso de verdad, pero me duele, me destroza el alma, que te fueras así, solo, asustado, entre fiebres tan altas, con la falta de aire, en tus pulmones. Ni siquiera no pudimos verte una última vez, ya no más, ni un último beso, ni un último abrazo, ni un último adiós, ni un velatorio, ni un entierro, solo un crematorio, cuando nos dimos cuenta, ya nos traían tus cenizas,  no es justo, no merecías un final así, eso me está desgarrando el alma, desde entonces, no puedo dejar de llorar. 

Te amo papá. Descansa y sé feliz en el mas allá. Te lo mereces, aquí tus hijos y nietos, te vamos a recordar siempre, y no sufras por nosotros, venceremos al coronavirus.

Escrito: 15 de abril del 2020.

También te puede interesar:
Sígueme en.... Mis redes sociales 

Reflexión: Hoy es un día gris




Hoy es un día gris, las gotas golpean los cristales de la ventana, el viento es fuerte, actúa con brusquedad. Mi interior no es tan distinto a ese paisaje. Me he despertado llorando por dentro, con una angustia que no sabría explicar... un día más... un día menos... ¿que mas da? si todo es igual, en casa, en clase, en el trabajo, todo es igual. La rabia se apodera de mí, sin poder controlar, a causa de esa enfermedad que me quiso destrozar. No, la rabia es por seguir vivo, de no entender esta segunda oportunidad, que no encuentro sentido ninguno. Todos me miran como un bicho raro, pasan de mí como de la mierda. En clase, nadie quiere quedar conmigo, todos quedan nadie se acuerda de mi, los chicos me rehuyen ¿por qué? ¿será por esa silla con ruedas que son mis piernas? ¿tan distinta me hace de ellos? yo no lo noto... se escuchar, consolar, aconsejar, reír, divertir, ayudar, querer, amar,... también se llorar, sufrir... parece que les gusta agrandar, toda esa parte negativa, sin dejar fomentar, todas esas partes que a todos les atraen y llaman, a los 16 años, todos disfrutan y se divierten, yo aquí sola, viendo caer el agua del cielo. ¿por qué? ¿por que me siento así? ¿por qué todo el mundo me dice que soy como todos, y realmente la sociedad no está preparada para alguien como yo? hoy es un día gris... como ayer, como mañana, como todos, lo que más me duele es que estoy sola, nadie me escucha, nadie me entiende, todos me yeren, mi corazón está lastimado por ello, no por está silla, sino por este mundo que me da la espalda, que me tratan como un extraterrestre en este planeta de extraños... Hoy es un día gris...




Eso fue ayer, pasado, esos días quedaron atrás.... ya veo el sol en mi ventana, las nubes se alejaron, para no volver más. Ese moreno me enamoró, me quitó esos prejuicios de la cabeza, me hizo ver, que yo era alguien, tenía los mismos derechos que todos, debía luchar por ellos. Yo no era tan distinta a esa sociedad, más bien son ellos los indígenas, realmente son ellos los discapacitados.

Escrito: 03 de marzo del 2012
También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...