miércoles, 1 de abril de 2020

Poesia: Yo soy la niña



Yo soy la niña…
Yo soy la niña mestiza,
Mitad Europea,
Mitad Méxicana,
Mitad Coreana.
Yo soy la niña….
De las enchiladas,
La tortilla de papa,
El “Pa amb tomaquet”

Yo soy la niña…
La niña milenial,
Que mostrará la igualdad,
Entre discapacidad y nacionalidad.
Yo soy la niña….
Del caga tió,
De santa Claus,
Los reyes magos no pueden faltar.

Yo soy la niña…
De las mañanitas,
El cumpleaños feliz.
Yo soy la niña…
Del mundo Disney,
Dc, Marvel,
Star wars también
Yo soy la niña…
Que va a tener que explicar,
A está sociedad,
Que mis papás son normalidad.
Yo soy la niña…
De dos acentos,
Y dos idiomas,
Catalán, castellano y látino.

Yo soy la niña...
que le dirá a sus amigas,
"¿tu mamá, por que no va,
en una silla de ruedas?"


Yo soy la niña…
La niña de la curiosidad,
Voy a querer saber más,
Para ello viajar,
Para investigar más,
De mi identidad.
Escrito: 20 de diciembre del 2019
También te puede interesar.... Carta al bebé diversidad
Sígueme en: Mis redes sociales

Carta de un Koala



Despierto, hace mucho calor, más que eso, quema, me abrasa, no veo nada, solo me rodea fuego, no puedo respirar, el aire no es aire, no es aire lo que entran a mis pulmones… ¿Qué pasa aquí? No veo nada, el fuego abrasa todo, no puedo ver, no puedo respirar…
Todos mis amigos, compañeros, familiares corren desesperados “¡¡¡Que no nos atrape el fuego!!!” gritan horrorizados “¡¡¡hay que salir de aquí!!!” ¿Salir adonde? ¡¡¡¡todo está rodeado de llamas!!! ¿Y mi mamá? ¿Dónde está mi mama? ¡¡¡Mama!!! ¡¡¡Mama!!! Miro a mi alrededor desesperado, pero no veo nada aparte humo, fuego y desesperación, el fuego se acerca con velocidad, debo correr más y más como los demás, pero muchos no lo consiguen, son calcinados sin más, eso me desespera aún más.

Otros koalas, canguros, emu, wombat y muchas mas especies animal todos, rodeados de fuego, desesperados por huir de él pero… no todos lo conseguían, mis ojos fueron testigos, de como eran atrapados por el fuego, un gritos de horror morían…. ¿Qué pasó? Yo me dormí, junto a mi mamá, todo estaba bien, y ahora…. ¿Dónde está mi mamá? ¡¡¡Máma!!! ¡¡¡Máma!!! ¿Cómo es posible esto? ¿Cómo hemos llegado a esto? Intento ir a otro lugar ¿pero ¿dónde? El fuego está arrasando todo, todo, ya no hay árboles, ya no hay plantas, nuestras casas están calcinadas todo está destruido, y va empeorando, el fuego va ganando y todo llevando.


¿Por qué pasa esto? ¡no entiendo! ¿Por qué el planeta está enfadado con nosotros? ¿Por qué nos destruye de esta manera? ¿Y mi mamá? ¿Por qué no está? No tengo tiempo de pensar, ni siquiera de respirar, me siento muy cansado, y mareado…alguien se me acerca, me abraza, mientras dice unas palabras…. Creo que… Sí, es un humano, me está salvando, yo no puedo más…
Despierto, tengo una creo que una máscara, con ella puedo respirar mejor, me acarician, me dicen palabras que no entiendo, pero parecen conmovidos, me muero de sed, siento todo mi cuerpo abrasado, ellos me pasan una manguera, de agua fresca… ¡Que gusto! Me quitan la mascara y me dan agua para beber, ¡o si me muero de sed! no soy el único hay más humanos ayudando a mis compañeros, a mis amigos, no puedo más que abrazarle y agradecerle enormemente.


Las horas, días, semanas, han pasado, al fin el fuego ha cesado, mi amigo, el humano, me ha acompañado, yo en su dedo me he apoyado todo está muy cambiado, todo está derrumbado, ya no hay nada… No hay un hogar, no hay comida….. no está mi mamá, como a muchos amigos, el fuego se la ha llevado, yo lloro desesperado, el humano, me abraza desconsolado.


Por un lado, todo ha terminado, quizás demasiado literal, ahora toca volver a empezar, pero ya nada será igual, todo va costar mucho de volver a montar, ya solo voy a estar, de mi humano no me voy a separar asta que al bosque pueda regresar.
Escrito: 09 de enero del 2020.
También te puede interesar.... 


Carta a mi padre, que se suicidó




¿Por que? No puedo dejar de preguntarme, mi cabeza parece un huracán a punto de llevarse, todo lo que encuentre a su paso, llevo siete días sin dormir, lo poco que pego ojo, no me deja de atormentar esa terrible imagen, tu cara ensangrentada, tu boca echando espuma, fui yo, quien te encontré, tu hija, en primera parecía que te había dado un infarto, pero la autopsia reveló algo totalmente distinto, es que mezclaste más de veinte diazepans, con una botella de whisky del barato…

Quiero pensar, que no fuiste consciente de la locura que estabas cometiendo, se te fue de la mano, pero por desgracia no fue así, aquella nota lo indicaba “Que ya no querías mas vivir, y a tu vida le ponías fin” No dejo de preguntarme, porqué.



Siempre has sido un hombre, valiente, que no se rinde ante nada, me cuesta trabajo creer, que ayas tomado esa decisión tan cobarde, que no hayas pensado, en la esposa que llevabas mas de treinta años juntos, en todos tus hijos, tus nietos, incluso en tu bisnieto, casi recién llegado al mundo. Quizás es mi cabeza, agotada y destruida la que habla, la que por mas que lo intente, no encontraré una razón para tan doloroso echo. Tú quizás lo tenías todo tan claro, quizás, llevabas, semanas, meses o incluso años con la desjuntaba, solo queremos entender el porqué. Aunque quizás el perder a tu hijo, mi hermano, ya fuera razón suficiente, aunque todos lo perdimos, tu mujer, también perdió a un hijo, nosotros a un hermano, pero quizás tu, eras incapaz de superarlo, ni siquiera con el bisnieto que te llegó, no fue suficiente, para que dejarás esos pensamientos suicidas aparcados.



Realmente tu psiquiatra, fue sincero con nosotros, solo que nosotros, no hicimos mucho caso, siempre sonriente, feliz, nosotros ignorando, que estabas muerto por dentro, ahora mientras escribo estas líneas, me pongo a reflexionar, lo difícil que habrá sido para ti también, sinceramente lo valiente que ha sido al terminar el cometido. Siempre lo he pensado que hay que ser muy valiente, para tal acción, solo que está vez me has destrozado, una parte de mi, ha muerto contigo.

Te amamos papa, aunque no comprendemos, te perdonamos, ya nada te atormenta, se feliz.

Escrito: 04 de marzo del 2020

Te puede interesar también.... Discapacidad. Mi heroe, mi papá

Sígueme en: Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...