domingo, 16 de febrero de 2020

Reflexión: Sant Valentín en el hospital






Quizás soy muy joven para enamorarme, acabo de cumplir 12 años, pero tampoco es normal que desde que tengo uso de razón, estoy más en el hospital que en mi casa, con una enfermedad como la mía, con la leucemia en mi sangre, no sé si llegare adulto. Tengo que ser realista, vivir lo más que pueda mi presente.

Ayer era catorce de febrero, Sant Valentín, esta enfermedad, poco entiende de días señalados, días de amor y amistad, te acribilla, día sí, y día también. Fue un día de analíticas, radiografías y demás, poco queda por disfrutar, y recordar, una fecha tan señalada


Mayra la compañera más hermosa de todo mi insti, me vino a ver, y paso largas horas conmigo. Sí, me gusta, me gusta mucho, desde el primer instante que la vi, creo que yo a ella también, pero como digo somos dos niños, que personalmente desconozco si creceré.

Ayer sant valentin y hoy el día del cáncer infantil, donde muchos sienten pena por nosotros, la misma se alegran de que ellos y sus niños, no sufran esa condena…

No tengo miedo a la muerte, niños mas pequeños que yo, han luchado con todas sus fuerzas, no lo han logrado, ¿Por qué yo debería hacerlo? Pero no por ello, voy a dejar de luchar, ni de enfrentarme a este bicho que me está destruyendo, no sin combatir con todas mis armas.

Muchos niños de mi edad, desean una consola, un móvil, un ordenador, yo solo una vida fuera del hospital, sentir el viento en mi casa, los rayos de sol, en mi pálida piel, respirar más allá del aire del hospital. Me gustaría tanto ir a la escuela con regularidad, aprender, y vivir. Tener el valor de decirle a Mayra que la quiero, besarla, pasar con ella toda la eternidad, o lo que la enfermedad me permita, pero me pongo a pensar si eso es justo para ella o mejor, callar y dejarla marchar.


Muchos dirían que estoy loco, que no debería preocuparme de eso, que soy joven que disfrute la vida, que estoy en la edad, de equivocarme, de aprender, de crecer, pero en mi caso, no aplica esa regla, ya que niños con la misma enfermedad que yo, hoy puede ser el fin. Es duro de decir pero es la realidad. Es posible que jamás bese a una chica, que me case y tenga familia, es posible, que no tenga una carrera y un trabajo que me digne, soy consciente, solo quiero vivir el presente, el momento, el ahora, porque para mí, con certeza no hay más.

Para los de fuera decir, no queremos lástima, no queremos compasión, queremos normalidad, somos conscientes, lo delicada que es nuestra línea de vida, no es necesario que nos lo vayan recordando a cada rato.



Un quince de febrero más, en el hospital, aunque también con vida, eso ya es un triunfo para niños como nosotros… Ahora voy a descansar un poco antes que inicien con los medicamentos, empiece a sentirme mal.

Ártículo escrito: 17 de febero del 2017
También te puede interesar.... Sant Valentin para todos, menos para mi

Sígueme en: Mis redes sociales



Poesia: Querido Cupido




Querido cupido,
¿Donde te has metido?
Otro Sant Valentín a llegado,
Y tu me has abandonado…
¿Por qué? ¿Acaso no tengo derecho amar y ser amado?
Se que la discapacidad me ha hindudado, pero…
Sigo teniendo corazón, aunque muy cansado,
De que pases de largo.

Querido cupido,
Porfavor, lánzame la flecha del amor,
Pero no te olvides de que sea correspondido,
El amor no entiende de discapacidad,
Pero para eso necesito una oportunidad,
Querido cupido,
Yo también puedo amar y cuidar,
Solo tengo una discapacidad, no estoy discapacitado,
Puedo lograr tanto como los llamados capacitados.
Querido cupido,
por favor…
no puedo más ,
necesito una oportunidad ya.

Querido Cupido,
Por favor ¿me la vas a dar?
Artículo Escrito: 13 de febrero del 2013
También te puede interesar... Reflexión: Sant Valentín en el hospital

Sigueme en: Mis redes sociales

Reflexion Sant Valentin sin ti.....




Sant Valentín sin ti, es el primer año de diez que no estaremos juntos en este catorce de febrero, el día de los enamorados, el día que el amor esta en cada paso que avanzamos, en cada suspiro que respiramos, mal día para los enamorados separados.
Sant Valentín sin ti, Me encantaría, echarme a dormir, ya no despertar hasta la mañana, cuando toda esta tortura termine, pero lamentablemente, tener el corazón triste, no es excusa para faltar a trabajar, ni demás quehaceres cotidianos, no me quedara otra que ir con una sonrisa pintada en la cara, aunque mi alma se desgarra.
Sant Valentín sin ti, La tecnología avanza, cada vez, es más realista una relación amorosa a través de una pantalla, antes solo era teclear y ya, ahora, podemos vernos, hablar, que hace como si realmente estuviéramos uno al lado del otro, pero por mucho que nos quieran engañar, la verdad, es que no es real…

Sant Valentín sin ti, a través de una pantalla de internet, no, no es real, ni mucho menos, el emoticono, del corazón, del regalito, de la rosa o el beso, no tiene ni punto de comparación, con esos detalles reales, que el cuerpo y el alma, tanto necesitan.
Sant Valentín sin ti, es triste y desolado, es bien deprimente salir a la calle, todo son parejas llenas de amor, caminando de la mano, dándose ese beso romántico, De mientras tanto yo me he tenido que conformar con una serenata a través de una pantalla, sí, me encantó me emocionó, me maravilló, pero ese gran gesto, solo me hizo enamorar más, desearte, tenerte a mi vera, abrazarte, besarte, mimarte, sentirte.
Sant Valentín sin ti, no parece catorce de febrero, parece un día mas que es preferible más olvidar. Este año que estás tan lejos de mí, parece que el cielo me entiende, no llueve, pero el sol tampoco está presente, el frio es fuerte, las nubes resistentes, acompañan a mi triste corazón que solo quiere tenerte a su lado.



Te extraño, sin ti no existe Sant Valentín, que la relación a distancia no es para mí, solo deseo tenerte a mi vera otra vez al fin.





Escrito: El 12 de febrero del 2016

Sant Valentín para todos, menos para mi



No me gusta este día, no porque no sea alguien amoroso, cariñoso, respetuoso, y cuidadoso con las mujeres, no, es que mi condena fue al nacer, por tener un cromosoma mas, me negaron el derecho de ser persona... el derecho de enamorarme, de ser feliz, al amar y ser amado, solo en mis sueños puede ser posible... lastima que al despertar el sueño se acaba.
Sant Valentín, un día tan deseado, yo también quiero vivirlo, quiero sentirlo, pero me han negado lo más bello, el amar y ser amado. Estoy controlado, en el centro; nos obligan ha pintar corazoncitos, y hacer un festival, en casa, en todos lados, solo me ven dando un beso en la mejilla o en la mano, y ya soy castigado y regañado, me niegan lo que más anhelo, amar y cuidar aquella a la que amo.
¿Por qué? No soy mal tipo, no voy hacer daño, solo quiero demostrarle a la que mas amo, que aquí estoy, que estoy vivo y que soy humano, quiero decirla la amo, sin que sea sentenciado, quiero celebrar el 14 de febrero por todo lo alto, regalarlo, algo bien preciado, ir a cenar, pasear de la mano. Porque... antes que un cromosoma de mas, tengo un alma, y un corazón que late desesperado, por mostrar lo mas deseado.
Sant Valentín para todos menos para mi, solo por mi condición, mucho gritan y reclaman inclusión... como así, si ellos mismos nos niegan el derecho humano, solo por dar un tierno beso en la mejilla a quien amo, o paseamos de la mano... ¿Por que? No lo entiendo... no hacemos nada malo... Entonces... ¿por que somos castigadas, y anulados del Sant Valentín deseado?


Quiero que mañana 14 de febrero, mis sueños se hagan realidad, poder celebrar el día del amor, con la persona que mas amo, demostrárselo por todo lo alto... por que si, tengo síndrome de Down, pero sigo siendo humano... ¿Acaso lo has olvidado? ¿No? Entonces... ¿por que es Sant Valentín para todos menos para mi?
Artículo escrito: 14 de febrero del 2014 
También te puede interesar.... Poesia: Querido Cupido

Sígueme en.... Mis redes sociales

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...