viernes, 6 de noviembre de 2020

Reflexiones de una persona con discapacidad

 


Yo no elegí está vida, ¿Cómo elegir una vida donde me discriminan, me sacan mis derechos y me tratan peor que Aníbal Lecter? Pero mi cuerpo era tan débil e indefenso cuando llegó la enfermedad… Qué… ¿Cómo combatirla? Es normal que como consecuencia llegara la discapacidad… Y esta desde siempre formara parte de mi vida.

No es duro vivir con la discapacidad, la tristeza no me invade por ello, es lo único que conozco, no puedo extrañar algo que nunca he tenido, pero lo que sí duele es la ignorancia de quien me rodea, que no deja de ponerme trabas y barreras, que se olvidan de quien soy yo en realidad, solo ven mi discapacidad… con ello me sacan todos los derechos, todas las necesidades, y mi corazón, mi alma sufren las consecuencias. ¿Cómo sobrevivir en una sociedad egoísta, manipuladora y discriminatoría? En muchas ocasiones uno tiene la voluntad, pero una voluntad, una persona, ¿cómo combatir contra toda una sociedad egoísta y machista?



 Lo único que me calma esa ansiedad, ante querer y no poder cambiar la realidad de este mundo donde vivo, es la lectura, sumergirme en otras vidas, en otros mundos, otras historias, como si yo estuviera ahí, yo formara parte de ellas… Es que la imaginación es mi mejor aliada, me gusta crear, reinventar… No soy tan bueno como para publicar, eso lo hago por placer, pero los que me conocen dicen que se me da bien, por ello la lectura es mi inspiración. Los libros mi obsesión, no puedo entrar en una librería sin comprarme uno de ellos.

 ¿Cuál es mi deseo? Siempre he deseado ser un X-men, y tener un poder… ¿Cuál? No me lo he puesto a pensar… hasta hace poco, y a mí, me encanta escribir… ojala se pudiera hacer realidad todo lo que escribo… porque no solo son letras… en cada palabra, en cada línea, en cada página… hay parte de mí, y mis anhelos, y sería estupendo que pudiera controlarlo de ese modo,  no, no jugaría con ventaja, o quizás sí, pero la sociedad tampoco está jugando limpio conmigo, me tratan mucho peor que a los monstruos, me tienen encarcelado y condenado solo por existir… aún creen que nos hacen un favor… No necesitamos un trato especial, solo que todo este a nuestras necesidades, no tan distintas a las suyas… por lo demás, todo es tan idéntico… Sentimos… necesitamos… como cualquier ser humano… No es más, no es menos, es igual, aunque la trayectoria puede ser distinta, puede ser más larga, pero llegamos a un mismo lugar… ¿Acaso no es eso lo importante? Esta sociedad se ha centrado tanto en cosas sin importancia… que se ha olvidado lo realmente importante, que todos somos uno,  no importa lo distinto que seamos unos de los otros, todos sentimos, todos necesitamos lo mismo… ¿Qué importa lo demás si la violencia nos afecta a todos por igual? ¿Qué importa lo demás si sentimos y necesitamos lo mismo? Realmente no existen diferencias físicas, al igual que no existen similitudes idénticas… la diferencia, nos hace iguales, lo realmente peligroso, son todas esas mentalidades, que solo creen en un estereotipo, el que rompe este estereotipo, ya es condenado, como Jesucristo en la cruz… Este mensaje es para todos ellos, porque son ellos, que deberían estar condenados, no, los que no hacemos ningún daño a nadie, solo buscamos sobrevivir en este lugar donde realmente no existen diferencias, como dice la canción… Todos somos ciudadanos de un lugar llamado mundo… Quien no lo vea así, de humano tiene poco.

 

Escrito:

También te puede interesar.... Discapacidad. Los beneficios de los videojuegos

Sígueme en.... Mis redes sociales

2 comentarios:

  1. NO SE DEBE DE USAR LA PALABRA DISCAPACIDAD EN UNA PERSONA PORQUE EN ESE MOMENTO SE ESTA DISCRIMINANDO Y TODOS SOMOS IGUALES, CON TALENTOS DIFERENTES

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...