Entradas populares

lunes, 5 de octubre de 2020

Diario personal.... 4 años de casados... ¿Con qué momento me quedo?

 

02 de julio del 2010

Hoy 2 de julio del 2014, hace cuatro años, que di el si quiero, a mi esposo, 4 años de está foto, 4 años, en el que habido momentos de todo, mentiría si dijera que todos han sido perfectos, como en todas las vivencias en parejas, han habido momentos de todo, momentos de felicidad, alegría, momentos de tristeza, de enfrentamientos, pero ante todo, predomina el amor, por ello, se saca las fuerzas para combatir todo lo que se nos venga encima. Sinceramente este ultimo año, ha sido un año de plenas dificultades, aun siguen saliendo, pero no les miento cuando digo, que la superación de estos, nos ha unido más y mejor.

Uno de los primeros viajes que hicimos como casados, fue al pais natal de mi esposo, México, antes de ese viaje, solo había viajado dos veces, una., junto a él, pero era la primera vez que iba a cruzar un océano para conocer a su familia, a mi familia política. Me sentía ansiosa y nerviosa a la vez, por si me aceptarían o no, ya saben por mi discapacidad, o incluso por mi nacionalidad.

 


¿Que decir de ese viaje? Fue de los mejores de mi vida... fue de esos momentos que me quedo y que para nada suelto, desde el primer segundo me sentí, querida, aceptada y amada, algo que poco encuentro en España, para nada miraron mi discapacidad, menos mi nacionalidad, me trataron como una mas de la familia. Los hermanos de mi esposo, mis cuñados, yo no los veo así, los veo como los amigos que nunca he tenido ni tendré en España. La sociedad Mexicana, me aceptaron también desde el primer segundo, sin mirar discapacidad ni nacionalidad, aceptando desde el primer segundo que mi esposo, no era ni mi cuidador, familiar o amigo, sino, mi pareja, el amor de mi vida. Lágrimas derrame al tener que volver, no, no miento ni exagero, fueron de los mejores días de mi vida, no solo conocí un pais nuevo, sino una sociedad maravillosa, en el que era una mas, solo de llegar, me trataron como tal, no solo mi familia política, sino la sociedad en general.

 



Fueron quince días, no hicimos nada en particular, paseemos por el bosque, conocí la ciudad, viví tradiciones, paseé momentos juveniles, rodeada de amigos... pero os aseguro que fue unos de los mejores de mi vida... De esos que me quedó no quiero soltar jamás.

 



Otro de los momentos, os parecerá increíble, pero fue cuando volvimos a México, el mes de diciembre 2012, fue un mes inolvidable, no solo me volví ajuntar con aquellos que adoraba, sino que viví, momentos únicos, de expedición por el bosque, pasear subida a caballo, visitar, y subir pirámides, para finalizar, una navidad en América, yo les mostré tradicciones navideñas de Cataluña, y ellos de América, haciendo de la velada, inolvidable. Si me emocioné en el 2010 al volver a España, en 2012, no podía dejar de llorar, mi esposo me tuvo que animar, ¿increíble verdad? En vez de yo a él, él me tuvo que animar, al dejar su tierra natal, y volver a la mía. En ese viaje, fui consciente, que allí es donde quería estar, iniciar una nueva etapa de mi vida, en el pais de mi marido, junto a su familia y amigos, porqué se, el corazón me dice, que allí encontraremos la felicidad que acá en España, nos está faltando.... Lástima que la economía no está de nuestro lado, pero tengo muy claro, que México es mi destino.



 

Os preguntaréis.... bueno con que momento me quedó estando en España...

 



Obviamente, cuando tuvimos nuestro primer encuentro, fueron escasos pero, unos días inolvidables, el llegar, los momentos que vivimos con nuestra hijita perruna... todas esas salidas  y todos esos momentos, mágicos e inolvidables de pareja, que no han sido pocos la verdad pero son tantas las dificultades aquí en España, que más que momentos, me quedó con las adversidades que hemos y estamos superando juntos y eso nos esta uniendo como pareja y sobretodo como marido y mujer.

 

Escrito: 02 de julio del 2014

También te puede interesar.... 

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario