Entradas populares

domingo, 20 de septiembre de 2020

Viaje a México 2010: Noche de sorpresas

 

Casa de citas del Distrito Federal



Al rato de volver a Distrito Federal, cuando ya era de noche, las diez pasadas, Emmanuel, telefoneó a Linda. Nos hacía falta una ducha, el problema que teniamos es que la ducha de la casa del Distrito estaba estropeada, pensó que podriamos ducharnos en su casa, ya de paso veriamos al resto de la familia, todos amigos de Emmanuel y su familia.

 A la mañana, fuimos de compras, Daniel, se quedo con su abita en casa, haciendo la comida. El taxi, nos dejó en la puerta del supermercado, era otro distinto del primer día, pero también tenían, un carrito con motor, algo complicado de manejar cuando no se está acostumbrado. Lidia y Emmanuel avanzaban, yo intenta seguirles, pero se me iba la moto, hacia el otro lado, pero logré alcanzarles. Lidia, opinó que iría bien, que compraramos un pastel para llevar esa tarde que nos ajuntariamos con los Saules. Así lo hicimos, compremos uno de nata, con frutas por encima.
 
 
Habiamos quedado con Linda, esa tarde a las 6.30, aun quedaba tiempo, antes debiamos comer, y pasar un poco el tiempo, antes de salir. A las 17 horas, mas o menos, subimos al taxi, que nos llevaría al lugar indicado, que habiamos quedado con Linda, pero como era de esperar, el trafico no avanzaba con rapidez. Emmanuel telefoneó a Linda, en el que quedaron media hora mas tarde.
 


Nos bajemos del taxi, esperemos en la salida del metro, donde deberiamos encontrar a Linda. Emmanuel no se sentía muy seguro en esa zona, decía que por allí, se encontraban todos los bandarras. Mi marido, volvió a telefonear a Linda, en el que comunicó, que aun debía salir de la universidad, que estaba en medio de una clase, sin aviso se corto. Emmanuel, volvió a marcar, pero le salía apagado. Al rato el telefono sonó, Linda, diciendo que nos dirigieramos a casa de su hermana. Así lo hicimos. El barrio era de lo mas bajos, pero, aun así, no faltaba su rampita ¡yo encantadisima, con México!
 
 
Llamemos al timbre de la indicada, nos abrió la puerta un hombre, era el vigilante, indicando que Veronica (hermana de Linda) no se encontraba. Nosotros dimos las gracias, no alejemos, sin un rumbo fijo, no sabiamos que hacer. Emmanuel, estaba molesto, por tan poca puntualidad "podemos ir a un hotel a ducharnos, despues, vemos si han vuelto" sugerí, él le pareció buena idea, preguntemos por donde se encontraba un hotel economico, indicando que teniamos que ducharnos. Seguimos las instrucciones indicadas, condiciendonos, a un hotel, con letras coloradas y florescentes, la zona tampoco estaba muy iluminada que se dijera, solamente, por velas, sinceramente, era un hotel de lo más extraño. Vino un hombre a recibirnos, hablaba por telefono, donde escuchemos "3 perservativos y 3 chocolates para la habitacion 24" trabajo me costo no reirme ¿en que hotel se ofrecian presevativos? ¿seguro que aquello era un hotel? empezaba a dudarlo. Le seguimos, nos adentró a un garaje, donde por delante teniamos una escalera, de tanto la puerta de atrás se cerró. Subimos, con pastel incluido. Era una habitación sencilla pero bonita. Una cama de matrimonio, extra grande nos esperaba. A un lado, había una mesa redonda, y dos sillones, allí aparquemos el pastel. Enfrente una televisión de grandes pulgadas, nos daba la bienvenida. Tambien había un baño, pero no existía puerta, que lo separara de la habitación y el cristal de la ducha era transparente ¡eso mismo! ¡confirmado! ¡no era un hotel! ¡sino una casa de citas! o diciendo las cosas por su nombre ¡un puticlub!
 
 
Yo aproveché para ir al baño, antes de meterme a duchar. Emmanuel encendió la televisión ¡había 3 canales de puro porno! Nos sentemos a la cama a verlos, y pasó lo que tenía que pasar... ¡nos acabemos enrollando! ¡y de que manera! ¡el mejor enrolle, de todos! os lo explicaría pero realmente, no recuerdo bien, lo que si recuerdo, que hubo juegos, ojos vendados, penetración por atrás, recuerden el dicho "Si no se puede por delante, se puede por detrás" ufff la verdad es que fue increible.
 
 

Entremos en la ducha, había un espacio para sentarse, pero me resbalaba toda, así que no quedo otra que ducharme en pie. Me sujeté a Emmanuel, de mientras él me enjabonaba y lavaba limpiamente, yo me dedique de las partes mas intimas. Efectivamente, después le toco a él, en el que de nuevo me aguanté a Emmanuel. Nos vestimos y preparemos, dudando de que más hacer, si volver con los Saules o no. Al final nos decidimos en acabar esa velada en pareja, él y yo solos. Subimos a un taxi, yendo a Plaza  Galerias, en busca de algun lugar para cenar, el problema es que era cerca de medianoche, en todos los lugares, ya andaban cerrando. El aire era frío y  no encontrábamos lugar donde cenar. Por suerte, hubo uno que nos abrió las puertas.... A Emmanuel, se le ilumimaron  ojos, al ver, a las camareras, en minifalda, con gran pechera, y en patines. Cenemos comentando lo de la casa de citas, tomando de tanto en tanto, nuestra Coca-cola  light. Cerca de las dos de la mañana, salimos en busca de un taxi, que estuviera dispuesto a llevarnos al ajusco, tan lejano y desconocido lugar. En principio el primer taxi, negó lo pedido, pero otro lo escucho, por él no hubo problema, claro que la silla de ruedas, se vino detrás conmigo, asta llegar al ajusco, en el que no tardemos, en acostarnos, en cuanto paguemos al taxista su correspondido.

Escrito: 03 de septiembre del 2013

También te puede interesar.... Viaje a México 2010: De vuelta al distrito federal

Sígueme en.... Mis redes sociales....

No hay comentarios:

Publicar un comentario