jueves, 10 de septiembre de 2020

Viaje al Pais Vasco: El encuentro II

 


Como ya nombre en Llegada al País Vasco estaba lloviendo con fuerza, de ese modo, entremos en el coche, nos dirigimos a Amorebieta, que es donde vivían mi amor platónico, y su pareja... Al bajar, mi móvil sonó, él sujetaba el paraguas para que no me mojara, en cambio él, se estaba empapando.

Circulaba mi silla por la acera, se notaba que no tenía practica, ya que se dirigía por todos los bordillos, y bajaba en lo mas alto. Lleguemos al edificio indicado, encontrándonos, con la primera barrera, y era el ascensor, demasiado pequeño, para que cabiera mi silla.... Intentó entrarla de cara, de espalda, pero nada, que la silla no cabía, me puso en pie, me hizo apoyarme, dentro del ascensor, en la pared, de espaldas, parecía yo una detenida. Él se alejaba, siguiendo con el intento de que la silla cabiera, yo nombraba su nombre con temor a caer. Telefoneó a su chica, estaba a punto de entrar por la puerta del portal, con esa posición la esperemos.

"Hola!" me saludo al entrar, recuerdo que pensé "menuda forma de conocernos" subió conmigo en el ascensor, de tanto su chico esperaba abajo con la silla. Las puertas del ascensor se abrieron y aun quedaba unas pocas de escaleras por subir. Un chico mas joven que yo, esperaba en la puerta "es mi hermano" me dijo ella. Esperé sentada en el sofá, observándolo todo, la televisión andaba encendida por Eurovisión, estaba a punto de cantar España, y su chiquilicuatro.



Ya estábamos todos en el salón, sentados expectantes del resultado de España, yo debía avisar amistades que debían estar preocupados, pero decidí esperar a que acabara la canción de Chiquilicuatro, esperábamos que la comida china llegara, se ve que ya hacía rato que habían telefoneado para pedirla. De tanto llegaba el indicado, ella, ilusionada, me enseño el piso bastante amplio, mi habitación incluida, tenía una cama bastante amplia, aprovechemos para ponerme el pijama Al fin llamaron al timbre, era el esperado. Nos sentemos los cuatro ha cenar, seguimos viendo Eurovisión en la televisión de la cocina. Ya todos se levantaron al acabar de cenar, Nagore volvía con una jaula ¡al fin conocería a curro, el loro de ambos! yo me entusiasme y saludé con alegría <<¡sht no grites tanto que se altera!>> me dijo él. Volvimos al salón. Él y el hermano de ella, se pusieron a jugar a la play estatión.



- Yo me voy acostar ya, ¿Vanesa tu que haces? ¿te vas a la cama o te quedas con ellos? -me pregunto ella.

- Me voy a la cama, que llevo días sin dormir, estoy cansada -Él y ella me acompañaron a la habitación. Me dio bastante verguenza cuando tuve que pedirles que me ayudaran a ponerme de lado, normalmente ya puedo, pero si me tumbo boca arriba me es complicado, no puedo sin ayuda.

- Dejo la puerta abierta, y el móvil al lado, si necesitas cualquier cosa por la noche, llámame, sino me llamas por el movil -yo acepte. Su chico me recalcó lo mismo:

- Tu sin vergüenza ninguna ¿eh? ¡avisa!

Las luces se apagaron, la puerta quedó entre abierta, cerré los ojos, intenté dormirme, algo imposible, se escuchaban las voces bastante altas, de mi amor platónico y su cuñado, por suerte, ella se levantó a decirles 4 cosas, ya las voces cesaron.

 

Escrito: 21 de agosto del 2013

También te puede interesar.... Viaje al pais vasco: El encuentro I

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexión personal: Ser padres especiales

  ¿Qué significa eso? Ser padres, tener un hij@ ya es una experiencia, única y especial, estés o no estés en condición de discapacidad, tod...