martes, 1 de septiembre de 2020

Palabras de un niño de África a uno de Europa.

 


Tú te quejas por no tener zapatos de marca, yo no tengo zapatos, siempre voy descalzo, por terrenos arenosos y pedrosos.

 Tú te quejas por no poder comer cada día pizza, yo muchos días, solo como un trozo de pan… hay días que ni eso.

Tú te quejas por no beber refrescos por un día, yo solo bebo agua, muchas veces no es ni potable.

 

Tú te quejas por no tener ropa de marca, yo no llevo ropa, más que un taparrabos, y a veces ni eso.

 


Tú te quejas por tener que ir a la escuela, yo daría lo poco que tengo, por estar en tu lugar, tener la educación que tú tienes, y no estar más de ocho horas trabajando para ayudar a mi familia.

 

Tú te quejas de tener pocos regalos por navidad, Yo no tengo ningún regalo, aún menos navidad.



 

Tú te quejas de no tener un móvil, un portátil último modelo, la última Xbox o Play Statión, Yo no tengo nada de eso… mis únicos juguetes son una cuerda, una pelota de trapo o una rueda.

Tú te enfermas y tienes medicamentos y vacunas a tu alcance, Yo todo lo contrario, no me pueden vacunar, y hay muchas enfermedades mortales a mi alcance.



Así que… Mira todo lo que me falta, encuentro razones para sonreir, sí podría estar mejor, pero yo soy feliz... ¿Y tu? 

 

Escrito: 26 de noviembre del 2014

También te puede interesar.... 

Sígueme en.... Mis redes sociales....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Relato: El niño y el árbol

  John allí se encontraba en ese centro de acogida, la muerte de su abuelo, había sido un golpe demasiado duro, desde pequeño, solo había su...