viernes, 11 de septiembre de 2020

Diario personal: Romance en la distancia

 


Me encontraba baja de moral, quería a Emmanuel, no era fácil tenerlo a tanta distancia, él en México, yo en España... Pero esa no era la única dificultad, sino también el cambio de horario, siete horas de diferencia, mi noche, su tarde, mi mañana, su noche, mi tarde, su mañana, él tenía su carrera, sus estudios, sus costumbres, entre una cosa he otra, era complicado coincidir, normalmente en mi noche, pero poquito rato, por sus quehaceres diarios, aun más, cuando tomó la decisión de volver, 4 meses más tarde... no le quedaba otra que conseguir dinero, en el que realizó muchos sacrificios. Aparte de trabajar duro y compaginarlo con su escuela, vendió muchas cosas queridas, para lograr el dinero que le faltaba... como su ordenador, su piano (lo vendió y después lo tuvo que reconstruir, para poder ganar mas dinero) la televisión, el caballo... definiendo se quedó sin nada, por volver a mi lado.

Entre una cosa e otra, apenas teníamos tiempo de chatear, de saber de nosotros, suerte de los correos. Cada mañana me levantaba, con la ilusión de encontrarme algo en mi bandeja de entrada, de su parte (la ventaja de mi noche su tarde) mayoritariamente encontraba algo, largos correos, que me llenaba de alegría e ilusión. Yo también me esforzaba por responderlo, y que le agradara. También teníamos los teléfonos, pero no era muy eficaz ese medio, muchas veces, no había señal, por más que lo intentábamos no había manera, o el tiempo de decir hola, que ya o la cobertura fallaba, o el saldo de se acababa, ya os imaginaréis la rabia que da.



Cada día que pasaba, ese chico mexicano, más me gustaba, mas que eso, poco a poco me estaba enamorando de él, deseaba que llegara el día de volver a vernos, de que septiembre, ya estuviera aquí, para poder abrazarle, besarle, y volver estar juntos, por los correos que me mandaba, él deseaba lo mismo que yo... ya bastante me lo mostraba con pequeños pero muy especiales, regalos por la red...


Quien no se creían que esto era un noviazgo eran mis padres, cada vez que les explicaba algo, se partían de risa, la verdad me daba mucha rabia, pero ya ellos, han sido testigos, de lo equivocados que estaban...

Escrito: 05 de junio del 2012

También te puede interesar.... Diario personal: Como conoci a mi amor...

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Relato: El niño y el árbol

  John allí se encontraba en ese centro de acogida, la muerte de su abuelo, había sido un golpe demasiado duro, desde pequeño, solo había su...