Entradas populares

lunes, 7 de septiembre de 2020

Diario personal: Mi hermana

 

diciembre 2000. Con mi hermana de 2 meses.


Una de mis mayores alegrías, fue cuando nació mi hermana. Yo tenía 13 años y 8 meses (si mis padres, se lo pensaron bien pensado) eso que tras años de insistencia, que deseaba, un perro o un hermano, y al final se decidieron por el hermanito (claro que sigo queriendo el perro jeje) su nacimiento fue mi felicidad, fueron largas horas de espera (se lo provocaron, mi madre ingreso a las 8 de la mañana y no nació hasta las 10 de la noche, me pase el día jugando a la Play Station 1, pasando pantallas de Rayman) pero al fin llegó… Yo deseaba como cualquier herman@ poder sostenerla en brazos, darle el biberón, cambiarle el pañal, jugar con ella, lo más normal vaya, pero se me olvidó mi discapacidad, llevando como consecuencia, que mis padres no confiaban mucho que yo pudiera.

Año 2005



Es decir, cuando la cargaba en brazos, ya fuera bebe, o que ya aguantaba su equilibrio sentada, no faltaban las palabras de mi madre <<cuidado con su cabeza, le puedes hacer daño>> <<cuidado aguántala bien que se puede caer>> ¿acaso no lo sé? ¿Acaso se piensan que la voy a dejar caer? Por supuesto que no, antes me lastimaré yo, antes que ella. Antes que naciera Ana (mi hermana) cuando era pequeña, una niña y mi madre, me llevaba al cole (en un carrito, como de los niños) imaginaba, como llevaba a mi herman@ invisible, al cole, como le sostenía de la mano, yo sola me hacía mi propia película para cuando llegara ese día. Pero en la realidad, nada fue igual, mis padres eran quien la llevaba a todos lados, cuando iba yo también, o una de dos, o se agarraba a la mano de mis padres, o a mi silla. Las pocas veces que intenté llevarla de la mano, sin ser consciente se metía bajo la rueda de la silla, y bueno ya imaginéis que la silla pasaba por encima de su pie.

Año 2010



Como todos los hermanos Ana y yo, también nos hemos peleado, y de qué manera, nos acabábamos pegando y todo. O cuando la regañaba, como ella sabía que no podía correr tras ella, pues se reía pasaba del tema, en pocas palabras se burlaba de entonces, yo por la rabia de ser la mayor, que ni caso me hiciera, la piñizcaba, ella a cambio, me daba una patada en la espinilla… pobre de mi madre, lo que tuvo que aguantar con nosotras 2… En alguna ocasión, que andábamos así entre la discusión "que a ti no te da la gana caminar" o "tan grande y no sabes caminar" en su momento duele claro, pero después se te pasa y ya. Algo que también me dolía, es que nunca me han dejado ir con ella a solas a pasear, o simplemente recogerla en el colegio, yo quería ansiaba, ir una vez con ella a pasear o cuando saliera de clases que allí me encontrara, a su hermana que había ido a por ella. Nunca me dejaron, por las simples excusas "¿ai si viene un coche?" "¿y si sale corriendo?" TU NO PUEDES IR TRAS ELLA pero… ¿por qué no intentarlo? Tenía ya 8 años, edad de entender, que si se le dice, no bajes de la acera, no lo hará, o para en el paso de peatones, no es por el hecho, que debía entenderlo porque sí, es que lo entendía y lo respetaba, pero mis padre nunca han confiado en mí, para poder ejercer de lo que sería de hermana mayor. Ahora ella tiene 10 años, la verdad es que me respeta, y me trata como otra más, para nada mira mi discapacidad, aunque ya entiende que no puedo andar (hasta mis padres le han explicado la historia de cómo enferme, de cómo llegó a mi esta capacidad diferente) Ahora ella, se enfada porque no la dejó que me acompañe de la mano (para llevarme a mí a un sitio o a otro) pero es que no tiene bastante fuerza aun, para aguantar mi peso, sé que un día, podrá ejercer de cuidadora tanto como otro… Sobre el tema de salir con ella, aun no confían en mí, y dudo que algún día lo hagan, ahora simplemente me dejan, porque me acompaña mi esposo, entonces sí que hay confianza, pero… ¿por mí? ¿Por qué me ven capaz de hacerlo? No, la verdad, dudo que lo hagan algún día.

 

Escrito: 24 de abril del 2020

También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario