viernes, 11 de septiembre de 2020

Diario personal: De ruta turistica por barcelona...

 


¿A vosotros no os aburriría, siempre los mismos recorridos, los mismos sitios? A nosotros también, nos va el sentido del aventura, decidimos ir más allá del pueblo, a la ciudad de Barcelona, pero para hacerlo más aventurero, dejemos a un lado el bus, nos fuimos en busca del tren... Bueno la verdad es que cojimos el bus para llegar asta Flaça, de allí, sí el tren, toda una odisea la verdad, porque de adaptación 0 encima las puertas se cierran con más rapidez que un tris tras. Para acabar el visor "tendríais que haber avisado con dos días de antelación" ¿dos días antes? ¡ni siquiera sabíamos que haríamos esa mañana! tampoco es tanta locura tener el tren adaptado todos los días a todas las horas, solo es poner una plataforma, y no cerrar las puertas con tanta rapidez... por otro lado ¿tan complicado es, que tuviera cada tren, cada bus... una plataforma? aunque fuera una, no quita espacio a nadie, todo estaría mucho mas pensado para nosotros los discapacitados físicos. por suerte la gente se puso de nuestro lado.

Al llegar a Barcelona, queríamos conocerlo todo... ¿que mejor que subirnos a un bus turístico? ¡de dos pisos! nosotros no nos conformemos con abajó no, queríamos sentir el aire en la cara, a subir escaleras me tocó acompañada de Emmanuel, que me ayudaba con su mano. Nos dejaron unos cascos, en el que nos estaban explicando la historia de lo que observábamos. Los tiquets que teníamos, eran para todo el día, subiendo y bajando, tanto como nos apeteciera. Lo hicimos, bajemos en el Park Güell, recorriendo todo el lugar. Tambien hicimos parada, en la casa Gaudi, en el que dejemos boquiabiertos a mas de uno, por subir por completo fuertes pendientes (todo gracias a emmanuel) quien dijera "vosotros no podéis ir por allí, por la silla" les demostrábamos los equivocados que estaban.



Tras comer en un bar, acabemos en un parque, en el que personalmente me quedé bien dormidad. Al despertarme, sabiendo que aun nos sobraba tiempo, de nuevo al bus turístico, escuchando atentamente todo lo que nos informaba... ¡Sorpresa! Al bajar, para ya, irnos hacia la entrada de tren, para ya, volver a casa, no la encontrábamos, la gente, en vez de ayudarnos, no, se dedicaron a mandarnos de un lado a otro. Emmanuel no dejo de echarse carreras en solitario, llevando mi silla, un panzón de subir y bajar escaleras, conmigo en brazos, después a por la silla, todo por nada, por que el tren zarpó sin nosotros a bordo...

Estábamos desesperados ¿que hacer? Nos subimos a otro bus, que nos llevó al aeropuerto ¡pasariamos la noche allí! pensé que seriamos los únicos, pero no, que equivocada que estaba, la sala estaba llena, de gente que habían llegado a Barcelona en avión pero ya no habían podido coger el bus, para ir con su gente, o a la inversa, gente que despegaba muy temprano. Respeto me empezó a dar, dormir allí, Emmanuel, me aseguraba, que todo estaba bien, que no me pasaría nada, pero él era el primer sufridor, me agarró de la mano, y no me la soltaba 

Escrito: 24 de julio del 2012

También te puede interesar.... Diario personal... La bisbal d'emporda

Sígueme en... Mis redes sociales....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando llegan los hijos, la pareja con discapacidad…. Reflexión personal

  Quizás no es algo común, lo normal, es que, si tu pareja tiene discapacidad, y juntos habéis decidido formar una familia, sin olvidar la c...