viernes, 11 de septiembre de 2020

Diario personal: 08 -06 -09

 



8 de junio del 2009 llegó. 22 años, que me encontraba en el planeta tierra. Todos los años, mi cumpleaños, no pasaba de un día como otro, ni amigos, ni nada especial me esperaba, excepto el pastel, y el cumpleaños feliz de cada año. Pero aquel año fue distinto, porque sabía que alguien muy especial, se acordaría de mi. No aguantó más... días antes ya me dio su regalo, un vídeo, que hizo con sus hermanos, cuando volvió de su viaje de España, recopilando imágenes del vídeo que hizo. Mentiría si dijera lo contrario me emocioné. Día que pasaba, más le quería...tan lejos que le tenía.

 

Documental sobre la vida campestre para Vanesa from Emmanuel Muñiz Alejandro on Vimeo.

Ese día cayó en Lunes, la ventaja, que no tenía que ir a trabajar. El día estaba soleado, lo aproveche para hacer unos recados... cuando una mujer me paró en la calle, acertando mi nombre sin conocerme de nada. Un ramo de flores tenía entre sus manos, era para mí, de ese remitente tan esperado, una targeta bien especial, le delataba... Porque estaba en medio de la calle, sino de bien seguro, que me hincho a llorar como una magdalena allí en medio. Sí me emocioné. Eran unos de los mejores regalos que me podían hacer (otro seria, que hubiese venido ha darme la sorpresa jejej)



Esa noche tambien fue diferente de otros años, salí con mi prima a cenar fuera para cerebrarlo. Pero el que lo hizo bien especial fue ese mexicano que tanto había echo por mi sin apenas conocerme, se había esforzado más, que los que me conocían toda la vida... ¿como queréis que no me emocione? imposible...

 Escrito: 12 de junio del 2012

También te puede interesar.... 25 años viviendo con parálisis cerebral

Sígueme también... Mis redes sociales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...