Entradas populares

jueves, 20 de agosto de 2020

Sentimientos de un hombre con discapacidad

 


¿Quien soy yo? ¿Quien fui una vez? ¿quin soy hoy? Dicen que una persona, un hombre para ser exactos ¿lo soy? Ayer sí, hoy no lo se... yo solo me veo como una marioneta de papel...

 Tenía un trabajo, tengo una familia a la que cuidar y proteger ¿como hacerlo con esta discapacidad? Tenía un buen sueldo, pero me echaron de ese empleo, ahora desamparado me veo... Sí encontré otro curro, pero ni la mitad de dinero... ¿Que hay de mis espectativas? ¿De mis sueños? ¿De mis obligaciones como hombre? Desde niño me inculcaron, que yo soy la torre que nunca debe caer, el que debe proteger a su familia, el que debe poner el pan en la mesa, el que debe marcar su masculinidad...



 Mi salario no es suficiente, mi esposa se ve obligada a trabajar a media jornada, encargarse, de la casa, de los niños, de mi... Intento ayudarla, pero no es suficiente... Como ser un hombre si ni privacidad tengo, no, me la tienen que aguantar mientras orino, me tienen que lavar el trasero cuando la fortaleza de la naturaleza necesita salir... Desnudo ante ella, en cada ducha, necesito su ayuda, solo no puedo... ¿como lavarme la espalda? ¿como lavarme eso tan intimo? Sin ayuda es imposible... Ella, mi esposa es muy comprensiva, ya me deja mis tiempos de privacidad, mis tiempos de hombre... pero para mi, no es suficiente, agradezco enormemente su intención, pero no es suficiente, no para mi, yo se la realidad...

 Nuestras relaciones sexuales, son plenas si, almenos por su parte... intento, cumplo sus expectativas sexuales, pero mi organo más viril, no hace acto de presencia... por culpa de está discapacidad... por ello, siento que no cumplo sexualmente, la dejo insadisfecha... aun siguen pensando que soy hombre, no, yo ya no soy eso... todos los que me rodean me lo recuerdan, cuando antes todos me respetaban... ahora todos, me tienen lastima, solo me ven como un niño indefenso, como un discapacitado... Diós, no importa, la fuerza que tenga realmente, no importa mi real capacidad... todos lo único que ven... como a un ser al que hay que cuidar y proteger... ¡Maldita sea! ¡Soy un hombre! O al menos... lo era...


 Siento que mis hijos, me han perdido autoridad, el respeto... lo pasan mal en el colegio, se burlan de ellos... ¡por mi culpa! Les dicen que no soy un padre, soy un niño... que nadie los va a proteger... eso no es verdad... tengo la capacidad y la fuerza para matar si es necesario por ellos, pero nadie lo ve, ni yo mismo me lo creo... ¿como hacerlo viviendo como vivo? Yo debería cuidar y proteger a mi mujer, a mis hijos, no al revés como en realidad es...

 Se que las mujeres con discapacidad lo tienen muy difícil, pero el hombre con discapacidad, no lo tenemos más fácil... solo hace dos meses que vivo con esta discapacidad... ¿estoy equivocado? ¿no? Hoy por hoy, no lo se... supongo que tengo que adaptarme a esta nueva situación, a está nueva vida... y analizar la situación en otro momento, que los sentimientos negativos no sean protagonistas, solo así, sin dejar de investigar e intentar, descubrir mi realidad, con mi nueva vida con discapacidad.

Escrito: 09 de mayo del 2014

También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario