domingo, 30 de agosto de 2020

Relato: Un adiós dificil para el amor, un comienzo esperado

 


Ella se quedó petrificada, viendo como el avión partía, nada de aquello le parecía real, toda su vida acababa de volar. No podía entender la vida, no podía entender el destino, que una vez toda le dio, acabó arrebatándoselo.

Tiempo y sufrimiento les había costado, no era justo ese final, después de tanto sufrir no podía acabar así… pero así acabó tal como se imaginaron, desde años atrás, pero que se hacía esperar ese final…

 

“¿Y Ahora qué?” Se preguntó ella, tiempo se estuvo preparando para ese momento, pero no era suficiente, no quería volver a casa, aquella desde hace años no era su casa, le costaba afrontar que su hogar nuevamente, era con mamá y papá… ¡Dios! Pasaba de los 30 no era una niña pequeña…. Camino, camino, acabó sentada en la arena de la playa, las pequeñas olas, se esforzaban por alcanzarla, por fortuna no llegaba “¿por qué?” “Sé que he cometido errores, y algunos gordos, pero también, nos hemos esforzado, hemos sufrido, no merecíamos este final, es bien cierto, que a veces, por mucho amor que se tenga, no es suficiente, el amor no todo lo puede, a veces, se necesita de otros factores”


Un suspiro de impotencia la protagonizó, no pudo evitar pensar “que la vida es como un videojuego, desafió tras desafío, uno más difícil que el anterior no importa que haya un momento de paz y felicidad, la dificultad, anda detrás, sin tardar en atacar, la cuestión es perder o ganar, hasta la próxima prueba…”

 Ella se puso a pensar… no pudo evitar, levantar la cabeza, mirar al frente, y convencerse “Qué sí había perdido una batalla, pero no la guerra, era necesaria esa perdida, para llegar a la meta, y ganar esa prueba, aquel no fue un adiós definitivo, no… era el inicio de algo nuevo, ya habían hecho el primer paso, el más difícil, ahora ya todo era ganancia… su gran deseo estaba a punto de cumplirse solo faltaba un poco de paciencia, no había perdido a quien más amaba, no, solo se había adelantado, para hacer el sueño de ambos realidad” Ella no pudo evitar recordar las palabras de él “Te amo, pronto volveré a por ti, mucho antes de lo que imaginas ¡te lo prometo!” Ella se levantó decidida, sabiendo la realidad… Aquello no era una condena, era los últimos días de una cruel etapa, donde la vida no era vida, sino supervivencia, sin poder aspirar a más, donde te asfiaxaba asta la condena…  estaba a muy poco de iniciar una nueva, pero antes debía cerrar esta y despedirse como era debido de aquellos, que la educaron la vieron pasar de niña a mujer, sus padres, su familia, ella tenía ya su propia familia, debía velar por ellos, sabía muy bien,  que quería, ya estaba en proyecto pero antes debía decir hasta pronto aquellos que le dieron la vida.




Escrito: 27 de febrero del 2015

También te puede interesar... 


Sígueme en... Mis redes sociales....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexión personal: Ser padres especiales

  ¿Qué significa eso? Ser padres, tener un hij@ ya es una experiencia, única y especial, estés o no estés en condición de discapacidad, tod...