Entradas populares

lunes, 31 de agosto de 2020

Carta a mi perro: Me salvaste la vida

 


Querido Max:

Tengo tanto que agradecerte, eres más que mi mejor amigo, eres mi héroe… Yo sabía que vosotros los caninos, teníais un sexto sentido, pero no imaginé hasta ese punto, soy testigo que sin reloj ninguno, sabéis la hora que es para comer, o la hora que vamos a llegar, cuando estáis en soledad, pero jamás pensé que vuestra gran capacidad, llegara a esos límites.

Yo me asuste, siempre tan alegre, tan activo, de repente, tan quietecito, tan triste, tan vacío de vida, ya tenías once años, estaba convencida, que tu fin se acercaba, eso me entristecía mucho, desde que eras un cachorro conmigo, once años, no es poco tiempo, lo que hemos vivido juntos aun menos. Lo que más me extrañaba, es que empezaste a tactar mi pecho con tu naricita, siempre el mismo pecho, cuando nunca antes lo habías hecho, lo más extraño, es que tu estado de ánimo, empeoraba después de olfatearlo, la tristeza te invadía, y te alejabas con la cola caída.



Yo ya había notado  como un bulto en mi pecho pero como las pruebas que me hicieron habían salido negativas,  no le di importancia… pero viendo tu actitud…  mi perrunito, empecé a sospechar…. Y me pregunte… ¿si tenía relación? No tardé en ir al hospital, me volvieron hacer las pruebas, de nuevo todo salió negativo, pero yo, no me quedé tranquila, insistí, para que me hicieran otras pruebas diferentes, insistí, ante su negativa, hasta lograrlo, y definitivamente, tu mí querido amigo perruno tenías razón, salió que tenía cáncer… Cuando salí de quirófano con el tumor ya eliminado, tú ya volvías a ser el perro alegre y repleto de vida de siempre…

Tú, mi amado Max, me salvaste la vida, aun antes que la tecnología, lo percatara, tu, solo tú… Te estaré en deuda siempre.

Basado en una historia real


Escrito: 15 de febrero del 2015

También te puede interesar....


Sígueme también.... Mis redes sociales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario