sábado, 25 de julio de 2020

Hey tú, la vida tiene un mensaje para tí



A ti, que tanto te quejas de mí, sí, soy difícil y cruel, lo sé, es un contrato que firmé, yo no hice las reglas, no puedo hacer nada por cambiarlo, por lo contrario, seré yo, el que pagara los platos rotos.


Déjame decirte algo, a ti especialmente, no puedes quejarte, si lo pasaste mal, pero bien te esforzaste, lograste lo que tanto anhelaste, solo que te relajaste,  ya no pensaste, que la fortuna te podía abandonar, solo te dedicaste a desperdiciar y gastar.


A ti, que te evité, tantas catástrofes, tantas heridas de distintos tipos, ¡pufff!   aceptaste salir esa noche peligrosa, aceptaste los  tragos de esos desconocidos, sabiendo que hay gente muy peligrosa, no aprovechaste, Aceptaste subir al auto de ese desconocido, con psicópata  escrito en la cara, cuando la policía, pasó por vuestro delante, echando un vistazo a vuestras personas, a ti especialmente te preguntaron “¿todo bien señorita?” pero tu ignoraste, mentiste ahí delante, aunque sabías la realidad, sabías como iba a acabar, pero callaste, ahora vienes reclamándome. No lo estoy justificando, nada, justifica lo que te hicieron, pero tu ya intuias, lo sabías, te advertí, aun y así decidiste seguir.



A ti, que no quisiste escuchar todos los consejos de educación sexual, solo pensabas en disfrutar del placer, pensando por una vez, nada puede pasar, pero pasó por no cuidaros, y poneros la protección, estás embarazada con 16 años ahora me culpas a mi, ¿por qué? Yo no lo se.


A ti, que no dejas de culparme, cuando tú eres el unic@ responsable, solo por tener en tu mente, una certeza equivocada “a mí nunca me pasará eso” ¡Despierta! No eres inmortal, no eres inmune, eres humano, las desgracias no discriminan “a ti te puede pasar” No pongas en riesgo tu vida innecesariamente, piensa, que en muchas ocasiones, no solo tú puedes salir perjudicado, sino también, todos los seres que amas, aunque tú seas el único implicado, el sufrimiento es de todos los que te aman.

No siempre, pero hay ocasiones, que la vida, te da varias oportunidades, te da un sinfín de señales, cual es el camino correcto, nosotros lo ignoramos, ya sea por miedo, tozudez, no ser conscientes o otros motivos, sin ser conscientes, hasta que ya tenemos el desastre sin solución encima, entonces lloramos y suplicamos, cuando ya es tarde, ya que las inmensas oportunidades, quedaron atrás y ya no se puede hacer nada, solo hay que aprovechar, y no dejar escapar la oportunidad. En la mayoría de ocasiones, la vida es cruel porque sí, y no existe una explicación para ello.


Escrito: 20 de julio del 2015
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...