lunes, 6 de julio de 2020

Discapacidad; relato el mundo al revés




Desperté, en un mundo paralelo, tan distinto, tan idéntico. Todo lo que me rodeaba era tan semejante, tan a mi alcance, a la vez tan distante. Miré a mi alrededor, aquel no era mi sitio ¿o si? Tan conocido y desconocido a la vez.

El está gris, parece que quiere llover, empiezo a caminar, casi sin pensar, veo gente llegar... ¿como? Algunos llevan gafas de sol, otros van en silla de ruedas... intento pasar, pero me es muy difícil, porque todos van a su rollo, nadie respeta mi persona... No tengo discapacidad... ¡¿y que?! Soy consciente que personas con discapacidad se ríen de mi, si los veo, son dos niños, uno en silla de ruedas, otro parece que tiene discapacidad intelectual, ríen y ríen, no me dejan de señalar ¿por que? ¿por qué me discriminan?


Entro en un banco... necesito dinero, se lo digo a la chica que está tras el mostrador, parece que no me entiende... ¿o soy yo que no la entiendo a ella? Me empieza ha hablar en lengua de signos... Todos a mi alrededor se comunican igual... ¡¿no se dan cuenta que yo no los puedo entender?! Intento explicarme, ellos intentan ayudarme, pero no dejan de hablarme en signos... ¡¿y los que escuchamos que?! ¿por qué me discriminan?

De nuevo en la calle sin el dinero, llegá una avalancha en silla de ruedas, no miran nada, no se dan cuenta que estoy ahí... uffff joder, su discapacidad es física, ven estupendamente... ¿acaso me consideran menos que ellos? ¿por no tener discapacidad? ¡Joder soy persona como ellos! Camino y camino... encuentro una biblioteca... entró empiezo a investigar libro por libro... ¡Todos están en Braille! ¡Vale! ¡Muy bien! Pero... ¡¿yo qué?! ¡¿por que me discriminan?!

Escucho música, ¡genial! ¡puedo escucharla! Me sentaré y disfrutaré de ella... Todo feliz me dirijo al local... hay un vigilante en la entrada, me acercó decidido, no hay motivo para que aya problemas, pero me equivoco, ese alto musculoso, me prive la entrada... "¿por que?" pregunto "porque aquí solo entra gente normal, gente con discapacidad" fue su respuesta "pero no voy hacer daño a nadie, solo quiero tomar algo escuchando música como los demás" "No, vete, este no es lugar para ti" "pero..." intenté decir... "vamos, lárgate muchacho, este no es lugar para niños" Decepcionado me tire de los pelos... ¡¿vaya mierda de sociedad, solo porque soy como ellos creen que tienen el derecho de discriminarme?! ¡No! ¡No! ¡No! -grité con toda mis fuerzas.


Desperté estaba en mi cama, las nueve marcaba mi reloj, lucía el sol, todo había sido un sueño, una pesadilla, pero a la vez, me hizo ver la realidad, de lo equivocados que estamos... me hizo ver que ellos y nosotros somos iguales y todos tenemos el mismo derecho. Ese sueño me hizo ver la realidad, y hará cambiar mi forma de actuar.

Escrito: 22 de noviembre del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...