sábado, 25 de julio de 2020

Carta de una madre a su hijo varon... para cuando crezcas... mi amor



Amado hijo,
Eres la luz de mi vida, la razón de mi vivir, no te cambiaría por nada, aun eres un niño, tu papá y yo, te estamos educando, lo mejor que sabemos y podemos, pero existe tanta maldad en el mundo, mucha predominada por hombres, hombres, que un  día fueron niños como tú, que nos horroriza, que en algo fallemos,  y te conviertas en un monstruo como ellos, por ello, en estas líneas queremos transmitirte, ciertos puntos, para cuando crezcas, los tengas en cuenta, si no es así que estás líneas, te echen una mano, a volver al camino correcto.



No importa que seas niño o adulto, el llanto, es un sentimiento natural, tan digno como la risa, la alegría, no lo reprimas, no te avergüences, hombre o mujer, es igual, todos lloramos, todos lo necesitamos en algún punto de nuestra vida, déjalo salir, no serás menos hombre por ello, demostrarás que eres humano.



Ya desde ahora te estamos educando para que ames y respetes a las mujeres, al mismo tiempo que ellas también te respeten a ti, tu papá y yo, nos mostramos amor, tolerancia  y respeto, porque es la realidad, pero como todos los matrimonios también discutimos, pero siempre con dialogo, procuramos, que tu no estés presente, no hay motivo hacerte sufrir, ni hacerte creer algo que no es verdad, tú no tienes la culpa de nada, tu papá me respeta, me ama con toda su alma y corazón, igual que yo a él, eso es lo queremos que aprendas cuando seas un hombre, a lo mismo, no juegues con los sentimientos de nadie, se honesto, no permitas que jueguen con los tuyos.



Tienes nueve años, en la vida, te hemos impuesto un castigo físico, ni jamás lo haremos, ya que utilizar la violencia, no implica más, que es lo que aprendas, te volverás en lo que queremos evitar, aparte, te causará unos traumas, que en la adultez, te atormentarán. Obvio, eres un  niño haces trastadas y cosas que no debes, y tampoco podemos dejarlas pasar, por ello el castigo sin tele, o sin juguetes en tanto rato, para que aprendas para cuando crezcas.



Serás hombre sí, pero no por ello, serás más que una mujer, por tener ese sexo, ya no puedes tales acciones, vivimos en una sociedad demasiado machista, pero no por ello acertada, cuando crezcas entenderás por qué desde bien pequeño, te enseñemos a realizar las tareas del hogar, para que el día de mañana te valgas tu solo en el hogar, cuando tengas a tu mujer, la puedas ayudar, al igual que ella te ayudará a llevar el pan a casa.

Bueno mi vida, eso es todo, ahora tienes 9 años, pero estas líneas no serán entregadas hasta que tengas mínimo dieciséis, para que puedas comprender todo, decirte que siempre tendrás nuestro apoyo, ya que te amamos más que a nada.


Suerte mi amor.

Escrito: 13 de julio del 2015
También te puede interesar....

Sígueme en: Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...