miércoles, 8 de julio de 2020

Carta de una madre que está en el cielo




Hijo mío que mayor te has hecho, ya son treinta años, ya hace más de veinte años, que me tuve que ir, no pude despedirme de ti, estabas en clase, donde debías estar, no era un escenario ideal, para un chico tan joven como tú.


Te culpaste, por no estar presente, por no darme la mano en mi último suspiro, soy consciente que ignorabas la gravedad de mi enfermedad, así fue mi decisión, delante de ti era fuerte, callaba ese desgarrado dolor, perdona por la pequeña mentira “la caída de mi cabello significa que estamos venciendo al cáncer” Te amo más que a nada, no podía permitir que sufrieras, aunque hoy soy consciente, que ocultándote la verdad, te hice sufrir más.


No he dejado de cuidarte y protegerte y siempre lo haré por toda mi eternidad, porque te amo más que a nada, no voy a permitir que nada malo te ocurra.


Me entristece y me duele ver el conflicto interior que tienes dentro de ti, desde que me fui, no sufras más mi amor, solo yo tengo la culpa, por no informarte con la verdad, pero mi única intención era protegerte, que siguieras con la inocencia infantil, que debía protagonizar en ti, no pensé que los niños fueran tan crueles, recordándote diariamente que yo iba a morir, tu metiéndote en peleas, por defenderme con que era mentira, hay mi niño cuanto lo siento, todo por no decirte la verdad.


Cada noche lloras mi perdida, te responsabilizas por no poder salvarme, por no decirme adiós, no lo hagas tesoro, sigo a tu lado, no me he ido tan lejos, aunque no puedas verme, aquí estoy a tu lado, cuidándote, amándote.

Estoy tan orgullosa de ti, de alguna manera tu dolor, te fortaleció asta no lograr tus objetivos, no te detienes conseguiste tu doctorado, tienes una mujer maravillosa, estáis esperando a vuestro primer hijo, ya te adelantó será una niña, una sana y feliz niña. Mi nieta, la nieta de tu papá, él necesita de esa niña, de ti, como hasta ahora, él te ama, más que nada, aunque parezca fuerte, realmente es un hombre muy sensible, aún más por estas fechas, acompañale, al igual, que él te acompañara a ti.

Bueno mi vida, me tengo que despedir, cuidate mucho, ya no sufras por favor, aquí sigo, junto a ti, ya se acerca Hallowen, el único día del año, que podemos bajar a la tierra, literalmente al lado de nuestros seres amados. Te amo mi vida, ahora y siempre estaré a tu lado.

Escrito: 21 de octubre del 2015
También te puede interesar.... Muerte en halloween

Sígueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

2021: El año de la violencia

  Rocio Carrasco: victima de violencia machista Así es, solo llevamos poco más de medio año… y ya lo visto y escuchado, de violencia en gene...