lunes, 27 de julio de 2020

Carta de un padre a su hijo adolescente




Amado hijo,

Por circunstancias de la vida, hoy no puedo estar contigo en tu duodécimo cumpleaños y lamentablemente no te veré crecer, ni hacerte hombre, no conoceré a tu pareja y tampoco a tus hijos, el destino así lo ha querido.  No han sido los dos años más fáciles de nuestras vidas, y tú también te has encontrado envuelto en todo esto, a pesar de tu corta edad, a veces pareces un adulto ejemplar, me das fuerzas, cuando a mí, me abandonan. Gracias hijo.

Hoy sabemos la realidad, es que esta enfermedad al fin nos abandonará, el problema es que vencerá, mi muerte será su premio. No llores por mi hijo, al fin dejaré de sufrir, me da mucha pena porque no podré estar contigo o mamá que os quiero más que a nada, pero recuerda, no es un adiós, sino un asta luego.



Me siento fatal por dejarte justo ahora en el inicio de esta dura etapa que es la adolescencia, ahora que más nos necesitas a tu lado, pero las enfermedades no avisan, no esperan, no es culpa de nadie, tuya tampoco, no te culpes, no maldigas, no crezcas con  rencor, afortunadamente juntos vimos Strar wars, sabes dónde llevan esos negativos sentimientos, sí al lado oscuro, nosotros somos del bien ahora y siempre ¿verdad? Por favor no lo olvides nunca, pero recuerda, no estás solo, mamá va a estar incondicionalmente a tu lado, confía en ella, ella como yo te quiere más que a nada, solo quiere lo mejor para ti, aunque a veces no lo entiendas y te parezca injusto, cruel, está tomando la mejor opción para ti.

Ahora vas a ser el hombre de la casa, pero no quiero que dejes de ser el niño que eres, ya llegara el momento de ser hombre, pero aun no, tienes que seguir creciendo, aprendiendo, jugando, explorando, sigue ayudando en las tareas de la casa como hasta ahora, continua con tus estudios, no pierdas tus valores, tienes un buen corazón, déjate guiar por él, no te dejes influenciar, sé tú mismo ySe honesto con los demás y contigo mismo. No te centres en mi muerte recuerda todos los momentos que hemos vivido y hemos aprendido.



No estaré en cuerpo, pero si en alma, siempre estaré a tu lado, siempre, cuando te sientas perdido yo te guiaré, porque contigo estaré. Antes de acabar, una cosa mas, cuida de mamá, respétala, al igual que esa mujer que algún día tendrás, ella no es menos que tu valórala.

Sé que no va a ser fácil lo que va a venir, pero tú eres fuerte, no debes olvidar que la muerte es parte de la vida, algún día nos volveremos a encontrar, mientras tanto a tu lado voy a estar, ahora y siempre.

Te amo hijo.

Escrito: 11 de junio del 2015
También te puede interesar...

Sígueme en: Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...