miércoles, 10 de junio de 2020

Sí, soy mujer, tengo discapacidad, pero no me doy por vencida




Es complicado, nací mujer, es una sociedad machista, dominada por el hombre, la discapacidad me llegó, al poco tiempo de nacer, mi madre siempre estuvo ahí, trabajó 12 horas diarias, para que no nos faltara de nada. En cambio mi padre nos abandonó, nos dejó a mi madre y a mí, al llegar la discapacidad, no supimos nada más de él, hasta años después que nos enteremos que había formado otra familia, mujer, hijos sin discapacidad, y de mí, ya no quiso saber más.

Acabo de cumplir treinta años, sigo viviendo con mi madre, es difícil independizarse, cuando no tienes oportunidad de trabajar, a pesar, que hiciste una gran carrera, te esforzaste como el resto, muchos creen que, por tener discapacidad, juegas con ventaja, pero no es mi caso, ni el de la gran mayoría, no queremos eso, queremos igualdad una oportunidad como mujer, como persona, empezamos a llamar con desespero, puerta por puerta, pero nos la cierran de un portazo.

Mi mamá ya está mayor, tiene edad de jubilarse, descansar, yo debería cuidar de ella, y no al revés. Sí tengo discapacidad, pero me considero independiente, me espabilo bastante bien, en mi vida personal, ayudo lo más que puedo en las tareas de la casa, pero no puedo llevar dinero a la casa, no puedo ayudar a mi mamá en ese sentido, porque ninguna empresa confía en mi potencial, ella ya está mayor, no debería trabajar, ni la mitad de lo que trabaja.



Por lo demás ¿qué decir? Me considero una mujer extrovertida, nunca he dejado que la discapacidad me defina, soy mujer, con una condición de discapacidad, pero para nada soy dependiente, los golpes de la vida me han demostrado, que el mundo no está hecho para las personas dependientes. Voy disfrutando de la vida, todo lo que tengo oportunidad, no desaprovecho ninguna, porque estas para mí, son bien escasas.


No puedo decir que no conozco lo que es tener una relación, amorosas quizás no, son escasos los que se enamoran realmente de una persona con discapacidad, pero soy una persona activa sexualmente, a causa de ello, quizás, me metí en varios, líos, con los hombres, o conmigo misma, provocándome, profundas heridas físicas, sexuales y emocionales, que me acompañarán de por vida, pero yo no me doy por vencida, demostraré a este mundo que soy tan capaz, tan mujer con cualquiera, ya sea con ayuda, o por mi propia voluntad, demostrare que si, soy mujer, tengo discapacidad, pero no me doy por vencida.

Escrito: 09 de mayo del 2016
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales


No hay comentarios:

Publicar un comentario

2021: El año de la violencia

  Rocio Carrasco: victima de violencia machista Así es, solo llevamos poco más de medio año… y ya lo visto y escuchado, de violencia en gene...