viernes, 26 de junio de 2020

Reflexión personal: Se mis brazos y mis piernas no mi cerebro



Se mis brazos y mis piernas, no mi cerebro, eso te lo dedico a ti que me cuidas, no te creas mi cuidador, sino mi mejor amig@, no necesito un día a día perfecto, sino vivirlo intenso, estoy cuadrapléjico, no muerto.


No necesito que me traten niño pequeño, soy hombre echo y derecho, no necesito un horario planificado, ni medicamentos diarios, ni expertos que sepan hacer excelente su trabajo.



Mas bien todo lo contrario, se mis brazos y mis piernas, no mi cerebro humano, yo elijo, yo escojo, yo pago, tu solo ayúdame a realizarlo. Olvídate de mi condición y recuerda que soy un ser humano.






Mucho he buscado para final encontrado, aquel que me hace sonreír con sus tonterías, aunque yo este de bajón, tu me sacas una sonrisa con tu humor, con tu curiosidad ha veces la lías, te olvidas de la discapacidad, eso me hace sentir persona.


Cuando el dolor se me hace insoportable, necesito que me toque el aire, tu ahí estás, para invitarme a pasear a las cuatro de la mañana... ufff no sabes lo bien que sienta...

Se mis brazos y mis piernas, no mi cerebro, si te digo quiero hacer parapente, tu negate, pero respétame no me lo niegues, quien sabe... quizás te diviertes...

Tuneame la silla, dale velocidad, estoy en silla no muerto, dame variedad enséñame modernidad, tu no me discapacites más.


Estoy cansado de expertos que siguen el protocolo muy estricto, pero se olvidan de lo esencial, que soy persona.



Se mis brazos y mis piernas, no mi cerebro, no te alarmes si necesito sexo, quizás sea diferente a lo que estás acostumbrado, pero llega al mismo resultado... mis orejas, es mi punto esencial, para disfrutar.

Se mis brazos y mis piernas, pero no mi cerebro, no estás en un hospital, estás en mi casa, olvídate de esa bata blanca, no soy tu hijo, ni un niño de pañal, olvídate de lo que esta bien y lo que esta mal, déjame eligir a mi ya, quizás no sea lo correcto, pero si lo que necesito... ¡respétalo!.


Gracias por escuchar esta carta, ya para finalizar, no seas un cuidador mas, no lo veas como una obligación, se mejor mi amigo, ayúdame a ser independiente, se mis brazos y mis piernas, pero no mi cerebro, se el amigo que más necesito.



Ver intocable me hizo ver la realidad, para comenzar no debemos considerar aquellos que nos ayudan a una vida digna como cuidadores, porque eso ya da un rol, hace que todo sea muy mecánico y obligado. Nosotros las personas con discapacidad, necesitamos inclusión que nos traten como personas adultas, cosa que en los centros, y aquellos que tienen en la cabeza que son nuestros cuidadores es cosa imposible porque lo ven como obligación, no como una necesidad humana que es para la persona dependiente. Nos ven como clientes a los que proteger y cuidar, ignorando lo que necesitamos.

Phillip contrató aquel, que se olvido su razón de estar, no lo veía como una obligación, sino como una manera de ayudar aquel que era su amigo, incluso en un principio por el propio interés de este... pero acabo siendo quien mas lo aceptaba, y lo trataba como persona.

Escrito: 29 de octubre del 2013
También te puede interesar....

Sígueme en: Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...