viernes, 26 de junio de 2020

Relato: Muerte en halloween




Estoy aquí... estoy bien... ¿Que es lo que ha pasado? No recuerdo bien... ¡¡¡oh no!!! Mi cabeza... que dolor.. siento algo húmedo... ¡es sangre! ¡mi cabeza esta sangrando! .... me voy a desangrar...
- Socorro, auxilio... ¡Que alguien me ayude! -empiezo a gritar desesperada, soy muy joven para morir -¡¡¡ayuda!!! -Nadie me escucha... normal estoy en medio del bosque... tengo que ir a la ciudad... Allí seguro que me ayudarán y llamarán a la ambulancia... Dios... cuanta sangre perdida... pero lo más extraño es que me encuentro bien.... más que bien... ese dolor de cabeza del principio ya desapareció... ¿como es posible? Le preguntaré cuando llegué.

Echo a correr... corro y corro, no siento mis pasos, no siento el cansancio... escucho voces... veo luces.... las calabazas me dan la bienvenida... Se me va de la cabeza mi gran herida echa... ¿calabazas? ¡es verdad es Halloween! Entonces cambia mi prioridad... Mama me dijo que me arreglaría mi disfraz de vampiresa... ¿lo habrá echó? Y ir a recoger caramelos ¿estaré a tiempo? ¿que hora será? Las ocho y media, marca el reloj de la iglesia... Veo a un grupo de gente, todos van a paso tranquilo, a un mismo destino...
- Ei compañera, ¿tu también vas a nuestra celebración?
- ¿Que celebración? ¿quien es usted? ¡no importa! Tengo prisa, tengo que ponerme mi disfraz, quiero ir con mis amigas a truco o trato... -echo a correr, sigo mi camino, queda poco para llegar a casa.
La veo desde lejos, corro mas deprisa, me acercó... ¿que está pasando? ¡todo está llenos de policías! ¿estarán por mi? Solo son las ocho y media, otras veces mas tarde he llegado, no han llamado a la policía... ¿por qué hoy si?
- mama, papa ya he llegado... ¡mama, mi disfraz, quiero ir a la fiesta de halloween! Mama, pero... ¿por que lloras?
- Oh Terry, ¿donde puede estar?
- No lo se, la hemos buscado por todos lados, durante horas... ¡ya no se por donde más buscar! -papa se sentó en el sillón derrumbado, se llevó las manos a la cabeza, incluso detecte lágrimas en sus ojos.
- ¿pero que decís? ¡Estoy aquí, ya he vuelto! -me acerqué a ellos, les toqué ¡mi mano les traspasaba! Eche un paso atrás asustada... miré mis manos... ¿que pasaba?
- Molly -Tommy, mi hermano pequeño me llamaba... Papa, y mama, se acercaron esperanzados.... no tardaron en desilusionarse nuevamente.
- Sí cariño... sabemos que tu también la extrañas -le cogió en brazos mi madre, abrazándole con fuerza... llorando con aun mas potencia... -¿que estaba pasando? Solo había un caso donde los niños veían cosas que los adultos no podían... el espejo lo confirmaba... mi retrato no se encontraba... ¡los fantasmas! ¿Yo era uno de ellos? ¿pero como? Yo no recuerdo...
Ding, Dong... Ding Dong... las campanas de la iglesia marcaban las nueve de la noche... como por arte de magia los recuerdos llegaban... en bicicleta andaba, por el sendero sin iluminación ninguna, tropecé con una piedra, no vi lo que se avecinaba, mi cuerpo por el barranco resbalaba... ¿cuanto tiempo pasó?
- ¿Pero que le paso? Ya hace más de tres días de su desaparición... algo le ha pasado seguro... -no dejaba de llorar mamá.
- Tranquila, tengamos la esperanza de que solo se perdió, que pronto la policía la encontrará, a casa volverá -pobres... se me partía el alma al pensar, que eso no iba a pasar...
Pasaba de la medianoche... mi padre y mi madre seguían en el salón... como dormir en esa situación... Tommy dormía... él era mi única esperanza... él era el único que me podía ayudar avanzar.... -
- Tommy, Tommy cariño, despierta.
- ¿Molly? ¡ya estas en casa! ¡estas bien! -quiso abrazarme pero solo me traspasaba, suerte que tiene buenos reflejos, no llegó a caerse -¿que pasa? ¿Por que no puedo abrazarte?
- escuchame tesoro... yo no estoy aquí realmente... estás soñando -mentí, ¿como explicarle a un niño de 3 años lo que estaba pasando? -solo tu, puedes ayudarme... ¿quieres jugar atraparme? -él confirmo con la cabeza -esta bien... pero antes escuchame... ¿te acuerdas aquel bosque que fuimos una vez, que tu perseguiste la ardilla?
- Sí que mamá te regaño por ir sola a ese bosque tan lejano y solitario...
- Sí, ese mismo... tienes que llamar a papa y mama decirles, que estoy allí, que ha veces sin que ellos supieran, iba allí... que deben mirar allí...
- Si estas aquí... conmigo... -la confusión era grande para él...
- Cariño estás soñando recuerdas.... en verdad no estoy contigo... estoy en ese bosque... necesito tu ayuda...
- ¿Estas malita?
- Sí, estoy malita, estoy sola, necesito ayuda y nadie sabe que estoy allí... -le mire con ternura.
- Si lo hago... ¿volverás a casa? -me pregunto con su carita llena de inocencia.
- No cariño... lo siento no puedo volver...
- ¿Por qué?
- Es complicado, pero yo siempre voy a estar a tu lado... aunque tu no me veas... yo te voy a cuidar... siempre voy a estar en tu corazón...
- Yo no quiero que te vayas... -lloraba.

- Yo no quiero irme... pero debo hacerlo.... por favor ves a decirle a papa y mama lo del bosque...


Él se bajo de su cama, y bajó corriendo las escaleras dando el comunicado que le había dado... mis padres no tardaron en informar a la policía, ellos se apresuraron en ir... Lo peor se confirmaba, mi cuerpo sin vida encontraban... Mire las calles de mi ciudad, tantos llenos de felicidad, celebrando el hallowen un año mas, de puerta reclamando, ese truco o trato. ¿Y yo? ahora que? ¿que más hacer?

- Ei ¿que haces por aquí? ¿moriste en este ultimo año? -era uno de ese grupo de persona que me encontré antes... ¿si me morí? Eso significa... ¡Que ellos también están muertos! ¡oh dios veo fantasmas! ¿O en este caso son personas y los fantasmas son los vivos? ¡o que lio!
- Sí, morí hace tres días -fui sincera... ¿para que mentir? -¿y vosotros? ¿que hacéis aquí?
- Cuando las campanadas tocan las 12, Uno de noviembre... el día de Halloween, el único día en que nos permiten a la tierra volver, pasar la noche junto a nuestros seres queridos.... ¿pero no eres muy joven para ya estar en este mundo?
- Tengo nueve años, me caí por un precipicio... mi familia acaban de encontrar mi cuerpo...
- Debe ser muy duro... lo siento mucho... pasa lo noche con ellos... ya al salir el sol... nos acompañas a nuestro mundo...

Y Así lo hice... pero al mismo tiempo fui testigo de la realidad... los vivos, disfrutando del halloween, ya sea pidiendo truco o trato, otros creían en la realidad, que las personas que perdieron ese día visitaban... ya sus gustos preparaban..... otros que como yo no forman parte del mundo de los vivos, allí se encontraban, visitando, cuidando y protegiendo aquellos, que al llegar esas fechas los recordaban, algunos con sufrimiento, otros con nostalgia, otros con lágrimas, pero había algo en común todos, absolutamente todos, de nosotros, no nos olvidaban.


El sol empezaba a salir... ya todos los no vivos, empezaban a partir... yo debía seguirlos, de la casa me salí... había sido una noche tan difícil...

- Ei amiga, llegó la hora... es hora de partir, ven, acompañame -yo a él me aproximé, vi, vi esa gran luz donde transmitía paz, mucha paz... pero antes hacía atrás miré... Allí estaba Tommy, mirándome fijamente...
- Gracias hermanito, te quiero mucho y siempre te querré.
- Adiós Molly adiós... -sus lágrimas indicaban que el dolor le superaba... pero ya no podía hacer más... ya en un año volvería para pasar otro halloween mas en su compañía, y demostrar, que a su lado siempre voy a estar...

Escrito: 31 de octubre del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando llegan los hijos, la pareja con discapacidad…. Reflexión personal

  Quizás no es algo común, lo normal, es que, si tu pareja tiene discapacidad, y juntos habéis decidido formar una familia, sin olvidar la c...