Entradas populares

jueves, 18 de junio de 2020

Reflexión: El corazón y el cerebro, dos músculos intensos



El cerebro y el corazón, dos músculos, pequeños, pero si se lo proponen, te pueden traer de cabeza, hasta la locura. El cerebro, la parte lógica, racional, la que te hace volver a la realidad, te recuerda, que ya no eres un niño, y a él, debes acceder, para no arrepentirte después.




El corazón, aquel que no deja de bombear, sangre, aquel que no deja de latir, para que tú puedas vivir. Él es soñador, no se rinde ante nada, no le importa lo mucho que le lastimen, él no dejará de soñar. Domina tu parte humana, en el que los sentimientos, se adueñan de ti.

Cerebro y corazón, dos grandes músculos de todo ser vivo, sobretodo humano. Dos músculos pequeños, pero que en ocasiones te harán sentirte loco. Dos músculos pequeños, pero con grandísima fuerza, grandes rivales, con su parte de razón por cada lado. No se trata, de cual es el mejor, sino, dejarte llevar, en cada ocasión, por el que es mas oportuno, porque los dos tienen su parte de razón, visto de distinta perspectiva.


El cerebro no deja de dar vueltas, de pensar, reflexionar, contra mas ocupado está menos es consciente, de esos problemas que vives diariamente, pero como digo no descansa, no duerme, cuando tú lo intentas, él empieza su condena, recordándote, aquello que te pesa, haciendo que des vueltas, en las largas noches en vela. El corazón, es algo parecido, cuando extraña, cuando sufre, nada le calma, como al cerebro, le ayuda evadirse, olvidarse unos instantes, pero llega la noche, la hora de acostarse, su palpito es constante, fuerte, te hará sacar todo lo que sientes.

Distintos pero muy parecidos, a su manera, te harán vivirlo, sentirlo, y sufrirlo, son músculos pequeños pero intensos, que en ocasiones odiarás y desearás que dejen de hacerte sufrir, pero no puedes, porque son parte de ti, con ello tienes que vivir.

Escrito: 22 de enero del 2016
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario