Entradas populares

lunes, 15 de junio de 2020

Palabras de un delfín a los humanos



Querido humano,

Estoy confundido, cuando confiaba en los de tu especie, me traicionaron, sí, a mí y los míos, los peces, los que vivimos en el océano, en el mar. Sí, tú vives en la tierra, respiras aire, pero yo no, el mar es mi hogar, el mío y demás peces, pero a ti poco te importa, ya que lo manchas a diario, lo contaminas al mismo tiempo, olvidándote que hay vida en ellos, seres vivos como tú, como tus hijos, como tu familia ¿Acaso a ti te gusta que te pongan trampas, que contaminen tu espacio? ¿No? Entonces ¿por qué crees que a nosotros sí?


¿Sabes? Yo también tengo hijos, tengo familia, ya son varios que he tenido que ser testigo de su muerte, porque tú, los de tu especie, nos ponéis trampas, contamináis nuestro hogar… ¿Te gusta ver sufrir a tus hijos? ¿Verles morir? A mí también se me desgarra el alma, siento que se me para el corazón, al hacerlo, por desgracia es a diario, por tu imprudencia, por olvidarte, que hay vida en el océano, sí, nosotros los peces, en el que poco a poco la especie se está extinguiendo, por humanos malvados o descuidados, no sé bien.




Ahora bien, el otro día yo y muchos de los míos, ahora si hablo de delfines, no entiendo, no puedo explicar exactamente qué es lo que pasó, el cielo estaba muy enfadado y mando una tempestad de lo más tremenda, muchos delfines, fuimos arrastrados, por las fuertes olas, no pudimos hacer nada por evitarlo, la corriente era mucho más fuerte, en el que acabemos en la orilla del mar, en donde empieza, donde se distingue, como una espuma, y seguido como arena, ¡Debíamos volver al mar! ¡no podíamos estar mucho tiempo en ese espacio, sino moriríamos! Pero era imposible, estábamos estancandos en tu terreno, la tierra, es como si tu estuvieras mucho tiempo, bajo agua, sin subir a coger aire, te morirías, pos lo mismo nos pasa a nosotros en la tierra, muchos de mis familiares, mis amigos, mis hijos, lloraban aterrorizados, porque veían la muerte demasiado cerca pero humano, me sorprendiste enormemente, cuando vi, como muchos de tu especie, vinieron a nuestro rescate, no se rindieron, con gran esfuerzo, pero hasta que no volvimos a estar en el mar a salvo, no se detuvieron.

Gracias, infinitas gracias por salvarme la vida, no solo a mí, sino a todos mis amigos, mis familiares, mis hijos, todos pudimos regresar sanos y salvos, gracias a ti y los tuyos. No acabo de entender la verdad, supongo que debe ser caracteres, en el que aprendí, que no todos los humanos son negativos, pero a la misma, no todos son positivos. A todos aquellos, que nos salvaron la vida, infinitas gracias, os estaré infinitivamente agradecido.

Escrito: 10 de febrero del 2016
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario